Blog

COMUNICACIÓN Y LENGUAJES PRIMERO DE SECUNDARIA

 

ELEMENTOS SEMIÓTICOS DEL LENGUAJE

OBSERVA CON ATENCIÓN ESTAS IMÁGENES

Con cada una de las señales hemos intentado demostrar algunas realidades de la vida cotidiana de las personas. Existen muchos signos que nos indican determinadas cosas para hacer. ¿Puedes citar otros?

COLOSENSES

COLOSENSES

CAPÍTULO 1

1. De Cristo Jesús (V.M.) (Christou Iësou). Este orden en las epístolas posteriores demuestra que Christos es ahora considerado como un nombre propio, no sólo un adjetivo verbal (Ungido, Mesías). Pablo se describe a sí mismo, por cuanto no es conocido para los colosenses, no debido a un ataque recibido, como en Gálatas 1:1. Timoteo (Timotheos). Mencionado como en 1 y 2 Tesalonicenses cuando en Corinto, en 2 Corintios cuando en Macedonia, Filipenses y Filemón cuando en Roma, como ahora.
2. En Colosas (en Kolossais). La grafía es incierta, difiriendo los MSS. en el título (Kolassaeis) y aquí (Kolossais). Colosas era una ciudad de Frigia, sobre el Lico, cuyos tributarios le aportaban un depósito calcáreo de un tipo peculiar que taponaba las corrientes y formaba arcos y fantásticas grutas. A pesar de ello era un valle muy fértil, con otras dos prósperas ciudades a unos quince o veinte kilómetros de distancia (Hierápolis y Laodicea). «La iglesia en Colosas era la menos importante de todas a las que Pablo les dirigió una epístola» (Vincent). Pero no tuvo un más grande mensaje para ninguna de ellas que el que aquí da referente a la Persona de Cristo. No hay un mensaje más importante hoy para el hombre moderno.
3. Al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo (töi theöi patri tou kuriou hëmön Iësou Christou). Texto correcto sin kai (y) como en 3:17, aunque generalmente es «el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo» (2 Co. 1:3; 11:31; Ro. 15:6; 1 P. 1:3; Ap. 1:6). En el versículo 2 tenemos el único caso en la bendición inicial de una epístola en que el nombre «Jesucristo» no va unido con «Dios nuestro Padre». Siempre (pantote). Posición anfibológica entre eacharistoumen (Damos gracias) y proseuchomenoi (orando). Puede ir con ambas cosas.
4. Habiendo oído de (akousantes). Plural literario a no ser que se incluya a Timoteo. Participio aoristo activo de akouö de la acción antecedente a eucharistoumen. Epafras (v. 8) había dado un relato a Pablo. De vuestra fe en Cristo Jesús (tën pistin humön en Christöi Iësou). Según el texto de Nestlé. Véase Efesios 1:15 para una frase similar. No se precisa de artículo delante de en, por cuanto se trata de una oración muy ligada y tiene el mismo sentido que el genitivo objetivo en Gálatas 2:16 (dia pisteös Christou Iësou, por fe en Cristo Jesús). Que tenéis (hën echete). Probablemente genuino (Alef, A, C, D), aunque omitido en B y en otros tiene el artículo (tën). Hay una verdadera distinción aquí entre en (esfera o base) y eis (dirección hacia), aunque frecuentemente tienen la misma idea.
5. A causa de la esperanza (dia tën elpida). Véase Romanos 8:24. No está claro si esta frase debe ser encadenada con eucha istoumen al comienzo del versículo 3 o (más probablemente) con tën agapën justo antes. Nótese también aquí pistis (fe), agapë (amor), elpis (esperanza), aunque no agrupadas juntas de una manera tan acusada como en 1 Corintios 13:13. Aquí la esperanza es objetiva, la meta que se tiene delante. Reservada (apokeimeinën). Literalmente, «puesta aparte». Una vieja palabra empleada en Lucas 19:20 de la mina puesta aparte en un pañuelo. Véase también apothësaurizö, guardar aparte para uso futuro (1 Ti. 6:19). Esta misma idea aparece en Mateo 6:20 (tesoro en el cielo) y en 1 Pedro 1:4, y está involucrada en Filipenses 3:20. Ya oísteis antes (proëkousate). Primer aoristo de indicativo en voz activa de este viejo compuesto proakouö, aunque solamente aquí en el N.T. ¿Antes de qué? ¿Antes de que Pablo escribiera? ¿Antes de su consumación? ¿Antes de que se introdujera el error de los gnósticos? Cada postura es posible y tiene sus abogados. Lightfoot argumenta en favor de lo último, y posiblemente está en lo cierto, por lo que aparece en la siguiente cláusula. Por la palabra verdadera del evangelio (en töi logöi tës alëtheias tou euaggeliou). «En la predicación de la verdad del evangelio» (Gá. 2:5, 14) que ha llegado (parontos, participio presente activo concordando con euaggeliou, estando presente, un uso clásico de pareimi como en Hch. 12:20). Oyeron el evangelio puro de Epafras antes de que llegaran los gnósticos.
6. A todo el mundo (en panti töi kosmöi). Una legítima hipérbole, porque el evangelio se estaba extendiendo por todo el imperio romano. Está llevando fruto (estin karpophoroumenon). Presente perifrástico de indicativo en voz media del viejo verbo compuesto karpophoreö, proveniente de karpophoros (Hch. 14:17), y esto de karpos y pherö. El presente perifrástico destaca la continuidad del proceso. Véase el participio activo karpophorountes en el versículo 10. Creciendo (auxanomenon). Presente perifrástico en voz media de auxanö. Repetido en el versículo 10. El crecimiento y la producción de fruto van simultáneamente, como siempre en los cristianos (crecimiento interno y su expresión externa). Oísteis y comprendisteis (ëkousate kai epegnöte). Aoristo definido de indicativo. Oyeron el evangelio de boca de Epafras y lo reconocieron y aceptaron en el acto (segundo aoristo ingresivo en voz activa de epiginöskö, conocer plenamente o en adición). Asimilaron plenamente la gracia de Dios y deberían ser inmunes a las superficiales extravagancias de los gnósticos.
7. De Epafras (apo Epaphrä). «De parte de Epafras», que es la fuente del conocimiento que tienen de Cristo. En nuestro lugar (huper hëmön). Claramente correcto (Alef, A, B, D), y no huper humön (en vuestro lugar). En un verdadero sentido, Epafras era el mensajero de Pablo a los colosenses.
8. Quien también … ha informado (ho kai dëlösas). Primer participio aoristo articular activo de dëloö, viejo verbo, hacer manifiesto. Epafras manifestó a Pablo el «amor en el Espíritu» que ellos tenían, arraigado en el Espíritu Santo.
9. Que seáis llenos de (hina plëröthëte). Primer aoristo de subjuntivo pasivo (efectivo) de plëroö, llenar hasta arriba. El cabal conocimiento de su voluntad (ten epignösin tou thelëmatos autou). El caso acusativo queda retenido con este verbo pasivo. Epignösis es una palabra Koiné (Polibio, Plutarco, etc.) para denotar un conocimiento adicional o pleno (epi). Esta palabra es la clave de la réplica a las pretensiones del gnosticismo. La cura para estos presuntuosos no es la ignorancia ni el oscurantismo, sino más conocimiento de la voluntad de Dios. En toda sabiduría e inteligencia espiritual (en pasëi sophiâi kai sunesei pneumatikëi). Tanto pasëi (toda) como pneumatikëi (espiritual) deben ser tomados con sophiâi y con sunesei. En Efesios 1:8 Pablo emplea phronësei (de phrën, intelecto) en lugar de sunesei (comprensión, de suniëmi, enviar juntamente). Sunesis es la facultad de decidir en casos particulares, en tanto que sophia da los principios generales (Abbott). Pablo confronta el gnosticismo cara a cara y desea el empleo más libre de todos los poderes intelectuales de uno en la interpretación del cristianismo. El predicador debería ser el más grande hombre del mundo, por cuanto tiene que tratar de los más grandes problemas de la vida y de la muerte.
10. Para que andéis como es digno del Señor (peripatësai axiös tou Kuriou). Este aoristo de infinitivo en voz activa puede expresar propósito o resultado. Ciertamente este resultado es el objetivo del recto conocimiento de Dios. «El fin de todo conocimiento es la conducta» (Lightfoot). Ver 1 Tesalonicenses 2:12, Filipenses 1:27 y Efesios 4:1 para un empleo similar de axiös (adverbio) con el genitivo. En el pleno conocimiento de Dios (tëi epignösei tou theou). Caso instrumental, «por medio del pleno conocimiento de Dios». Ésta es la vía para la producción del fruto y del crecimiento. Nótense ambos participios (karpophorountes kai auxanomenoi) juntos como en el versículo 6. Agradándole en todo (eis päsan areskian). A fin de complacer a Dios en todo (1 Ts. 4:1). Areskia es una palabra tardía proveniente de areskeuö, ser complaciente (Polibio, Plutarco), y generalmente en mal sentido (servilidad). Sólo aquí en el N.T., pero en buen sentido. Aparece en buen sentido también en los papiros e inscripciones.
11. Fortalecidos (dunamoumenoi). Participio presente pasivo del verbo tardío dunamoö (de dunamis), dar poder, «fortalecidos con todo poder». En la LXX, papiros y griego moderno. En el N.T. sólo aquí y en Hebreos 11:34 y MSS. en Efesios 6:10 (Westcott y Hort en el margen). Conforme a la potencia de su gloria (kata to kratos tës doxës autou). Kratos es una vieja palabra para un poder perfecto (cf. krateö, kratilos). En el N.T. se aplica solamente a Dios. Aquí su poder va acompañado de gloria (Shekinah). Para toda paciencia y longanimidad (eis päsan hupomonën kai makrothumian). Véanse los dos juntos también en Santiago 5:10s.; 2 Corintios 6:4, 6; 2 Timoteo 3:10. Hupomonë es permanecer debajo (hupomenö) de dificultades sin sucumbir, mientras que makrothumia es la dilatada resistencia que no busca tomar represalias (Trench).
12. Que nos hizo aptos (töi hikanösanti hëmäs). U «os» (humäs). Caso dativo del participio articular de hikanoö, verbo tardío de hikanos; en el N.T. sólo aquí y en 2 Corintios 3:6 (que ha de verse), «que nos hizo aptos o adecuados para». Para participar (eis merida). «Para una participación en.» Vieja palabra para una participación o porción (proveniente de meros) como en Hechos 8:21; 16:12; 2 Corintios 6:15 (los únicos otros ejemplos del N.T.). De la herencia (tou klërou). «De la parte», «para una participación en la parte». Una antigua palabra. Primero era un guijarro o un trozo de madera empleado para echar suertes (Hch. 1:26), luego la suerte que recaía o heredad, como aquí (Hch. 8:21). Cf. Hebreos 3:7–4:11. En luz (en töi phöti). Tomado con merida (porción) «situada en el reino de luz» (Lightfoot).
13. Librado (erusato). Primer aoristo de indicativo en voz media de ruomai, viejo verbo, rescatar. Esta cláusula relativa aposicional describe adicionalmente la obra redentora de Dios el Padre y señala la transición a la maravillosa descripción de la persona y obra de Cristo en la naturaleza y en la gracia en versículos 14 a 20, una respuesta plena y definitiva a la depreciación de Jesucristo por medio de la filosofía especulativa y a todos los esfuerzos modernos para conseguir una imagen «reducida» de Cristo. Dios nos rescató de (ek) el poder (exousias) del reino de las tinieblas (skotous) en el que estábamos mantenidos como esclavos. Trasladado (metestësen). Primer aoristo de indicativo activo de methistëmi, y transitivo (no intransitivo como el segundo aoristo metestë). Palabra vieja. Véase 1 Corintios 13:2. Nos cambió del reino de las tinieblas al reino de la luz. De su amado Hijo (tou huiou tës agapës autou). Lit., «del Hijo de su amor». Probablemente genitivo objetivo (agapës), el Hijo que es el objeto del amor del Padre, como agapëtos (amado) en Mateo 3:17. Otros lo toman como describiendo el amor como el origen del Hijo, lo cual es cierto, pero difícilmente pertinente aquí. Pero Pablo aquí descarta todo el sistema de eones y ángeles que los gnósticos ponían por encima de Cristo. Es el Reino de Cristo en el que Él es Rey. Tiene una soberanía moral y espiritual.
14. En quien (en höi). En Cristo como en Efesios 1:7. Esta gran declaración acerca de Cristo prosigue por medio de tres relativos (en höi 14, hos 15, hos 18) y repetición del pronombre personal (autos), dos veces con hoti (16, 19), tres veces con kai (17, 18, 20), dos veces a solas (16, 20). Redención (tën apolutrösin). Véase Romanos 3:24 para esta gran palabra (Koiné), una liberación mediante el pago de un rescate por un esclavo o deudor (He. 9:15) como lo muestran las inscripciones (Deissmann, Light from the Ancient East, pág. 327). El perdón de pecados (tën aphesin tön hamartiön). Caso acusativo en aposición con apolutrösin como en Efesios 1:7 (remisión, enviar fuera; aphesis, después de la redención; apolutrösis, recomprar). Sólo que aquí tenemos hamartiön (pecados, de hamartanö, errar el blanco), en tanto que en Efesios 1:7 encontramos paraptömatön (tropiezo, caídas al lado, de parapiptö).
15. La imagen (eikön). En predicado y no artículo. Acerca de eikön, véanse 2 Corintios 4:4; 3:18; Romanos 8:29 y Colosenses 3:10. Jesús es la misma estampa de Dios el Padre como lo era antes de la Encarnación (Jn. 17:5) y lo es ahora (Fil. 2:5–11; He. 1:3). Del Dios invisible (tou theou tou aoratou). Pero aquel que ve a Jesús ha visto a Dios (Jn. 14:9). Véase este adjetivo verbal (a, privativo, y horaö) en Romanos 1:20. El primogénito (prötotokos). Predicado adjetivo otra vez, carente de artículo. Este pasaje es paralelo al pasaje del Logos en Juan 1:1–4 así como a Filipenses 2:5–11, en los que estos tres escritores (Juan, el autor de Hebreos, Pablo) dan una elevada concepción de la persona de Cristo (a la vez Hijo de Dios e Hijo del Hombre) que también se encuentra en los Evangelios Sinópticos e incluso en Q (el Padre, el Hijo). Esta palabra (LXX y N.T.) ya no puede ser considerada más como puramente «bíblica» (Thayer), por cuanto se encuentra en inscripciones (Deissmann, Light from the Ancient East, pág. 91) y en los papiros (Moulton y Milligan, Vocabulary, etc.). Véase ya en Lucas 2:7 y Alef para Mateo 1:25; Romanos 8:29. El uso de esta palabra no expone lo que Arrio argüía: que Pablo considerara a Cristo como una criatura como «toda creación» (päsës ktiseös, por metonimia, el acto considerado como el resultado). Se trata más bien del sentido comparativo (superlativo) de prötos lo que se usa (primogénito de toda creación), como en Colosenses 1:18; Romanos 8:29; Hebreos 1:6; 12:23; Apocalipsis 1:5. Pablo está aquí refutando a los gnósticos, que presentaban a Cristo como uno de los eones poniéndolo antes de «toda creación» (ángeles y hombres). Como eikön, encontramos prötotokos en el vocabulario alejandrino de la enseñanza del logos (Filón), así como en la LXX. Pablo toma ambas palabras como una ayuda para expresar la deidad de Jesucristo en su relación con el Padre como eikön (Imagen) y con el universo como prötotokos (primogénito).1
16. Todas las cosas (ta panta). El universo como en Romanos 11:35, una frase filosófica bien conocida. Se repite al final del versículo. Por Él fueron creadas (en autöi ektisthë). Pablo da ahora la razón (hoti, porque) de la primacía de Cristo en la obra de la creación (16s.). Es el aoristo de indicativo constativo en voz pasiva ektisthë (de ktizö, viejo verbo, fundar, crear, Ro. 1:25). Esta actividad central de Cristo en la obra de la creación se presenta también en Juan 1:3 y Hebreos 1:2 y constituye una total negación de la filosofía gnóstica. La totalidad de la actividad creadora queda recapitulada en Cristo, incluyendo los ángeles en el cielo y todo en la tierra. Dios obró por medio «del Hijo de su amor». Todas las dignidades terrenales quedan aquí incluidas. Fue creado (ektistai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de ktizö, «quedan creadas». La permanencia del universo, así, reside muchísimo más en Cristo que en la gravedad. El universo es Cristocéntrico. Por medio de Él (di’ autou). Como agente intermedio y sustentante. Ya había empleado en autöi (en Él) como la esfera de actividad. Y para Él (kai es auton). Éste es el único paso restante que falta por dar, y Pablo lo da (1 Co. 15:28). Véase Efesios 1:10 para un uso similar de en autöi de Cristo, y en Colosenses 1:19, 20 tenemos de nuevo en autöi, di’ autou, eis auton usados de Cristo.Véase Hebreos 2:10 para di’ hon (debido a quien) y di’ hou (por medio de quien) aplicado a Dios con respecto al universo (ta panta). En Romanos 11:35 encontramos ex autou kai di’ autou kai eis auton ta panta con referencia a Dios. Pero Pablo no emplea ex en esta relación de Cristo, sino sólo en, dia y eis. Véase la misma distinción preservada en 1 Corintios 8:6 (ex de Dios, dia de Cristo).
17. Antes de todas las cosas (pro pantön). Pro con el caso ablativo. Esta frase pone en claro el sentido de Pablo. La precedencia de Cristo en el tiempo y la preeminencia como Creador quedan declaradas con toda claridad. Véase la afirmación que Jesús hace de su existencia eterna más allá del tiempo en Juan 8:58; 17:5. Véase también Apocalipsis 22:13, donde Cristo se designa a sí mismo como el Alfa y la Omega, el Principio (archë) y el Fin (telos). Pablo también afirma esto en 2 Corintios 8:9; Filipenses 2:6s. Tienen consistencia (sunestëken). Perfecto de indicativo en voz activa (intransitivo) de sunistëmi, viejo verbo, poner juntos y aquí cohesionar, mantener consolidado. Esta palabra es una reiteración de las afirmaciones en el versículo 16, especialmente la de la forma ektistai. Cristo es la fuerza controladora y unificadora de la naturaleza. La filosofía gnóstica, que afirma que la materia es mala y que fue creada por un eón remoto, queda así barrida de un plumazo. El Hijo del amor de Dios es el Creador y Sustentador del universo, que no es de sí malo.
18. La cabeza del cuerpo (hë kephalë tou sömatos). Jesús es el primero asimismo en el reino espiritual, así como en la naturaleza (versículos 18–20). Pablo tiene predilección por la metáfora del cuerpo (söma) para la designación de los creyentes, cuerpo del que Cristo es la cabeza (kephalë), como ya se ha visto en 1 Corintios 11:3; 12:12, 27; Romanos 12:5. Véase más en Colosenses 1:24; 2:19; Efesios 1:22s.; 4:2, 15; 5:30. La iglesia (tës ekklësias). Caso genitivo en aposición explicativa con tou sömatos. Éste es el sentido general de ekklësia, no el de un cuerpo local, asamblea u organización. Aquí el contraste se da entre el reino de la naturaleza (ta panta) en los versículos 15 a 17 y el reino del espíritu o de la gracia en los versículos 18 a 20. Un sentido semejante, generalmente hablando, del término ekklësia aparece en Efesios 1:22s.; 5:24–32; Hebreos 12:23. En Efesios 2:11–22 Pablo emplea varias fıguras para el reino de Cristo (ciudadanía, politeia, v. 12; un hombre nuevo, eis hena kainon anthröpon, v. 15; un cuerpo, en heni sömati, v. 16; la familia de Dios, oikeioi tou theou, v. 19; edificio o templo, oikodomë y naos, vv. 20 a 22). Él que (RV) (hos). Uso causal del relativo, «en que Él es» el principio (hë archë). No hay certeza de si el artículo (hë), es genuino. Es absoluto sin él. Cristo tiene la prioridad en el tiempo y en poder. Véase Apocalipsis 3:14 para su relación como archë a la creación, y 1 Corintios 15:20, 23 para aparchë empleada de Cristo y la resurrección, y Hechos 3:14 para archëgos empleada de Él como autor de la vida, y Hebreos 2:10 de Jesús y la salvación, y Hebreos 12:2 de Jesús como el autor o pionero de la fe. Para que en todo tenga la preeminencia (hina genëtai en päsin autos pröteuön). Cláusula de propósito con hina y el aoristo segundo de subjuntivo en voz media de ginomai, «que Él mismo en todas las cosas (materiales y espirituales) pueda venir a (genëtai, no ëi, ser) mantener el primer lugar» (pröteuön, participio presente activo de pröteuö, viejo verbo, mantener el primer puesto, sólo aquí en el N.T.). Cristo es primero para Pablo tanto en tiempo como en dignidad. Véase Apocalipsis 1:5 para este mismo uso de prötotokos con tön nekrön (los muertos).
19. Por cuanto tuvo a bien el Padre (hoti eudokësen). No hay palabra aquí en griego para «el Padre», aunque el verbo demanda bien ho theos u ho patër como el sujeto. Este verbo eudokeö es común en el N.T. para denotar la voluntad y el agrado de Dios (Mt. 3:17; 1 Co. 10:5). Toda plenitud (pän to plëröma). La misma idea que en 2:9, pän to plëröma tës theotëtos (toda la plenitud de la Deidad). «Un término técnico reconocido en teología, denotando la totalidad de los poderes y atributos divinos» (Lightfoot). Es un antiguo término derivado de plëroö, llenar hasta arriba, empleado en varios sentidos, como en Marcos 8:20 de las canastas, Gálatas 4:10 de tiempo, etc. Los gnósticos distribuían los poderes divinos entre los varios eones. Pablo los reúne todos en Cristo, una plena y llana declaración de la deidad de Cristo. Habitase (katoikësai). Primer aoristo de infinitivo activo de katoikeö, hacer morada. Todos los atributos divinos tienen su hogar en Cristo (en autöi).
20. Por medio de Él (di’ autou). Como el agente suficiente y escogido en la obra de la reconciliación (apokatallaxai, primer aoristo de infinitivo activo de apokatallassö, otra adición a eudokësen, fue complacido). Este compuesto doble (apo, kata con allassö) aparece sólo aquí, versículo 22, y Efesios 2:16, y en ningún otro lugar hasta donde se sepa. La palabra que Pablo suele emplear para «reconciliar» es katallassö (2 Co. 5:18–20; Ro. 5:10), aunque diallassö (Mt. 5:24) es más común en ático. La adición de apo aquí se hace claramente para comunicar la idea de una total reconciliación. Véase 2 Corintios 5:18–20 para la discusión de katallassö, la gran palabra de Pablo. El empleo de ta panta (la totalidad de las cosas, el universo) como si el universo estuviera por alguna razón fuera de armonía nos recuerda el pasaje místico en Romanos 8:19–23, que véase para su consideración. El pecado ha introducido la inarmonía en el universo. Cristo lo rectificará. Consigo (eis auton). A Dios, aunque auton no es reflexivo a no ser que se escriba hauton. Haciendo la paz (eirënopoiësas). «Habiendo hecho la paz» (V.M., BAS). Un compuesto raro y tardío (Pr. 10:10, LXX, y sólo aquí en el N.T.). En Efesios 2:15 tenemos poiön eirënën (palabras separadas), haciendo la paz. No en género masculino, aunque concordando con la idea de que Cristo está involucrado, incluso si se toma plëröma como el sujeto de eudokësen, un anacoluto participio (construcción conforme al sentido en 2:19). Si theos se toma como el sujeto de eudokësen, el participio eirënopoiësas hace referencia a Cristo, no a theos (Dios). Mediante la sangre de su cruz (dia tou haimatos tou staurou autou). Esto era para beneficio de los gnósticos docetistas, que negaban la verdadera humanidad de Jesús y declarando también claramente que la causa medians (Ellicott) de la obra de la reconciliación fue la Cruz de Cristo, una doctrina muy necesaria en nuestros días. Las que están en los cielos (eite ta en tois ouranois). Se ha discutido mucho acerca de esta frase como implicando que las cosas en el cielo no están exactamente bien. Se trata más bien de una declaración hipotética como en el versículo 16, no expresada de una forma categórica (Abbott), universitas rerum (Ellicott).
21. Y a vosotros (kai humäs). Caso acusativo en una oración más bien poco rígida, que debe ser explicado como el objeto del infinitivo parastësai en el versículo 22 (nótese ahí la repetición de humäs) o como el objeto anticipado de apokatëllaxen si ésta es la forma genuina en el versículo 22. Puede tratarse del acusativo de referencia general seguido por un anacoluto. Véase un giro similar en Efesios 2:1, 12. Que erais en otro tiempo extraños (pote ontas apëllotriömenous). Participio perfecto perifrástico pasivo (un estado continuo de alienación), de apallotrioö, vieja palabra proveniente de Platón, extrañar, hacer allotrios (perteneciente a otro), alienado de Dios, una vívida imagen del paganismo como en Romanos 1:20–23. Los únicos otros ejemplos del N.T. están en Efesios 2:12; 4:18. Enemigos (exthrous). Vieja palabra, de echthos (aborrecimiento). Aquí en sentido activo, hostiles como en Mateo 13:28; Romanos 8:7, no el pasivo aborrecible (Ro. 11:28). En vuestra mente (tëi dianoiâi). Caso locativo. Dianoia (dia, nous), mente, intención, propósito. Vieja palabra. Es siempre una tragedia ver a hombres emplear sus mentes activamente en contra de Dios. En malas obras (RV) (en tois ergois tois ponërois). El propósito hostil encuentra su expresión natural en malas acciones.
22. Ahora empero (RV, donde aparece en el versículo anterior) (nuni de). Contraste acusado con la forma enfática de nun, «ahora», no perteneciendo al momento presente, sino al presente orden de cosas en la nueva dispensación de la gracia en Cristo. Ha reconciliado (apokatëllaxen). Primer aoristo (efectivo, atemporal) de indicativo en voz activa (una especie de anacoluto parentético). Aquí B tiene la lectura apokatakkagëte, sed reconciliados, como katallagëte en 2 Corintios 5:20, en tanto que D tiene apokatallagentes. Lightfoot prefiere seguir B aquí (la lectura difícil), aunque Westcott y Hort sólo lo ponen en el margen. Acerca de esta palabra véase el versículo 20. En su cuerpo de carne (en töi sömati tës sarkos autou). Véase la misma combinación en 2:11, aunque en Efesios 2:14 aparece solamente sarki (carne). Es evidente que Pablo combina söma con sarx para poner en claro la verdadera humanidad de Jesús en contra de los primeros gnósticos docetistas, que la negaban. Por medio de la muerte (dia tou thanatou). La reconciliación fue conseguida por medio de la muerte de Cristo en la cruz (versículo 20) y no simplemente por la Encarnación (el cuerpo de su carne, en el que tuvo lugar la muerte). Para presentar (parastësai). Primer aoristo de infinitivo activo (transitivo), de propósito, del antiguo verbo paristëmi, poner al lado en muchos sentidos. Véase empleado de presentar a Pablo y la carta de Lisias a Félix (Hch. 23:33). Repetido en Colosenses 2:2–8. Véanse igualmente 2 Corintios 11:2 y 4:14. Pablo tiene la misma idea de su responsabilidad en dar cuenta de aquellos bajo su influencia, vista en Hebreos 13:17. Véase Romanos 12:1 para el uso de sacrificio vivo. Santos (hagious). Positivamente consagrados, separados para Dios. Común en el N.T. para designar a creyentes, Haupt mantiene que todos estos términos tienen aquí un sentido religioso y legal. Sin mancha (amömous). Sin tacha (Fil. 2:15). Un viejo término, compuesto de a, privativo, y mömos (mancha). Común en la LXX para purificaciones ceremoniales. Irreprensibles (anegklëtous). Viejo adjetivo verbal, de a, privativo, y egkaleö, llamar a dar cuenta, encontrar cosas dignas de reprensión. Estos tres adjetivos dan una maravillosa imagen de una pureza total (positiva y negativa, interna y externa). Éste es el ideal de Pablo cuando presente a los colosenses «delante de Él» (katenöpion autou), justo ante la mirada de Cristo el Juez de todos.
23. Si en verdad permanecéis en la fe (BAS) (ei ge epimenete tëi pistei). Condición de la primera clase (determinada como cumplida), con una pincelada de interés personal mediante el empleo de ge (al menos). Epi añade a la intensidad de la acción lineal del tiempo presente. Pistei está en caso locativo (en fe). Fundados (tethemeilömenoi). Participio perfecto pasivo de themeioö, viejo verbo proveniente de themelios (adjetivo, de therma, proveniente de tithëmi, echado como cimiento, sustantivo, 1 Co. 3:11ss.). Descripción del santo como edificio, como en Efesios 2:20. Firmes (hedraioi). Viejo adjetivo proveniente de hedra (asiento). En el N.T. sólo aquí, 1 Corintios 7:37; 15:58. Metáfora de estar sentados en una silla. Sin moveros (më metakinoumenoi). Participio presente pasivo (con la negación më) de metakineö, viejo verbo, moverse fuera, cambiar de situación, sólo aquí en el N.T. declaración negativa cubriendo el mismo terreno. De la esperanza del evangelio (apo tës elpidos tou euaggeliou). Caso ablativo con apo. La esperanza dada por o en el evangelio, y sólo ahí. Que habéis oído (hou ëkousate). Caso genitivo del relativo, bien por atracción o después de ëkousate. Los colosenses en realidad habían oído el evangelio por medio de Epafras. Proclamado (këruchthentos) Primer participio aoristo pasivo de kërussö, proclamar como heraldo, anunciar. En toda la creación (en pasëi ktisei). Ktisis es el acto de fundar (Ro. 1:20), de ktizö (versículo 16), luego una cosa creada (Ro. 1:25), luego la suma de las cosas creadas, como aquí y en Apocalipsis 3:14. Es una hipérbole, desde luego, pero Pablo no afirma que todos los hombres sean convertidos, sino sólo que el mensaje ha sido proclamado por el Imperio de Roma de una manera más amplia que lo que muchos imaginan. Ministro (diakonos). Término general para denotar servicio (dia, konis, levantar polvo por el apresuramiento) y empleado frecuentemente, como aquí, de predicadores, como nuestro «ministro» actual, uno que sirve. Jesús empleó el verbo diakonësai de sí mismo (Mr. 10:45). Nuestro término «diácono» es esta palabra transliterada y que recibe un significado técnico como en Filipenses 1:1.
24. Ahora me gozo (nun chairomen). Ésta no es una nueva nota para Pablo. Lo podemos ver en el calabozo de Filipos (Hch. 16:25) y en 2 Corintios 11:16–33; Romanos 5:3; Filipenses 2:18. Completo (antanaplërö). Un verbo compuesto doble sumamente raro (sólo aquí en el N.T.), llenar (pleroö) arriba (ana), a su vez (anti). Es ahora «la vez» de Pablo para batear, para emplear esta figura de béisbol. Cristo tuvo su «vez», la más grande de todas, y sufrió por todos nosotros en un sentido que no se puede aplicar a nadie más. Es la misma idea de balance o de correspondencia de anti que se ve en el uso que hace Demóstenes de este verbo (De Symm., pág. 282), «los pobres equilibrando a los ricos». Y sin embargo Cristo no hizo que cesara el sufrimiento. Hay abundancia de ello para Pablo y para cada uno de nosotros a nuestra vez. Lo que falta (ta husterëmata). «Las sobras», por así decirlo. Palabra tardía de hustereö, venir detrás, quedar, faltar. Véanse Lucas 21:4; 1 Tesalonicenses 3:10 y 2 Corintios 8:14; 9:12. Por su cuerpo (huper tou sömatos autou). Como lo muestra Pablo en su exultación en el sufrimiento en 2 Corintios 11:16–33, aunque no en el mismo sentido en el que Cristo sufrió y murió por nosotros como Redentor. Pablo no atribuye a sus sufrimientos por la iglesia ningún valor expiatorio en absoluto (véase también v. 18).
25. Según la administración de Dios (kata tën oikonomian tou theou). «Según la economía de Dios.» Una antigua palabra proveniente de oikonomeö, ser el administrador o mayordomo de una casa (oikos, nemö) como en Lucas 16:2–4; 1 Corintios 9:17; Efesios 1:9; 3:9. Fue por la administración de Dios que Pablo fue hecho ministro de Cristo. Para anunciar cumplidamente la Palabra de Dios (plërösai ton logon tou theou). Primer aoristo de infinitivo en voz activa de propósito (plëroö), una buena frase para un predicador llamado por Dios, llenar hasta arriba o dar su pleno campo a la Palabra de Dios. El predicador es por profesión un experto en la Palabra de Dios. Véase el ideal de Pablo acerca de la predicación en 2 Tesalonicenses 3:1.
26. El misterio (to mustërion). Véase sobre 1 Corintios 2:7 para esta interesante palabra proveniente de mustës (iniciado), de mueö, guiñar, parpadear. Los gnósticos hablaban mucho de «misterios». Pablo emplea la misma palabra de ellos (que era ya de uso común, Mt. 13:11) y la emplea para el evangelio. Que había estado oculto (to apokekrummenon). Participio perfecto articular en voz pasiva de apokruptö, un viejo verbo, ocultar, esconder de (1 Co. 2:7; Ef. 3:9). Pero que ahora ha sido manifestado (nun de ephaneröthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de phaneroö, manifestar, poner de manifiesto (phaneros). La construcción cambia repentinamente (anacoluto) del participio al verbo finito.
27. Dios quiso (ëthelësen ho theos). Primer aoristo de indicativo en voz activa de thelö, querer, desear. «Dios quiso» este cambio de misterio oculto a su manifestación. Dar a conocer (gnörisai). Primer aoristo de infinitivo en voz activa de gnörizö (de ginöskö). Entre los gentiles (en tois ethnesin). Ésta es la maravilla coronadora para Pablo: que Dios haya incluido a los gentiles en su gracia redentora, «las riquezas de la gloria de este misterio» (to ploutos tës doxës tou mustëriou toutou), y que Pablo mismo haya sido hecho el ministro de esta gracia entre los gentiles (Ef. 3:1–12). Él siente profundamente este gran honor, y se enfrenta con humildad a su responsabilidad. Que (ho). Género gramatical (neutro) concordando con mustëriou (misterio), apoyado por A, B, P, Vulgata, aunque hos (quien), concordando con Christos en el predicado, es la lectura de Alef, C, D, L. En todo caso, la idea es simplemente que el aspecto personal de «este misterio» es «Cristo en vosotros, la esperanza de gloria» (Christos en humin hë elpis tës doxës). Se está dirigiendo a gentiles, pero la idea de en aquí es dentro, no entre. Lo que Pablo tiene en mente es la experiencia personal y presencia de Cristo en la vida individual de todos los creyentes, el Cristo residente en el corazón como en Efesios 3:17. Constituye también él la esperanza de gloria, por cuanto él es la Shekiná de Dios. Cristo es ahora nuestra esperanza (1 Ti. 1:1) y la consumación llegará (Ro. 8:18).
28. A quien (hon). Esto es, a «Cristo en vosotros, la esperanza de gloria». Nosotros anunciamos (humeis kataggellomen). Pablo, Timoteo y todos los predicadores del mismo parecer en contra de la infravaloración gnóstica de Cristo. Este verbo significaba originalmente (Jenofonte) denunciar, pero en el N.T. significa anunciar (aggellö) exhaustivamente (kata), proclamar por todas partes (Hch. 13:5). Amonestando (nouthetountes). Viejo verbo de nouthetës, amonestador (de nous, tithëmi). Véase en Hechos 20:31; 1 Tesalonicenses 5:12, 14; 2 Tesalonicenses 3:15, etc. Advertencias sobre práctica y enseñanza (didaskontes) acerca de la doctrina. Esta enseñanza demanda «toda sabiduría». A todo hombre (panta anthröpon). Repetido en tres ocasiones. «En oposición a la doctrina de un exclusivismo doctrinal enseñada por los falsos maestros» (Abbott). A fin de presentar (hina parastësömen). Uso final de hina y primer aoristo de subjuntivo activo de paristëmi, para lo cual véase 1:22, la definitiva presentación a Cristo. Perfecto (teleion). Adultos espirituales en Cristo, ya no más recién nacidos en Cristo (He. 5:14), cristianos maduros y experimentados (4:12), el hombre plenamente desarrollado en Cristo (Ef. 4:13). Los relativamente perfectos (Fil. 3:15) quedarán en aquel día de la presentación plenamente desarrollados, como aquí (Col. 4:12; Ef. 4:13). Los gnósticos empleaban teleios para referirse al totalmente iniciado en sus misterios, y es posible que aquí Pablo dé también una referencia oblicua al uso que ellos hacían del término.
29. Para lo cual (eis ho). Esto es, «a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre». También trabajo (kai kopiö). Verbo tardío kopiaö, de kopos (afán), fatigarse por un afanoso trabajo (Mt. 11:28), afanarse (Fil. 2:16), algunas veces en entrenamiento atlético. En papiros. Luchando (agönizomenos). Participio presente en voz media de un común verbo agönizomai (de agön, lucha, como en 2:1), contender en juegos atléticos, agonizar, una metáfora favorita de Pablo, que es ahora un prisionero. Actúa (energeian). Nuestra palabra «energía». Palabra tardía proveniente de energës (en, ergon), eficiencia (en el trabajo). Hay aquí un juego de palabras con el participio presente pasivo de energeö, energoumenën (energía energizada) como en Efesios 1:19s. Pablo era consciente de la «energía» de Dios obrando en él «poderosamente» (en dunamei), «en poder» como dinamita.
CAPÍTULO 2
1. Qué lucha tan dura sostengo (hëlikon agöna echö). Literalmente, «cuán gran lucha estoy teniendo». El antiguo relativo adjetival hëlikos (como el término latino quantus) se emplea de edad o tamaño, en el N.T. sólo aquí y en Santiago 3:5 (dos veces, cuán grande, cuán pequeño). Se trata de una lucha interior de ansiedad, como el merimna para todas las iglesias (2 Co. 11:28). Agöna conlleva la metáfora de agönizomenos en 1:29. Por los que están en Laodicea (tön en Laodikiâi). Súplase huper como con huper humön. La preocupación de Pablo se extendía más allá de Colosas a Laodicea (4:16) y a Hierápolis (4:13), las tres grandes ciudades del valle del Lico, donde el gnosticismo comenzaba a hacer daño. Laodicea es la iglesia descrita como tibia en Apocalipsis 3:14. Por todos los que nunca me han visto personalmente (hosoi ouch heorakan ta prosöpon mou). Esta frase incluye indudablemente Hierápolis (4:13), y algunos MSS. tardíos insertan este nombre aquí. Lightfoot sugiere que quizá Hierápolis no hubiera sufrido la acción de los gnósticos tanto como Colosas y Laodicea. Quizá sea así, pero el lenguaje incluye a aquellos en toda la región que no hubieran visto a Pablo cara a cara (esto es, personalmente, no conocido de oídas). ¡Cuánto apreciaríamos hoy en día un retrato genuino de Pablo! El antecedente de hosoi no es expresado, y sería toutön después de huper. La forma heorakan (perfecto de indicativo en voz activa de horaö en lugar del usual heörakasin) tiene dos diferencias en las Epístolas de Pablo, o en lugar de ö (1 Co. 9:1; véase Jn. 1:18 para heöraken) y -an por analogía en lugar de -asin, siendo la forma breve la común en los papiros. Véase Lucas 9:36, heörakan.
2. Sean confortados (paraklëthösin). Primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de parakaleö (para lo cual ver 2 Co. 1:3–7) en la cláusula final con hina. Unidos (sumbibasthentes). Primer participio aoristo pasivo de sumbibazö, viejo verbo, causal de bainö, hacer ir juntamente, coligarse en argumento (Hch. 16:10), en crecimiento espiritual (Col. 2:19), en amor como aquí. El amor es el sundesmos (3:14) que lo liga todo juntamente. Hasta alcanzar todas las riquezas (eis pan ploutos). Probablemente se quiere establecer alguna distinción entre en (en amor como la esfera) y eis (hacia la meta). De una plena seguridad de comprensión (tës plërophorias tës suneseös). Acerca de plërophoria, véase 1 Tesalonicenses 1:5. De plërophoreö (véase Lc. 1:1) y sólo en el N.T. (1 Ts. 1:5; Col. 2:2; He. 6:11; 10:22), Clemente de Roma (Cor. 42) y un ejemplo en un papiro. Pablo desea el pleno uso del intelecto para llegar a la comprensión del gran misterio de Cristo y llama a un pleno y equilibrado ejercicio de todas las capacidades mentales que uno posea. A fin de conocer bien (eis epignösin). «Para un pleno conocimiento.» Este uso de epignösis (conocimiento pleno, adicional) es la réplica de Pablo a los gnósticos, con el limitado y pervertido conocimiento (gnösis) de ellos. El misterio de Dios, Cristo (tou mustëriou tou theou, Christou). Los MSS. difieren mucho aquí, pero ésta es la lectura de Westcott y Hort (y Nestlé). Genitivo (objetivo) con epignösin y Christou en aposición. Cristo es «el misterio de Dios», pero ya no más escondido, sino manifestado (1:26) y ofrecido a nosotros para que lo conozcamos en toda la plenitud de nuestra capacidad.
3. En quien (en höi). Esta forma locativa puede referirse a mustëriou o a Christou. Realmente no hay diferencia en su sentido, por cuanto Cristo es el misterio de Dios. Todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento (pantes hoi thësauroi tës sophias kai gnöseös). Véase sobre Mateo 2:11; 6:19–21 para esta vieja palabra, nuestro término thesaurus, denotando cofre, almacén, tesoro. Pablo se enfrenta a estos pretenciosos intelectuales (gnósticos) con la abierta afirmación de que Cristo es la suma de toda sabiduría y conocimiento. Estos tesoros están ocultos (apogruphoi, viejo adjetivo proveniente de apokruptö, ocultar, Mr. 4:22) en Cristo, sea que los gnósticos quieran saberlo o no. Están allí (en Cristo), como lo sabe todo creyente mediante cada nuevo y repetido descubrimiento.
4. Y esto lo digo (touto legö). Pablo explica por qué ha hecho esta gran reivindicación para Cristo en este punto de su discusión. Os seduzca (humäs paralogizëtai). Presente de subjuntivo en voz media de paralogizomai, contar a un lado, y así dañar, defraudar mediante una falsa contabilidad, engañar mediante un falso razonamiento (Epicteto). Con razonamientos capciosos (en pithanologiâi). Una palabra rara (Platón), de pithanos y logos, discurso, adaptado para persuadir, luego extraviar con astucia. Sólo aquí en el N.T. Un ejemplo en un papiro. El arte de la persuasión es la cumbre de la oratoria, pero fácilmente degenera en manipulación y engaño momentáneo y deslumbrador, como lo que Pablo rechaza acerca de sí mismo en 1 Corintios 2:4 (ouk en pithois sophias logois), donde emplea el mismo adjetivo pithos (persuasivo), de lo que pithanos (ambos de peithö) es otra forma. Es curioso lo atractivos que pueden ser los campeones del error, como los gnósticos y los modernos movimientos religiosos, con una plausibilidad que capta a los crédulos.
5. Aunque (ei kai). No kai ei (incluso si). No obstante (alla). Uso común de alla en la apódosis (conclusión) de una oración condicional o concesiva. Buen orden (tën taxin). La línea militar (de tassö), sin brechas, intacta. Algunos desarraigados se habían pasado a los gnósticos, pero no se había dado el pánico ni se habían abierto huecos en la línea. Firmeza (stereöma). De stereoö (a su vez de stereos), hacer firme, y probablemente la misma metáfora militar que en taxin justo antes. La parte sólida de esta línea que puede resistir y resiste el ataque de los gnósticos. Véase Hechos 16:5, donde se usa el verbo stereoö con pistis, y 1 Pedro 5:9, donde se emplea en este sentido el adjetivo stereos. En 2 Tesalonicenses 3:6, 8, 11 Pablo se refiere a su propia taxis (conducta ordenada).
6. Por tanto, de la manera que recibisteis (hös oun parelabete). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de paralambanö en el mismo sentido que en 1 Tesalonicenses 4:1; Filipenses 4:9 (tanto manthanö como paralambanö), esto es, como manthanö, aprender (1:7), de Epafras y otros. Al Señor Jesucristo (ton Christon Iësoun ton Kurion). V.M. y BAS: «A Cristo Jesús el Señor». Esta frase peculiar no aparece en ningún otro pasaje paulino. Con frecuencia tenemos ho Christos (el Cristo o Mesías) como en Filipenses 1:15, Iësous Christos (Jesucristo), Christos Iësous (Cristo Jesús), ho Kurios Iësous (el Señor Jesús, muy frecuente), pero en ningún otro lugar ho Christos Iësous o Iësous ho Kurios. Por ello, está claro que Pablo se está enfrentando aquí a las dos formas de herejía gnóstica acerca de la Persona de Cristo (el reconocimiento del Jesús histórico en su humanidad real frente a los gnósticos docetistas, la identidad de Cristo o Mesías con este Jesús histórico frente a los gnósticos cerintios, y el reconocimiento del mismo como Señor). «Así como por tanto recibisteis al Cristo (el Mesías), Jesús el Señor.» Recibisteis una enseñanza correcta. Andad así en Él (en autöi peripateite). «Proseguid andando con Él» (presente de indicativo en voz activa de peripateö). Aferraos a vuestras primeras lecciones en Cristo.
7. Arraigados (errizömenoi). Participio perfecto pasivo del viejo verbo rizoö, de riza, raíz. En el N.T. solamente aquí y en Efesios 3:17(18). Pablo cambia la figura de andar a un árbol en crecimiento. Sobreedificados en él (epoikodomoumenoi en autöi). Participio presente en voz pasiva (arraigado para quedar así) de epoikodomeö, viejo verbo, edificar sobre, como en 1 Corintios 3:10, 12. La metáfora vuelve a cambiar a un edificio como en continuo crecimiento (tiempo presente). Consolidados (bebaioumenoi). Participio presente pasivo de bebaioö, viejo verbo proveniente de bebaios (de bainö, baiö), hacer firme o estable. En la fe (tëi pistei). Caso locativo, aunque el caso instrumental, por vuestra fe, también tiene buen sentido. Así como fuisteis enseñados (kathös edidachthëte). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de didaskö, una alusión a parelabete en el versículo 6 y a emathete en 1:7. En acciones de gracias (en eucharistiâi). Así, no tuvieron motivos para ceder a las suaves palabras de los maestros gnósticos.
8. Mirad (blepete). Presente de imperativo en voz activa en segunda persona del plural de blepö, verbo común para advertir, como nuestro «Cuidaos», «Prestad atención», «Fijaos bien». Que no haya nadie (më tis estai). Propósito negativo con el futuro de indicativo, aunque el aoristo de subjuntivo también aparece como en 2 Corintios 12:6. Que os esté llevando cautivos (ho sulagögön). Participio presente articular en voz activa de sulagögeö, tardío y raro (este verbo se encuentra aquí por primera vez), proveniente de sulë, botín, y agö, conducir, acarrear), llevarse fuera como botín a una cautiva, esclava, doncella. Sólo aquí en el N.T. Nótese el singular aquí. Había algún líder destacado que estaba haciendo la mayor parte del daño en extraviar a la gente. Por medio de filosofías (dia tës philosophias). El único uso de la palabra en el N.T. y empleada por Pablo debido a que los gnósticos tenían predilección por ella. Una palabra antigua proveniente de philosophos (philos, sophos, uno dedicado al seguimiento de la sabiduría) y en el N.T. sólo en Hechos 17:18. Pablo no condena el conocimiento ni la sabiduría (véase v. 2), sino sólo esta falsa filosofía, «la falsamente llamada ciencia» (pseudönumos gnösis, 1 Ti. 6:20), y explicado aquí por las siguientes palabras. Y huecas sutilezas (kai kenës apatës). Un antiguo término para truco, engaño, como el de las riquezas (Mt. 13:22). Descriptivo de la filosofía de los gnósticos. Tradición (paradosin). Una vieja palabra proveniente de paradidömi, una transmisión, un pasar a otro. Esta palabra es en sí misma neutra. La tradición puede ser buena (2 Ts. 2:15; 3:6) o mala (Mr. 7:3). Aquí es indigna y dañina, meramente las insensatas teorías de los gnósticos. Principios elementales (stoicheia). Vieja palabra para cualquier cosa en un stoichos (hilera, serie) como las letras del alfabeto, los materiales del universo (2 P. 3:10, 12), enseñanza elemental (He. 5:12), elementos de la instrucción ceremonial judaica (Hch. 15:10; Gá. 4:3, 9), los capciosos argumentos de los filósofos gnósticos, como aquí, con sus eones y reglas de vida. Y no según Cristo (kai ou kata Christon). Cristo es la pauta por la que aquilatar la filosofía y todas las fases del conocimiento humano. Los gnósticos estaban midiendo a Cristo por medio de su filosofía, como tantos están haciéndolo actualmente. Lo hacen al revés. Cristo es la medida para todo el conocimiento humano, por cuanto Él es el Creador y Sustentador del universo.
9. Porque en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad (hoti en autöi katoikei pän to plëröma tës theotëtos sömatikös). En esta oración, dada como la razón (hoti, debido a que) para la anterior declaración de Cristo como la medida del conocimiento humano, Pablo expone el corazón de su mensaje acerca de la Persona de Cristo. Ahí mora (en el propio hogar) en Cristo no uno o más aspectos de la Deidad, sino la misma esencia de Dios (de theos, deitas), y que no debe ser confundido con theiotes en Romanos 1:20 (de theios, la cualidad de Dios, divinitas), sólo aquí en el N.T., como theiotës sólo en Romanos 1:20. La distinción es observada en Luciano y Plutarco. Theiotës aparece en los papiros e inscripciones. Pablo declara aquí que «toda la plëröma de la Deidad», no sólo ciertos aspectos, mora en Cristo y en forma corporal (sömatikös, un adverbio tardío y raro, en Plutarco, inscripción, y sólo aquí en el N.T.), mora ahora en Cristo en su humanidad glorificada (Fil. 2:9–11), «el cuerpo de su gloria» (töi sömati tës doxës). La plenitud de la Deidad estaba en Cristo antes de la Encarnación (Jn. 1:14, 18; 1 Jn. 1:1–3). Fue el Hijo de Dios que vino en la semejanza de los hombres (Fil. 2:7). Pablo refuta aquí la teoría docetista de que Jesús no poseyera cuerpo humano, así como de la separación que hacían los cerintios entre el hombre Jesús y el eón Cristo. Pablo afirma así claramente la deidad y la humanidad de Jesucristo en forma corpórea.
10. Vosotros estáis completos (este peplërömenoi). Perfecto perifrástico pasivo de indicativo de plëroö, pero sólo un predicado, no dos. Cristo es nuestra plenitud, de la que todos nosotros participamos (Jn. 1:16; Ef. 1:23), y nuestra meta es llegar a tener la plenitud de Dios en Cristo (Ef. 3:19). «En Cristo ellos encuentran la satisfacción de todo anhelo espiritual» (Peake). La cabeza (hë kephalë). No puede haber otro puesto para Cristo. Él es primero (1:18) en tiempo y en dignidad. Todo gobierno y autoridad vienen tras Cristo, trátese de lo que se trate, ángeles, eones, reyes, y lo que sea.
11. También fuisteis circuncidados (kai perietmëthëte). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de peritemnö, circuncidar. Pero usado aquí como metáfora en un sentido espiritual como en Romanos 2:29, «circuncisión del corazón». No hecha a mano (acheiropoiëtoi). Este compuesto verbal negativo tardío y raro aparece sólo en el N.T. (Mr. 14:58; 2 Co. 5:1; Col. 2:11), donde se compone meramente con una a privativa añadida al viejo adjetivo verbal cheiropoiëtos (Hch. 7:48; Ef. 2:11), posiblemente por vez primera en Marcos 14:58, donde aparecen ambas palabras con referencia al templo. En 2 Corintios 5:1 la referencia es al cuerpo de resurrección. La forma femenina de este adjetivo es igual que la masculina. Al echar (en tëi apekdusei). Besson: «En el despojamiento», siguiendo la estructura del texto griego. Como un vestido viejo (el cuerpo carnal). De apekduomai (Col. 2:15, posiblemente un término asimismo acuñado por Pablo), y que, hasta donde se sepa, no aparece en ningún otro escrito griego. Esta palabra se construye de una manera totalmente normal mediante el empleo perfectivo de dos preposiciones griegas (apo, ek), «un recurso a disposición de y generalmente empleado por cualquier verdadero pensador que escribiera en griego» (Moulton y Milligan, Vocabulary). Pablo tenía tanto derecho a acuñar un compuesto griego como cualquiera otro, y desde luego nadie tenía tantas ideas a expresar ni más capacidad que él para hacerlo. De Cristo (tou Christou). Genitivo de especificación, el tipo de circuncisión que pertenece a Cristo: la del corazón.
12. Habiendo sido sepultados con Él en el bautismo (suntaphentes autöi en toi baptismati). Segundo participio aoristo de sunthaptö, una vieja palabra, en el N.T. sólo aquí y en Romanos 6:4, lo que va seguido del caso instrumental asociativo (autöi). El Léxico de Thayer dice: «Porque todos los que en el rito del bautismo son sumergidos en el agua declaran con ello que ponen su fe en la muerte expiatoria de Cristo para el perdón de sus pecados pasados». Sí, y para todos los futuros. Esta palabra da la gráfica imagen que Pablo hace del bautismo como un sepultamiento simbólico con Cristo, y también resurrección a novedad de vida en Él, como lo muestra Pablo con la adición «en el cual fuisteis también resucitados con Él» (en höi kai sunëgerthëte). «En el cual bautismo» (baptismati, quiere decir él). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de sunegeirö, verbo tardío y raro (en Plutarco denotando despertar juntos), en la LXX, y en el N.T. solamente en Colosenses 2:12; 3:1; Efesios 2:6. En el símbolo del bautismo la resurrección a nueva vida en Cristo se representa con una alusión a la propia resurrección de Cristo y a nuestra final resurrección. Pablo no dice que la nueva vida en Cristo sea causada o creada por el acto del bautismo. Esto sería un burdo malentendido. Los gnósticos y los judaizantes eran sacramentalistas, pero no Pablo, el campeón del cristianismo espiritual. En el contexto acaba de darnos la interpretación espiritual de la circuncisión, que vino después de la fe de Abraham (Ro. 4:10–12). Cf. Gálatas 3:27. El bautismo da una imagen del cambio ya obrado en el corazón «por medio de la fe» (dia tës pisteös). En la fuerza activa de Dios (tës energeias tou theou). Genitivo objetivo después de pisteös. Véase 1:29 para energeia. Dios tenía poder para resucitar a Cristo de entre los muer-tos (tou egeirantos, primer participio aoristo activo de egeirö, el hecho aquí afirmado) y tiene el poder (energía) para darnos nueva vida en Cristo por la fe.
13. Y a vosotros (kai humäs). Posición enfática, objeto del verbo sunezöopoiësen (vivificó) y repetido (segundo humäs). A vosotros los gentiles, como les explica. Estando muertos en pecados (nekrous ontas tois paraptömasin). Muerte moral, naturalmente, como en Romanos 6:11; Efesios 2:1, 5. El texto correcto no tiene en, pero incluso así paraptömasin (de parapiptö, caer al lado o recaer, He. 6:6), una caída o paso en falso como en Mateo 6:14; Romanos 5:15–18; Gálatas 6:1, puede seguir estando en el locativo, aunque el instrumental también va bien para el sentido. Y en la incircuncisión de vuestra carne (kai tëi akroboustiäi tës sarkos humön). «Muertos en vuestros delitos y en vuestro alejamiento de Dios, de lo que era un símbolo la incircuncisión de vuestra carne» (Abbott). Evidentemente es esto, empleándose «la incircuncisión» meramente en un sentido metafórico. Os dio vida juntamente con Él (sunezöopoiësen sun autöi). Primer aoristo activo de indicativo del verbo compuesto doble sunzöopoieö, vivificar (zöos, poieö) con (sun, repetido también con autöi, instrumental asociativo), hallado sólo aquí y en Efesios 2:5, aparentemente acuñado por Pablo para este pasaje. Es probable que el sujeto sea theos (Dios), por cuanto se expresa explícitamente en Efesios 2:4s. y porque es exigido por sun autöi aquí, refiriéndose a Cristo. Esto puede ser cierto incluso si Cristo es el sujeto de ërken en el versículo 14. Tras habernos concedido el perdón (charisamenos hëmin). Primer participio aoristo en voz media de charizomai, un verbo común de charis (favor, gracia). Dativo de persona, común como en 3:13. El acto de perdonar es simultáneo con la vivificación, aunque lógicamente antecedente.
14. Cancelando (exaleipsas). Primer participio aoristo activo del viejo verbo exaleiphö, borrar, limpiar, cancelar. En el N.T. solamente aquí y en Hechos 3:19 (de la LXX); Apocalipsis 3:5. Aquí la palabra explica charisamenos y es simultánea con este último término. Platón la emplea de borrar un escrito. A menudo los MSS. eran borrados o raspados y se volvía a escribir sobre la misma base (recibiendo tal escrito entonces el nombre de palimsesto, como el Códice C). El documento de deuda en contra nuestra, que consistía en ordenanzas (to kath’ hëmön cheirographon tois dogmasin). El compuesto tardío cheirographon (cheir, mano, graphö) es muy común en los papiros para un certificado de deuda o pagaré, que eran los cheirographa (manuscrito autógrafo; cf. quirografía). Véase Deissmann, Bible Studies, pág. 247. La firma constituía el documento en deuda legal o pagaré, como Pablo lo dice en Filemón 18s.: «Yo Pablo lo escribo de mi mano, yo lo pagaré». Muchos de los ejemplos de los papiros nos han llegado «tachados» así, X, tal como hacemos en la actualidad, y por ello cancelados. Un decreto se describe como «ni borrado lavándolo ni escrito encima» (Milligan, N.T. Documents, pág. 16). Indudablemente, el escrito «en ordenanzas» (dogmasin, la ley mosaica, Ef. 2:15) era en contra de los judíos (Éx. 24:3; Dt. 27:14–26), por cuanto lo habían aceptado, pero los gentiles daban también asentimiento moral a la ley de Dios escrita en sus corazones (Ro. 2:14s.). Así dice Pablo «en contra nuestra» (kath’ hëmön), y añade «que nos era adverso» (ho ën hupenantion hëmin) debido a que (ni judíos ni gentiles) no podíamos guardarla. Hupenantios es un antiguo adjetivo compuesto doble (hupo, en, antios) puesto frente a, sólo aquí en el N.T., excepto Hebreos 10:27, donde se emplea como sustantivo. Es de notar que Pablo haya relacionado el común término cheirographon para pagaré o deuda con la Cruz de Cristo (Deissmann, Light from the Ancient East, etc., pág. 332). Quitándolo de en medio (kai ërken ek tou mesou). Perfecto de indicativo en voz activa de airö, un verbo viejo y común, levantar, portar, quitar. Es la palabra empleada por Juan el Bautista de Jesús como «el Cordero de Dios, que quita (airön) el pecado del mundo» (Jn. 1:29). El tiempo perfecto enfatiza lo permanente de la eliminación del pagaré que ha sido pagado y cancelado, y que no puede volver a ser presentado. Lightfoot argumenta en pro de Cristo como sujeto de ërken, pero ello no es necesario, aunque Pablo emplea un repentino anacoluto. Dios ha quitado «de en medio» (ek tou mesou) el pagaré en contra de nosotros. Clavándolo en la cruz (prosëlösas auto töi stauröi). Primer participio aoristo activo del antiguo y común verbo prosëloö, fijar con clavos a una cosa (con el dativo stauröi). Sólo aquí en el N.T., pero aparece en 3 Mac. 4:9 con la misma palabra stauröi. La víctima fue clavada en la cruz, como Cristo. «Cuando Cristo fue crucificado, Dios clavó la Ley en Su cruz» (Peake). Por ello, el «pagaré», o escritura de deuda, que era contra nosotros, queda cancelado. En la actualidad los hombres de negocios archivan a veces las facturas liquidadas. No hay evidencia de que Pablo esté aquí aludiendo a una costumbre así.
15. Despojando (apekdusamenos). Sólo aquí y 3:9, y en un MS. de Josefo (apekdus). Tanto apoduö como ekduö aparecen en escritores antiguos. Pablo simplemente combina ambas preposiciones para denotar una completa supresión. Pero aquí surgen dos serios problemas. El verbo apekdusamenos ¿hace referencia a Dios o a Cristo? ¿Qué es lo que se quiere decir por «principados y potestades»? (tas archas kai tas exousias;). Los eruditos modernos difieren radicalmente, y no se puede intentar aquí una discusión plena como la que se encuentra en Lightfoot, Haupt, Abbott, Peake. Globalmente, me siento inclinado a considerar a Dios como aún el sujeto, y los poderes como ángeles como los adorados por los gnósticos, y que el verbo significa «despojar», en lugar de «despojarse de» (como lo traduce la Versión Revisada inglesa). En la Cruz de Cristo Dios mostró abiertamente su poder sin ayuda de ángeles. Los exhibió (edeigmatisen). Primer aoristo de indicativo en voz activa de deigmatizö, verbo tardío y raro de deigma (Jud. 7), un ejemplo, y hacer un ejemplo de. Frecuente en los papiros, aunque posterior a paradeigmatizo, y en el N.T. solamente aquí y en Mateo 1:19 de la conducta de José con respecto a María. En esta palabra no se denota necesariamente el concepto de escarmiento. El anuncio público queda denotado claramente mediante la palabra «públicamente» (en parrësiâi). Triunfando sobre ellos en la cruz (thriambeusas autous en autöi). Literalmente: «Triunfando de ellos en ella». Fue sobre la cruz que se logró el triunfo. Este verbo, tardío aunque común entre los escritores en Koiné (ekthriambeuö en los papiros), aparece sólo dos veces en el N.T., una vez «llevar en triunfo» (2 Co. 2:14), y aquí celebrar un triunfo (su sentido usual). Se deriva de thriambos, un himno cantado en una procesión festiva, y está relacionado con el término latino triumphus (nuestro término triunfo), una procesión triunfal de generales romanos victoriosos. Dios logró un total triunfo sobre todas las agencias angélicas (autous, masculino considerado como agencias personales). Lightfoot añade, aplicando thriambeusas a Cristo: «El cadalso del convicto deviene el carro del conquistador invicto». Es posible, naturalmente, tomar autöi como refiriéndose a cheirographon (el documento de deuda) o incluso a Cristo.
16. Nadie os juzgue (më tis humas krinetö). Presente de imperativo activo en prohibición, tercera persona, singular, prohibiendo el hábito de condenar a nadie acerca de tales cuestiones. Para krinö véase Mateo 7:1. Pablo tiene aquí en mente las normas ascéticas y las prácticas de una de las fracciones gnósticas (posiblemente por una influencia esenia, o incluso farisaica). Hace una defensa para la libertad en tales cuestiones de modo similar a 1 Corintios 8–9 y Romanos 14–15. Los esenios iban mucho más allá de las normas mosaicas.1 Para las fiestas judías, véase Gálatas 4:10. Josefo (Ant. III. 10, 1) explica de un modo expreso el «séptimo día» como denominado sabbata (forma plural como aquí, un esfuerzo para transliterar el arameo sabbathah).
17. Sombra (skia). Una vieja palabra, opuesta a sustancia (söma, cuerpo). En Hebreos 10:1 se distingue skia de eikön (imagen), pero aquí de söma (cuerpo, sustancia). El söma (cuerpo) arroja la skia (sombra), perteneciendo así a Cristo (Christou, caso genitivo).
18. Os prive de vuestro premio (katabrabeuetö). Compuesto tardío y raro (kata, brabeuö, Col. 3:16), actuar como juez contra uno, quizá debido a soborno en Demóstenes y Eustaquio (otros dos ejemplos aparecen en Wöterbuch, de Preisigke). En el N.T. sólo aquí, donde significa decidir o emitir juicio en contra. El juez de los juegos recibía el nombre de brabeus, y el premio, brabeion (1 Co. 9:24; Fil. 3:14). Es así paralelo a —pero más intenso que— krinetö en el versículo 16. Afectando humildad (thelön en tapeinophrosunëi). Participio presente activo de thelö, desear, querer, pero se trata de un giro difícil. Algunos lo toman como un adverbio denotando «voluntariosamente», algo similar a thelontas en 2 Pedro 3:5. Otros hacen de ello un hebraísmo proveniente del uso en la LXX, «encontrando placer en la humildad». La Versión Revisada inglesa tiene «de su propia y mera voluntad, por humildad». Hort sugería en ethelotapeinophrosunëi (en humildad gratuita), palabra que aparece en Basilio, y construida similarmente a ethelothrëskia en el versículo 23. Y culto a los ángeles (kai threskeiâi tön aggelön). En 3:12 la humildad (tapeinophrosunën) es una virtud, pero aquí va unida a la adoración a los ángeles, lo cual es idolatría, y así es probablemente falsa humildad, como en el versículo 23. Puede que los falsos maestros arguyeran en favor del culto a los ángeles sobre la base de que Dios es sublime y apartado de nosotros, y que por ello tomaran a los ángeles como mediadores tal como en la actualidad algunos lo hacen con ángeles y santos en lugar de aceptar a Cristo como Mediador. Entremetiéndose en lo que no ha visto (ha heoraken embateuön). Algunos MSS. tienen la palabra «no», que aparece aquí en la RVR77, que sigue el Textus Receptus. Pero no es genuina. BAS traduce «basándose en las visiones que ha visto». Este verbo embateuö (de embatës, entrar, poner el pie dentro) ha causado muchos problemas. Lightfoot ha llegado a proponer kenembateuön (un verbo que no existe, aunque kenembateö sí aparece en la literatura) junto con aiöra, andar sobre el aire, una sugerencia ingeniosa, pero ahora innecesaria. Se trata de una antigua palabra denotando entrar para tomar posesión (de lo que hay ejemplos en papiros). W. M. Ramsay (Teaching of Paul, págs. 287ss.) muestra en base a inscripciones de Klaros que esta palabra se usa de un iniciado en los misterios que «ponía el pie dentro» (enebateusen) y ejecutaba el resto de los ritos. Pablo está aquí citando la misma palabra empleada de estos iniciados que «toman su posición sobre» estas imaginadas revelaciones en los misterios. Vanamente hinchado (eikëi phusioumenos). Participio presente pasivo de phusioö, un verbo tardío y vívido de phusa, un par de fuelles, en el N.T. únicamente aquí y en 1 Corintios 4:6, 18s.; 8:1. Poderosa imagen de la vanidad de estos pretenciosos gnósticos.
19. No asiéndose de la Cabeza (ou kratön tën kephalën). Nótese la negación ou, no më, un caso real de abandonar a Cristo como la Cabeza. Los gnósticos destronaban a Cristo de su primacía (1:18) y lo ponían debajo de una larga línea de eones o ángeles. Lo hacían con palabras de alabanza para Cristo como lo hacen en la actualidad los que enseñan que Cristo fue simplemente el más noble de los hombres. La condición de Cabeza de Cristo es el tema central de esta Epístola a los Colosenses y el núcleo de toda la Cristología de Pablo. En virtud de quien (ex hou). Ablativo masculino en lugar de ex hës (kephalës), por cuanto Cristo es la Cabeza. Desarrolla la figura del cuerpo del que Cristo es la Cabeza (1:18, 24). Nutrido (epichorëgoumenon). Participio presente pasivo (acción continua) de epichorëgeö; para este interesante verbo véanse 2 Corintios 9:10; Gálatas 3:5, y también 2 Pedro 1:5. Bien trabado (sumbibazomenon). También participio presente pasivo (acción continua) de sumbibazö, para lo cual se ha de ver Colosenses 2:2. Por las junturas (dia tön haphön). Palabra tardía haphë (de haptö, unir juntamente), articulaciones (junctura y nexus en la Vulgata). Y ligamentos (kai sundesmön). Una vieja palabra que proviene de sundeö, ligar juntamente. Aristóteles y Galeno lo emplean del cuerpo humano. Ambas palabras representan bien la maravillosa unidad del cuerpo mediante células, músculos, arterias, venas, nervios, piel, glándulas, etc. Es una maravillosa máquina trabajando armónicamente bajo la dirección de la cabeza. Crece con el crecimiento que da Dios (auxei tën auxësin tou theou). Acusativo cognado (auxësin) con el viejo verbo auxei.
20. Si habéis muerto (ei apethanete). Condición de la primera clase, supuesta cierta, ei y el segundo aoristo de indicativo en voz activa de apothnëskö, morir. Está aludiendo a la imagen de sepultamiento en bautismo (2:12). A los principios elementales del mundo (apo tön stoicheiön tou kosmou). Véase 2:8. Como si vivieseis en el mundo (hös zöntes en kosmöi). Uso concesivo del participio con hös. La imagen es del bautismo; habiendo salido (F. B. Meyer) al otro lado del sepulcro no debemos actuar como si no fuera así. Estamos en la Tierra de Beulah. ¿Por qué … os sometéis a preceptos? (ti dogmatizesthe;). Verbo tardío y raro (tres ejemplos en inscripciones y a menudo en la LXX) proveniente de dogma, decreto u ordenanza. Aquí da buen sentido bien como medio o como pasivo. En todo caso son de censurar, por cuanto el documento de deuda en ordenanzas (2:14) fue quitado y clavado en la Cruz de Cristo. Pablo sigue teniendo en mente las reglas de la fracción ascética de los gnósticos (2:16ss.).
21. No toques, ni gustes, ni manejes (më hapsëi mëde geusëi mëde thigëis). Especímenes de normas gnósticas. Los esenios tomaron las reglas mosaicas y las llevaron mucho más allá, mientras que los fariseos exigían tener las manos ceremonialmente limpias para tomar todo tipo de alimento. Ascéticos posteriores (los comentaristas latinos Ambrosio, Hilario y Pelagio) consideraban estas prohibiciones como paulinas, en lugar de gnósticas y condenadas por él. Incluso en la actualidad los hay que encuentran que la noble ley de la Prohibición 2 precisa de una instrucción ilustrada para que pueda ser eficaz. Esto es cierto de toda ley. Los fariseos, esenios y gnósticos hacían que la piedad girara alrededor de observancias y normas externas en lugar de en la convicción y los principios internos. Estos tres verbos aparecen en aoristo de subjuntivo en segunda persona del singular con më, una prohibición en contra de manejar o tocar estas cosas prohibidas. Dos de ellos no difieren mucho en significado. Hapsëi es aoristo de subjuntivo en voz media de haptö, fijar a; en voz media, aferrarse a, manejar. Thigëis es el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de thigganö, un viejo verbo, tocar, manejar. En el N.T. sólo aquí y Hebreos 11:28; 12:20. Geusëi es el segundo aoristo de subjuntivo en voz media de geuö, tener sabor a, sólo en voz media en el N.T., gustar, como aquí.
22. Están todas destinadas a destruirse con el uso (estin eis phthoran tëi apochrësei). Literalmente, «son para perecer en el uso». Phthora (de phtheirö) es una vieja palabra para denotar descomposición, corrupción. Apochrësis (de apochraomai, usar del todo, exhaustivamente) es una palabra rara y tardía (empleada por Plutarco), sólo aquí en el N.T. Aquí está bien en caso locativo o bien instrumental. Todas estas cosas materiales perecen por su empleo mismo.
23. Tales cosas (hatina). «Las cuales mismas cosas», estas normas ascéticas. Tienen, a la verdad, cierta reputación de sabiduría (estin logon men echonta sophias). Presente perifrástico de indicativo con estin en el singular, pero presente de indicativo echonta en el plural (hatina). Logon sophias es probablemente «la reputación de sabiduría» (Abbott) como en Platón y Herodoto. Men (a la verdad) carece de su correspondiente de. En culto voluntario (en ethelothrëskiâi). Esta palabra no aparece en ningún otro lugar, y es probable que fuera acuñada por Pablo siguiendo la pauta de ethelodouleia, para describir el culto voluntario a los ángeles (ver 2:18). En humildad (kai tapeinophrosunëi). Claramente aquí en mal sentido «en pretendida humildad». Y en duro trato del cuerpo (kai apheidiâi sömatos). Una vieja palabra (Platón) proveniente de apheidës, implacable (a, privativo; pheidomai, escatimar). Sólo aquí en el N.T. Los ascéticos practican frecuentemente flagelaciones y otros duros tratos del cuerpo. No tienen valor alguno (ouk en timëi tini). Timë significa generalmente honor o precio. Contra los apetitos de la carne (pros plësmonën tës sarkos). Estas palabras son encontradamente debatidas junto con el término timë acabado de mencionar. No es inusual encontrar pros en el sentido de «contra» más bien que en el sentido de «con» o «para». Véase pros en el sentido de contra en 3:13; Efesios 6:11s.; 2 Corintios 5:12; 1 Corintios 6:1. Plësmonë es una antigua palabra proveniente de pimplëmi, llenar, y significa saciedad. Aparece sólo aquí en el N.T. Peake se siente inclinado a darles la razón a Hort y a Haupt de que aquí tenemos una antigua corrupción. Pero la traducción de la Versión Revisada inglesa es posible (que se corresponde con la de RVR77), y es cosa cierta que las meras normas no nos llegan muy lejos en la conducta humana, como lo saben cada padre y madre, aunque debemos tener algunas normas en la familia, en el Estado y en la Iglesia. Pero no son suficientes en sí mismas.
CAPÍTULO 3
1. Si, pues, habéis resucitado con Cristo (ei oun sunëgerthëte töi Christöi). Condición de la primera clase, supuesta cierta, como la de 2:20 y la otra mitad de la imagen del bautismo en 2:12, empleando la misma forma sunëgerthëte como entonces, pasaje que véase para el verbo sunegeirö. Caso instrumental asociativo de Christöi. Las cosas de arriba (ta anö). «Las cosas hacia arriba» (cf. Fil. 3:14), el tesoro en el cielo (Mt. 6:20). Pablo da este ideal y objetivo en lugar de unas meras normas ascéticas. Sentado a la diestra de Dios (en dexiâi tou theou kathëmenos). No un verbo perifrástico, sino una declaración adicional. Cristo está allá arriba y a la diestra de Dios. Cf. 2:3.
2. Poned la mira en (phroneite). «Manteneos pensando acerca de.» Importa lo que pensamos, y somos responsables por nuestros pensamientos. No en las de la tierra (më ta epi tës gës). Pablo no quiere decir que nunca debemos pensar acerca de las cosas sobre la, más bien que éstas no deben ser nuestro objetivo, nuestra meta, cosa que nos domine. El cristiano tiene que mantener los pies sobre la tierra, pero la cabeza en el cielo. Tiene que tener su mente aquí en la tierra centrada en lo celeste, y así ayudar a hacer la tierra como un cielo.
3. Porque habéis muerto (apethanete gar). Un acontecimiento definido, aoristo de indicativo activo, muertos al pecado (Ro. 6:2). Está escondida (kekruptai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de kruptö, viejo verbo, ocultar, permanece escondido, encerrado «junto con» (sun) Cristo, «en» (en) Dios. Ningún infernal ladrón puede violar la combinación de este cierre.
4. Cuando Cristo … se manifieste (hotan ho Christos phaneröthëi). Cláusula temporal indefinida con hotan y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de phaneroö, «en el momento en que Cristo se manifieste», una referencia a la segunda venida de Cristo como esperada y anhelada, pero con una total incertidumbre con respecto al tiempo en que tendrá lugar. Véase este mismo verbo usado de la segunda venida en 1 Juan 3:2. Vosotros también … con Él (kai humeis sun autöi). Éste es el gozo de esta bienaventurada esperanza. Repite el verbo acerca de nosotros, phaneröthësesthe (futuro de indicativo en voz pasiva) y añade en doxëi (en gloria). No responder a este exaltado llamamiento es ser como el hombre de Bunyan con la rastra de estercolero.
5. Haced morir (nekrösate). Primer aoristo de imperativo en voz activa de nekroö, verbo tardío, dar muerte, hacer morir, tratar como muerto. En la Vulgata latina es mortifico. Pero la traducción «mortificad» (RV), aunque adecuada en el pasado, ya no lo es, porque este verbo en castellano ha adquirido el sentido de simplemente «negar a gratificar un deseo», pero no «hacer morir». Pablo aplica abiertamente la metáfora de la muerte (2:20; 3:3) exhibida en el bautismo (2:12) a la vida real del cristiano. No va al otro extremo gnóstico de licencia sobre la base argumental de que el alma no quede afectada por los hechos del cuerpo. La idea de Pablo es que el cuerpo es el templo del Espíritu Santo (1 Co. 6:19). Él menciona algunos de estos «miembros sobre la tierra»: fornicación (porneian), impureza (akatharsian), pasiones desordenadas (pathos), malos deseos (epithumian kakën), avaricia (pleonexian), «que es idolatría» (hëtis estin eidölolatria). Véase la larga lista de las obras de la carne en Gálatas 5:19–21, aunque la codicia no es aquí nombrada, pero sí lo es en Efesios 4:19; 5:5.
6. Viene la ira de Dios (erchetai hë orgë tou theou). Pablo no considera estos pecados de la carne como asuntos indiferentes, bien al revés. Muchos antiguos MSS. no tienen «sobre los hijos de desobediencia», palabras que son genuinas en Efesios 5:6.
7. Anduvisteis en otro tiempo (periepatësate pote). Primer aoristo (constativo) de indicativo, haciendo referencia al anterior estado de ellos en el paganismo. Cuando vivíais (hote ezëte). Imperfecto de indicativo en voz activa de zaö, vivir, «solíais vivir» (acción usual). Una acusada distinción en los tiempos verbales.
8. Pero ahora (nuni de). Forma enfática de nun en decidido contraste (con pote en el versículo 7) con la vida de resurrección de 2:12; 3:1. Desechad también (apothesthe kai humeis). Segundo aoristo de imperativo en voz media del viejo verbo apotithëmi, quitar, desechar, como ropas viejas. Esta metáfora de los vestidos la usa Pablo ahora con varios verbos (apothesthe aquí, apekdusamenoi en el versículo 9, endusamenoi en el versículo 10, endusasthe en el versículo 12). Todas estas cosas (ta panta). Todo el montón de trapos sucios (ira orgën, enojo thumon, malicia kakian, blasfemia blasphëmian, palabras deshonestas aischrologian). Véanse unas listas similares de vicios en Colosenses 3:5; Gálatas 5:20; Efesios 4:29–31. Estas palabras han sido todas tratadas, excepto aischrologian, una vieja palabra para habla baja y obscena, apareciendo aquí sólo en el N.T. Está compuesta por aischrologos (aischros como en 1 Co. 11:6, y esto de aischros, desgracia). Nótese también la adición de «de vuestra boca» (ek tou stomatos humön). Esta palabra se empleaba para denotar habla insultante y sucia, y Lightfoot combina ambas ideas, como fecuentemente sucede. Este tipo de habla jamás debería salir de la boca de un cristiano viviendo la nueva vida en Cristo.
9. No mintáis los unos a los otros (më pseudesthe eis allëlous). La mentira (pseudos) podría haber quedado incluida en la anterior lista, donde de natural pertenece. Pero queda más acusadamente presentada así en la prohibición (më y el presente de imperativo en voz media). Significa o bien «dejad de mentir» o «no tengáis el hábito de mentir». Habiéndoos despojado (apekdusamenoi). Primer participio de aoristo en voz media (sentido causal del participio circunstancial) del verbo compuesto doble apekduomai, para el cual se tiene que ver 2:15. Apo tiene el sentido perfectivo (del todo), «habiéndoos despojado absolutamente». La misma metáfora que apothesthe en el versículo 8. Del viejo hombre (ton palaion anthröpon). Aquí Pablo introduce otra metáfora (mezcla sus metáforas como sucede frecuentemente), la de la vieja vida de pecado considerada como «el viejo hombre» de pecado ya crucificado (Ro. 6:6) y descartado ahora de una vez por todas como forma de vivir (tiempo aoristo). Véase la misma figura en Efesios 4:22. Palaios es antiguo en contraste a neos (joven, reciente) como en Mateo 9:17, o a kainos (lozano, novedoso) como en Mateo 13:52. Con sus prácticas (sun tais praxesin autou). La práctica debe concordar con la profesión.
10. Y revestido (kai endusamenoi). Primer participio aoristo en voz media (en el sentido causal, como antes) de endunö, un verbo viejo y común (el término latino induo, dotar) denotando poner un vestido. Empleado de vestirse de Cristo (Gá. 3:27; Ro. 13:14). Del nuevo (ton neon). «El nuevo» (joven, en oposición a palaios, viejo). Anthröpon no se expresa aquí, pero se sobrentiende por el contexto de la frase precedente. En Efesios 4:24 Pablo tiene endusasthai ton kaion (lozano, reciente, en oposición a desgastado) anthröpon. Se va renovando (ton anakainoumenon). Participio presente articular pasivo de anakainoö. Aparentemente Pablo acuñó esta palabra de manera análoga a ananeomai. Anakainizö era un término ya existente (He. 6:6). Pablo emplea también anakainösis (Ro. 12:2; Tit. 3:5), que no se encuentra en ninguna literatura conocida anterior a él. Mediante esta palabra Pablo añade el significado de kainos al de neos acabado de emplear. Se trata de una renovación (kainos) continua del hombre nuevo (neos, joven) en Cristo Jesús. Hasta el conocimiento pleno (eis epignösin). «Hasta un pleno (adicional) conocimiento»; es una de las palabras clave de esta Epístola. Conforme a la imagen (kat’ eikona). Una alusión a Génesis 1:26, 28. La restauración de la imagen de Dios en nosotros es gradual y progresiva (2 Co. 3:18), pero en su resultado final quedará completa (Ro. 8:29; 1 Jn. 3:2).
11. Donde (hopou). En este «nuevo hombre» en Cristo. Cf. Gálatas 3:28. No hay ya (ouk eni). Eni es la forma larga de en y se debe sobrentender estin. «No existe.» Éste es el ideal, que sigue estando muy lejos de los cristianos modernos, como lo demostró la Gran Guerra.1 Las distinciones de raza (griego Hellën y judío Ioudaios) desaparecen en Cristo y en el nuevo hombre en Cristo. Los judíos consideraban a todos los demás como griegos (gentiles). La circuncisión (peritomë) y la incircuncisión (akrobustia) dan la imaginería judía, con la división entre ambos grupos expuesta más claramente (cf. Ef. 2). Los griegos y romanos consideraban como bárbaros (barbaroi, Ro. 1:14) a todos los demás pueblos, esto es, usuarios de unas jerigonzas incomprensibles, término que procede de una repetición onomatopéyica (bar-bar). Escita (Skuthës) denotaba sencillamente el punto culminante de la barbarie, bar-baris barbariores (Bengel), y se empleaba de toda persona tosca y violenta, como nuestro término «vándalo». Siervo (doulos, de deö, atar), libre (eleutheros, de erchomai, ir). Las distinciones de clases se desvanecen en Cristo. En las iglesias cristianas se encontraban esclavos y libertos, libres y amos. Quizá Pablo tuviera en mente a Filemón y a Onésimo. Pero el trabajo y el capital siguen constituyendo un problema para la moderna cristiandad. Sino que Cristo es todo (alla panta Christos). Demóstenes y Luciano usan el plural neutro para describir personas, como lo hace aquí Pablo de Cristo. El plural panta es más inclusivo que lo que sería el plural pän. Y en todos (kai en päsin). Locativo plural, y también nentro. «Cristo ocupa toda la esfera de la vida humana e impregna todos sus desarrollos» (Lightfoot). Cristo ha barrido los términos bárbaro, amo, esclavo, todos ellos, poniendo en su lugar la palabra adelphos (hermano).
12. Vestíos, pues (endusasthe oun). Primer aoristo de imperativo en voz media de endunö (versículo 10). Explica él y aplica (oun, pues) la figura de «el nuevo (hombre)» como «el nuevo vestido». Como escogidos de Dios (hös eklektoi tou theou). La misma frase en Romanos 8:33; Tito 1:1. En los evangelios existe una distinción entre klëtos y eklektos (Mt. 24:22, 24, 31), pero no aparece ninguna distinción en los escritos de Pablo. Aquí se da una descripción adicional, «santos y amados» (hagios kai ëgapëmenoi). Los artículos en el nuevo vestido para el hombre en Cristo los da Pablo ahora en contraste con lo que se ha quitado (3:8). Los vestidos incluyen un corazón de compasión (splagchna oiktirmou, la más noble viscera como el asiento de la emoción como en Lc. 1:78; Fil. 1:8), benignidad (chrëstotëta, como en Gá. 5:22), humildad (tapeinophrosunën, en el buen sentido como en Flm. 2–3), humildad (praüteta, en Gá. 5:23 y en Ef. 4:2 también con tapeinophrosunë), longanimidad (makrothumian, en Gá. 5:22; Col. 1:11; Stg. 5:10).
13. Soportándoos unos a otros (anechomenoi allëlön). Participio presente en voz media (directo) de anechö con el caso ablativo (allëlön), «reteniéndoos de uno a otro». Perdonándoos unos a otros (charizomenoi heautois). Participio presente en voz media también de charizomai con el caso dativo del pronombre reflexivo (heautois) en lugar del recíproco acabado de emplear (allëlön). Si alguno tiene (ean tis echëi). Condición de la tercera clase (ean y el presente de subjuntivo activo de echö). Queja (momphën). Vieja palabra de memphomai, inculpar, acusar. Sólo aquí en el N.T. Nótese pros aquí con tina en el sentido de en contra, para comparación con pros en 2:13. De la manera que Cristo (kathös kai ho Kurios). Algunos MSS. dan la lección Christos en lugar de Kurios. Pero se nos da el perdón de Cristo aquí como la razón para que perdonemos a otros. Véase Mateo 6:12, 14s., donde nuestro perdón hacia otros es hecho por Jesús un prerrequisito a nuestra obtención del perdón de parte de Dios.
14. Y sobre todas estas cosas (epi päsin de toutois). Vestíos de amor (tën agapën). Véase Lucas 3:20. El verbo aquí tiene que ser suplido del versículo 12 (endusasthe) como lo demanda el caso acusativo agapën. Que es (ho estin). Neutro singular del relativo, no femenino como agapë (su antecedente) ni masculino como sundesmos en el predicado. Sin embargo, hay ejemplos similares de ho estin en el sentido de quod est (id est), «esto es», en Marcos 14:42; 15:42, sin concordancia en género y número. Así también en Efesios 5:5, donde ho estin = «la cual cosa». El vínculo de la perfección (sundesmos tës teleiotëtos). Véase 2:19 para sundesmos. Aquí es aparentemente el cinto que ciñe juntas todas las diferentes prendas. El genitivo (teleiotëtos) es probablemente el de aposición con el cinto del amor. De una manera sucinta Pablo expone la idea acerca del amor que desarrolla tan maravillosamente en 1 Corintios 13.
15. La paz de Cristo (V.M., BAS) (hë eirënë tou Christou). La paz que Cristo da (Jn. 14:27). Gobierne (brabeuetö). Imperativo activo en tercera persona del singular de brabeuö, actuar como árbitro (brabeus), viejo verbo, sólo aquí en el N.T. Véase 1 Corintios 7:15 para llamar a paz. En un solo cuerpo (en heni sömati). Con una Cabeza (Cristo) como en 1:18, 24. Sed agradecidos (eucharistoi ginesthe). «Persistid en devenir agradecidos.» Una obligación continua.
16. La palabra de Cristo (ho logos tou Christou). Esta frase precisa se encuentra sólo aquí, aunque tenemos «la palabra del Señor» en 1 Tesalonicenses 1:8; 4:15; 2 Tesalonicenses 3:1. En otros pasajes, «la palabra de Dios». En esta Epístola Pablo exalta a Cristo. Christou puede ser bien el genitivo subjetivo (la palabra entregada por Cristo) o el genitivo objetivo (la palabra acerca de Cristo). Véase 1 Juan 2:14. Habite (enoikeitö). Presente de imperativo en voz activa de enoikeö, hacer el propio hogar, estar en el hogar. En vosotros (en humin). No «entre vosotros». Ricamente (plousiös). Viejo adverbio derivado de plousios (rico). Ver 1 Timoteo 6:17. Las siguientes palabras son explicativas de plousiös. En toda sabiduría (en pasei sophiâi). No está claro si esta frase va con plousiös (ricamente) o con los participios que siguen (didaskontes kai nouthetountes, ver 1:28). Ambas puntuaciones tienen buen sentido. Los antiguos MSS. griegos no tenían puntuación. Hay aquí un anacoluto. Los participios pueden ser usados como imperativos como en Romanos 12:11s., 16. Con salmos (psalmois, los Salmos en el A.T. originalmente con acompañamiento musical), himnos (humnois, alabanzas a Dios compuestas por los cristianos, como 1 Ti. 3:16), cánticos espirituales (öidais pneumatikais, una descripción general de todos ellos, fueran con o sin acompañamiento musical). El mismo cántico puede recibir los tres apelativos. Cantando con gracia (en chariti äidontes). En la gracia de Dios (2 Co. 1:12). Esta frase puede ser tomada con las palabras precedentes. El verbo äidö es antiguo (Ef. 5:19) para denotar una emoción lírica en un alma devota. En vuestros corazones (en tais kardiais humön). Sin esto no hay una verdadera adoración «a Dios» (töi theöi). ¿Cómo pueden un judío o un unitario en el coro dirigir la adoración de Cristo como Salvador? Sea con instrumento o con la voz, o con ambas, de nada sirve si la adoración no surge del corazón.
17. Y todo lo que hagáis (pän hoti ean poiëte). Relativo indefinido (todo de cualquier cosa) con ean y el presente de subjuntivo activo, un giro común en tales cláusulas. Hacedlo todo (panta). El imperativo poieite tiene que ser suplido de poiëte en la cláusula relativa. Panta se repite de pän (singular), pero en el plural (todas las cosas). Pän queda como nominativo absoluto como en Mateo 10:32 y Lucas 12:10. Es una especie de Regla de Oro para los cristianos, «en el nombre del Señor Jesús» (en onomati Kuriou Iësou), en el espíritu del Señor Jesús (Ef. 5:20). Lo que sigue (instrucciones a los varios grupos) tiene la misma tónica. Siempre han existido problemas de cariz sociológico. Pablo pone el dedo en la llaga para cada grupo con una visión certera, como la de un consumado médico emitiendo acertados diagnósticos.
18. Esposas (hai gunaikes). El artículo, aquí, distingue las clases entre sí, y con el caso vocativo puede bien traducirse como «Vosotras mujeres». Así con cada grupo. Estad sometidas a vuestros maridos (hupotassesthe tois andrasin). El verbo hupotassomai tiene un aire militar, común en el Koiné para esta obediencia. La obediencia en gobierno es esencial, como lo expone la misma palabra en Romanos 13:1, 5. Como conviene en el Señor (hös anëken en Kuriöi). Es el uso idiomático del imperfecto de indicativo con verbos de decoro en tiempo presente (Robertson, Grammar, pág. 919). Las esposas tienen derechos y privilegios, pero es esencial para un hogar bien ordenado el reconocimiento del liderazgo del marido, aunque se supone que el marido tiene una cabeza sabia.
19. Amad a vuestras mujeres (agapäte tas gunaikas). Presente de imperativo activo, «seguid amándolas». Esto es precisamente lo importante. No seáis ásperos (më pikrainesthe). Presente de imperativo en voz media en prohibición: «Dejad de ser ásperos (o amargos)», o «no tengáis el hábito de ser ásperos». Éste es el pecado de los maridos. Pikrainö es un viejo verbo proveniente de pikros (amargo). En el N.T. sólo aquí y en Apocalipsis 8:11; 10:9s. La palabra amarga duele hasta lo más profundo del alma.
20. Obedeced a vuestros padres (hupakouete tois goneusin). Viejo verbo, escuchar bajo (como mirando hacia arriba), dar oído, prestar atención, obedecer. En todo (kata panta). Esto es lo difícil para el niño, no la obediencia ocasional, sino de modo continuado. Naturalmente, un padre o una madre cristianos no exigirán de su hijo nada irrazonable o injusto. En ningún otro lugar muestra la moderna civilización más debilidad que aquí. Se lanzan marejadas de rebelión sobre el mundo porque no se le enseña al niño a obedecer. Una vez más Pablo arguye que es «en el Señor» (en Kuriöi).
21. No exasperéis (më erethizete). Presente de imperativo del viejo verbo erethö, excitar. Sólo dos veces en el N.T. Aquí en un mal sentido, en buen sentido en 2 Corintios 9:2 (estimular). Aquí significa actuar regañonamente como hábito (tiempo presente). Para que no se desalienten (hina më athumösin). Propósito negativo (hina më) con el presente de subjuntivo (desaliento continuado) de athumeö, viejo verbo, pero sólo aquí en el N.T., de athumos (desalentado: a, privativo; thumos, espíritu o valor). No se tienen que leer Jane Eyre ni Oliver Twist para saber algo de los dolores de la infancia, como se puede ver con los niños que huyen de sus casas, e incluso en los casos de suicidio infantil.
22. A vuestros amos terrenales (tois kata sarka kuriois). En realidad «señores»; aunque estos esclavos (douloi) cristianos tenían a Cristo como Señor, incluso así debían obedecer a sus señores en la carne. No sirviendo al ojo (më en ophthalmodouliais). Otra palabra paulina (sólo aquí y en Ef. 6:6). Fuera de Pablo únicamente aparece en literatura cristiana posterior. Es un compuesto fácil y expresivo, servicio mientras el ojo del amo estaba sobre el esclavo, y nada más. Los que quieren agradar a los hombres (BAS) (anthröpareskoi). Compuesto tardío solamente en la LXX y Pablo (aquí y en Ef. 6:6). Con corazón sincero (en haplotëti kardias). Así en Efesios 6:5. Una vieja y expresiva palabra de haplous (simple, sin dobleces). Véase 2 Corintios 11:3. Temiendo al Señor (phoboumenoi ton Kurion). Más que a los señores según la carne.
23. Y todo lo que hagáis (ho ean poiëte). Véase el mismo giro en 3:17 excepto por ho en lugar de pän hoti. De corazón (ek psuchës). Desde dentro del alma, y no meramente para guardar las apariencias. En Efesios 6:7 Pablo añade met’ eunoias (con buena voluntad) en explicación de ek psuchës. Como para el Señor (hös töi Kuriöi). Incluso cuando es para los hombres. Esta es la más sublime prueba de un servicio digno. ¡Si sólo fuera siempre cierto de todos nosotros!
24. Recibiréis (apolëmpsesthe). Futuro de indicativo en voz media de apolambanö, viejo verbo, recibir de vuelta (apo), recuperar. La recompensa (antapodosin). «La plena recompensa», vieja palabra, aparece en la LXX, pero solamente aquí en el N.T., aunque tenemos antapodoma dos veces (Lc. 14:12; Ro. 11:9). Dada de vuelta (apo) en retorno (anti). A Cristo el Señor servís (to Kuriöi Christöi douleuete). Como sus esclavos, y con dicha por ello. Quizá sea mejor como imperativos, seguid sirviendo.
25. Recibirá en pago la injusticia que haga (komisetai ho ëdikësen). No está claro si ho adikön (el que hace mal) es el amo o el esclavo. En todo caso es cierto de ambos, y de ambos lo interpreta Lightfoot, «recibirá de vuelta el mal que haya hecho». Ésta es la ley general de la vida y de Dios, y es justa y apropiada. No hay acepción de personas (ouk estin prosöpolëmpsia). Sí entre los hombres pero no para con Dios. Para esta palabra, que sigue la estructura hebrea, ver Romanos 2:11, Efesios 6:9 y Santiago 2:1. El versículo que sigue debería haber quedado incluido en este capítulo.
CAPÍTULO 4
1. Lo que es justo y equitativo (to dikaion kai tën isotëta). Pablo cambia de to ison (como to dikaion, adjetivo neutro singular con el artículo para la idea abstracta) al sustantivo abstracto isotës, vieja palabra, en el N.T. sólo aquí y en 2 Corintios 8:13s. Si los patronos siempre lo hicieran así, no habría problemas con los trabajadores. Un Amo en los cielos (Kurion en ouranöi). Un sano recordatorio en el sentido de que Él mantiene la atención puesta sobre la conducta de los amos para con sus empleados.
2. Perseverad (proskartereite). Véanse Marcos 3:9 y Hechos 2:42, 46 para esta interesante palabra proveniente de pros y karteros (fuerte), común en el Koiné. Velando (grëgorountes). Participio presente activo de grëgoreö, presente tardío construido a partir de la rama del perfecto activo egrëgora con la pérdida de e-, y que se encuentra por primera vez en Aristóteles.
3. Al mismo tiempo (hama). Simultáneamente, juntamente, con coincidencia en el tiempo. Para que el Señor nos abra (hina ho theos anoixëi hëmin). Uso común de hina y el subjuntivo (aoristo), el uso subfinal tan común en el N.T. como en el Koiné. Puerta para la palabra (thuran tou logou). Genitivo objetivo, una puerta para la predicación. Es consolador para otros predicadores ver aquí al más grande de ellos pidiendo oraciones para poder volver a ser puesto en libertad para predicar. Emplea esta figura en otros pasajes, una vez de la gran puerta abierta con muchos adversarios en Éfeso (1 Co. 16:9), una vez más una puerta abierta por la cual no pudo entrar, en Tróade (2 Co. 2:12). El misterio de Cristo (to mustërion tou Christou). El genitivo de aposición, el misterio que es Cristo (2:2), y que presenta barriendo delante de él los necios «misterios» de los gnósticos. Por el cual también estoy preso (di’ ho kai dedemai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de deö. Pablo es siempre consciente de esta limitación, de esta cadena. En el fondo es preso por su predicación a los gentiles.
4. Con que debo hablarlo (hös dei me lalësai). Maravillosa como era la predicación de Pablo para sus oyentes, y nos lo parece a nosotros, nunca estuvo satisfecho con ella. ¿Y qué predicador puede estarlo?
5. Para con los de afuera (pros tous exö). Una frase paulina para designar a los que se encontraban fuera de la iglesia (1 Ts. 5:12; 1 Co. 5:12s.). Se precisa de un caminar sabio para ganarlos para Cristo. Redimiendo el tiempo (ton kairon exagorazomenoi). Todos tenemos el mismo tiempo. Pablo acude al mercado abierto y lo compra empleándolo correctamente. Véase la misma metáfora en Efesios 5:16.
6. Sazonada con sal (halati ërtumenos). El mismo verbo artuö (viejo verbo proveniente de airö, equipar, disponer) acerca de la sal en Marcos 9:50 y Lucas 14:34. No se encuentra en ningún otro lugar del N.T. Ni demasiada ni demasiada poca sal. Plutarco emplea la sal con referencia al habla, el ingenio que da sabor al discurso (cf. el ático sal). Nuestra palabra salaz es esta misma, degenerada a la vulgaridad. La gracia y la sal (ingenio, sentido) constituyen una ideal combinación. Cada maestro se sentirá atraído por el deseo de Pablo de «que sepáis cómo debéis responder a cada uno» (eidenai pös dei humas heni ekastöi apokrinesthai). ¿Quién lo sabe?
7. Todo lo que a mí se refiere (ta kat’ eme panta). «Todas las cosas relacionadas conmigo.» El caso acusativo es el objeto de gnörisei. El mismo giro en Hechos 25:14; Filipenses 1:2. Tíquico (Tuchikos). Mencionado también en Efesios 6:21 como el portador de aquella Epístola y con el mismo verbo gnörisei (futuro activo de gnörizö) y con el mismo epíteto descriptivo que aquí (ho agapëtos adelphos kai pistos diakonos en Kuriöi, el amado hermano y fiel ministro en el Señor), excepto que aquí tenemos asimismo kai sundoulos (y consiervo). Abbott sugiere que Pablo añade sundoulos debido a que lo había empleado de Epafras en 1:7. Quizá pistos califique a ambos sustantivos, y denote fiel a Pablo además de a Cristo.
8. He enviado (epempsa). Aoristo epistolar de indicativo en voz activa de pempö como en Efesios 6:22. Para que sepáis (BAS) (hina gnöte). Segundo aoristo (ingresivo) de subjuntivo en voz activa de ginöskö, «para que lleguéis a conocer». Este es el texto correcto, y no gnöi (tercera persona del singular, lección seguida por RVR77, «para que conozca»). De nuestras circunstancias (BAS) (ta peri hëmön). «Las cosas que nos atañen.» Conforte (parakalesëi). Primer aoristo de subjuntivo activo. Esta es la traducción apropiada aquí, y no «exhorte» (p.e., Besson).
9. Con Onésimo (sun Onësimöi). Coportador de la carta con Tíquico, y encomiado a la par con él, aunque era un esclavo fugado. Que es uno de vosotros (hos estin ex humön). No dicho como reproche a Colosas por tener tal hombre, sino como un privilegio para la iglesia en Colosas de dar una apropiada bienvenida a este esclavo convertido que volvía y para que lo trataran como hermano, como Pablo argumenta en su carta a Filemón.
10. Aristarco (Aristarchos). Era de Tesalónica y acompañó a Pablo a Jerusalén con la colecta (Hch. 19:29; 20:4), e inició el viaje a Roma con Pablo (Hch. 27:2; Filemón 24). Desconocemos si estuvo todo el tiempo con Pablo en Roma, pero está con él en este momento. Mi compañero de prisiones (ho sunaichmalötos mou). Uno de los compuestos de Pablo, que se encuentra fuera de aquí sólo en Luciano. Pablo lo emplea de Epafras en Filemón 23, pero no sabemos si se trata de un encarcelamiento voluntario real o si se trata de un encarcelamiento espiritual como sunstratiötes (compañero de milicia) en Filipenses 2:25 y Filemón 2. Abbott argumenta en pro de que se trataba de un encarcelamiento literal, y es posible que algunos de los colaboradores (sun-ergoi) de Pablo compartieran voluntariamente con él, por turnos, su encarcelamiento. Marcos (Markos). Una vez rechazado por Pablo por su deserción de la obra (Hch. 15:36–39), pero ahora cordialmente recomendado por él, por cuanto se había corregido. El primo de Bernabé (ho anepsios Barnabä). En fecha muy posterior este término vino a ser empleado de «sobrino», pero es evidentemente «primo» aquí, y comúnmente así en los papiros. Este parentesco explica el interés de Bernabé en Marcos (Hch. 12:25; 13:5; 15:36–39). Si va a vosotros, recibidle (ean elthëi pros humas desasthe auton). Esta oración condicional de tercera clase (ean y aoristo segundo de subjuntivo activo de erchomai) da el meollo de los mandamientos (entola) ya enviados acerca de Marcos, no sabemos por qué medio. Pero la recomendación de Marcos por parte de Pablo es cordial y sin reservas de ningún tipo, tal como también la da en 2 Timoteo 4:11. El verbo dechomai es el usual para recepción hospitalaria (Mt. 10:14; Jn. 4:45), como prosdechomai (Fil. 2:29) y hupodechomai (Lc. 10:38).
11. Jesús, llamado Justo (Iësous ho legomenos Ioustos). Otra ilustración de lo frecuente que era el nombre Jesús (Josué). El sobrenombre Justo es latino, Justus, respondiendo al griego dikaios y al hebreo Zadok, y era un sobrenombre muy común entre los judíos. Este nombre aparece aplicado a otras dos personas en el N.T. (Hch. 1:23; 18:7). Que son … de la circuncisión (hoi ek peritomës). Ciertamente cristianos judíos, pero no judaizantes como los así designados en Hechos 11:3 (hoi ek peritomës. Cf. Hch. 15:1, 5). Los únicos (houtoi monoi). «De la circuncisión» o judíos, se refiere él. Para mí un consuelo (moi parëgoria). Dativo ético de interés personal. Parëgoria es una vieja palabra (sólo aquí en el N.T.) que proviene de parëgoreö, hacer un discurso, y significa solaz, alivio. Un término clínico. Cosa curiosa, nuestro término «paregórico» proviene de ésta (parëgorikos).
12. Epafras, el cual es uno de vosotros (Epaphras ho ex humön). Véase 1:7 para la primera mención de este hermano, que había traído nuevas a Pablo de Colosas. Siempre esforzándose intensamente por vosotros (pantote agönizomenos huper hëmön). Véase 1:29 de Pablo. Para que estéis firmes (hina stathëte). Cláusula final, primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva (según Alef y B) en lugar de los usuales segundos aoristos subjuntivos activos (stëte) de histëmi (según A, C y D). Completamente asegurados (F. Lacueva) (peplërophorëmenoi), que RVR77 traduce «completos». Participio perfecto pasivo de plërophoreö, un compuesto tardío, para lo cual véanse Lucas 1:1; Romanos 14:5.
13. Y los que están en Hierápolis (kai tön Hieräi Polei). La tercera de las tres ciudades del valle del Lico donde los creyentes no habían visto a Pablo cara a cara (2:1). Estaba en el lado opuesto al valle frente a Laodicea. Es probable que Epafras hubiera evangelizado las tres ciudades, estando las tres en peligro debido a las actividades de los gnósticos.
14. Lucas el médico amado (Loukas ho iatros ho agapëtos). Mencionado asimismo en Filemón 24 y 2 Timoteo 4:11. El autor del Evangelio y de Hechos. Tanto Marcos como Lucas estaban entonces con Pablo, y posiblemente tenían consigo copias de sus respectivos Evangelios. El artículo (aquí repetido) puede dar el sentido de «mi médico amado». Parece cierto que Lucas se encargaba de la salud de Pablo y que Pablo lo tenía en gran estima. Pablo era un héroe para Lucas, pero era una estimación correspondida. Es hermoso ver al predicador y al médico como grandes amigos en la comunidad. Demas (Dëmas). Sólo su nombre aquí (una contracción de Demetrio), pero es mencionado en 2 Timoteo 4:10 como uno que abandonó a Pablo.
15. Ninfas (Numphan). Es un nombre masculino si autou (su) es genuino (D, E, K, L) después de kat’ oikon, pero Numpha (femenino) si la verdadera lectura es autës (de ella, B, 67). Alef, A, C y P leen autön (de ellos), quizá incluyendo a los adelphous (hermanos), situando así esta iglesia (ekklësia) en Laodicea. No fue hasta el siglo tercero que se emplearon edificios ex profeso para el culto eclesial. Véase Romanos 16:5 para Priscila y Aquila. No es posible decir si aquí «su casa» es «de él» o «de ella».
16. Cuando esta carta haya sido leída entre vosotros (hotan anagnösthëi par’ humin hë epistolë). Cláusula temporal indefinida con hotan (hote an) y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de anaginöskö. Esta epístola fue leída en público delante de toda la iglesia (Ap. 1:3). Haced que (poiësate hina). Aparece el mismo giro en Juan 11:37; Apocalipsis 13:15. El griego antiguo prefería hopös para este giro. Véase 1 Tesalonicenses 5:27 para la orden de leer en público la Epístola. Que … la leáis también vosotros (kai humeis anagnöte). Segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de anaginöskö, leer. Y … la de Laodicea (kai tën ek Laodikias). El sentido más probable es que la Epístola conocida como A los Efesios fuera una carta circular a varias iglesias en la provincia de Asia, yendo una copia a Laodicea para que fuera pasada a Colosas, y que la carta a los Colosenses debiera ser enviada a su vez a Laodicea. Esto se efectuaba generalmente haciendo una copia adicional y guardando el original. Véase Efesios 1:1 para una consideración adicional de esta cuestión.
17. Considera (blepe). Mantén la mirada sobre. Que recibiste en el Señor (parelabes en Kuriöi). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de paralambanö, el verbo empleado por Pablo acerca de su recepción del mensaje del Señor (1 Co. 15:3). Es evidente que Arquipo tenía un llamamiento «en el Señor», como debería tenerlo todo predicador. Para que lo cumplas (hina autën plërois). Presente de subjuntivo en voz activa de plëroö, «que persistas en manteniéndolo cumplido». Es la obra de una vida.
18. De mi propia mano, de Pablo (tëi emëi cheiri Paulou). Con mayor precisión, «con la mano de mí Pablo». El genitivo Paulou se encuentra en aposición con la idea en el pronombre posesivo emëi, que está en caso instrumental concordando con cheiri. Asimismo 2 Tesalonicenses 3:17 y 1 Corintios 16:21. Mis prisiones (mou tön desmön). Caso genitivo con mnemoneuete (recordad). La cadena (en halusei, Ef. 6:20) vuelve a sonar al tomar Pablo la pluma para firmar la salutación. Él, desde luego, no podía olvidarla.

1 TESALONICENSES

1 TESALONICENSES

1. Pablo, Silvano y Timoteo (Paulos kai Silouanos kai Timotheos). Nominativo absoluto, como es usual en cartas. Pablo se asocia a Silvano (el Silas de Hechos, escrito Silbanos en D y papiros), judío y ciudadano romano, y a Timoteo, hijo de madre judía y de padre griego, uno de los convertidos de Pablo en Listra en su primera gira. Los dos habían estado con Pablo en Tesalónica, aunque Timoteo no es mencionado por Lucas en Hechos como estando en Macedonia hasta Berea (Hch. 17:14ss.). Timoteo se había reunido con Pablo en Atenas (1 Ts. 3:1 ss.), había sido enviado de vuelta a Tesalónica, y con Silas se había reunido con Pablo en Corinto (1 Ts. 3:5; Hch. 18:5; 2 Co. 1:19). Silas es el de más edad, y es mencionado por ello antes que Timoteo, pero no es autor de esta Epístola como tampoco es Sóstenes coautor de 1 Corintios o Timoteo coautor de 2 Corintios, aunque Pablo puede en ocasiones tenerlos en mente cuando emplea el pronombre «nosotros» en la Epístola. Pablo no se designa aquí como «apóstol» como en Epístolas posteriores, quizá porque su posición no había sido tan vigorosamente atacada como lo fue más tarde. Ellicott ve en la ausencia de la palabra, aquí, una señal de las relaciones afectuosas que existen entre Pablo y los tesalonicenses. A la iglesia de los tesalonicenses (tëi ekklësiäi Thessalonikeön). El caso dativo al dirigirse a alguien. Nótese la ausencia del artículo con Thessalonikeön, lo que se debe a que es un nombre propio y por ello mismo ya determinado sin él. Este es el uso común de ekklësia para un cuerpo local (iglesia). Esta palabra significaba originalmente «asamblea», como en Hechos 19:39, pero vino a significar una organización para la adoración, fuera que estuviera reunida o no (cf. Hch. 8:3). El único sobrescrito en los más antiguos manuscritos griegos (Aleph, B y A) es Pros Thessalonikeis A (A los tesalonicenses primera). Pero probablemente Pablo no redactó ningún sobrescrito, y desde luego no iba a escribir A en ella antes que hubiera escrito 2 Tesalonicenses (B). Su firma al final era la prueba de genuinidad (2 Ts. 3:17) contra todas las falsas pretensiones (2 Ts. 2:2). Desafortunadamente, el frágil papiro sobre el que escribía era fácilmente perecedero fuera de los montículos de arena y tumbas de Egipto, o de las ruinas cubiertas de lava de Herculano. ¡Qué tesoro tendríamos en este autógrafo! En Dios Padre y en el Señor Jesucristo (en theöi patri kai kuriöi Iësou Christöi). Esta iglesia está basada en (en, en el caso locativo) y existe en la esfera y poder de Dios Padre y el Señor Jesucristo. No hay artículo en griego, porque tanto theöi patri y kuriöi Iësou Christöi son tratados como nombres propios. En el mismo principio de esta primera Epístola de Pablo nos encontramos con su Cristología. En el acto emplea el título pleno, «Señor Jesucristo», con todo el contenido teológico de cada palabra. El nombre «Jesús» (Salvador, Mt. 1:21) lo conocía, como el «Jesús de la historia», el nombre personal del Hombre de Galilea, a quien había perseguido en un tiempo (Hch. 9:5), pero a quien en el acto, tras su conversión, proclamó como «el Mesías» (ho Christos, Hch. 9:22). Esta posición Pablo jamás la cambió. En el gran sermón de Antioquía en Pisidia, que Lucas nos ha preservado (Hch. 13:23), Pablo demostró que Dios cumplió su promesa a Israel al suscitar a «Jesús por Salvador» (sötëra Iësoun). Ahora Pablo sigue la costumbre cristiana añadiendo Christos (adjetivo verbal de chriö, ungir) como nombre propio de Jesús (Jesucristo), como posteriormente empleará frecuentemente «Cristo Jesús» (Col. 1:1). Y se atreve también a aplicar kurios (Señor) a «Jesucristo», la palabra apropiada por Claudio (Dominus, Kurios) y por otros emperadores en el culto al emperador, y también común en la LXX para designar a Dios, como en Salmos 32:1ss. (citado por Pablo en Ro. 4:8). Pablo emplea kurios para designar a Dios (1 Co. 3:5) o al Señor Jesucristo, como aquí. De hecho, lo aplica con más frecuencia a Cristo cuando no cita el Antiguo Testamento, como en Romanos 4:8. Y aquí pone al «Señor Jesucristo» en la misma categoría y sobre el mismo plano que a «Dios Padre». Habrá crecimiento en la Cristología de Pablo, y nunca alcanzará a todo el conocimiento de Cristo que anhela (Fil. 3:10–12), pero es evidente que aquí en su primera Epístola no hay para Pablo nada de un «Cristo reducido». Aceptó a Jesús como «Señor» cuando se rindió a Él en el camino de Damasco: «Y le dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo …» (Hch. 22:10). Es imposible comprender a Pablo sin ver claramente este testimonio de principio a fin acerca del Señor Jesucristo. Pablo no consiguió esta perspectiva de Jesús de conceptos coetáneos de los cultos de Mitra ni de Isis ni de ninguna otra fe ajena. El Cristo Resucitado vino a ser para Pablo, en el acto, el Señor de su vida. Gracia y paz sean a vosotros (charis humin kai eirënë). Estas palabras, comunes en las Epístolas de Pablo, transmiten «el cuño de la experiencia de Pablo» (Milligan). No se trata de saludos rutinarios, sino de las antiguas palabras «profundizadas y espiritualizadas» (Frame). El infinitivo (chairein), tan común en las cartas en papiros y también presente en el N.T. (Hch. 15:23; 23:26; Stg. 1:1) da lugar aquí a charis, una de las grandes palabras del N.T. (cf. Jn. 1:16ss.), y particularmente de las Epístolas de Pablo. Quizá ninguna otra palabra sea portadora de más significado para los mensajes de Pablo que esta palabra charis (de chairö, regocijarse), de la que se deriva charizomai. Paz (eirënë) es más que el usual shalöm hebreo tan común en las salutaciones. Uno recuerda la «paz» que Cristo nos deja (Jn. 14:27) y la paz de Dios que excede a todo entendimiento (Fil. 4:7). Esta introducción es breve, pero rica y llena de gracia, y sitúa en el acto el tono de la carta en un plano muy elevado.
2. Damos … gracias (eucharistoumen). Verbo denominativo tardío eucharisteö, de eucharistos (agradecido), y ello de eu, bueno, y charizomai, mostrarse uno bondadoso. Véase charis en el versículo 1. «El plural implica que los tres misioneros oraban juntos» (Moffatt). Siempre (pantote). Una palabra tardía, rara en la LXX. Así con eucharisteö en 2 Tesalonicenses 1:3; 2:13; 1 Corintios 1:4; Efesios 5:20; Filipenses 1:3. Moffatt lo toma como significando «siempre que Pablo estaba en sus oraciones». «Naturalmente, no siempre hacía oraciones audibles, pero estaba siempre en espíritu de oración, una constante actitud» (Milligan), «en sintonía con el Infinito». Por todos vosotros (peri pantön humön). Pablo «los abarcaba (peri, alrededor) a todos ellos», incluyendo a cada uno de ellos y a la iglesia como a un todo. La distancia da encanto a la memoria de ligeras rémoras. Pablo tiene predilección por esta frase «todos vosotros», particularmente en Filipenses (1:3, 7). Haciendo memoria (mneian poioumenoi). Pablo emplea este mismo giro en Romanos 1:9; Efesios 1:16; Filemón 4. Milligan cita un ejemplo en un papiro de mneian poioumenoi en oración (B.Y.U. 652, 5). ¿Acaso tenía Pablo una lista de los discípulos de Tesalónica que repasaba en oración con Silas y Timoteo? En, aquí, es epi = «en el tiempo de nuestras oraciones». «Cada vez que están dedicados a sus oraciones, los escritores mencionan los nombres de los convertidos» (Frame).
3. Acordándonos (mnëmoneuontes). Participio presente, voz activa, del antiguo verbo derivado del adjetivo mnëmön (atento), y así traer a la mente, estar atento a, empleado bien con el acusativo, como en 1 Tesalonicenses 2:9, bien con el genitivo, como aquí. Sin cesar (adialeiptös). Adverbio compuesto doble del Koiné (Polibio, Diodoro, Estrapón, papiros) derivado del adjetivo verbal a-dia-leiptos (a, privativo, y dia-leiptö, dejar de lado). En el N.T. sólo en Pablo, y siempre relacionado con la oración. Milligan prefiere relacionar este adverbio (de posición ambigua) con el participio anterior poioumenoi, en lugar de con mnëmoneuontes como correctamente lo hacen la Versión Revisada inglesa y Westcott y Hort. De la obra de vuestra fe (humön tou ergou tës pisteös). Nótese el artículo tanto con ergou como con pisteös (correlación del artículo, los dos sustantivos abstractos). Ergou está en genitivo, y es el objeto de mnëmoneuontes, como es común con los verbos de emoción (Robertson, Grammar, pags. 508ss.), aunque el acusativo kopon aparece en 1 Tesalonicenses 2:9 en base al idioma griego común que admite ambos casos. Ergou es el término general denotando trabajo o negocio, empleo, tarea. Nótense dos genitivos con ergou. Humön es el genitivo posesivo usual, vuestra obra, mientras que tës pisteös es el genitivo descriptivo, marcada por, caracterizada por, la fe, «la actividad inspirada por la fe» (Frame). Es interesante señalar esta acusada conjunción de estas dos palabras de Pablo. Somos justificados por la fe, pero la fe produce obras (Ro. 6–8), tal como enseñó el Bautista y enseñó Jesús, y Santiago enseña en Santiago 2. Del trabajo de vuestro amor (tou kopou tës agapës). Nótese el artículo con ambos sustantivos. Una vez más aquí tenemos que tou kopou es genitivo y es el objeto de mnëmoneuontes, en tanto que tës agapës es el genitivo descriptivo que caracteriza el «trabajo» o «afán más exactamente. Kopos es de koptö, cortar, batir, amasar el pan, fatigarse en un duro trabajo. En Apocalipsis 14:13 se establece la distinción entre kopou (trabajo fatigoso) del que reposan los santos, y erga (obras, actividades) que les siguen al cielo. Así, aquí se trata de la actividad suscitada por el amor, aceptando la fatiga con buena disposición. Agapë es una de las grandes palabras del N.T. (Milligan) y no se ha encontrado ningún ejemplo claro en los papiros antiguos ni en las inscripciones. Aparece en la LXX en su sentido más elevado, así como con asociaciones sensuales. La Epístola de Aristeas describe el amor (agapë) como un don de Dios, y Filón emplea agapë para describir el amor a Dios. «Cuando el cristianismo comenzó por primera vez a pensar y a hablar en griego, adoptó agapë y los términos relacionados con esta palabra con mayor libertad, invistiéndolos del nuevo brillo con el que nos familiarizan los escritos del N.T., un contenido que es invariablemente religioso» (Moffatt, Love in the New Testament, pág. 40). El N.T. nunca emplea la palabra erös (deseo). Constancia en la esperanza (tës hupomonës tës elpidos). Nótense otra vez los dos artículos y el genitivo descriptivo tës elipidos. Es la constancia, o paciencia, marcada por la esperanza, «la constancia inspirada por la esperanza» (Frame), sí, y sustentada por la esperanza a pesar de retardos y frustraciones. «Hupomonë es una antigua palabra (hupö, menö, permanecer bajo), pero, al igual que agapë, ha llegado a quedar estrechamente asociada con una virtud distintivamente cristiana» (Milligan). El mismo orden que aquí (ergou, kopos, hupomonë) aparece también en Apocalipsis 2:2, y Lightfoot lo considera «una escala ascendente como pruebas prácticas de sacrificio abnegado». La iglesia en Tesalónica no era antigua, pero ya habían sido llamados a ejercitar la gracia santificadora de la esperanza (Denney). En nuestro Señor Jesucristo (tou kuriou hëmön Iësou Christou). Aquí aparece el genitivo objetivo con elpidos (esperanza), y por ello mismo se traduce «en» (Robertson, Grammar, págs. 499ss.). Jesús es el objeto de esta esperanza, la esperanza de su segunda venida que sigue en pie para nosotros. Nótese «Señor Jesucristo», como en el versículo 1. Delante del Dios y Padre nuestro (emprosthen tou theou kai patros hëmön). El único artículo con ambos sustantivos, precisamente como en Gálatas 1:4, no «delante de Dios y nuestro Padre», yendo tanto el artículo como el genitivo posesivo con ambos sustantivos, como en 2 Pedro 1:1, 11; Tito 2:13 (Robertson, Grammar, págs. 785ss.). Esta frase está probablemente conectada con elpidos. Emprosthen, en el N.T., se emplea solamente de lugar, pero en los papiros se usa de modo común de tiempo. Aquí la imagen es la del día de juicio, cuando todos comparecerán delante de Dios.
4. Sabiendo (eidotes). Participio perfecto segundo, voz activa, de oida (eidon), el denominado participio causal = por cuanto conocemos, el tercer participio con el verbo principal eucharistoumen, siendo que el griego tiene predilección por el participio circunstancial y con ello por el alargamiento de las oraciones (Robertson, Grammar, pág. 1.128). Amados de Dios (ëgapëmenoi hupo [tou] theou). Participio perfecto pasivo de agapaö, el verbo tan común en el N.T. para esta especie de amor. Pablo no se contenta aquí con el empleo de adelphoi (frecuente en esta epístola, como en 2:1, 14, 17; 3:7; 4:1, 10), pero esta afectuosa frase no aparece en esta forma en ningún otro lugar del N.T. (cf. Jud. 1), aunque sí aparece en Sab. de Sir. 45:1 y en la Piedra de Rosetta. Pero en 2 Tesalonicenses 2:13 cita «amados del Señor» de Deuteronomio 33:12. El empleo de adelphoi para designar a miembros de la misma hermandad puede derivarse de la costumbre judía (Hch. 2:29, 37) y del hábito de Jesús (Mt. 12:48), y está ampliamente ilustrado en los papiros con respecto a clubs de pompas fúnebres y otros órdenes y gremios (Moulton y Milligan, Vocabulary). Vuestra elección (tën eklogën humön). Esto es, la elección de vosotros por Dios. Es un antiguo término derivado de eklegomai, empleado por Jesús de su elección de los doce discípulos (Jn. 15:16) y por Pablo de la elección eterna de Dios (Ef. 1:4). La palabra eklogë no aparece en la LXX, y sólo siete veces en el N.T., y se emplea en cada caso de la elección de hombres por parte de Dios (Hch. 9:15; 1 Ts. 1:4; Ro. 9:11; 11:5, 7, 5–8; 2 P. 1:10). La divina eklogë se manifestaba en las cualidades cristianas del versículo 3 (Moffatt).
5. Pues (hoti). No hay certidumbre de si hoti significa aquí «debido a que» (quia) como en 2 Tesalonicenses 3:7; 1 Corintios 2:14; Romanos 8:27, o si se trata del declarativo hoti, «como que», sabiendo las circunstancias de vuestra elección (Lightfoot), o explicativo, como en Hechos 16:3; 1 Tesalonicenses 2:1; 1 Corintios 16:15; 2 Corintios 12:3ss.; Romanos 13:11. Nuestro evangelio (to euaggelion hëmön). El evangelio (ver sobre Mt. 4:23; Mr. 1:1, 15 para euaggelion) que predicamos, frase de Pablo también en 2 Tesalonicenses 2:14; 2 Corintios 4:3; Romanos 2:16; 16:25; 2 Timoteo 2:8. Pablo tenía un mensaje claro y definido de la gracia que predicaba en todas partes, y también lo predicó en Tesalónica. Este mensaje debe ser interpretado a la luz de los propios sermones de Pablo en Hechos y las Epístolas, no leyendo en ellos a través de las posteriores perversiones de los gnósticos y sacramentarios. Esta misma palabra fue posteriormente aplicada a libros acerca de Jesús, pero Pablo no emplea en este sentido este término, ni aquí ni en ningún otro pasaje. En su origen, el evangelio de Pablo proviene de Dios (1 Ts. 2:2, 8, 9), en su sustancia es de Cristo (3:2; 2 Ts. 1:8), y Pablo es sólo su heraldo (1 Ts. 2:4, 9; 2 Ts. 2:14), como señala Milligan. Pablo y sus asociados han sido encargados de este evangelio (1 Ts. 2:4) y de su predicación (Gá. 2:2). En otros pasajes Pablo lo llama el evangelio de Dios (2 Co. 11:7; Ro. 1:1; 15:16) o de Cristo (1 Co. 9:12; 9:13; 10:14; Gá. 1:7; Ro. 15:19; Fil. 1:27). En ambos casos se trata del genitivo subjuntivo. Llegó a vosotros (egenëthë eis humäs). Primer aoristo pasivo de indicativo de ginomai en prácticamente el mismo sentido que egeneto (segundo aoristo de indicativo en voz media como en general en griego tardío). Así también eis humäs, como el Koiné, es poco más que el dativo humin (Robertson, Grammar, pág. 594). No … solamente …, sino también (ouk—monon, alla kai). Un acusado contraste, negativa y positivamente. El contraste entre logos (palabra) y dunamis (poder) se presenta también en 1 Corintios 2:4; 4:20. Pablo no se refiere a milagros con el término dunamis. En el Espíritu Santo y en plena certidumbre (en pneumati hagiöi kai plërophoriäi pollëi). La preposición en repetida con logöi y dunamei, pero una vez sólo aquí, uniendo así estrechamente Espíritu Santo con plena certidumbre. No hay artículo con ninguna de ambas palabras. La palabra plërophoriäi no se encuentra en el antiguo griego ni en la LXX. Aparece sólo una vez en Clemente de Roma, y en un ejemplo en un papiro roto. Para la palabra plërophoreö véase Lucas 1:1. El sustantivo en el N.T. sólo aparece aquí y en Colosenses 2:2; Hebreos 6:11; 10:22. Significa la plena confianza que proviene del Espíritu Santo. Como bien sabéis (kathös oidate). Pablo apela a los mismos tesalonicenses como testigos del carácter de su predicación y vida entre ellos. Qué clase de personas fuimos entre vosotros (hoioi egenëthëmen humin). Literalmente: Qué clase de hombres vinimos a ser para vosotros. Relativo cualitativo hoioi y dativo humin y primer aoristo de indicativo en voz pasiva egenëthëmen (no ëmetha, fuimos). Un comentario epexegético con por amor a vosotros (di’ humäs) adicional. Era todo en interés de ellos y para su bien, aunque pareciera en otro sentido en aquel momento.
6. Imitadores de nosotros y del Señor (mimëtai hëmön kai tou kuriou). Mimëtës (-tës expresa el agente) viene de mimeomai, imitar, y ello de mimos (mímica, arte de imitar, actuar imitando). Es una antigua palabra, más que «seguidores», y aparece en el N.T. sólo seis veces (1 Ts. 1:6; 2:14; 1 Co. 4:16; 11:1; Ef. 5:1; He. 6:12). Una vez más Pablo emplea ginomai, devenir, no eimi, ser. Es una osadía esperar que la gente «imite» al predicador, pero Pablo añade «y del Señor», porque sólo esperaba o deseaba que le imitasen en tanto que él imitara al Señor Jesús, como lo dice explícitamente en 1 Corintios 11:1. El peligro de ello surge cuando la gente imita tan rápida y fácilmente al predicador cuando él no imita al Señor. El hecho de la «elección» de los tesalonicenses se mostró por el carácter del mensaje que les había sido dado y por la sincera aceptación que ellos habían dado (Lightfoot). Recibiendo la palabra (dexamenoi ton logon). Participio aoristo primero en voz media de dechomai, probablemente de acción simultánea (recibiendo) y no antecedente (habiendo recibido) como aparece en algunas versiones. En medio de gran tribulación (en thlipsei pollëi). Palabra tardía, presión. Tribulación (latín tribulum), de thlibö, apremiar intensamente, aplicar una fuerte presión. El cristianismo ha glorificado esta palabra. Aparece en algunas cartas cristianas en papiros en este mismo sentido. Se encuentra por todo el N.T. (2 Ts. 1:4; Ro. 5:3). Pablo había tenido su parte de ellas (Col. 1:24; 2 Co. 2:4) y por ello sabe cómo simpatizar con los tesalonicenses (1 Ts. 3:3ss.). Ellos sufrieron después que Pablo abandonara Tesalónica (1 Ts. 2:14). Con gozo del Espíritu Santo (meta charas pneumatos hagiou). El Espíritu Santo da el gozo en medio de las tribulaciones, tal como lo aprendió Pablo (Ro. 5:3). «Esta paradoja de la experiencia» (Moffatt) resplandece a lo largo del camino de los mártires y santos de Cristo.
7. De tal manera que habéis llegado a ser (höste genesthai humäs). Resultado definitivo expresado por höste y el infinitivo genesthai (segundo aoristo en voz media de ginomai) como es común en el Koiné. Un modelo (tupon). Así B, D, pero Aleph, A, C tienen tupous, en plural. El singular contempla a la iglesia como un todo, el plural a los individuos, como humäs. Tupos es una antigua palabra derivada de tuptö, golpear, y así la marca de un golpe, «señal» en Juan 20:25. Luego la figura dejada por el golpe, imagen como en Hechos 7:43. Luego el molde o forma (Ro. 6:17; Hch. 23:25). Entonces un ejemplo o patrón, como en Hechos 7:44, para ser imitado, como aquí, Filipenses 3:17, etc. Era una gran alabanza que la iglesia en Tesalónica fuera ya un modelo para los creyentes en Macedonia y en Acaya. Nuestra palabra tipo para impresores es esta misma palabra en uno de sus significados. Nótese el artículo separado con Macedonia (tëi Makedoniäi) y Acaya (tëi Achaiäi), tratados como provincias separadas, como en verdad lo eran.
8. Partiendo de vosotros ha sido divulgada (aph’ humön exëchëtai). Perfecto de indicativo, voz pasiva, de exëcheö, un verbo compuesto tardío (ex, ëchos, ëcho, ëchë, nuestra palabra eco), el son de una trompeta o de un trueno, reverberar como nuestro eco. No aparece en ningún otro lugar del N.T. Así, «partiendo de vosotros», como una caja de resonancia o una emisora de radio (para emplear una figura moderna). Marca intensamente «la naturaleza tanto clara como persuasiva del logos tou Kuriou» (Ellicott). Esta frase, la palabra del Señor, puede ser subjetiva, con el Señor como su autor, u objetiva, con el Señor como el objeto. Es ambas cosas. Es una gráfica imagen con un perdonable toque hiperbólico (Moffatt) porque Tesalónica era un gran centro comercial y político para la diseminación de las nuevas de la salvación (sobre la Vía Ignaciana). Sino que también en todo lugar (all’ en panti topöi). En contraste con Macedonia y Acaya. La oración naturalmente se detendría aquí, pero Pablo está dictando rápida e intensamente y prosigue. Vuestra fe para con Dios (hë pistis humön hë pros ton theon). Literalmente, la fe de vosotros aquella hacia el Dios. La repetición del artículo pone en claro que la fe de ellos se dirige ahora hacia el verdadero Dios y no hacia los ídolos de los que se habían apartado (versículo 10). Se ha extendido (exelëluthen). Segundo perfecto de indicativo, voz activa, del antiguo verbo exerchomai, salir, estado de consumación como exëchëtai más arriba. De modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada (höste më chreian echein hëmäs lalein ti). Höste con el infinitivo para resultados reales, como en el versículo 7. No hay ninguna distinción vital entre lalein (originalmente parlotear, como de pájaros) y legein, ambos términos usados en el Koiné para hablar y predicar (en el N.T.).
9. Ellos mismos (autoi). Los hombres de Macedonia, voluntariamente. Cuentan (apaggellousin). Presente lineal de indicativo, voz activa, siguen contando. La manera en que nos recibisteis (hopoian eisodon eschomen). Más literalmente: «Cuál entrada tuvimos». Cuál entrada, qué clase de entrada, relativo cualitativo en una pregunta indirecta. «Tuvimos» (eschomen). Segundo aoristo activo (ingresivo) de indicativo del verbo común echö. Y cómo (kai pös). Aquí el adverbio interrogativo pös en esta parte de la pregunta indirecta. Esta parte acerca de «ellos» (vosotros) como la primera parte acerca de Pablo. El verbo epistrephö es un antiguo término denotando volver, y es común en Hechos de los gentiles volviéndose a Dios, como aquí volviéndose de los ídolos, aunque no lo vuelve a emplear Pablo en este mismo sentido. En Gálatas 4:9 Pablo lo emplea de volver a los débiles y pobres rudimentos del judaísmo. Abandonando los ídolos (apo tön eidolön). Antigua palabra de eidos (figura) denotando imágenes o semejanzas y luego de la imagen de un dios pagano (nuestro término ídolo). Común en la LXX en este sentido. En Hechos 14:15 Pablo en Listra apremió a la gente a que os convirtáis al Dios vivo (apo toutön tön mataiön epistrephein epi theon zönta), empleando el mismo verbo epistrephein. También aquí Pablo tiene una idea semejante, servir al Dios vivo y verdadero (douleuein theöi zönti kai alëthinöi). No hay artículo, cierto, pero debe ser traducido como lo hace la RVR77, «el Dios vivo y verdadero» (cf. Hch. 14:15). No «muerto», como los ídolos de los que se habían apartado, sino vivo y genuino (alëthinos, no alëthës).
10. Esperar de los cielos a su Hijo (anamenein ton huion autou ek tön ouranön). Presente de infinitivo, como douleuein, y por tanto lineal, mantenerse en la espera. La esperanza de la segunda venida de Cristo era real y poderosa para Pablo, como debería serlo para nosotros. Era un tema abusado entonces como ahora, como Pablo nos tendrá que mostrar en esta misma carta. Alude a esta esperanza al final de cada capítulo en esta epístola. Al cual resucitó de los muertos (hon ëgeiren ek [ton] nekrön). Pablo se gloriaba en el hecho de la resurrección de Jesús de entre los muertos, hecho del que él era un testigo personal. Este hecho es la piedra angular de toda su teología, y aparece en este primer capítulo. A Jesús, quien nos libra de la ira venidera (Iësoun ton ruomenon hëmäs ek tës orgës tës erchomenës). Es el Jesucristo histórico, crucificado, resucitado y ascendido, el Hijo de Dios, el que nos libra de la ira que ha de venir. Él es nuestro Salvador (Mt. 1:21), fiel a su nombre de Jesús. Él es nuestro Rescatador (Ro. 11:26, ho ruomenos, de Is. 59:20). Es lenguaje escatológico, la ira venidera de Dios sobre el pecado (1 Ts. 2:16; Ro. 3:5; 5:9; 9:22; 13:5). Fue la alusión de Pablo al día del juicio con Jesús como Juez, a quien Dios había levantado de entre los muertos, lo que llevó a los atenienses a burlarse de él y a dejarlo (Hch. 17:31ss.). Pero Pablo no cambió sus creencias ni su predicación debido a la conducta de los atenienses. Está cierto de que un día la ira de Dios castigará el pecado. Y es cierto que ésta es una lección necesaria para nuestros días. Se estaba avecinando entonces y se está avecinando ahora.
1. Porque vosotros mismos sabéis (autoi gar oidate). Este gar explicativo amplía desde los versículos 1 a 12 la alusión en 1:9 acerca de lo que se contaba respecto a la entrada (eisodon, entrada, eis, hodon), a vosotros (tën pros humäs). Nótese la repetición del artículo para acentuar este punto. Este acusativo proléptico es bien común. Queda expandido por el uso epexegético de la cláusula hoti, que no ha resultado vana (cf. Lacueva) (hoti ou kenë gegonen). Literalmente, que no ha venido a ser vacía. La traducción así sería: «Porque vosotros mismos sabéis de nuestra entrada a vosotros, que no fue vana». Gegonen es el perfecto segundo en voz activa de ginomai. Cada pastor observa anhelantemente para ver cuál será el resultado de su trabajo. Bengel dice: Non inanis, sed plena virtutis. Cf. 1:5. Kenos es hueco, vacío, mientras que mataios es infructífero, ineficaz. En 1 Corintios 15:14, 17 Pablo habla de kenon to kërugma (vacía la predicación) y mataia hë pistis (vana la fe). Lo uno lleva fácilmente a lo otro.
2. Pues habiendo antes padecido (alla propathontes). En realidad se trata de un intenso adversativo alla, antítesis de kenë: «Sino que, habiendo padecido antes» (V.M.). Una apelación a sus experiencias personales en Tesalónica, ya conocidas por ellos (como sabéis, kathös oidate). Participio aoristo segundo, voz activa, de propaschö, un antiguo verbo compuesto, pero sólo aquí en el N.T. El sentido de pro- (delante) es llevada al siguiente verbo. El participio puede ser considerado como temporal (Ellicott) o concesivo (Moffatt). Y sido ultrajados en Filipos (kai hubristhentes en Philippois). Participio aoristo primero pasivo de hubrizö, un verbo antiguo, tratar insolentemente. «Más que el sufrimiento físico era la indignidad personal que le había sido inferida siendo como era ciudadano romano» (Milligan), para el relato de lo cual véase Hechos 16:16–40, un interesante ejemplo de cómo Hechos y las Epístolas se arrojan luz mutuamente. Lucas cuenta cómo Pablo se resintió del tratamiento que le dieron como ciudadano romano, y aquí Pablo nos muestra que aquella memoria continuaba doliéndole. Tuvimos denuedo en nuestro Dios (eparrësiasametha en töi theöi hëmön). Primer aoristo ingresivo en voz media de parrësiazomai, antiguo verbo deponente de parrësia (una historia completa, pan-, rësia). En su réplica a Festo (Hch. 26:26) Pablo emplea parrësiazomenos lalö, siendo claro yo hablo, mientras que aquí tiene tuvimos denuedo para hablar (lit.) (eparrësiasametha lalësai). El insulto en Filipos no cerró la boca de Pablo, pero tuvo precisamente el efecto opuesto «en nuestro Dios». No se trataba de ningún fanatismo desorbitado, sino de un valor y confianza decididos en Dios que incitó a Pablo a un mayor denuedo en Tesalónica, «para anunciaros» (lalësai pros humas), sean cuales sean las consecuencias, el evangelio de Dios en medio de gran oposición (to euaggelion tou theou en polloi agöni). Esta figura de los juegos atléticos (agön) puede hacer referencia a un conflicto externo como Filipenses 1:20 o a la ansiedad interna (Col. 2:1). En Tesalónica se había encontrado con ambas cosas.
3. Exhortación (paraklësis). Discurso persuasivo, llamamiento a alguien al lado de uno, para amonestación, aliento o consolación. No procedió de error (ouk ek planës). Esta palabra es la misma que planaö, llevar errante (2 Ti. 3:13) como el latín errare. Aquí se trata de la idea pasiva del error y no de la del engaño. Ello se ve en ni por engaño (oude en dolöi), de delö, atrapar con anzuelo. Pablo tiene una gran sensibilidad acerca de acusaciones en contra de la corrección de su mensaje y de la pureza de su vida. Ni de impureza (oude ex akatharsias). «Esta negación, por sorprendente que parezca, no era innecesaria en medio de las impurezas consagradas por las religiones de aquella época» (Lightfoot). No había en la mente popular una relación necesaria entre la religión y la moralidad. Las iniciaciones extáticas de algunas de las religiones populares eran burdamente sensuales.
4. Sino que según fuimos aprobados por Dios (alla kathös dedokimasmetha hupo tou theou). Perfecto de indicativo en voz pasiva de dokimazö, antiguo verbo, poner a prueba, pero aquí el tiempo para estado consumado significa probado, y por ello mismo aprobado por Dios. Pablo afirma aquí haber sido llamado por Dios para este ministerio, y reivindica el sello de la bendición de Dios sobre su obra y también para la de Silas y Timoteo. Para que se nos confiase el evangelio (pisteuthënai to euaggelion). Primer aoristo de infinitivo pasivo de pisteuö, verbo común para creer, de pistis (fe), pero aquí confiar a, no confiar en. El acusativo de la cosa es retenido en la voz pasiva en seguimiento de la forma regular griega, como en 1 Corintios 9:17; Gálatas 2:7; Romanos 3:2; 1 Timoteo 1:11; Tito 1:3, aunque el activo tuviera el dativo de la persona. Así hablamos (houtös laloumen). Una sencilla pero confiada reivindicación de lealtad al llamamiento y al mensaje de Dios. Ésta, desde luego, debería ser la ambición de cada predicador del evangelio de Dios. No como para agradar a los hombres (ouch hös anthröpois areskontes). Caso dativo con areskö como en Gálatas 1:10. Pocas tentaciones asaltan más intensamente al predicador que la de complacer a los hombres, incluso si Dios no se agrada, aunque con la fugaz esperanza de que después de todo Dios lo admitirá o pasará por alto. Nada sino la experiencia convencerá a algunos predicadores de cuán cambiante es el favor popular, y cuán a menudo es al precio de dejar de complacer a Dios. Y sin embargo el predicador quiere ganar almas para Cristo. Es tan sutil como engañoso. Dios pone a prueba nuestros corazones (el mismo verbo dokimazö empleado al comienzo de este versículo) y Él es el único cuya aprobación cuenta al final del día (1 Co. 4:5).
5. Usamos de palabras lisonjeras (en logöi kolakeias). Literalmente, en habla de lisonja o adulación. Antigua palabra, sólo aquí en el N.T., de kolaks, un adulador. Un epicúreo, Filodemo, escribió una obra, Peri Kolakeias (Acerca de la Adulación). Milligan (Vocabulary, etc.) habla de «la conducta egoísta de demasiados de los retóricos de la época», conducta que era extremadamente repugnante para Pablo. La tercera vez (vv. 1, 2, 5) apela al conocimiento que ellos tenían de su obra en Tesalónica. Frame sugiere «marrullería». Ni de pretexto para lucrarnos (oute prophasei pleonexias). Pretexto (prophasis, de prophainö, exhibir, o quizá de pro-phëmi, proclamar). Esta es la acusación de interés propio más que el mero deseo de agradar a la gente. Pretexto para la codicia es la traducción de Frame. Pleonexia es meramente «teniendo más», de pleonektës, uno ansioso por más, y pleonekteö, tener más, luego extenderse excesivamente, todas ellas palabras antiguas, y todas ellas con mal sentido como resultado del deseo por más. En un predicador este pecado es especialmente fatal. Pablo siente tan intensamente su inocencia de esta acusación que llama a Dios como testigo, como en 2 Corintios 1:23; Romanos 9:1; Filipenses 1:8, un solemne juramento de su propia veracidad.
6. Ni buscamos gloria de los hombres (oute zëtountes ex anthröpön doxan). «Después de la repudiación de la codicia sigue naturalmente el repudio de la ambición mundana» (Milligan). Ver Hechos 20:19; 2 Corintios 4:5 y Efesios 4:2. Esta tercera negación es tan intensa como las otras dos. Pablo y sus asociados no habían intentado conseguir alabanza o gloria de (ex) los hombres. Ni de vosotros, ni de otros (oute aph’ humön oute aph’ allön). Ensancha esta negación para incluir a los de fuera de los círculos de la iglesia, y cambia la preposición de ex (fuera de) a apo (procedente de). Aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo (dunamenoi en barei einai hös Christou apostoloi). Westcott y Hort ponen esta cláusula en el versículo 7. Probablemente un participio concesivo, aunque pudiendo estar en una posición de carga (bien en cuestión de finanza o de dignidad, o una carga sobre vuestros fondos, o también «hombres de peso», como sugiere Moffatt). Milligan sugiere que Pablo «juega aquí con el doble sentido de la frase» como con el proverbio latino: Honos propter onus. Así añade, incluyendo a Silas y Timoteo, como apóstoles de Cristo, como misioneros, claramente, sea en el sentido técnico o no (cf. Hch. 14:4, 14; 2 Co. 8:23; 11:13; Ro. 16:7; Fil. 2:25; Ap. 2:2). Tenían derecho a ser sostenidos como «apóstoles de Cristo» (cf. 1 Co. 9 y 2 Co. 11:7ss.), aunque no lo habían pedido.
7. Sino que fuimos amables entre vosotros (alla egenëthëmen nëpioi en mesöi humön). Nótese egenëthëmen (vinimos a ser), no ëmetha (fuimos). Esta traducción sigue a ëpioi en lugar de nëpioi (Aleph, B, D, C, Vulg. Boh.), lo que es claramente correcto, aunque Dibelius, Moffatt, Ellicott y Weiss prefieren ëpioi como dando un mejor sentido. Dibelius dice de nëpioi que es unmöglich (imposible), pero desde luego es una postura demasiado fuerte. Pablo tiene predilección por la palabra nëpioi (bebés). Lightfoot admite que aquí él lleva la metáfora al límite, en su pasión, pero no la daña, como pretende Ellicott. Como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos (hös ean trophos thalpëi ta heautës tekna). Esta cláusula comparativa con hös ean (Mr. 4:26; Gá. 6:10 sin ean o an) y el subjuntivo (Robertson, Grammar, pág. 968) tiene un cambio repentino de metáfora, como es común con Pablo (1 Ti. 5:24; 2 Co. 3:13ss.), de bebés a nodriza (trophos), una antigua palabra, sólo aquí en el N.T., de trephö, nutrir, trophë, nutrición. Es realmente la madre-nodriza «que amamanta y cuida a sus propios hijos» (Lightfoot), uso que se encuentra en Sófocles, e imagen del tierno afecto de Pablo hacia los tesalonicenses. Thalpö es una antigua palabra, guardar caliente, cuidar con tierno amor, criar. En el N.T. sólo aquí y en Efesios 5:29.
8. Asimismo nosotros, teniéndoos en tierno afecto (V.M.) (houtös omeiromenoi humön). Evidentemente el texto correcto, en vez de himeiromenoi, de himeirö, antiguo verbo para anhelar. Pero el verbo homeiromai (Westcott y Hort om., respiración apacible) no aparece en ningún otro lugar más que en MSS. en Job 3:21 y Salmos 62:2 (Símaco) y en la inscripción sepulcral de Licaonia (siglo IV) acerca de los doloridos padres homeiromenoi peri paidos, anhelando su hijo en gran manera (Moulton y Milligan, Vocabulary). Moulton sugiere que proviene de una raíz smer, recordar, y que o- es una preposición aislada o como o-duromai, o-kellö, ö-keanos. Wohlenberg (Zahn, Kommentar) considera la palabra «un término de afecto», «derivada del lenguaje de la crianza de niños» (Milligan). Tuvimos buena voluntad (V.M.) (ëudokoumen). Imperfecto activo de eudokeö, un verbo común en el griego tardío y en el N.T. (véase Mt. 3:17), describiendo la idea de Pablo acerca de la actitud que ellos habían tenido mientras estaban en Tesalónica. Pablo lo tiene frecuentemente con el infinitivo, como aquí. Entregaros (metadounai). Segundo aoristo infinitivo, voz activa de metadidömi, un antiguo verbo, compartir con (véase en Lc. 3:11). Posible zeugma con almas o vidas (psuchas). Pablo y sus asociados no retenían nada. Porque habéis llegado a sernos muy queridos (dioti agapëtoi hëmin egenëthëte). Nótese dioti (causa doble, dia, hoti, por aquello), uso de ginomai otra vez para venir a ser, un hëmin dativo con el calificativo verbal agapëtoi, amados, y así queridos. Una hermosa imagen del crecimiento del afecto de Pablo para ellos, como debería ser cierto de cada pastor.
9. Trabajo (mochthon). Una antigua palabra para el trabajo difícil, más duro que kopos (afán con fatiga). En el N.T. solamente aquí, en 2 Tesalonicenses 3:8 y en 2 Corintios 11:27. Nótese el caso acusativo aquí aunque genitivo con mnëmoneuö en 1:3. De noche y de día (nuktos kai hëmeras). Caso genitivo, tanto de día como de noche, quizá comenzando antes del alba y trabajando después de oscurecer. Así en 3:10. Para no ser gravosos a ninguno de vosotros (pros to më epibarësai tina humön). Empleo de pros con el infinitivo articular para expresar propósito (sólo cuatro veces en los escritos de Pablo). El verbo epibareö es tardío, pero se encuentra en los papiros e inscripciones de poner una carga (baros) sobre (epi-) alguien. En el N.T. únicamente aquí, en 2 Tesalonicenses 3:8 y en 2 Corintios 2:5. Pablo se jactaba de su independencia financiera allí donde se le malinterpretaba, como en Tesalónica y en Corinto (2 Co. 9 a 12), a pesar de que vindicaba su derecho a ser sustentado económicamente. Predicamos (ekëruxamen). Anunciamos (de kërux, heraldo) a vosotros, un verbo común para predicar.
10. Cuán santa, justa e irreprensiblemente (hös hosiös kai dikaiös kai amemptös). Pablo toma a los tesalonicenses y a Dios por testigos (martures) de su vida hacia vosotros los creyentes (humin tois pisteuousin), dativo de interés personal. Emplea tres adverbios comunes que muestran cuán santamente ante Dios y cuán justamente hacia los hombres se habían conducido, de manera que ellos no los habían censurado ni a él ni a sus asociados en ningún aspecto. Así que hay una razón para cada adverbio. Todo esto constituye evidencia de que Pablo pasó un tiempo considerable en Tesalónica, más que los tres sábados mencionados por Lucas. El pastor debería vivir de tal manera que su vida resista un estrecho examen.
11. Como el padre a sus hijos (hös patër tekna heautou). Cambio de la figura anterior de madre-nodriza en el versículo 7. Hay una elipsis de un verbo principal con los participios parakalountes, paramuthoumenoi, marturoumenoi. Lightfoot sugiere enouthetoumen (amonestamos) o egenëthëmen (vinimos a ser). Los tres participios dan tres fases de la predicación del ministro (exhortación, aliento o consolación, testimonio). Son verbos antiguos, todos ellos, pero sólo el primero (parakaleö) es común en el N.T.
12. A fin de que (V.M.) (eis to). Uso final de eis y el infinitivo articular, giro común en los papiros; Pablo emplea eis to y el infinitivo en cincuenta ocasiones (véase de nuevo en 3:2), algunos en caso final, otros en subfinal, y otros como resultado (Robertson, Grammar, págs. 989–991). Anduvieseis como es digno de Dios (peripatein axiös tou theou). Presente de infinitivo (acción lineal) y caso genitivo con el adverbio axiös como en Colosenses 1:10 (cf. Fil. 1:27; Ef. 4:1), como una proposición. Llamó (kalountos). Participio presente activo, sigue llamando. Algunos MSS. tienen kalesantos, llamó, que es la lectura seguida por la RVR77 (cf. F. Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit., «llama»). Reino (basileian) es aquí la futura consumación debido a la gloria (doxan) como en 2 Tesalonicenses 1:5; 1 Corintios 6:9; 15:50; Gálatas 5:21; 2 Timoteo 4:1, 18, pero Pablo lo emplea del presente reinado de la gracia también como en 1 Corintios 4:20; Romanos 14:17; Colosenses 1:13.
13. Por lo cual también nosotros (kai dia touto kai hëmeis). Nótese kai dos veces. Nosotros, como vosotros también, estamos agradecidos por la manera en que el evangelio fue recibido en Tesalónica. Sin cesar (adialeiptös). Adverbio tardío, para el cual ver 1:2, y para eucharistoumen véase también 1:2. La palabra del mensaje (V.M., BAS) (logon akoës). Literalmente, la palabra del oír, como en Sab. de Sir. 42:1, y Hebreos 4:2 ho logos tës akoës, la palabra marcada por el oír (caso genitivo), la palabra que habéis oído. Aquí con tou theou (de Dios) añadido como un genitivo descriptivo segundo que Pablo expande y justifica. Recibisteis (paralabontes) y aceptasteis (V.M., BAS) o recibisteis (RVR77) (edexasthe) de modo que fue no como palabra de hombres (ou logou anthröpön), sino según es en verdad (kathös alëthös estin). Esta última cláusula es literalmente como ciertamente lo es. Pablo no tenía dudas de que estaba proclamando el mensaje de Dios. ¿Debería ningún predicador predicar sus dudas, si tiene alguna? El mensaje de Dios puede ser hallado y Pablo lo halló. Actúa en vosotros (energeitai en humin). Quizá la voz media de energeö (en, ergon, trabajo), un verbo tardío, no en griego antiguo ni en la LXX, sino en papiros y en escritores tardíos (Polibio, etc.); en el N.T. sólo en Pablo y Santiago. Si es pasivo, como cree Milligan, significa «está puesta en acción», como Polibio la tiene. La idea entonces es que la palabra de Dios está en acción en vosotros los creyentes.
14. Imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea (mimëtai tön ekklësiön tou theou tön ousön en tëi Ioudaiäi). Acerca de mimëtai véase 1:5. «Este pasaje, que implica una afectuosa admiración de las iglesias judías por parte de san Pablo, y así apoyando totalmente la impresión producida por la narración de Hechos, es totalmente destructivo de la teoría que algunos mantienen, basados en una mala interpretación de Gálatas 2, y por la ficción de las Pseudo-Clementinas, de una confrontación entre san Pablo y los Doce» (Lightfoot). En Cristo Jesús (en Christöi Iësou). Se precisa de esto para tener una iglesia cristiana de Dios. Nótese aquí el orden Cristo Jesús en contraste a Jesucristo en 1:1, 3. Vosotros también—tal como ellos (BAS) (kai humeis—kai autoi). Nótese el kai dos veces (uso correlativo de kai). Compatriotas (BAS) (sumphuletön). Compatriotas o miembros de la misma tribu. Palabra tardía que se refiere primariamente a gentiles, que indudablemente se unieron a los judíos de Tesalónica que instigaron los ataques contra Pablo y Silas, de modo que «fueron llevados a cabo por la población nativa, sin cuya cooperación se hubieran visto impotentes» (Lightfoot). Propios (BAS) (idiön) tiene aquí aparentemente un sentido debilitado. Nótese hupo aquí con el ablativo tanto con sumphuletön como con Ioudaiön después del intransitivo epathete (habéis padecido). La persecución de los cristianos por los judíos en Judea era conocida por todas partes.
15. Los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas (tön kai ton Kurion apokteinantön Iësoun kai tous prophëtas). Participio aoristo primero activo de apokteinö. Vívida justificación de su alabanza de las iglesias en Judea. Los judíos dieron muerte a los profetas antes de al Señor Jesús, quien les recordó de su culpabilidad (Mt. 23:29). Pablo, lo mismo que Pedro (Hch. 2:23), culpa a los judíos de la muerte de Cristo. Y a nosotros nos expulsaron (kai hëmäs ekdiöxantön). Un antiguo verbo que denota expulsar o desterrar, perseguir como una fiera salvaje. Sólo aquí en el N.T. Es la vívida descripción paulina de la escena que se cuenta en Hechos 17:5ss. cuando los rabinos y la gentuza del ágora lo expulsaron de Tesalónica con ayuda de los politarcas. No agradan a Dios (Theöi më areskontön). Los rabinos y judíos creían que estaban agradando a Dios al actuar de este modo, y así lo creía Pablo cuando devastaba la joven iglesia en Jerusalén. Pero Pablo tiene un mejor conocimiento ahora. Y se oponen a todos los hombres (kai pasin anthröpois enantiön). Caso dativo con el adjetivo enantiön (una palabra antigua y común, cara a cara, opuesto). Parece una palabra amarga acerca de los compatriotas de Pablo, a los que realmente amaba (Ro. 9:1–5; 10:1–6), pero Pablo conocía muy bien la pared intermedia de separación entre judío y gentil, como lo muestra en Efesios 2, y que sólo la cruz de Cristo puede derribar. Tácito (Hist. V. 5) dice que los judíos son adversus omnes alios hostile odium.
16. Impidiéndonos (köluontön hëmäs). Participio explicativo de la idea en enantiön. Muestran su hostilidad contra Pablo en cada oportunidad. Ya aquí en Corinto, desde donde Pablo les está escribiendo, ya han mostrado su ponzoñosa hostilidad contra Pablo, como lo pone en claro Lucas (Hch. 18:6ss.). No sólo se oponen a su obra entre los judíos, sino también entre los gentiles (ethnesi, naciones fuera del pacto abrahámico tal como ellos lo entendían). Para que éstos sean salvos (hina söthösin). Uso final de hina con el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de sözö, antiguo verbo, salvar. Era la única esperanza de los gentiles. Sólo Cristo, y no las religiones de misterio, ofrecía una verdadera esperanza. Para ir siempre llenando la medida de su pecado (V.M.) (eis to anaplërösai autön tas hamartias pantote). Otro ejemplo de eis to y del infinitivo como en el versículo 12. Puede bien tratarse del plan preconcebido de Dios de permitir que los judíos sigan y llenen (anaplërösai, nótese ana, llenar hasta el borde, un viejo verbo) o bien puede que se trate del resultado natural debido a los continuos (pantote) pecados de los judíos. Vino (ephthasen). Primer aoristo (atemporal) de indicativo, voz activa, de phthanö, que ya no significa venir delante, como en 1 Tesalonicenses 4:15, el único lugar en el N.T. donde retiene la vieja idea de venir delante. Algunos MSS. presentan el perfecto activo ephthaken, perfecto profético de consumación ya. Frame traduce: «Pero la ira ha venido por fin sobre ellos». Éste es el significado más probable de eis telos. Pablo ve anticipadamente, de una manera vívida, y predice, el resultado final de esta actitud de odio por parte de los judíos. Tristis exitus lo llama Bengel. Pablo habla por triste experiencia.
17. Separados de vosotros (aporphanisthentes aph’ humön). Participio aoristo primero pasivo del infrecuente verbo compuesto (aporphanizö, en Esquilo, pero en ningún otro pasaje del N.T.). Literalmente, siendo huérfanos de vosotros (aph’ humön, caso ablativo). Pablo vuelve a cambiar de figura (trophos, o madre-nodriza en el v. 7, nëpios o bebé en el versículo 7, patër o padre en el versículo 11) a huérfano (orphanos). Hace referencia al período de separación de ellos, por un poco de tiempo (pros kairon höras), por una sazón de una hora. Este giro aparece sólo aquí en el N.T., pero pros kairon en Lucas 8:13 y pros höran en 2 Corintios 7:8. Mas a Pablo le ha parecido largo. Desconocemos cuánto tiempo había estado fuera, pero indudablemente habían pasado algunos meses. De vista pero no de corazón (prosöpöi ou kardiäi). Caso locativo. Prosöpon, una antigua palabra (pros, ops, enfrente del ojo, rostro) para rostro, mirada, persona. Literalmente, en rostro o en persona. Su corazón estaba con ellos, aunque ya no vieran su rostro. El corazón, originalmente kardia, es el hombre interior, el asiento de los afectos y propósitos, no siempre en contraste con el intelecto (nous). «Fuera de la vista, pero no de la mente» (Rutherford). Tanto más procuramos (perissoterös espoudasamen). Aoristo ingresivo de indicativo, en voz activa, de spoudazö, antigua palabra apresurar (de spoudë, speudö). Nos esforzamos con mayor diligencia (V.M.). Adverbio comparativo perissoterös de perisson, más abundantemente que antes de quedar huérfanos de vosotros. Vuestro rostro (to prosöpon humön). Cf. su «rostro» más arriba. Con mucho deseo (en pollëi epithumeö, correr en pos, anhelar, sea bueno o malo).
18. Por lo cual (dioti). Como en 2:8. Quisimos ir a vosotros (ëthelësamen elthein pros humas). Primer aoristo de indicativo, voz activa, de thelö. Literalmente, deseamos venir a vosotros. Yo Pablo (egö men Paulos). Un claro ejemplo del plural literario ëthelësamen con el pronombre singular egö. Pablo emplea en su propio nombre también en otros pasajes, como en 2 Corintios 10:1; Gálatas 5:2; Colosenses 1:23; Efesios 3:1; Filemón 19. Una y otra vez (kai hapax kai dis). Como en Filipenses 4:16, tanto una como dos veces. Es un antiguo giro en Platón. Pero Satanás nos estorbó (kai enekopsen hëmas ho Satanas). Uso adversativo de kai = pero o y aún. Primer aoristo de indicativo en voz activa de enkoptö, palabra tardía, cortar adentro, dificultar, estorbar. Milligan cita un ejemplo de un papiro del siglo III a.C. Este verbo se emplea de cortar una carretera, de hacer impasable un camino. Así, Pablo acusa a Satanás de cortarle el camino. Empleado por Pablo en Hechos 24:4; Gálatas 5:7, y pasivo enekoptomën en Romanos 15:22 y 1 Pedro 3:7. Este estorbo puede haber sido por enfermedad, oposición de los judíos en Corinto, u otras causas.
19. Corona de gloria (BAS) (stephanos kauchëseös). Cuando un rey o conquistador acudía de visita se le daba una guirnalda de gloria. Pablo da aquí respuesta a la insinuación de que no quería realmente volver. En su venida (en tëi autou parousiäi). Esta palabra parousia no es técnica (sólo presencia, de pareimi). En 2 Tesalonicenses 2:9; 1 Corintios 16:17; 2 Corintios 7:6ss.; 10:10; Filipenses 1:26; 2:12. Pero aquí (y también en 1 Ts. 3:13; 4:15; 5:23; 2 Ts. 2:1, 8; 1 Co. 15:23) tenemos el sentido técnico de la segunda venida de Cristo. Deissmann (Light from the Ancient East, págs. 372ss.) señala que la palabra en los papiros es casi un término técnico denotando la llegada de un rey o gobernador, que espera recibir su «corona de llegada». Los tesalonicenses, dice Pablo, serán su corona, gloria y gozo cuando venga Jesús.
1. No pudiendo soportarlo más (mëketi stegontes). Stegö es un antiguo verbo, cubrir, de stegë, tejado (Mr. 2:4), cubrir de silencio, esconder, retener, soportar, como aquí y en 1 Corintios 9:12; 13:7. En los papiros tiene este sentido (Moulton y Milligan, Vocabulary). Mëketi es el negativo usual con participio en el Koiné, en lugar de ouketi. Tuvimos a bien (ëudokësamen). Bien en plural literario, como en 2:18, o bien Pablo y Silas, como es más probable. Si es así, tanto Timoteo como Silas llegaron a Atenas (Hch. 17:15ss.), pero Timoteo fue enviado (enviamos, v. 2, epempsamen) directamente de regreso a Tesalónica, y más tarde Pablo envió a Silas a Berea y a Tesalónica (v. 5, envié, epempsa). Luego tanto Silas como Timoteo volvieron de Macedonia a Corinto (Hch. 18:5). Solos (monoi). Incluyendo a Silas. Servidor de Dios (diakonon tou theou). Ver Mateo 22:13 para esta interesante palabra, aquí en su sentido general, no en el sentido técnico de diácono. Algunos MSS. tienen colaborador (sunergon). Ya mencionado como apóstol en 2:7, y ahora hermano, siervo (y posiblemente colaborador).
3. Que nadie se inquiete (to mëdena sainesthai). Infinitivo articular epexegético en caso acusativo de referencia general. Sainö es un antiguo verbo, mover la cola, adular, seducir, y este sentido es el adecuado aquí (el único ejemplo del N.T.). El sentido de «inquietar» o de agitación o desaliento proviene de siainesthai, la lectura de F y G, y que se encuentra en los papiros. Estamos puestos (keimetha). Presente en voz media, empleado aquí como pasivo de tithëmi. Nosotros los cristianos estamos puestos para esto (eis touto), para ser seducidos por tribulaciones. Tenemos que resistir.
4. Os predecíamos (proelegomen humin). Imperfecto, voz activa, solíamos decíroslo anticipadamente. Viejo verbo, raro en el N.T. (sólo en Pablo). Que íbamos a pasar tribulaciones (hoti mellomen thlibesthai). Mellö y el presente de infinitivo en voz pasiva. No se trataba de una mera predicción, sino de la voluntad dispuesta de Dios, como resultó en Tesalónica.
5. Para informarme (eis to gnönai). El giro común de Pablo (v. 2), eis to y el infinitivo de propósito (segundo aoristo ingresivo en voz activa de ginöskö, venir a conocer). No sea que os hubiese tentado el tentador (më pös epeirasen humäs to peirazön). Findlay toma esto como una pregunta con respuesta negativa, pero más probablemente se trata de una cláusula negativa final con më pös acerca de una acción pasada con el aoristo de indicativo, en conformidad al idioma clásico, como en Gálatas 2:2 (më pös—edramon) y Gálatas 4:11 después del verbo de temer (Robertson, Grammar, pág. 988). Es un temor que la cosa pueda resultar así acerca del pasado. Resultase (genëtai). Aquí la construcción usual (aoristo de subjuntivo con më pös) acerca del futuro.
6. Ahora (arti). Justo ahora, habiendo regresado Timoteo (elthontos Timotheou, genitivo absoluto). No está claro por qué Silas no es nombrado, a no ser que hubiera llegado de Berea o de algún otro lugar de Macedonia. Buenas noticias de (euaggelisamenou). Participio aoristo primero en voz media del verbo para evangelizar. Recordáis (echete mneian), literalmente, «tenéis recuerdo». La misma palabra que Pablo emplea en 1:2. Deseando vernos (epipothountes hëmäs idein). Verbo antiguo y fuerte, epi-, directivo, anhelar por. Un anhelo mutuo que complacía a Pablo («como también nosotros a vosotros»).
7. Respecto a vosotros (eph’ humin). Epi con el locativo, la base sobre la que reposa la «consolación». En medio de (epi). Otra vez caso locativo con epi. Necesidad (anagkëi). Necesidad física, sentido común en el griego tardío, ahogando (agchö, angor), y abrumadora aflicción (thlipsis, thlibö).
8. Si vosotros estáis firmes (ean humeis stëkete). Condición de primera clase, ean, y presente de indicativo en voz activa (texto correcto, no stëkëte, subjuntivo) de stëkö, forma tardía derivada del perfecto hestëka, de histëmi, poner.
9. Dar a Dios … a cambio (töi theöi antapodounai). Segundo aoristo de infinitivo en voz activa del verbo compuesto doble ant-apodidömi, dar de vuelta (apo) a cambio de (anti). Es un verbo antiguo, infrecuente en el N.T., pero vuelve a aparecer en 2 Tesalonicenses 1:6. Por vosotros (peri humön). Alrededor (respecto a) vosotros, mientras que en el versículo 2 huper (sobre) es empleado para «respecto a vuestra fe». De (epi). «Por.» Otra vez la base como causa o razón para el gozo. Con que nos gozamos (hëi chairomen). Probablemente acusativo cognado hën con chairomen atraído al locativo charäi (Mt. 2:10).
10. Con gran insistencia (huperekperissou). Adverbio compuesto doble, sólo en 1 Tesalonicenses 3:10; 5:13 (algunos MSS. tienen el sufijo -ös). Como apilando Osa sobre Pelión, perissös, abundantemente, ek perissou, fuera de límites, huperekpérissou, más que fuera de límites (rebosando por encima de todos los límites). Y completemos (kai katartisai). Primer aoristo del infinitivo articular, voz activa, de propósito (eis to idein—kai), de katartizö, remendar redes (Mt. 4:21) u hombres (Gá. 6:1). Mayormente tardío. Lo que falte a (ta husterëmata). Los defectos, las carencias o sobrantes (Col. 1:24). De hustereö (husteron), llegar tarde.
11. El mismo Dios y Padre nuestro (autos ho theos kai patër hëmön). Nótese un artículo con ambos sustantivos para una persona. Y nuestro Señor Jesucristo (kai ho Kurios hëmön Iësous). Obsérvese que «Cristo» se omite aquí (cf. V.M., BAS). RVR77 sigue aquí el TR. Artículo separado aquí con Iësous. En Tito 2:13 y 2 Pedro 1:1 aparece sólo un artículo (no dos) tratando «Nuestro Dios y Salvador Jesucristo» como uno, como «Nuestro Señor y Salvador Jesucristo» en 2 Pedro 1:11; 2:20; 3:18. Dirijan nuestro camino (kateuthunai tën hodon hëmön). Primer aoristo optativo (acento agudo sobre la penúltima sílaba, no el aoristo de infinitivo activo con circunflejo sobre la primera), de kateuthunö, viejo verbo, enderezar el camino. También verbo en singular, aunque tanto Dios como Cristo son mencionados como el sujeto del verbo (unidad en la Deidad). Aparte de më genoito (que no suceda tal cosa) el optativo en un deseo de la tercera persona se halla en el N.T. solamente en 1 Tesalonicenses 3:11, 12; 5:23; 2 Tesalonicenses 2:17; 3:5, 16; Romanos 15:5, 13.
12. El Señor (ho Kurios). El Señor Jesús. Pablo ora a Cristo. Os haga crecer (humas pleonasai). Primer aoristo optativo en voz activa (deseo para el futuro) de pleonazö, verbo tardío de pleon (más), sobreabundar. Y abundar (perisseusai). Primer aoristo de optativo, activo (deseo por el futuro) de perisseuö, de perissos, un antiguo verbo, exceder (común en el N.T.). Es difícil ver mucha diferencia entre ambos verbos.
13. Para afianzar (eis to stërixai). Otro ejemplo de eis y del infinitivo articular de propósito. El mismo giro en 3:2. De stërizö, de stërigx, un apoyo. Irreprensibles (amemptous). Un viejo adjetivo compuesto (a privativo y verbal de memphomai, inculpar). Infrecuente en el N.T. Aquí en posición de predicado. Otra vez la segunda venida de Cristo.
1. Por lo demás (loipon). Acusativo de referencia general de loipos por lo que resta, en cuanto a lo restante. No significa una conclusión fınal, sino una mera expresión coloquial apuntando hacia el final (Milligan) como en 2 Corintios 13:11; 2 Timoteo 4:8. Lo mismo to loipon en 2 Tesalonicenses 3:1; Filipenses 3:1; 4:8. Os rogamos (erötömen). No «preguntamos», como en el griego antiguo, sino como frecuentemente en el N.T. (1 Ts. 5:12; 2 Ts. 2:1; Fil. 4:3) y también en los papiros hacer una apremiante petición a alguien. Cómo os conviene (to pös dei humäs). Literalmente, una pregunta articular explicativa indirecta (to pös) después de parelabëte, según el giro clásico común en Lucas (1:62; 22:2, 4, 23, 24) y Pablo (Ro. 8:26). Así abundéis (hina perisseuëte). Una construcción suelta de la cláusula con hina con presente de subjuntivo después de dos cláusulas subordinadas con kathös (así como, como; cf. F. Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit.), a conectar con «rogamos y exhortamos». Más y más (mallon). Simplemente más, pero añadido a la misma idea en perisseuëte. Véase también v. 11.
2. Qué instrucciones (tinas paraggelias). Plural, encargos, preceptos; mandamiento (Hch. 16:24), prohibición (Hch. 5:28), vida recta (1 Ti. 1:5). Término militar en Jenofonte y Polibio.
3. Vuestra santificación (ho hagiasmos humön). Hallado sólo en la Biblia griega y en los escritores eclesiásticos, de hagiazö, tomando ambos los puestos de las palabras más antiguas hagizö, hagismos con sus ideas técnicas de consagración a un dios o diosa sin incluir la santidad en la vida. Así que Pablo hace aquí una clara y rotunda afirmación para exponer la idea cristiana de la santificación como siendo «la voluntad de Dios» (aposición) y adicionalmente explicada mediante el infinitivo epexegético que os apartéis de fornicación (apechesthai humas apo tës porneias). La religión pagana no demandaba la pureza sexual a sus devotos, siendo los mismos dioses y diosas sumamente inmorales. Había templos con sacerdotisas para prostituirse con los hombres que acudieran.
4. Que cada uno de vosotros sepa cómo (eidenai hekaston humön). Un adicional infinitivo epexegético (segundo perfecto activo), aprenda cómo y así sepa cómo (aprender el hábito de la pureza). Poseer su propio vaso (to heautou skeuos ktasthai). Presente de infinitivo, voz media, de ktaomai, adquirir, no kektësthai, poseer. Pero, ¿qué es lo que Pablo significa por «su propio vaso»? Sólo puede significar su propio cuerpo o su propia esposa. Se levantan objeciones contra ambos puntos de vista, pero quizá signifique que el hombre adquirirá su propia esposa «en santidad y honor», palabras que elevan a la esposa y que ponen en claro que Pablo demanda pureza sexual por parte de los hombres (tanto de los casados como de los solteros). No hay doble patrón. Cuando el marido llega al lecho matrimonial, debería llegar como hombre casto a una esposa casta.
5. No en pasión de concupiscencia (më en pathei epithumias). Una clara descripción de la forma errónea en que el marido puede llegar al matrimonio. Que no conocen a Dios (ta më eidota ton theon). Segundo participio perfecto de oida. Los paganos conocían a dioses que eran tan licenciosos como ellos mismos, pero no a Dios. Una de las razones del avivamiento del paganismo en la vida actual se debe confesadamente a esto mismo, que la gente quiere librarse de las inhibiciones impuestas por Dios contra la licencia.
6. Que ninguno agravie (to më huperbainein). Antiguo verbo, ir más allá. Uso final de to (acusativo de referencia general) y el infinitivo (negativo më), paralelo a apechesthai y eidenai ktasthai anterior. Ni defraude … a su hermano (kai pleonektein ton adelphon autou). Tomar más, excederse, aprovecharse de, defraudar. En este asunto (en töi pragmati). La delicadeza de Pablo le hace refrenarse de emplear términos más contundentes, y el contexto lo aclara suficientemente como en 2 Corintios 7:11 (töi pragmati). Vengador (ekdikos). Término legal en los papiros para vengador legal. Los hombres y mujeres de nuestra época actual tienen que recordar que Dios es el vengador de los males sexuales tanto en esta vida como en la venidera.
7. No … a inmundicia, sino a santificación (epi akatharsiäi all’ en hagiasmöi). Un acusado contraste, hecho aún más acusado por las dos preposiciones epi (sobre la base de) y en (en la esfera de). Dios nos ha «llamado» a todos a una vida sexual decente y en consonancia con sus objetivos y propósitos. Era necesario que Pablo expusiera este sublime ideal ante los tesalonicenses cristianos que vivían en medio de un mundo pagano. Hoy día es igual de importante.
8. Así que (toigaroun). Esta partícula de triple composición (toi, gar, oun) está sólo aquí y en Hebreos 12:1 en todo el N.T. Pablo aplica la lógica del caso. El que desecha (ho athetön). Este verbo tardío (Polibio y la LXX) proviene de a-thetos (a, privativo, y adjetivo verbal de tithëmi, proscribir una cosa, anularla). Sino a Dios (alla ton theon). Pablo ve esto claramente, como también los modernos ateos. A fin de justificar su licencia no dudan en dar la espalda a Dios.
9. Acerca del amor fraternal (peri tës philadelphias). Palabra tardía, amor de hermanos o hermanas. En griego profano (un ejemplo en un papiro) y en la LXX esta palabra significaba amor de los realmente emparentados por lazos de sangre, pero en el N.T. es la relación en el amor de Cristo, como aquí. Habéis aprendido de Dios (theodidaktoi este). Sólo aquí y en escritores eclesiásticos. Adjetivo verbal pasivo en -tos de didaskö, como si theo- estuviera en caso ablativo como didaktoi theou (Jn. 6:45). Literalmente, enseñados por Dios estáis (cf. F. Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit.). Que os améis unos a otros (eis to agapäin allëlous). Otro ejemplo de eis to y el infinitivo. Solamente los que han sido enseñados por Dios siguen amándose unos a otros, aman a su prójimo, e incluso a sus enemigos, tal como Jesús nos enseñó (Mt. 5:44). Nótese el empleo de agapaö, no phileö.
10. Lo hacéis (poieite auto). El auto hace referencia a to agapäin allëlous (a amarse unos a otros). Una delicada alabanza.
11. Que os esforcéis afanosamente por tener tranquilidad (philotimeisthai hësuchazein). Primer infinitivo dependiente de parakaloumen (v. 10, os exhortamos), el segundo sobre philotimeisthai (viejo verbo derivado de philotimos, ansioso de honor, philos, timë). El concepto de ambición aparece en cada uno de los tres ejemplos del N.T. (1 Ts. 4:11; 2 Co. 5:9; Ro. 5:20), pero se trata de ambición a hacer lo bueno, no lo malo. La palabra ambición es latina (ambitio, de ambo, ire, ir a ambos lados para conseguir los fines de uno, y a menudo en mal sentido). Un predicador vacío de ambición no tiene poder. Había un espíritu agitado en Tesalónica debido a un malentendido acerca de la segunda venida. Así que Pablo apremia a que una ambición se acalle o calme, a que conduzca una vida tranquila, incluyendo silencio (Hch. 11:18). Ocuparos en vuestros propios asuntos (prassein ta idia). Presente de infinitivo, como los otros, tener el hábito de cuidarse de sus propios asuntos (ta idia). A esta agitación entremetida aquí condenada hace alusión Pablo otra vez en 2 Tesalonicenses 3:11 en términos más claros. Es asombrosa la sabiduría que la gente tiene acerca de los asuntos de los demás, y el poco interés que tienen en los suyos. Trabajar con vuestras manos (ergazesthai tais chersin humön). Caso instrumental (chersin). Pablo dio una nueva dignidad al trabajo manual, tanto por precepto como por ejemplo. Había en la iglesia de Tesalónica «píos» ociosos que estaban provocando problemas. Esto ya se lo había mandado cuando estaba con ellos.
12. A fin de que os conduzcáis honradamente (hina peripatëte euschëmonös). Presente de subjuntivo (acción lineal). Viejo adverbio de euschëmön (eu, shcëma, latín habitus, figura grácil), apropiadamente, decentemente. En el N.T. sólo aquí y en Romanos 13:13. Esta idea incluye honradas transacciones financieras, y mucho más también. Las personas no pertenecientes a las iglesias tienen derecho a vigilar la conducta de los profesos cristianos en los negocios, la vida doméstica, social y política.
13. Y no queremos (ou thelomen). No deseamos. Que ignoréis (de humas agnoein). Una antigua palabra, no conocer (a, privativo, gno-, raíz de ginöskö). No hay ventaja alguna en la ignorancia. Acerca de los que duermen (peri tön koimömenön). Participio presente pasivo (o medio) (Aleph, B) en lugar del perfecto pasivo kekoimënön de muchos MSS. posteriores. Del antiguo koimaö, poner a dormir. El tiempo presente da idea de repetición, caer dormidos de tiempo en tiempo. Los griegos y romanos empleaban esta figura del sueño para la muerte, lo mismo que Jesús (Jn. 11:11) y en general el N.T. (cf. nuestra palabra cementerio). Por la razón que fuera, los tesalonicenses tenían un concepto erróneo acerca de los muertos en relación con la segunda venida. Como los demás que no tienen esperanza (kathös hoi loipoi hoi më echontes elpida). Esta imagen de la desesperación del mundo pagano acerca de la vida futura queda ampliamente ilustrada en antiguos escritos y particularmente por medio de inscripciones sobre tumbas (Milligan). Algunos paganos, pocos, se aferraban a esta esperanza, pero la mayor parte de ellos no tenían ninguna.
14. Porque si creemos (ei gar pisteuomen). Condición de primera clase, dando por supuesta la realidad de la muerte y resurrección de Jesús. Con Jesús (dia tou Iësou). Literalmente, por medio de Jesús. Está en una posición anfibológica y puede ser tomada bien con tous koimëthentas (que han dormido en o por medio de Jesús) como hoi koimëthentes en Christöi en 1 Corintios 15:18, lo que es probablemente correcto, o bien con axei (por medio de Jesús con Dios). Con Él (sun autöi). Juntamente con Jesús. Jesús es el vínculo de conexión (dia) para aquellos que duermen (koimëthentas, primer aoristo, voz pasiva, pero con sentido medio) y la resurrección de ellos.
15. Por palabra del Señor (en logöi Kuriou). No sabemos a qué palabra del Señor Jesús hace referencia Pablo, y posiblemente el apóstol se refiere a la enseñanza general de Cristo más que a una cita. Puede que esté afirmando una revelación directa acerca de esta importante cuestión, como en el caso de la Cena del Señor en 1 Corintios 11:23. Jesús puede haberse referido a esta cuestión, aunque no nos haya sido preservado el registro de ello (cf. Mr. 9:1). Nosotros los que vivamos (hëmeis hoi zöntes). Pablo se incluye aquí a sí mismo, pero ello no demuestra en absoluto que Pablo supiera que estaría vivo en la Venida de Cristo. Estaba vivo, no muerto, al escribir. No precederemos (V.M.: No llevaremos ventaja alguna) (ou më phthasömen). Segundo aoristo de subjuntivo, voz activa, de phthano, venir antes, anticipar. Esta negación rotunda, enfática, ou më (negación doble) y el subjuntivo son el giro normal (Robertson, Grammar, pág. 929). Así, no había razones para inquietarse por los muertos en Cristo.
16. Con voz de mando (en keleusmati). Nótese este uso llamado instrumental de en. Un antiguo término, sólo aquí en el N.T., de keleuö, ordenar, mandar (orden militar). Cristo vendrá como Conquistador. Con voz de arcángel (en phönëi archaggelou). Una explicación adicional de keleusmati (voz de mando). El único arcángel mencionado en el N.T. es Miguel en Judas 9. Pero nótese la ausencia del artículo tanto con phönëi como con archaggelou. Así, la referencia puede que sea indefinida. Con trompeta de Dios (en salpiggi theou). Trompeta. La misma figura en 1 Corintios 15:52. Los muertos en Cristo resucitarán primero (hoi nekroi en Christöi anastësontai pröton). Primero hace aquí referencia claramente al hecho de que, bien lejos de que los muertos en Cristo no vayan a tener parte en la Parusía, resucitarán antes de que los vivos sean transformados.
17. Luego (epeita). El siguiente paso, no en el mismo punto de tiempo (tote), sino inmediatamente después. Juntamente con ellos (hama sun autois). Nótese ambos hama (al mismo tiempo) y sun (juntamente con) con el caso asociativo instrumental autois (los santos resucitados). Seremos arrebatados (harpagësometha). Futuro segundo de indicativo, voz pasiva, de harpazö, antiguo verbo, arrebatar, llevarse consigo, como el término latino rapio. Para salir al encuentro del Señor en el aire (eis apantësin tou Kuriou eis aera). Este giro griego especial es común en la LXX como en hebreo, pero también lo tiene Polibio, y aparece en los papiros (Moulton, Proleg., pág. 14, n. 3). Este arrebatamiento de los santos (tanto resucitados como cambiados) es una culminación gloriosa en el argumento consolador de Pablo. Y así (kai houtös). Éste es el resultado, estar para siempre con el Señor, no diciendo Pablo si hay un retorno a la tierra o partiendo de inmediato hacia el cielo. Estar con Cristo es la principal esperanza de la vida de Pablo (1 Ts. 5:10; Fil. 1:23; Col. 3:4; 2 Co. 5:8).
18. Con estas palabras (en teis logois toutois). En estas palabras. Fueron una consolación para los tesalonicenses como siguen siendo un consuelo hoy para el pueblo de Dios.
CAPÍTULO 5
1. Pero acerca de los tiempos y de las sazones (peri de tön chronön kai tön kairön). Véanse ambas palabras empleadas también en Tito (1:2ss.). Chronos es más bien un período extendido, y kairos un lapso de tiempo definido.
2. Sabéis perfectamente (akribös oidate). Sabed con precisión, no «los tiempos y las sazones», sino su propia ignorancia. Del mismo modo que un ladrón en la noche (hös kleptës en nukti). Como un ladrón en la noche, repentina e inesperadamente. Reminiscencia de la palabra de Jesús (Mt. 24:43 = Lc. 12:39), empleado también en 2 Pedro 3:10; Apocalipsis 3:3; 16:15. Vendrá (erchetai). Tiempo presente profético o futurista: «viene».
3. Cuando estén diciendo (hotan legösin). Presente de subjuntivo en voz activa, describiendo a aquellos falsos profetas de paz y seguridad, como Ezequiel 13:10 (Paz, no habiendo paz). Asphaleia sólo aparece en el N.T. en Lucas 1:4 (que véase), Hechos 5:23 y aquí. Destrucción repentina (aiphnidios olethros). Olethros es una antigua palabra derivada de ollumi, destruir. Véase también 2 Tesalonicenses 1:9. Aiphnidios, antiguo adjetivo relacionado con aphnö, y en el N.T. sólo aquí y en Lucas 21:34, donde Westcott y Hort escriben ephnidios. Vendrá sobre ellos, lit., «viene sobre ellos» (autois epistatai). Una forma no aspirada, en lugar del usual ephistatai (presente de indicativo en voz media), quizá de ephistëmi, debido a la confusión con epistamai. Como los dolores a la mujer encinta (hösper hë ödin tëi en gastri echousëi). Forma antigua ödis para dolores de parto, también empleada por Jesús (Mr. 13:8; Mt. 24:8). Frase técnica para embarazo, a la que lo tiene en vientre (cf. Mt. 1:18 de María). No escaparán de ningún modo (ou më ekphugösin). Una negación intensa como la de 4:15, ou më (doble negativo) y el segundo aoristo de subjuntivo, voz activa.
4. Como un ladrón (hös kleptës). Como en el versículo 2, pero A, B, Bohaírico tienen kleptas (ladrones), volviendo la metáfora del revés.
5. Hijos de la luz (huioi phötos), hijos del día (huioi hëmeras). Mayormente un hebraísmo de traducción (Deissmann, Bible Studies, págs. 161ss.). Cf. las palabras de Jesús en Lucas 16:8 y de Pablo en Efesios 5:9. Allí repite la misma idea pasando de «vosotros» a «nosotros», y empleando nuktos (noche) y skotous (tinieblas), predicados genitivos.
6. Por tanto (ara oun). Dos partículas inferenciales, como en 2 Tesalonicenses 2:15 y sólo en los escritos de Pablo en el N.T. No durmamos (më katheudömen). Presente de subjuntivo activo (volitivo), no sigamos durmiendo. Velemos (grëgorömen). Presente de subjuntivo en voz activa (volitivo) otra vez, mantengámonos despiertos (el tardío verbo grëgoreö, del perfecto egrëgora). Seamos sobrios (nëphömen). Presente de subjuntivo activo (volitivo). Antiguo verbo, no estar ebrio. En el N.T. sólo en sentido figurado, estar en calma, sobrio. También en el versículo 8 con la metáfora de embriaguez como contraste.
7. Los que se embriagan, de noche se embriagan (hoi methuskomenoi nuktos methuousin). No hay una verdadera diferencia de sentido entre methuskö y methuö, estar ebrio, excepto que methuskö (verbo inceptivo en skö) significa embriagarse. De noche (nuktos, genitivo, por la noche, de noche) es el tiempo predilecto para las orgías de los bebedores.
8. Habiéndonos vestido con la coraza de fe y amor (endusamenoi thöraka pisteös kai agapës). Participio aoristo primero (ingresivo) en voz media de enduö. La misma figura de coraza aparece en Efesios 6:14, sólo que allí es «de justicia». La idea de vigilancia nos da la descripción de un centinela de guardia y armado en la mente de Pablo como en Romanos 13:12, con «las armas de la luz». La palabra thörax (coraza) es común en la LXX. Con la esperanza de salvación como yelmo (perikephalaian elpida sötërias). La misma figura en Efesios 6:17 y las dos como Isaías 59:17. Palabra tardía significando alrededor (peri) de la cabeza (kephalë); aparece también en Polibio, la LXX y en los papiros. Sötërias es el genitivo objetivo.
9. Sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo (alla eis peripoiësin sötërias dia tou Kuriou hëmön Iësou Christou). La palabra difícil aquí es peripoiësin, que puede que sea pasiva, la posesión de Dios, como en 1 Pedro 2:9, o activa, obteniendo, como en 2 Tesalonicenses 2:14. Esto último es posiblemente la idea aquí. Tenemos que mantenernos despiertos, a fin de cumplir el propósito de Dios (etheto, puesto, segundo aoristo de indicativo, voz media, de tithëmi) al llamarnos. Ésta es nuestra esperanza de la victoria final (Salvación en este sentido).
10. Por nosotros (peri hëmön). Alrededor de nosotros. Así Westcott y Hort, pero huper (sobre, en favor de), como en muchos MSS. Estas preposiciones frecuentemente se intercambiaban en los MSS. del N.T. Ya sea que velemos, o que durmamos (eite grëgorömen eite katheudömen). Condición alternativa de la tercera clase con presente de subjuntivo, aunque eante—eante sea una conjunción más usual (Robertson, Grammar, pág. 1.017). Empleado aquí de vida y muerte, no como metáfora. Vivamos juntamente con Él (hina hama sun autöi zësömen). Primer aoristo de subjuntivo, constativo, en voz activa, cubriendo toda la vida (ahora y en el más allá) junto con (hama sun como en 5:17) Jesús.
11. Edificaos unos a otros (oikodomeite heis ton hena). Literalmente, edificad, uno al uno (heis, nominativo en aposición partitiva con el sujeto de oikodomeite, humeis, no expresado). Entonces ton hena, el acusativo en aposición partitiva con el inexpresado heautous o allëlous. Véase el mismo giro en 1 Corintios 4:6, uno en favor del uno, heis huper tou henos. Edificar es una metáfora predilecta de Pablo.
12. A los que trabajan entre vosotros (tous kopiöntas en humin). Antigua palabra para trabajar incluso si se está fatigado. Y os presiden en el Señor (kai proistamenous humön en Kuriöi). El mismo artículo con este participio. Literalmente, los que están delante de vosotros, vuestros líderes en el Señor, los presbíteros u obispos y diáconos. Conocedlos y seguidlos. Y os amonestan (kai nouthetountas humas). Viejo verbo derivado de nouthetës, y esto de nous (mente) y tithëmi, poner. Poniendo sentido en las cabezas de la gente. Una ingrata pero necesaria tarea. El mismo artículo relaciona los tres participios, diferentes funciones de los mismos líderes en la iglesia.
13. Y que los tengáis en … estima (kai hëgeisthai … en agapë). Familiarízate con ellos, y estima a los líderes. Los ociosos de Tesalónica evidentemente habían rehusado seguir a sus líderes en las actividades de la iglesia. Necesitamos hoy día de sabio liderazgo, pero también más seguimiento sabio. Un ejército de capitanes y coroneles jamás ganó una batalla.
14. Que amonestéis a los ociosos (noutheteite tous ataktous). Poner sentido en la turba indisciplinada que rompe las filas (a, privativo, y taktos, adjetivo verbal de tassö, mantener un orden militar). Recuérdense los ociosos del ágora empleados contra Pablo (Hch. 17:5). Se trata de una tarea desafiante para cada líder. Que alentéis a los de poco ánimo (paramutheisthe tous oligopsuchous). Viejo verbo, alentar o consolar, como en Juan 11:31, aunque no tan común en el N.T. como parakaleö, el adjetivo compuesto (oligos, pequeño; psuchë, alma), de alma pequeña, palabra tardía en la LXX. El verbo oligopsucheö aparece en los papiros. Las condiciones locales llevan a menudo a que muchos se desalienten y quieran abandonar, arrojar la toalla. Éstos tienen que ser retenidos en las filas. Que sostengáis a los débiles (antechesthe tön asthenön). Voz media con genitivo de antechö, viejo verbo, en el N.T. sólo en voz media, aferrarse a, asirse de (con genitivo). Los débiles son los tentados al pecado (por ejemplo, a la inmoralidad). Que seáis pacientes para con todos (makrothumeite pros pantas). Estos desordenados elementos ponen a prueba la paciencia de los líderes. Mantente por ellos. ¡Qué maravilloso ideal presenta aquí Pablo a los líderes de la iglesia!
15. Mirad que ninguno devuelva a otro mal por mal (horate më tis kakon anti kakou apodöi). Nótese më con el subjuntivo aoristo (propósito negativo) apodöi de apodidömi, dar de vuelta. Represalia, venganza, condenada por Jesús (Mt. 5:38–42) y por Pablo en Romanos 12:17, que generalmente toma la forma de «mal por mal» en lugar de «bien por bien» (kalon anti kalou). Nótese la idea de intercambio en anti. Seguid (diökete). Mantener la persecución (diökö) tras lo bueno.
18. Dad gracias en todo (en panti eucharisteite). Hay un halo de luz tras cada nube. Dios está con nosotros, sea lo que sea que nos sobrevenga. Es la voluntad de Dios que hallemos gozo en la oración en Cristo Jesús en cada condición de la vida.
19. No apaguéis el Espíritu (to pneuma më sbennute). më con el presente de imperativo significa dejar de hacerlo, o no tener el hábito de hacerlo. Es una atrevida figura. Algunos de ellos estaban tratando de apagar el fuego del Espíritu Santo, probablemente los dones especiales del Espíritu Santo, como significa el versículo 20. Pero aun así el ejercicio de estos dones especiales (1 Co. 12–14; 1 Co. 12:24; Ro. 12:6–9) debía ser con decencia (euschëmonos, 1 Ts. 4:12) y en orden (kata taxin, 1 Co. 14:40) y para edificación (pros oikodomën, 1 Co. 14:26). Hoy, como entonces, hay dos extremos acerca de los dones espirituales (una fría indiferencia o un desenfrenado exceso). No es difícil apagar el fuego del fervor y poder espiritual.
20. No menospreciéis las profecías (prophëteias më exoutheneite). La misma construcción, dejad de contar como nada (exoutheneö outhen = ouden), forma tardía en la LXX. Plutarco tiene exoudenizö. Forma plural propheteias (acusativo). La palabra significa proclamar (pro-phëmi) en lugar de predecir y es el principal de los dones espirituales (1 Co. 14) y evidentemente había sido depreciado en Tesalónica, y posteriormente lo fue en Corinto.
21. Examinadlo todo (panta [de] dokimazete). Probablemente de (pero) es genuino. Incluso el don de la profecía tiene que ser puesto a prueba (1 Co. 12:10; 14:29) para evitar error. Pablo muestra aquí un fino equilibrio. Retened lo bueno (to kalon katechete). Seguid manteniendo lo hermoso (noble, moralmente hermoso). Presente de imperativo kat-echö (uso perfectivo de kata- aquí).
22. Absteneos de toda especie de mal (apo pantos eidous ponërou apechesthe). Presente en voz media (directa) de imperativo de ap-echö (contraste con kat-echö) y repetición de la preposición apo repetida con ablativo como en 1 Tesalonicenses 4:3. Nótese aquí el empleo de ponërou para mal sin el artículo, un modismo bien común. Eidos (de eidon) significa, naturalmente, mirada o apariencia, como en Lucas 3:23; 9:29; Juan 5:37; 2 Corintios 5:7. Pero, si se toma en este sentido, no es apariencia en oposición a realidad (Milligan). Los papiros dan varios ejemplos de eidos en el sentido de clase o especie, y ésta es la idea que va mejor aquí. El mal tenía una manera de infiltrarse incluso en los dones espirituales, incluyendo en la profecía.
23. El Dios … de paz (ho theos tës eirënës). El Dios caracterizado por paz en su naturaleza, que gozosamente también la otorga. Una frase común (Milligan) al final de las Epístolas de Pablo (2 Co. 13:11; Ro. 15:33; 16:20; Fil. 4:9) y el Señor de Paz en 2 Tesalonicenses 3:16. Os santifique (hagiasai humäs). Primer aoristo optativo, voz activa, en un deseo para el futuro. Nuevo verbo en la LXX y en el N.T. en lugar del antiguo hagizö, hacer o declarar santo (hagios), consagrar, separar de cosas profanas. Por completo (holoteleis). Predicado adjetivo en plural (holos, entero; telos, fin), no el adverbio holotelös. Palabra tardía en Plutarco, Hexapla, y en una inscripción en el 67 d.C. (Moulton y Milligan, Vocabulary). Sólo aparece aquí en el N.T. Aquí significa la totalidad de cada uno de vosotros, cada parte de cada uno de vosotros, «de arriba abajo» (Lutero), cualitativamente mejor que cuantitativamente. Vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo (humön to pneuma kai hë psuchë kai to söma). No necesariamente una tricotomía, en oposición a la dicotomía en otros pasajes en las Epístolas de Pablo. Tanto creyentes como incrédulos tienen un hombre interior (alma, psuchë; mente, nous; corazón, kardia; el hombre interior, ho esö anthröpos) y el hombre exterior (söma, ho exö anthröpos). Pero el creyente tiene al Espíritu Santo de Dios y el espíritu renovado del hombre (1 Co. 2:11; Ro. 8:9–11). Sea guardado entero (RV) (holoklëron tërëtheië). Primer aoristo pasivo optativo en deseo para el futuro. Nótese el verbo singular y el adjetivo singular (neutro) mostrando que Pablo concibe acerca del hombre como «un todo indiviso» (Frame); la oración es para la consagración de cuerpo y alma (cf. 1 Co. 6). El adjetivo holoklëron está como predicado y es una antigua forma, significando completo en todas sus partes (holos, todo; klëros, parte). No debe haber deficiencia en ninguna parte. Teleios (de telos, fin) significa perfección final. Sin reprensión (RV) (amemptös). Viejo adverbio (a, privativo; memptos, adjetivo verbal de memphomai, acusar) sólo en 1 Tesalonicenses en el N.T. (2:10; 3:13; 5:23). Milligan lo señala en ciertas inscripciones sepulcrales descubiertas en Tesalónica. Para la venida (en tëi parousiäi). La Segunda Venida, que era una esperanza sustentadora para Pablo, como debería serlo para nosotros, y se menciona frecuentemente en esta epístola (véase 2:19).
24. Fiel (pistos). Refiriéndose a Dios, que llama y que lo llevará todo a su conclusión (Fil. 1:6).
25. Orad por nosotros (proseuchesthe [kai] peri hëmön). Él ha orado por ellos. Añade aquí «este toque humano» (Frame) y pide las oraciones de sus convertidos (2 Ts. 3:1; Col. 4:2ss.). Probablemente kai sea también genuina (B, D).
26. Con beso santo (en philëmati hagiöi). Con un beso que es santo (Milligan), en prenda de amistad y amor fraternal (1 Co. 16:20; 2 Co. 13:12; Ro. 16:16). En 1 Pedro 5:14 es «con beso de amor». Éste era el saludo usual para los rabinos.
27. Os conjuro por el Señor (enorkizö humas ton Kurion). Compuesto tardío para el antiguo horkizö (Mr. 5:7), poner a alguien bajo juramento, con dos acusativos (Robertson, Grammar, págs. 483ss.). Aparece en inscripciones. Que esta carta se lea a todos los santos hermanos (anagnösthënai tën epistolën pasin tois adelphois). Primer aoristo de infinitivo, voz pasiva, de anaginöskö, con acusativo de referencia general en un mandamiento indirecto. La lectura «santos» es en seguimiento del Textus Receptus. Es evidente que Pablo escribía para la iglesia como un todo, y que deseaba que sus epístolas fueran leídas en voz alta en las reuniones públicas. En esta primera epístola vemos ya la importancia que atribuye a sus epístolas.
28. La gracia (hë charis). Pablo prefiere esta noble palabra al usual errösthe (Pásalo bien). Véase 2 Tesalonicenses 3:18 para un final idéntico, excepto por la adición de pantön (todos). Una forma algo más breve es la que aparece en 1 Corintios 16:23; Romanos 16:20, y todavía más corta en Colosenses 4:18; 1 Timoteo 6:21; Tito 3:15; 2 Timoteo 4:22. La plena bendición trinitaria la hallamos en 2 Corintios 13:13.

2 TESALONICENSES

La Segunda Epístola de Pablo
a los
TESALONICENSES
Clic en cada capítulo, para ver otro reconocido comentario

INTRODUCCIÓN

Es evidente que Primera Tesalonicenses no solucionó todas las dificultades en Tesalónica. Para algunos dio un resultado precisamente opuesto al deseado. Había alguna oposición a la autoridad de Pablo, e incluso desafío. Así, Pablo repite su «orden» demandando disciplina (2 Ts. 3:6), como había hecho cuando estaba con ellos (3:10). Hace de esta Epístola una prueba de obediencia (3:14) y encuentra necesario advertir a los tesalonicenses en contra del celo de algunos engañadores que incluso inventaban epístolas en nombre de Pablo para conseguir introducir sus posturas en la iglesia (2:1ss.), un ejemplo temprano de epístolas «paulinas» pseudoepigráficas, pero no para propósitos piadosos. El agudo resentimiento de Pablo en contra de esta práctica debería llevarnos a la prudencia en cuanto a la aceptación de la teoría pseudoepigráfica acerca de otras Epístolas de Pablo. Pide la atención a su propia firma al final de cada carta genuina. Como norma, dictaba la epístola, pero la firmaba de puño y letra (3:17). Pablo escribe para apaciguar la excitación (Ellicott) y para poner en claro que no había dicho que la Segunda Venida iba a tener lugar de inmediato.
Esta Epístola tiene un tono algo más brusco que la Primera, y es asimismo más breve. Se ha sugerido que había dos iglesias en Tesalónica, una iglesia gentil a la que se envió Primera Tesalonicenses, y una iglesia judía a la que se envió Segunda Tesalonicenses. No hay evidencia real para una hipótesis tan descabellada. Pretende una dificultad acerca de enviar una segunda carta a la misma iglesia, dificultad totalmente inexistente. El portador de la primera carta trajo noticias de vuelta que hicieron necesaria una segunda. Es probable que fuera enviada el mismo año que la primera.
1. Pablo, etc. (Paulos, etc.). Este remitente o sobrescrito es idéntico al de 1 Tesalonicenses 1:1, con excepción de que nuestro (hëmön) es añadido tras Padre (patri).
2. De parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo (apo theou patros kai Kuriou Iësou Christou). Estas palabras no son genuinas en 1 Tesalonicenses 1:1, pero sí aquí, y aparecen en todas las otras Epístolas Paulinas. Nótese la ausencia de artículo después de en y de apo, aunque tanto Dios como Señor Jesús son definidos. En ambos casos Jesucristo es puesto a la par con Dios, aunque no idéntico. Véase 1 Tesalonicenses 1:1 para la discusión de las palabras, pero nótese la diferencia entre en, en la esfera de, por el poder de, y apo, procedente de, como el manantial y fuente de gracia y paz.
3. Debemos (opheilomen). Pablo siente una obligación a seguir dando gracias a Dios (eucharistein töi theöi, presente de infinitivo con el caso dativo) por las continuadas bendiciones de Dios sobre los tesalonicenses. Emplea el mismo giro otra vez en 2:13, y nunca más en sus acciones de gracias. No es necesidad (dei) lo que Pablo señala aquí, sino un sentimiento de obligación personal, como en 1 Juan 2:6 (Milligan). Como es digno (kathös axion estin). Opheilomen señala al lado divino, axion al lado humano de la obligación (Lightfoot), quizá para alentar a los de poco ánimo en una posible carta que hubiera recibido como respuesta a la Primera Epístola de Pablo a los Tesalonicenses (Milligan). El adjetivo axios procede de agö, hacer bajar el platillo de la balanza, y luego de peso, digno, valioso, una palabra antigua y apropiada aquí. Por cuanto se aumenta sobremanera vuestra fe (hoti huperauxanei hë pistis humön). Uso causal de hoti referido a la obligación afirmada en epheilomen. El verbo huperauxanö es uno de los frecuentes compuestos en huper que emplea Pablo (huperbainö, 1 Ts. 4:6; huper-ek-teinö, 2 Co. 10:14; huper-en-tugchanö, Ro. 8:26; huper-nikaö, Ro. 8:37; huper-pleonazö, 1 Ti. 1:14) y aparece solamente aquí en el N.T., y es infrecuente en la otra literatura (Galeno, Dión Casio). Da la figura del árbol de la fe creciendo por encima (huper), fuera de medida, desmedidamente. Cf. la parábola de Jesús acerca de la fe como un grano de mostaza (Mt. 13:31ss.). Abunda (pleonazei). El mismo verbo en 1 Tesalonicenses 3:12, siendo aquí un cumplimiento de la oración hecha allí. Milligan encuentra un crecimiento difusivo del amor en esta palabra debido al «cada uno» (henos hekastou). Frame encuentra en este cumplimiento de la oración de 1 Tesalonicenses 3:12 una prueba de que 2 Tesalonicenses es posterior a 1 Tesalonicenses.
4. Tanto (höste). Otro ejemplo de höste y del infinitivo (enkauchästhai) para resultado, como en 1 Tesalonicenses 1:7 (véase). Nosotros mismos (autous hëmäs). Acusativo de referencia general con el infinitivo, pero no meramente hëmäs (o heautous), quizá en contraste con en humin (en vosotros), equivalente a decir, «de manera que nosotros, en contra de vuestras expectativas, nos gloriamos» (Frame). Enkauchaomai aparece sólo aquí en el N.T., pero aparece también en la LXX, y en las Fábulas de Esopo, lo que constituye una prueba suficiente de su empleo vernacular. Pablo no estaba por encima de alabar a una iglesia ante otras, para provocarlas a las buenas obras. Aquí él se gloría de los tesalonicenses en Macedonia ante los corintios, como hizo posteriormente a los corintios acerca de la colecta (2 Co. 8:1–15), después de haberse gloriado ante los macedonios acerca de los corintios (2 Co. 9:1–5). Había otras iglesias en Acaya además de Corinto (2 Co. 1:1). Por (huper), acerca de, como peri (1 Ts. 1:2). En todas vuestras persecuciones (en pasin tois diögmois humön). La paciencia y fe de ellos habían ya atraído la atención de Pablo (1 Ts. 1:3), y las tribulaciones de ellos, thlipsesin (1 Ts. 1:6). Aquí Pablo añade el término más específico diögmos, vieja palabra derivada de diökö, perseguir, dar caza, palabra empleada por Pablo acerca del trato que le habían dado en Corinto (2 Co. 12:10). Que soportáis (hais anechesthe). B tiene aquí la lectura enechesthe, quedarse enredado en, estar retenido en, como en Gálatas 5:1, pero lo probablemente correcto es anechesthe.
5. Manifiesta señal del justo juicio de Dios (V.M.) (endeigma tës dikaias kriseös tou theou). Vieja palabra de endeiknumi, señalar fuera, resultado alcanzado (-ma), una cosa demostrada. Está bien en el acusativo de referencia general en aposición con la cláusula precedente, como en Romanos 8:3; 12:1, o en caso nominativo absoluto cuando ho estin, en el caso de ser suplido, lo explicaría, como en Filipenses 1:28. Este justo juicio es futuro y definitivo (vv. 6–10). Para que seáis tenidos por dignos (eis to kataxiöthënai humas). Otro ejemplo de eis to para propósito con primer aoristo de infinitivo en voz pasiva, de kataxioö, antiguo verbo, con acusativo de referencia general humas y seguido por el genitivo tës basileias (reino de Dios). Véase 1 Tesalonicenses 2:12 para reino de Dios. Por el cual asimismo padecéis (huper hës kai paschete). Vosotros asimismo como nosotros, y el tiempo presente significa que el padecimiento sigue.
6. Porque es justo delante de Dios (eiper dikaion para theöi). Condición de primera clase, lit., «si en verdad es justo delante de Dios», determinada como cumplida, dada por supuesta su veracidad, pero con eiper (si en todo, siempre que) como en Romanos 8:9 y 17, y sin cópula expresada. Una cosa justa «delante de Dios» significa al lado de Dios (para theöi), y así desde la perspectiva divina. Esto está tan cerca de la rectitud absoluta como sea posible expresar el concepto. Nótese la frase en el versículo 5. Pagar con tribulación a los que os atribulan (antapodounai tois thlibousin hëmäs thlipsin). Segundo aoristo de infinitivo, voz activa, del doble compuesto ant-apodidömi, viejo verbo, bien en buen sentido, como en 1 Tesalonicenses 3:9, o en mal sentido como aquí. Pablo está seguro de este principio, aunque lo expresa condicionalmente.
7. Reposo con nosotros (anesin meth’ hëmön). Cesación, descarga, relajamiento. Antiguo término derivado de aniëmi, de angustias aquí (2 Co. 2:13; 7:5; 8:13), y en el más allá como en este versículo. Una vívida palabra. Ellos compartían los padecimientos de Pablo (v. 5) y así compartirán (meth’) el reposo. Cuando sea revelado el Señor Jesús (en tëi apokalupsei tou Kuriou Iësou). Aquí la Parusía (1 Ts. 2:19; 3:13; 5:23) es presentada como una Revelación (Desvelamiento, apokalupsis) del Mesías, como en 1 Corintios 1:7; 1 Pedro 1:7, 13 (cf. Lc. 17:30). En este Desvelamiento del Mesías se dará el pago (v. 6) a los perseguidores, y reposo de las persecuciones. Esta Revelación será desde el cielo (ap’ ouranou) en cuanto a lugar, y con los ángeles de su poder (met’ aggelön dunameös autou) como acompañamiento, y en llama de fuego (en puri phlogos, en fuego de llama, fuego caracterizado por la llama). En Hechos 7:30 el texto es llama de fuego, siendo puros genitivo (como Is. 66:15) en lugar de phlogos como aquí (Éx. 3:2).
8. Para dar (didontos). Genitivo del participio presente activo de didömi, dar, concordando con Iësou. Retribución (ekdikësin). Palabra tardía de ekdikeö, vindicar, en Polibio y en la LXX. A los que no conocieron a Dios (tois më eidosin theon). Dativo plural del participio perfecto en voz activa eidös. Evidentemente con los gentiles principalmente en mente (1 Ts. 4:3; Gá. 4:8; Ro. 1:28; Ef. 2:12), aunque los judíos son también culpables de una voluntariosa ignorancia de Dios (Ro. 2:14). Ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo (kai tois më hupakouousin töi euaggeliöi tou kuriou hëmön Iësou). La repetición del artículo parece hacer referencia a otra clase, y así los judíos (Ro. 10:16). Tanto los judíos como instigadores como los gentiles como autoridades (politarcas) estuvieron implicados en la persecución en Tesalónica (Hch. 17:5–9; 2 Ts. 1:6). Nótese el empleo de «evangelio» aquí como en Marcos 1:15, «creed en el evangelio».
9. Los cuales (hoitines). Uso cualitativo, los tales. De uso muy infrecuente en los papiros, aunque sobreviviendo en Pablo (1 Co. 3:17; Ro. 1:25; Gá. 4:26; Fil. 4:3). Sufrirán pena (dikën tisousin). Futuro activo del antiguo verbo tinö, pagar la pena (dikën, derecho, justicia), sólo aquí en el N.T., pero también aparece una vez apotinö, devolver, pagar de vuelta, Filemón 19. En los papiros, dikë se emplea para unacausa o proceso legal. Ésta es la frase normal en los escritores clásicos para pagar la pena. Eterna destrucción (olethron auönion). Caso acusativo en aposición con dikën (pena). Esta frase no aparece en ningún otro pasaje del Nuevo Testamento, pero se encuentra en 4 Mac. 10:15, ton aiönion tou turannou olethron, la eterna destrucción del tirano (Antíoco Epifanes). Destrucción (cf. 1 Ts. 5:3) no significa aquí aniquilación, sino, como pasa Pablo a mostrar, exclusión de la presencia del Señor (apo prosöpou tou kuriou) y de la gloria de su potencia (apo tës doxës tës ischuos autou), una eternidad de mal como la que cayó sobre Antíoco Epifanes. Aiönios en sí mismo sólo significa duración del siglo,1 y los papiros e inscripciones presentan este término en el sentido debilitado de la vida de un César (Milligan), pero Pablo significa por duración del siglo el siglo venidero en contraste con este siglo, tan eterno como el N.T. puede hacerlo. Véase Mateo 25:46 para el uso de aiönios tanto con zöën, vida, como con kolasin, castigo.
10. Cuando venga (hotan elthëi). Segundo aoristo de subjuntivo activo con hotan, cláusula temporal futura e indefinida (Robertson, Grammar, págs. 971ss.) coincidente con en tëi apokalupsei en el versículo 7. Para ser glorificado (endoxasthënai). Primer aoristo de infinitivo, voz pasiva (propósito) de endoxazö, verbo tardío, sólo aquí y en el versículo 12 en el N.T., y también en la LXX y en papiros. En sus santos (en tois hagiois autou). La esfera en la que Cristo encontrará su gloria en la Revelación. Y ser admirado (kai thaumasthënai). Primer aoristo de infinitivo, voz pasiva (de propósito), verbo común thaumazö. Los que creyeron (tois pisteusasin). ¿Por qué participio aoristo activo en lugar del presente activo pisteuosin (que han creído)? Frame cree que así Pablo da seguridades a los que creyeron su mensaje cuando estaba allí (1 Ts. 1:6ss.; 2:13ss.). La cláusula parentética, aunque difícil, cuadra con esta idea: Por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros (hoti episteuthë to marturion hëmön eph’ humas). Moffatt lo llama un anticlímax. En aquel día (en tëi hëmeräi ekeinëi). El día de la venida de Cristo (2 Ti. 1:12, 18; 4:8).
11. A este fin (eis ho). Así Colosenses 1:29. Probablemente propósito con referencia a los contenidos de los versículos 5 a 10. Hemos visto la Acción de Gracias (versículos 3 a 10) en párrafo largo y complicado. Ahora hace una breve plegaria (versículos 11 y 12) pidiendo que Dios cumpla todas sus esperanzas y obras. Pablo y sus colegas pueden seguir orando con ellos aunque no estén más con ellos (Moffatt). Para que (hina). Común después de proseuchomai (Col. 4:3; Ef. 1:17; Fil. 1:9) cuando el contenido de la oración se funde con el propósito. Os tenga por dignos (humas axiösëi). Verbo causativo (aoristo de subjuntivo en voz activa) como kataxioö en el versículo 5 con genitivo. De su llamamiento (tës klëseös). Klësis puede aplicarse al comienzo, como en 1 Corintios 1:26; Romanos 11:29, pero también al resultado final como en Filipenses 3:14; Hebreos 3:1. Puede que aquí estén ambas ideas. Es el llamamiento de Dios a los tesalonicenses. Y cumpla todo propósito de bondad (kai plërosëi pasan eudokian agathösunës). «A quien Él considera digno primero lo hace digno» (Lillie). Sí, en propósito, pero la maravilla y la gloria de todo ello es que Dios comienza a considerarnos dignos en Cristo antes que el proceso sea completado en Cristo (Ro. 8:29ss.). Pero Dios lo llevará a buen fin, y así ora Pablo a Dios. Eudokia (cf. Lc. 2:14) es más que el mero deseo, más bien beneplácito, el beneplácito de bondad de Dios, no en el griego antiguo, sólo en la LXX y en el N.T. y en escritos basados en ambos. Agathösunë, lo mismo que otra docena de palabras terminadas en -sunë, aparece solamente en griego tardío. Se deriva de agathos, bueno, relacionado con agamai, admirar. Que los tesalonicenses hallen su deleite en la bondad, una oración digna y oportuna. Obra de fe (ergon pisteös). La misma frase en 1 Tesalonicenses 1:3. Pablo ora por una rica fructificación de lo que había visto en el principio. Una obra marcada por la fe, surgiendo de la fe, sostenida por la fe. Con su poder (en dunamei). Literalmente, en poder. Conectar con plërosëi (cumplir), el poder de Dios (Ro. 1:29; Col. 1:4) en Cristo (1 Co. 1:24) por medio del Espíritu Santo (1 Ts. 1:5).
12. Para que (hopös). Infrecuente en Pablo en comparación con hina (1 Co. 1:29; 2 Co. 8:14). Quizá aquí por mor de la variedad (dependiente de la cláusula con hina en el v. 11). El nombre (to onoma). El Antiguo Testamento (LXX) emplea onoma incorporando el carácter revelado de Jehová. Así aquí el Nombre de nuestro Señor Jesús significa la condición mesiánica y el Señorío de Jesús. El giro griego común con onoma para título o dignidad que aparece en los papiros (Milligan) no es como éste. Los papiros dan también ejemplos de onoma para título o dignidad como en el Antiguo Testamento y en Hechos 1:15 (Deissmann, Bible Studies, págs. 196ss.). En vosotros, y vosotros en Él (en humin, kai humeis en autöi). Esta glorificación recíproca es paulina, pero se asemeja también a la figura de Cristo de la vid y de los pámpanos en Juan 15:1–11. Por la gracia (kata tën charin). No meramente un patrón, sino también objetivo (Robertson, Grammar, pág. 609). De nuestro Dios y Señor Jesucristo (tou theou hëmön kai kuriou Iësou Christou). Aquí la sintaxis estricta demanda que, al haber sólo un artículo con theou y kuriou, se haga referencia solamente a una persona, a Jesucristo, como es, desde luego, cierto en Tito 2:13; 2 Pedro 1:1 (Robertson, Grammar, pág. 786). Este argumento, por otra parte concluyente, y admitido por Schmiedel, queda debilitado algo por el hecho de que Kurios es frecuentemente empleado como nombre propio sin el artículo, lo que no sucede con sötër en Tito 2:13 y 2 Pedro 1:1. Así, en Efesios 5:5 en tëi basileiäi tou Christou kai theou el significado natural es en el Reino de Cristo y Dios considerado como uno, pero aquí una vez más theos, como Kurios, aparece frecuentemente como nombre propio sin el artículo. Por lo que tiene que admitirse que aquí Pablo puede estar significando «por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo», aunque también puede que signifique «por la gracia de nuestro Dios y Señor, Jesucristo».
1. Con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo (huper tes parousias tou Kuriou [hemon] Iesou Christou). Para erötömen, rogar, véase 1 Tesalonicenses 4:1; 4:12. Originalmente, huper significaba sobre, en favor de, en lugar de, pero aquí se emplea como peri, alrededor, acerca de, como en 1:4; 1 Tesalonicenses 3:2; 5:10, de uso común en los papiros (Robertson, Grammar, p. 632). Para las distinciones entre Parousia, Epiphaneia (Epifanía) y Apokalupsis (Revelación) en su aplicación a la Segunda Venida de Cristo, véase Milligan en Las Epístolas a los Tesalonicenses, págs. 145 a 151, a la luz de los papiros. Parousia pone el énfasis en la presencia del Señor con su pueblo, epiphaneia en su manifestación del poder y amor de Dios, y apokalupsis en la revelación del propósito y plan de Dios en la Segunda Venida del Señor Jesús. Y nuestra reunión con Él (kai hëmön episunagögës ep’ auton). Una palabra tardía descubierta sólo en 2 Mac. 2:7; 2 Tesalonicenses 2:1; Hebreos 10:25 hasta que Deissmann (Light from the Ancient East, pág. 103) la encontró en una estela en la isla de Syme, frente a Caria, significando «colección». Pablo se refiere aquí, desde luego, al arrebatamiento, mencionado en 1 Tesalonicenses 4:15–17, y a estar para siempre con el Señor después. Cf. también Mateo 24:31 = Marcos 13:27.
2. Que (eis to). Uno de los giros predilectos de Pablo para propósito, eis to y el infinitivo. No os dejéis mover fácilmente (më tacheös saleuthënai humas). Primer aoristo de infinitivo, voz pasiva, de saleuö, viejo verbo agitar, hacer oscilar como una caña (Mt. 11:7), dicho también de la tierra (He. 12:26). La usual negación më y el acusativo de referencia general humas con el infinitivo. De vuestro modo de pensar (apo tou noos). Caso ablativo de nous, mente, razón, recto sentido. Ni os alarméis (mëde throeisthai). Viejo verbo throeö, clamar en alta voz (de throos, clamor, tumulto), estar en un estado de excitación nerviosa (presente de infinitivo en voz pasiva, como si estuviera en marcha), «un continuo estado de agitación siguiendo al choque concreto recibido (saleuthënai)» (Milligan). Ni por espíritu (mëte dia pneumatos). Mediante una declaración extática (1 Ts. 5:10). El temor nervioso de que la venida1 debía tener lugar en el acto queda prohibido por mëde, y Pablo divide este temor por sus tres procedencias mediante mëte, mëte y mëte. Ninguna pretensión individual de revelación divina (el don de la profecía) puede justificar una tal declaración. Ni por palabra (mëte dia logou). La declaración oral de una conversación con Pablo (Lightfoot) a este efecto como si fuera nuestra. Una forma fácil de echar a un lado la primera Epístola de Pablo dando un informe de una declaración privada de Pablo. Ni por carta como si fuera nuestra (mëte di’ epistolës hös di’ hëmön). En 1 Tesalonicenses 4:13–5:3 Pablo había dicho claramente que Jesús vendría como ladrón en la noche, y había mostrado que los muertos no quedarían atrás en el arrebatamiento. Pero es evidente que los había que pretendían tener una epístola privada de Pablo que sustentaba la postura de que Jesús estaba viniendo en el acto, en el sentido de que el día del Señor ha llegado (hös hoti enestëken hë hëmera tou kuriou). Perfecto de indicativo, voz activa, de enistëmi, antiguo verbo, poner dentro, pero intransitivo en este tiempo, estar dentro o en o cerca. Así, «es inminente» (Lightfoot).2 Este verbo es común en los papiros. En 1 Corintios 3:22 y Romanos 8:38 tenemos un contraste entre ta enestöta, lo presente, y ta mellonta, lo que ha de venir. El uso de hös hoti puede ser aquí menospreciativo, aunque no es así en 2 Corintios 5:19. En el Koiné viene en el vernáculo a significar simplemente «que» (Moulton, Proleg. pág. 212), pero esto difícilmente parece así en el N.T. (Robertson, Grammar, pág. 1.033). Aquí significa «como que», «en el sentido de que». Desde luego, niega claramente que hubiera dicho ni por conversación ni por carta que la segunda venida fuera inminente. «Es esta declaración conducente a error que explica tanto el desaliento en aumento de los de poco ánimo, para alentar a los cuales Pablo escribe 1:3–2:17, como la actividad creciente de los entremetidos ociosos, para advertencia de quienes Pablo escribe 3:1–18» (Frame). Es suficiente que uno se detenga a reflexionar para ver la indignación de Pablo acerca de este empleo de su nombre por parte de los excesivamente celosos partidarios del punto de vista de que la venida de Cristo era inminente. Es cierto que Pablo aún vivía, pero si este tipo de «fraudes piadosos» era tan común y fácilmente perdonado como algunos pretenden en la actualidad, es difícil de dar explicación a la evidente ira de Pablo. Además, las palabras de Pablo deberían llevarnos a vacilar antes de afirmar que Pablo hubiera proclamado de manera clara el pronto retorno de Jesús. Es indudable que lo esperaba, pero no lo proclamó de manera específica, como tantos hoy en día pretenden, acusándole de llevar al error a los cristianos primitivos con una falsa presentación de la cuestión.
3. Que nadie os engañe en ninguna manera (më tis humas exapatësëi kata mëdena tropon). Primer aoristo de subjuntivo, en voz activa, de exapataö (antiguo verbo, engañar, forma intensificada del verbo simple apataö) con doble negación (më tis, mëdena), de acuerdo con el idioma griego regular como en 1 Corintios 16:11, más que el aoristo de imperativo que sí aparece en ocasiones en la tercera persona como en Marcos 13:15 (më katabatö). Pablo amplía su advertencia para ir más allá de conversaciones y cartas, e incluye «trucos» de cualquier tipo. Es asombroso lo crédulos que pueden ser algunos de los santos cuando un nuevo engañador saca nuevas modas religiosas. Porque no vendrá (hoti). Hay una elipse aquí de ouk estai (o genësetai), que se debe suplir tras hoti. Westcott y Hort hacen un anacoluto al final del versículo 4. El sentido es claro. Hoti es causal, debido a que, pero el verbo se sobrentiende. La segunda venida no sólo no es «inminente», sino que no se efectuará hasta que no hayan tenido lugar ciertos acontecimientos de gran importancia,3 lo que es una repulsa concreta a los falsos entusiastas del versículo 2. Sin que antes venga la apostasía (ean më elthëi hë apostasia pröton). Condición negativa de la tercera clase, indeterminada con perspectiva de determinación y el aoristo de subjuntivo. Apostasia es la forma tardía de apostasis y es nuestra palabra apostasía. Plutarco la emplea de revuelta política y aparece en 1° Mac. 2:15 acerca de Antíoco Epifanes, que procuraba forzar a una apostasía del judaísmo, para llevar hacia el helenismo. En Josué 22:22 se emplea de rebelión en contra del Señor. Parece claro que la palabra, aquí, denota una revuelta religiosa, y el empleo del artículo determinado (hë) parece significar que Pablo había ya hablado a los tesalonicenses acerca de ello. El único otro empleo de la palabra en el N.T. está en Hechos 21:21, donde significa apostasía de Moisés. No está claro si Pablo significa una revuelta de los judíos contra Dios, de los gentiles contra Dios o de los cristianos contra Dios, o si la referencia es a una apostasía que incluye a todas las clases dentro y fuera del cuerpo de los cristianos. Pero tiene que ser primero (protön) antes de que Cristo vuelva. Nótese este adverbio cuando solamente se comparan dos acontecimientos (cf. Hch. 1:1). Y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición (kai apokaluphthëi ho anthröpos tës anomias, ho huios tës apöleias). Primer aoristo de subjuntivo, voz pasiva, después de ean më y la misma condición que con elthëi. El empleo de este verbo apokaluptö, como apokalupsin de la segunda venida en 1:7, parece designar al carácter sobrehumano (Milligan) del acontecimiento, y el mismo verbo es repetido en los versículos 6 y 8. La implicación es que el hombre de pecado está oculto en alguna parte, y que será repentinamente desvelado, de la misma manera en que los falsos apóstoles se presentan como ángeles de luz (2 Co. 11:13ss.), sea que éste sea el acontecimiento coronador de la apostasía u otra descripción de dicho acontecimiento. Lightfoot señala el paralelo entre el hombre de pecado, de quien la principal característica es el pecado (caso genitivo, un hebraísmo para describir al inicuo del versículo 8) y Cristo. Tanto Cristo como el adversario de Cristo son revelados, hay misterio acerca de cada uno de ellos, los dos hacen reivindicaciones de divinidad (v. 4). Parece tratarse del Anticristo de 1 Juan 2:18. La terrible frase, hijo de perdición, es aplicada a Judas en Juan 17:12 (como de Judas sentenciado a perdición), pero aquí lo es al inicuo (ho anomos, v. 8), que no es Satanás, pero sí una persona concreta que lleva a cabo la obra de Satanás. Nótese el artículo determinado en cada caso.
4. El cual se opone y se exalta (ho antikeimenos kai huperairomenos). Como el Anticristo de Juan, éste se opone (anti-) a Cristo, y se exalta (voz media directa de huperairö, antiguo verbo, levantarse y exaltarse por encima de otros, sólo aquí y en 2 Co. 12:7 en el N.T.), pero no Satanás, sino un agente de Satanás. Esta cláusula participia está en aposición a las dos frases precedentes, el hombre de pecado, el hijo de perdición. Nótese 1 Corintios 8:5 acerca de uno llamado Dios, y Hechos 17:23 para sebasma (de sebazomai), objeto de culto, palabra tardía, solamente en el N.T. en estos dos pasajes. Tanto que se sienta en el santuario de Dios (höste auton eis ton naon tou theou kathisai). Otro ejemplo del infinitivo con höste para resultado. Cayo Calígula hizo un desesperado intento para que su estatua fuera erigida en el Templo en Jerusalén para que fuera adorada. Este incidente puede estar en el trasfondo del lenguaje de Pablo aquí. Haciéndose pasar por Dios (apodeiknunta heauton hoti estin theos). Participio presente activo (forma en mi) de apodeiknumi, concordando en caso con auton, mostrándose a sí mismo que es Dios. Calígula pretendía ser Dios. Moffatt duda acerca de si Pablo está identificando este engaño con el culto imperial en esta etapa. Lightfoot cree que la deificación del emperador de Roma suplió a Pablo con la fraseología que encontramos aquí. Wetstein remarca una moneda de Julio con theos en un lado y Thessalonikeön en el otro. En 1 Juan 2:18 se nos advierte acerca de los «muchos anticristos», algunos de los cuales ya habían venido. Por ello no está claro si Pablo tiene en mente sólo a un individuo o siquiera a varios en lugar de malos principios, porque en el versículo 6 habla de to katechon (lo que lo detiene), mientras que en el versículo 7 tenemos ho katechon (el que lo detiene). Frame argumenta en favor de una combinación de Belial y Anticristo como la explicación del lenguaje de Pablo. Pero toda esta cuestión es dejada por Pablo en una forma tan inconcreta que apenas si podemos tener la esperanza de aclararla. Es posible que sus propias enseñanzas mientras estaba con ellos dieran a sus lectores una clave que no poseemos.
5. Cuando yo estaba todavía con vosotros (eti ön pros humas). El participio presente toma el tiempo del verbo elegon (imperfecto activo), solía deciros estas cosas. Así que Pablo les lleva a la memoria las palabras que solía decirles, y nos deja sin la clave de su idea. Sabemos que una de las acusaciones que pesaban sobre él era que Jesús era otro rey, un rival de César (Hch. 17:7). Esto nos lleva a preguntarnos cuán lejos iba Pablo cuando estaba allí al contrastar el reino del mundo, del que Roma era el dominante, y el reino de Dios, del que Cristo es rey. Frame señala la abrupta pregunta de Pablo aquí «con una oración inconclusa detrás de sí» (vv. 3ss.) e incluso «con un rasgo de impaciencia».
6. Lo que lo detiene (to katechon). Y ahora vosotros sabéis (kai nun oidate), dice Pablo en este críptico pasaje apocaliptico. Desafortunadamente, no sabemos qué quiere decir Pablo con lo que lo detiene (retiene atrás, katechon), neutro aquí y masculino en el versículo 7, ho katechön. «Este principio o poder impersonal es capaz también de manifestarse bajo una forma personal» (Milligan). El que es detenido por este poder «es el Mesías de Satanás, una caricatura infernal del verdadero Mesías» (Moffatt). Warfield (Expositor, III. iv, págs. 30ss.) sugirió que el hombre de iniquidad es la línea imperial con su desenfreno en deificarse, y que era el estado judío el poder refrenador. Pero Dios domina en último término toda la historia humana, y se obran sus propósitos soberanos. A fin de que (eis to). Otro ejemplo de eis to y el infinitivo de propósito. A su debido tiempo (en töi autou kairöi). Nótese autou (su), no heautou (suyo propio), a su debido tiempo sea revelado, en el tiempo que Dios le ha establecido.
7. Porque ya está en acción el misterio de iniquidad (to gar mustërion ëdë energeitai tës anomias). Véase 1 Tesalonicenses 2:13 para energeitai. El genitivo tës anomias (iniquidad) describe to mustërion. (Nótese la enfática posición de ambos.) Este misterio (mustërion, secreto, de mustës, un iniciado; mueö, guiñar, parpadear) significa aquí el secreto propósito de la iniquidad, ya obrando, el único ejemplo de este empleo en el N.T., donde se utiliza del reino de Dios (Mt. 13:11), de Dios (1 Co. 2:1) y de la voluntad de Dios (Ef. 1:9), de Cristo (Ef. 3:4), del evangelio (Ef. 6:9), de la fe (1 Ti. 3:9), de la piedad (1 Ti. 3:16), de las siete estrellas (Ap. 1:20), de la mujer (Ap. 17:7). Pero este secreto será «revelado» y entonces comprenderemos claramente cuál es el sentido de Pablo aquí. Hasta que él a su vez desaparezca de en medio (heös ek mesou genëtai). Construcción usual con heös para el futuro (aoristo de subjuntivo, voz media, genetäi). Nótese la ausencia de an, como es frecuente en el N.T. y en el Koiné. Pablo emplea heös sólo aquí y en 1 Corintios 4:5. Cuando el obstáculo sea quitado de en medio, entonces el misterio de iniquidad será revelado de manera clara.
8. Y entonces (kai tote). Nota enfática de tiempo, entonces cuando el que detiene (ho katechön) sea quitado de en medio, entonces aquel inicuo (ho anomos), el hombre de pecado, el hijo de perdición, será revelado. A quien el Señor [Jesús] matará (hon ho kurios [Iësous] anelei). Tanto si «Jesús» es genuino como si no lo es, es Él quien es el denotado como Señor. Anelei es un futuro tardío de anaireö, en lugar de anairësei. Pablo emplea Isaías 11:4 (combinando con la vara de su boca con con el aliento de sus labios) para representar al triunfo de Cristo sobre este adversario. Es una poderosa imagen de cómo el mero aliento del Señor destruirá a este archienemigo (Milligan). Y lo reducirá a la impotencia con la manifestación de su venida (kai katargësei tëi epiphaneiäi tës parousias autou). Este verbo katargeö (kata, argos), hacer inútil, raro en el griego antiguo, aparece 25 veces en Pablo, y tiene una variedad de traducciones. En los papiros tiene la forma debilitada de obstaculizar. Será un gran fiasco, el advenimiento del hombre de pecado. Aquí Pablo emplea tanto epiphaneia (epifanía, que también aparece en las Pastorales, un término familiar a la mente griega para denotar la visita de un dios) como parousia (más familiar a la mente judía, pero común en los papiros) para designar la segunda venida de Cristo. «La aparición de Jesús anuncia su condenación» (Moffatt). La mera aparición de Cristo destruye al adversario (Vincent).
9. Cuyo advenimiento es (hou estin hë parousia). Se refiere a hon en el versículo 8. El Anticristo tiene asimismo su parousia. Deissmann (Light from the Ancient East, págs. 374, 378) nota una inscripción en Epidaurus en la que «Esculapio manifestó su Parousia». Antíoco Epifanes es llamado el dios manifestado (3 Mac. 5:35). Así coinciden las dos Epifanías. Prodigios mentirosos (terasin pseudous). «En maravillas de una mentira.» Nótese aquí que se emplean las tres palabras empleadas para designar los milagros de Cristo (He. 2:4), poder (dunamis), señales (sëmeia), maravillas (terata), pero todas ellas según la actuación de Satanás (kata energeian tou Satana, la energía de Satanás) tal como Jesús había predicho (Mt. 24:24), maravillas que casi arrastrarían a los mismos elegidos.
10. Con todo engaño de iniquidad (en pasëi apatëi adikias). Este maestro de las falsedades tendrá a su disposición toda la energía y habilidad de Satanás para llevar al error y engañar. ¡Cuántas ilustraciones de ello no se hallan por los caminos de la historia! Para los que se pierden (tois apollumenois). Caso dativo de interés personal. Nótese esta misma frase en 2 Corintios 2:15 y 4:3. Participio presente en voz media de apollumi, destruir, el terrible proceso prosigue. Por cuanto (anth’ hön). A cambio de las cuales cosas (anti y el genitivo del pronombre relativo). El mismo giro en Lucas 1:20; 12:3; 19:44; Hechos 12:23 y muy común en la LXX. El amor de la verdad (tën agapën tës alëtheias). Es el evangelio en contraste con engaño y mentira. Para ser salvos (eis to söthënai autous). Primer aoristo de infinitivo, voz pasiva, de sözö, con eis to otra vez, propósito epexegético de la verdad si le hubieran dado obediencia.
11. Por esto Dios les envía (kai dia touto pempei autois ho theos). Presente futurista (profético) del tiempo en que el inicuo es revelado. Aquí tenemos el acto judicial definido de Dios (Milligan) que entrega a los malvados al mal que han escogido deliberadamente (Ro. 1:24, 26, 28). Operación de error (RV) (energeian planës). El terrible resultado del voluntarioso rechazo de la verdad de Dios. Para que crean la mentira (eis to pisteusai autous töi pseudei). Nótese eis to otra vez, y töi pseudei (la mentira, la falsedad ya descrita), un resultado esperado. Nótese Romanos 1:25, «que cambiaron la verdad de Dios por la mentira».
12. A fin de que sean condenados (hina krithösin pantes). Primer aoristo de subjuntivo, voz pasiva, de krinö, cribar, juzgar, con hina. Propósito último, casi resultado, de la anterior resistencia obstinada a la verdad, y «la seducción judicial que les sobreviene» (Lightfoot), ahora el castigo definitivo. La condición queda implicada en la fatal elección tomada. Estas víctimas del hombre de pecado no creyeron la verdad y encontraron complacencia en la injusticia.
13. Véase 1:3 para el mismo comienzo. Amados por el Señor (ëgapëmenoi hupo kuriou). Participio perfecto pasivo de agapaö, con hupo y el ablativo como en 1 Tesalonicenses 1:4, sólo que aquí es kuriou en lugar de theou, el Señor Jesucristo más bien que Dios Padre. De que Dios os haya escogido (hoti heilato humas ho theos). Primer aoristo de indicativo, voz media, de haireö, tomar, viejo verbo, pero no compuesto, solamente aquí, en Filipenses 1:22 y en Hebreos 11:25 en el N.T., y aquí sólo en el sentido de escoger, para lo que generalmente se emplean exaireomai o proorizö. Desde el principio (ap’ archës). Probablemente se trata del texto correcto (Aleph, D, L), y no aparchën (primicias, B, G, P), aunque está sólo aquí en todos los escritos de Pablo y es una lectura difícil, la elección o propósito eternos de Dios (1 Co. 2:7; Ef. 1:4; 2 Ti. 1:9), mientras que aparchën es una idea predilecta de Pablo (1 Co. 15:20, 23; 16:15; Ro. 8:23; 11:16; 16:5). Para salvación (eis sötërian). La meta última, la salvación final. En santificación del Espíritu (V.M.) (en hagiasmöi pneumatos). Genitivo subjetivo pneumatos, santificación obrada por el Espíritu Santo. Y la fe en la verdad (kai pistei alëtheias). Genitivo objetivo alethëias, creencia en la verdad.
14. A lo cual (eis ho). La meta, esto es, la salvación final (sötëria). Mediante nuestro evangelio (dia tou euaggeliou hëmön). Dios llama a los tesalonicenses por medio de la predicación de Pablo, tal como llama ahora a los hombres por medio de los heraldos de la Cruz, tal como Dios escogió (cf. 1 Ts. 2:12; 5:24). Para alcanzar (eis peripoiësin). Es la probable traducción correcta, más bien que «posesión» (Besson). Véase 1 Tesalonicenses 5:9, allí de salvación, aquí de gloria (la shekinah, gloria de Jesús).
15. Así que (ara oun). Por todo ello, entonces. El ilativo ara es sustentado (Ellicott) por el colectivo oun como en 1 Tesalonicenses 5:6 y Gálatas 6:10, etc. Aquí tenemos la conclusión práctica en base al propósito electivo de Dios en una crisis mundial así. Estad firmes (stëkete). Presente de imperativo activo del presente tardío stëkö, de hestëka (perfecto activo de histëmi). Véase 1 Tesalonicenses 3:8. Retened las enseñanzas (krateite tas paradoseis). Presente de imperativo de krateö, viejo verbo, tener un entendimiento magistral de una cosa, bien con genitivo (Mr. 1:31) o generalmente con el acusativo, como aquí Paradosis (tradición) es un antiguo término para denotar aquello que es transmitido a uno. Dibelins cree que Pablo revela su instrucción judaica con el uso de esta palabra (Gá. 1:14), pero se trataba de un término perfectamente legítimo para enseñanza, fuera oral, de palabra (dia logou), fuera por escrito, por carta nuestra (di’ epistolës hëmön). Pablo no hace aquí distinción alguna entre la tradición oral y la escrita, como se hizo después. La valía de la tradición no reside en la forma sino en el origen y la calidad del contenido. En 1 Corintios 11:23 Pablo dice: «Porque yo recibí de parte del Señor lo que también os he enseñado (paredöka)». Los alaba porque «retenéis las instrucciones tal como os las entregué». Aquí «instrucciones» es tradiciones (paradoseis) (1 Co. 11:2). La tradición puede ser meramente procedente de hombres, y por ello mismo carente de valor, y dañina si es puesta en lugar de la palabra de Dios (Mr. 7:8; Col. 2:6–8). Todo depende. Es fácil escarnecer la verdad como una mera tradición. Pero el progreso humano en todos los frentes se hace mediante la utilización de lo viejo, comprobado como genuino, en relación con lo nuevo si resulta que es verdadero. En Tesalónica los santos eran ya víctimas de charlatanes teológicos con sus teorías medio cocidas acerca de la segunda venida de Cristo y acerca de los deberes y relaciones sociales. Que os han sido impartidas (has edidachthëte). Primer aoristo de indicativo, voz pasiva, de didaskö, enseñar, reteniendo el acusativo de la cosa en el pasivo, como es común con este verbo, como doceö en latín y enseñar o, en este caso, «impartir», en castellano. Una traducción alternativa es la de la V.M., «las tradiciones que os fueron enseñadas».
16. Y Dios nuestro Padre (kai [ho] theos ho patër hëmön). Es incierto si el primer artículo ho es genuino, por cuanto no aparece en B ni en D. Generalmente Pablo tiene al Padre delante de Cristo, excepto aquí, 2 Corintios 13:13 y Gálatas 1:1. El cual nos amó (ho agapësas hëmas). Este participio articular singular se refiere a ho patër, «aunque es difícil ver cómo san Pablo hubiera podido expresar este pensamiento de otro modo si hubiera tenido la intención de referirse al Hijo así como al Padre. Probablemente no se encuentra ningún ejemplo en san Pablo de un adjetivo o verbo en plural cuando se mencionan las dos Personas de la Deidad» (Lightfoot). Consolación eterna (paraklësin aiönian). Forma distintivamente femenina de aiönios, aquí, en lugar del masculino como en Mateo 25:46.
17. Conforte vuestros corazones, y los afiance (parakalesai humön tas kardias kai stërixai). Primer aoristo optativo activo de deseo para el futuro de dos verbos comunes, parakaleö (véase 1 Ts. 3:7; 4:18; 5:14) y sterizö (véase 1 Ts. 3:2, 13). Dios es el Dios de toda consolación (2 Co. 1:3–7) y de consolidación (Ro. 1:11; 16:25).
1. Por lo demás (to loipon). Acusativo de referencia general. Cf. loipon, 1 Tesalonicenses 4:1. Orad (proseuchesthe). Presente en voz media, seguid orando. Nótese peri como en 1 Tesalonicenses 5:25. Para que la palabra del Señor corra y sea glorificada (hina ho logos tou kuriou trechëi kai doxazëtai). Construcción usual de hina después de proseuchomai, uso subfinal, contenido y propósito combinados. Nótese el presente de subjuntivo con ambos verbos en lugar del aoristo: pueda seguir corriendo y siendo glorificada, dos verbos unidos aquí y en ningún otro lugar del N.T. Pablo probablemente derivó esta metáfora del estadio, como en 1 Corintios 9:24ss.; Gálatas 2:2; Romanos 9:16; Filipenses 2:16; 2 Timoteo 4:7. Lightfoot traduce «pueda tener una triunfante carrera». Acerca de la palabra del Señor véase 1 Tesalonicenses 1:8. Pablo reconoce la estrecha relación entre él mismo y sus lectores. Necesita sus oraciones y simpatía y se regocija en la recepción que ellos habían dado ya a la palabra del Señor, así como lo fue entre vosotros (kathös kai pros humas). «Como sucede en vuestro caso» (Frame).
2. Y para que seamos librados (kai hina rusthömen). Una segunda petición, de cariz más personal (Milligan). Primer aoristo de subjuntivo, pasivo, de ruomai, viejo verbo que significa rescatar. Nótese el cambio de tiempo de presente a aoristo (aoristo efectivo). De hombres perversos y malos (apo tön atopön kai ponërön anthröpön). Caso ablativo con apo. Originalmente, en griego antiguo, atopos (a, privativo, y topos) es fuera de lugar, incongruente, inadecuado, perverso, injurioso, tanto de cosas como de personas. Ponëros es de poneö, trabajar (ponos), considerando el trabajo como algo enojoso, malo, maligno. Pablo se encontró con una turba de esta clase de hombres en Tesalónica. Porque la fe no es de todos (ou gar pantön hë pistis). No se expresa la cópula estin. Pantön es predicado posesivo genitivo, la fe (el artículo con sustantivo abstracto) no pertenece a todos. De ahí su malvada conducta.
3. Pero fiel es el Señor (pistos de estin ho kurios), donde hay un juego (paronomasia) con pistis con pistos, como en Romanos 3:3 tenemos un juego de palabras con apisteö y apistia. Podemos confiar en el Señor, por muy perversos que sean los hombres. Del mal (apo tou ponërou). Aparentemente una reminiscencia de la Oración del Señor en Mateo 6:13, rusai hëmas apo tou ponërou. Pero aquí, como allí, no hay certidumbre acerca de si tou ponërou es neutro (mal), como to ponërou en Romanos 12:9, o de si es masculino (el maligno). Pero tenemos ho ponëros (el Maligno) en 1 Juan 5:18, y tou ponërou es evidentemente masculino en Efesios 6:16. Si es masculino aquí, como es probable, ¿es «el Maligno» (Ellicott), o sólo el hombre malo como los mencionados en el versículo 2? Quizá Pablo tenía en mente al representante de Satanás, el hombre de pecado, descrito en 2:1–12 con la frase que aquí da, sin intentar ser demasiado concreto.
4. Y tenemos confianza (pepoithomen). Segundo perfecto de indicativo de peithö, persuadir, intransitivo en este tiempo, estamos en un estado de confianza. Respecto a vosotros en el Señor (en kuriöi eph’ humas). Nótense las dos preposiciones, en, en la esfera del Señor (1 Ts. 4:1) como la base de la confianza tranquila de Pablo, eph’ (epi) con el acusativo (respecto a vosotros), donde se podría haber empleado el dativo (cf. 2 Co. 2:3). Hacéis y haréis ([kai] poieite kai poiësete). Cumplido y también llamamiento, tiempos presente y futuro de poieö. Lo que os ordenamos (ha paraggellomen). Nota de autoridad apostólica, aquí, no consejo o apremio, sino mandamiento.
5. Encamine (kateuthunai). Primer aoristo optativo, voz activa, de deseo para el futuro, como en 2:17 y 1 Tesalonicenses 5:23, de kateuthunö, antiguo verbo, como en 1 Tesalonicenses 5:23, de kateuthunö, viejo verbo, como en 1 Tesalonicenses 3:11 (allí camino, aquí corazones) y Lucas 1:79, de pies (podas). Empleo perfectivo de kata. Atrevida fıgura de hacer un camino liso y directo. El Señor, aquí, es el Señor Jesús. Al amor de Dios (eis tën agapën tou theou). Genitivo, bien subjetivo u objetivo; ambos tienen buen sentido, y Lightfoot argumenta en favor de ambos, «no sólo como un atributo objetivo de la deidad, sino también como principio que rija en nuestros corazones», manteniendo que «difícilmente es posible separar lo uno de lo otro». La mayor parte de académicos lo toman aquí como subjetivo, la característica de Dios. A la paciencia de Cristo (eis tën hupomnën tou Christou). Tenemos aquí la misma ambigüedad, aunque la idea generalmente aceptada es la subjetiva, la paciencia mostrada por Cristo, en lugar de «la paciente espera por Cristo» (genitivo objetivo).
6. Pero os ordenamos (paraggellomen de humin). Pablo pone en práctica la confianza expresada acerca de la obediencia a sus mandamientos en el versículo 4. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo (en onomati tou kuriou Iësou Christou). «Nuestro» es la lectura del Textus Receptus, omitida en los modernos textos críticos. Nombre (onoma) denota aquí la autoridad de Jesucristo, por lo que comparar con por medio del Señor Jesús (dia tou kuriou Iësou) en 1 Tesalonicenses 4:2. Para una plena discusión de esta frase, véase la monografía de W. Heitmüller, In Namen Jesu. Pablo desea que sus lectores se den cuenta de la responsabilidad que tienen de dar obediencia a su mandamiento. Que os apartéis (stellesthai humas). Presente de infinitivo en voz media (directa) de stellö, antiguo verbo colocar, disponer, compactar o aligerar, como de velas, apartarse de o retirarse de (con apo y el caso ablativo). En 2 Corintios 8:20 la voz media (stellomenoi) significa cuidado de. De todo hermano que ande desordenadamente (apo pantos adelphou ataktös peripatountos). Lo sigue llamando «hermano». El adverbio ataktös es común en Platón, y en el N.T. sólo se encuentra aquí y en el versículo 11, aunque el adjetivo ataktös, igualmente común en Platón, lo hemos visto en 1 Tesalonicenses 5:14 (véase). Término militar, fuera de su puesto en las filas. Y no según la enseñanza (kai më kata tën paradosin). Véase 2:15 para paradosin (tradición). Que recibieron de nosotros (BAS, margen) (hën parelabosan par hëmön). Westcott y Hort ponen esta forma del verbo (segundo aoristo de indicativo, tercera persona, plural, de paralambanö, la forma -osan en lugar de -on, con un ligero apoyo de los papiros, pero en la LXX y en el dialecto beocio; Robertson, Grammar, págs. 335ss.) en el margen con parelabete (recibisteis) en el texto. Hay cinco lecturas diferentes del verbo aquí, siendo las otras parelabon, parelabe, elabosan.
7. De qué manera debéis imitarnos (pös dei mimeisthai hëmas). Literalmente, cómo es necesario imitarnos. El infinitivo mimeisthai es el antiguo verbo mimeomai, de mimos (actor, mimo), pero en el N.T. solamente aquí (y en el v. 9), Hebreos 13:7 y 3 Juan 11. Es algo atrevido a decir, pero Pablo sabía que había que dar a los cristianos en medio de gentiles y judíos un modelo para ser imitado (Fil. 3:17). Pues nosotros no anduvimos desordenadamente entre vosotros (hoti ouk ëtaktesamen en humin). Primer aoristo de indicativo, voz activa, del viejo verbo atakteö, estar fuera de las filas de la formación militar. Una negación específica por parte de Pablo, en contraste con los versículos 6 y 17.
8. De balde (dörean). Acusativo adverbial, como un don, de regalo (dörea, don, de didömi). La misma afirmación hecha a los corintios (2 Co. 11:7), vieja palabra, en la LXX y en los papiros. Se hospedó en casa de Jasón, pero no recibía de gratis su comida, porque pagaba por su manutención. Aparentemente no recibía invitaciones a comer. Pablo tuvo que poner en claro su independencia financiera para evitar unas falsas acusaciones que, sin embargo, le fueron lanzadas. Comer pan es un hebraísmo para comer (versículo 10). Ver 1 Tesalonicenses 2:9 para trabajo y fatiga, y día y noche (nuktos kai hëmeras, genitivo de tiempo, de noche y de día). Véase 1 Tesalonicenses 2:9 para el resto del versículo con precisamente las mismas palabras.
9. No porque no tengamos derecho (ouch hoti ouk echomen exousian). Pablo es sensible acerca de su derecho a recibir un sustento adecuado (1 Ts. 2:6 y 1 Co. 9:4, donde usa la misma palabra exousian en la larga defensa que hace de este derecho, 1 Co. 9:1–27). Así que aquí pone esta limitación para evitar equívocos. Dejaba que le ayudaran iglesias en las que no se le interpretaría mal (2 Co. 11:7–11; Fil. 4:4–5ss.). Pablo emplea ouch hoti en otro lugar para evitar malos entendidos (2 Co. 1:24; 3:5; Fil. 4:17). Sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitéis (all’ hina heautous tupon dömen humin). Literalmente, sino para podernos dar como tipo para vosotros. Propósito con hina y segundo aoristo de subjuntivo, activo, de didömi. Acerca de tupon, véase 1 Tesalonicenses 1:7.
10. Esto (touto). Lo que pasa a expresar. Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma (hoti ei tis ou thelei ergazesthai mëde esthietö). Aquí tenemos un hoti recitativo, «que», que no es necesario traducir, y que la RVR77 traduce como dos puntos (:). Es aparentemente un proverbio judío basado en Génesis 3:19. Wetstein cita varios paralelos. Moffatt da éste de Chartism de Carlyle: «El que no trabaje conforme a su capacidad, que perezca según su necesidad». Deissmann (Light from the Ancient East, pág. 314) considera que Pablo toma prestado un fragmento de moralidad de taller. Era necesario, como es evidente. Es una condición de la primera clase (nota negativa ou) con el negativo imperativo en la conclusión.
11. Porque oímos (akouomen gar). Noticias frescas procedentes de Tesalónica, evidentemente. Para el tiempo presente, compárese 1 Corintios 11:18. El acusativo y el participio es un giro regular para discurso indirecto con este verbo (Robertson, Grammar, págs. 1.040–1.042). Tres pintorescos participios presentes, el primero una descripción general, peripatountas ataktös, los otros dos especificando con un vívido juego de palabras, que no trabajan en absoluto, sino que son unos entremetidos (mëden ergazomenous alla periergazomenous). Literalmente, no haciendo nada sino haciendo alrededor. Ellicott sugiere doing no business but being busy bodies (no ocupándose en nada pero ocupándose en lo ajeno). «La primera persecución en Tesalónica se había desencadenado gracias a la colaboración de un número de ociosos fanáticos (Hch. 17:5)» (Moffatt). Estos sablistas teólogos eran demasiado piadosos para trabajar, pero estaban perfectamente dispuestos a comer de gratis de sus semejantes mientras malgastaban el tiempo ociosamente.
12. Mandamos y exhortamos (paraggellomen kai parakaloumen). Pablo afirma su autoridad como apóstol y argumenta como hombre y como ministro. Que trabajando sosegadamente, coman su propio pan (hina meta hësuchias ergazomenoi ton heautön arton esthiösin). El contenido del mandamiento y de la exhortación mediante hina y el presente de subjuntivo esthiösin. Literalmente, que trabajando con sosiego sigan comiendo su propio pan. Lo precisamente opuesto a la conducta manifestada en el versículo 11.
13. Y vosotros, hermanos, no os canséis de hacer el bien (humeis de, adelphoi, më enkakësëte kalopoiountes). Posición enfática de humeis en contraste con estos gorrones. më y el aoristo de subjuntivo es una prohibición en contra de comenzar un acto (Robertson, Grammar, pags. 851–854). Es un verbo tardío, y significa comportarse mal en, ser cobarde, perder valor, amilanarse, desfallecer (en, kakos), y fuera de Lucas 18:1 en el N.T. sólo se encuentra en las Epístolas de Pablo (2 Ts. 3:13; 2 Co. 4:1, 16; Gá. 6:9; Ef. 3:13). Aparece en Polibio. El verbo tardío kalopoieö, hacer el bien (kalos) o lo honorable, no aparece en ningún otro lugar del N.T., pero sí en la LXX y en papiros tardíos. Pablo usa to kalon poiein en 2 Corintios 13:7; Gálatas 6:9; Romanos 7:21 con la misma idea. Tiene agathopoieö, hacer el bien, en 1 Timoteo 6:18.
14. Y si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta (ei de tis ouch hupakouei töi logöi hëmön dia tës epistolës). Pablo recapitula la cuestión, de una manera brusca, con este ultimátum. Condición de la primera clase, con la negación ou, dando por supuesta su veracidad. A ése señaladlo (touton sëmeiousthe). Verbo tardío sëmeioö, de sëmeion, señal, marca, prenda. Poned una etiqueta sobre este hombre. Sólo aquí en el N.T. «Este verbo se emplea regularmente para denotar la firma de un recibo o de una notificación formal en los papiros y óstraca del período imperial» (Moulton y Milligan, Vocabulary). Lo que Pablo no dice es si ha de ser mediante carta o en una reunión pública. No os juntéis con él (më sunanamignusthai autöi). Los MSS. están divididos entre el presente de infinitivo en voz media, como en el texto que se da aquí en mandamiento como Romanos 12:15; Filipenses 3:16, o el presente de imperativo en voz media sunanamignusthe (-ai y -e se pronunciaban frecuentemente del mismo modo en el Koiné). El infinitivo puede también explicarse como un mandato indirecto. Este verbo compuesto doble es tardío, en la LXX y en Plutarco, y en el N.T. sólo aquí y en 1 Corintios 5:9, 11. Autöi está en el caso instrumental asociativo. Para que se sienta avergonzado (hina entrapëi). Cláusula de propósito con hina. Segundo aoristo de subjuntivo en voz pasiva de entrepö, volver sobre, en voz media volver sobre uno mismo o avergonzar, y en voz pasiva hacer avergonzar. La idea es hacer que los pensamientos de uno giren sobre sí mismo.
15. No lo tengáis por enemigo (më hös echthron). Ése es siempre el problema en el ostracismo de la disciplina, por necesario que sea en ocasiones. Pocas cosas son tan difíciles en nuestras iglesias como la sabia aplicación de la disciplina sobre los miembros errantes. La palabra echthros es un adjetivo, odioso, lleno de odio. Puede ser pasivo, aborrecido, como en Romanos 11:28, pero es generalmente activo, hostil, enemigo, adversario.
16. El mismo Señor de paz (autos ho kurios tës eirënës). Véase 1 Tesalonicenses 5:23 para el mismo Dios de paz. Os dé … paz (doië humin tën eirënën). Segundo aoristo optativo activo (Koiné) de didömi, no döëi (subjuntivo). Así también en Romanos 15:5; 2 Timoteo 1:16, 18. Sólo el Señor Jesús, cuya característica es paz, puede dar paz real al corazón y al mundo (Jn. 14:27).
17. De mi propia mano, de Pablo (tëi emëi cheiri Paulou). Caso instrumental cheiri. Nótese el genitivo Paulou en aposición a la idea posesiva en el pronombre posesivo emëi. Pablo había dictado la carta, pero ahora escribía la salutación con su propia mano. La señal distintiva en toda carta (sëmeion en pasëi epistolëi). Marca (v. 14) y prueba de genuinidad de cada epístola, la firma de Pablo. Ya circulaban entonces falsos escritos (2 Ts. 2:2). Así, cada iglesia podía saber que Pablo había escrito la carta. ¡Si se pudieran encontrar los originales autógrafos!
18. La salutación es como la de 1 Tesalonicenses 5:28, con la adición de pantön (todos).

1 TIMOTEO

La Primera Epístola de Pablo
a
TIMOTEO
Clic en cada capítulo, y accederá a otro buen comentario
INTRODUCCIÓN
Dando por supuesta la paternidad paulina, los hechos se ordenan de esta manera. Pablo había estado en Éfeso (1 Ti. 1:3) después de su llegada a Roma, lo que tuvo lugar ciertamente antes del incendio de Roma en el 64 d.C. Había dejado a Timoteo encargado de la obra en Éfeso, y a continuación se había dirigido a Macedonia (1 Ti. 1:3), posiblemente a Filipos, tal como había deseado (Fil. 2:24). Desea ayudar a Timoteo a afrontar los problemas doctrinales (contra los gnósticos), de disciplina y de instrucción eclesial que se van haciendo más y más urgentes. Hay toques personales muy naturales acerca del crecimiento y liderazgo del propio Timoteo. Aquí encontramos palabras sabias del más grande de los predicadores a un joven ministro a quien Pablo amaba.
1. Por mandato (kat’ epitagën). Una palabra Koiné tardía (en Polibio, Diodoro), pero también una palabra paulina en el N.T. Este mismo giro («por vía de mandamiento») en 1 Corintios 7:6; 2 Corintios 8:8; Romanos 16:26; 1 Timoteo 1:1; Tito 1:3. Pablo quiere decir que es apóstol bajo instrucciones. De Dios nuestro Salvador (theou sötëros hëmön). Caso genitivo con epitagën. En la LXX sötër (vieja palabra proveniente de sözö para agente en salvación, aplicado a deidades, príncipes, reyes, etc.) aparece 20 veces, en todos los casos, excepto dos, de Dios. Los romanos llamaban al emperador «Dios Salvador». En el N.T. la designación de Dios como Salvador es peculiar a Lucas 1:47; Judas 25; 1 Timoteo 1:3; 2:3; 4:10; Tito 1:3; 2:10; 3:4. En las otras Epístolas Pablo lo emplea de Cristo (Fil. 3:20; Ef. 5:23) como en 2 Timoteo 1:10. En 2 Pedro 1:1 tenemos «nuestro Dios y Salvador Jesucristo» como en Tito 2:13. Nuestra esperanza (tës elpidos hëmön). Como Colosenses 1:27. Más que el autor y objeto de la esperanza, «su misma sustancia y fundamento» (Ellicott).
2. Verdadero (gnësiöi). Legítimo, no espúreo. Vieja palabra de ginomai, pero sólo paulina en el N.T. (Fil. 4:3; 2 Co. 8:9; Tit. 1:3; 2). En Filipenses 2:20 se emplea el adverbio gnësiös, y otra vez de Timoteo. De Cristo Jesús (Christou Iësou). Ya dos veces antes en el versículo 1; y como es usual en las Epístolas posteriores (Col. 1:1; Ef. 1:1).
3. Como te rogué (kathös parekalesa se). Hay una elipsis de la cláusula principal en el versículo 4 (así te encargo ahora, que no aparece en el texto griego). Que te quedases (prosmeinai). Primer aoristo de infinitivo en voz activa de prosmenö, viejo verbo, atribuido por Lucas a Pablo en Hechos 13:43. Para que mandases (hina paraggeilëis). Cláusula subfinal con hina y el primer aoristo de subjuntivo en voz activa de paraggellö, viejo verbo, transmitir un mensaje a lo largo (para) de uno a otro. Véase 2 Tesalonicenses 3:4, 6, 10. Lock considera este giro aquí como un imperativo elíptico como Efesios 4:29; 5:33. A algunos (tisin). Caso dativo. Expresamente vago (sin nombres como en 1:20), aunque indudablemente Pablo tiene a ciertas personas de Éfeso en mente. Que no enseñen diferente doctrina (më heterodidaskalein). El uso más antiguo conocido de este compuesto, semejante a kakodidaskalein de Clemente de Roma. El único otro ejemplo en el N.T. está en 6:3. Eusebio tiene heterodidaskalos. La misma idea en Gálatas 1:6; 2 Corintios 11:4; Romanos 16:17. Quizá acuñada por Pablo.
4. Ni presten atención (mëde prosechein). Sobrentendiéndose noun. Un giro común y viejo en el N.T., especialmente en Lucas y Hechos (8:10ss.). No está en las anteriores Epístolas de Pablo. 1 Timoteo 3:8; 4:1, 13; Tito 1:14. A fábulas (muthois). Caso dativo de una antigua palabra denotando habla, narración, historia, ficción, falsedad. En el N.T. sólo en 2 Pedro 1:16; 1 Timoteo 1:4; 4:7; Tito 1:14; 2 Timoteo 4:4. Genealogías (genealogiais). Dativo de una vieja palabra, también en la LXX; en el N.T. sólo aquí y en Tito 3:9. Interminables (aperantois). Viejo compuesto verbal (de a, privativo, y perainö, ir a través), en la LXX; sólo aquí en el N.T. Aquí tenemos excelentes ejemplos de antiguas palabras que se emplean solamente en las Pastorales debido al tema tratado, describiendo el énfasis gnóstico acerca de los eones. Disputas (ekzëtëseis). «Escudriñamientos.» Un compuesto raro y tardío derivado de ekzëteö (también una palabra Koiné, Ro. 3; 11, proveniente de la LXX, y también hallada en papiros). Sólo aquí en el N.T. El término simple zëtësis aparece en Hechos 15:2; 1 Timoteo 6:4; Tito 3:9; 2 Timoteo 2:23. Edificación (oikodomian). Aquí la RVR77 sigue el Textus Receptus de Elzevir. En la edición de Stephanus y en las ediciones críticas aparece la lección alternativa oikonomian, esto es, una dispensación, que es una palabra también paulina (1 Co. 9:17; Col. 1:25; Ef. 1:9; 3:9; 1 Ti. 1:4); los otros ejemplos en el N.T. se hallan en Lucas 16:2–4. Por fe (en pistei). Uso paulino de pistis.
5. El objetivo (to telos). Véase Romanos 6:21; 10:4 para telos (el bien que se sigue, el resultado, fin). Amor (agapë). No las «disputas». Romanos 13:9. «Tres condiciones para el crecimiento del amor» (Parry): «De corazón limpio» (ek katharas kardias, concepto del A.T.), «y de buena conciencia» (kai suneidëseös agathës, para lo cual véase Ro. 2:25), «y de fe no fingida» (kai pisteös anupokritou, compuesto verbal tardío en 2 Co. 6:6; Ro. 12:9).
6. Desviándose (astochësantes). Primer participio aoristo activo de astocheö, verbo Koiné compuesto (Polibio, Plutarco) proveniente de astochos (a, privativo, y stochos, una marca, un blanco), «habiendo errado el blanco». En el N.T. sólo aquí, 6:21 y en 2 Ti-moteo 2:18. Con el caso ablativo hön (el cual). Han caído (exetrapësan). Segundo aoristo de indicativo en voz pasiva de ektrepö, un verbo común y antiguo, girar o torcer fuera o a un lado. En sentido médico en Hebreos 12:13. Como metáfora en 1 Timoteo 1:6; 6:20; 2 Timoteo 4:4. Vana palabrería (mataiologian). Palabra tardía proveniente de mataiologos, solamente aquí en el N.T., aparece en el Koiné literario.
7. Doctores de la ley (nomodidaskaloi). Compuesto que aparece sólo en el N.T. (aquí, Lc. 5:17; Hch. 5:34) y en escritores eclesiásticos. Aunque sin entender (BAS) (më noountes). Participio concesivo de noeö, viejo verbo (Ef. 3:4, 20). Ni lo que (mëte ha). Relativo ha (las cuales cosas). Ni lo que (mëte peri tinön). Aquí se emplea el interrogativo tinön en el sentido del relativo hon. Puede ser considerado como el empleo de una pregunta indirecta por mor de la variedad (Parry). Afirman categóricamente (diabebaiountai). Presente de indicativo en voz media del común compuesto Koiné, en el N.T. sólo aquí y Tito 3:8.
8. Si uno la usa legítimamente (ean tis autöi chrëtai). Condición de la tercera clase con ean y presente de subjuntivo en voz media de chraomai con el caso instrumental.
9. No fue puesta para (ou keitai). El uso de keitai en lugar de tetheitai (perfecto pasivo de tithëmi) es un giro bien común. Véase el mismo extremo acerca de la ley en Gálatas 3:18–23; Romanos 13:13. Para la frase «conociendo esto» (eidös touto), ver Efesios 5:5. Insumisos (anupotaktois). Dativo (como lo son todas estas palabras aquí) del tardío adjetivo verbal (a, privativo, y hupotassö). En el N.T. sólo aquí, Tito 1:6, 10; Hebreos 2:8. Impíos (anosiois). Palabra común (a, privativo, y hosios). En el N.T. sólo aquí y en 2 Timoteo 3:2. Profanos (bebëlois). Vieja palabra proveniente de bainö, ir, y bëlos, umbral. Véase Hebreos 12:16. Parricidas (patrolöiais). Forma tardía del común término ático patralöiais (de patër, padre, y aloiaö, golpear), sólo aquí en el N.T. Matricidas (mëtrolöiais). Forma posterior del ático mëtralöiais. Sólo aquí en el N.T. Homicidas (andraphonois). Viejo compuesto (anër, hombre; phonos, asesinato). Sólo aquí en el N.T.
10. Para los sodomitas (arsenokoitais). Compuesto tardío para designar a los homosexuales. En el N.T. sólo aquí y en 1 Corintios 6:9. Secuestradores (andrapodistais). Vieja palabra proveniente de andrapodizö (de anër, varón; pous, pie, tomar por el pie), esclavizar. Así esclavizadores, sea que se trate de secuestradores (ladrones de hombres) de libres, o de ladrones de esclavos de otros. Así, tratantes de esclavos. Mediante el uso de esta palabra Pablo da un duro golpe a la trata de esclavos (cf. Filemón). Mentirosos (pseustais). Vieja palabra, véase Romanos 3:4. Perjuros (epiorkois). Una vieja palabra (epi, orkos, juramento). Que juran en falso. Sólo aquí en el N.T. Para listas similares, véase 1 Corintios 5:11; 6:9s.; Gálatas 5:19s.; Romanos 1:28s.; 13:13; Colosenses 3:5; Efesios 5:5; 2 Timoteo 3:2s. A la sana doctrina (tëi hugiainousëi didaskaliäi). Caso dativo después de antikeitai, para el cual verbo véase Gálatas 5:17 para el conflicto entre el Espíritu y la carne. «La enseñanza sana (hugiainö, vieja palabra para denotar estar bien, como Lc. 5:31; 3 Jn. 2, en sentido figurado en el N.T. sólo en las Pastorales).» Véanse Tito 1:9 y 2 Timoteo 4:3.
11. Del Dios bendito (tou makariou theou). Aplicado a Dios sólo aquí y en 6:15, pero en Tito 2:13 makarios aparece con elpis (esperanza) de la «epifanía de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo». Que me ha sido encomendado (ho episteuthën egö). «Con lo cual (ho acusativo retenido con el verbo episteuthën, primer aoristo pasivo) he sido encargado.»
12. Doy gracias (charin echö). «Tengo gratitud a.» Frase común (Lc. 17:9); en ningún otro pasaje de Pablo. Que me revistió (töi endunamösanti me). Primer participio aoristo articular activo de endunamoö. Verbo tardío, pero es un giro paulino regular (Ro. 4:20; Fil. 4:13; Ef. 6:10; 1 Ti. 1:12; 2 Ti. 4:17). Poniéndome en el ministerio (themenos eis diakonian). Segundo participio aoristo en voz media. Frase y atmósfera paulinas (Hch. 20:24; 1 Co. 3:5; 12:18, 28; 2 Co. 3:6; 4:1; Col. 1:23; Ef. 3:7; 1 Ti. 4:6; 2 Ti. 4:5, 11).
13. Antes (proteron). Acusativo de referencia general del comparativo articular, «en cuanto al tiempo anterior», anteriormente, como en Gálatas 4:13. Habiendo yo sido (onta). Participio concesivo concordando con me. Blasfemador (blasphëmon). Vieja palabra, bien proveniente de blax (estúpido) y phëmë, habla, o de blaptö, injuriar. Raro en el N.T., pero Pablo usa blasphëmeö, blasfemar, en Romanos 2:24. Perseguidor (diöktës). Hasta ahora sólo conocida aquí. Probablemente acuñada por Pablo a base de diökö, palabra que conocía bien (Hch. 22:4, 7; 26:14s.; Gá. 1:13, 23; Fil. 3:6; 2 Ti. 3:12). Injuriador (hubristën). Sustantivo, no adjetivo, «un hombre insolente». Vieja palabra proveniente de hubrizö, en el N.T. sólo aquí y en Romanos 1:30. Fui recibido a misericordia (eleëthën). Primer aoristo pasivo de indicativo de eleeö, viejo verbo. Véanse 2 Corintios 4:1; Romanos 11:30s. Por ignorancia (agnoön). Participio presente en voz activa de agnoeö, «no conociendo». Un viejo verbo (Ro. 2:4). En ceguera de corazón. En incredulidad (en apistiâi). Véase Romanos 11:20, 25.
14. Fue más abundante (huperepleonasen). Aoristo de indicativo en voz activa del compuesto huperpleonazö (Salmos de Salomón 5:19, y en Herondas; sólo aquí en el N.T.), en escritores eclesiásticos posteriores. Pablo emplea la forma simple pleonazö en Romanos 5:20; 6:1 y la forma relacionada hupereperisseusen, empleada también con hë charis. Pablo siente predilección por los compuestos con huper. Para «fe en Cristo Jesús» véase Gálatas 3:26, para «fe y amor en Cristo Jesús» como aquí, véase 2 Timoteo 1:13.
15. Es palabra fiel (pistos ho logos). Cinco veces en las Pastorales (1 Ti. 1:15; 3:1; 4:9; Tit. 3:8; 2 Ti. 2:11). Valdrá la pena observar cuidadosamente los términos pistis, pisteuö, pistos. El mismo empleo de pistos (digno de confianza) aplicado a logos en Tito 1:9; Apocalipsis 21:5; 22:6. Parece que tanto aquí como en 2 Timoteo 2:11 se hace referencia a un dicho conocido, posiblemente una cita (hoti) de un dicho en común circulación muy a la manera del tipo de enseñanza juanina. Esta misma frase (de Cristo viniendo al mundo) aparece en Juan 9:37; 11:27; 16:28; 18:37. Pablo, naturalmente, no tenía acceso a los escritos juaninos, pero estos «dichos» estaban en circulación entre los discípulos. No se hace una cita formal, pero «toda la frase implica un conocimiento del lenguaje juanino y de los Sinópticos» (Lock), como en Lucas 5:32; Juan 12:47. Aceptación (apodochës). Caso genitivo con axios (digno de). Palabra tardía (Polibio, Diodoro, Josefo); en el N.T. sólo aquí y en 4:9. Primero (prötos). No ën (fui), sino eimi (soy). «No es fácil pensar en ninguno otro que escribiera estas palabras fuera de san Pablo» (White). En 1 Corintios 15:9 se autodesigna como «el más pequeño de los apóstoles» (elachistos tön apostolon). En Efesios 3:8 se refiere a sí mismo como «el más pequeño de todos los santos» (töi elachistoteröi pantön hagiön). Ocasionalmente, Pablo se defiende como estando al mismo nivel que los doce apóstoles (Gá. 2:6–10) y superior a los judaizantes (2 Co. 11:5s.; 12:11). No es una falsa humildad lo que tenemos aquí, sino una sincera valoración de los pecados de su vida (cf. Ro. 7:24) como perseguidor de la iglesia de Dios (Gá. 1:13), de hombres y hasta mujeres (Hch. 22:4s.; 26:11). Tenía tristes memorias de aquellos tiempos.
16. En mí el primero (en emoi prötoi). Probablemente comienza con el mismo sentido de prötos que en el versículo 15 (rango), pero pasa al mero orden (primero en línea). Pablo viene a ser el pecador «muestra» como aliento para todos los que vengan detrás de él. Mostrase (endeixëtai). Primer aoristo de subjuntivo en voz media (propósito, con hina) de endeiknumi, apuntar, destacar, para lo cual véase Efesios 2:7 (la misma forma con hina). Paciencia (makrothumian). Un común término paulino (2 Co. 6:6). «Longanimidad.» Para ejemplo (pros hupotupösin). Palabra tardía y rara (en Galeno, Sexto Empírico, Diógenes Laercio, y sólo aquí en el N.T.), del verbo tardío hupotupoö, delinear (se halla en papiros). Así el sustantivo, aquí, es una delineación, un bosquejo. Pablo es una muestra de la clase de pecadores que Jesús vino a salvar. Véase hupodeigma en 2 Pedro 2:6.
17. Esta noble doxología es un estallido de gratitud por la gracia que Dios le ha mostrado a Pablo. Para otras doxologías véanse Gálatas 1:5; Romanos 11:36; 16:27; Filipenses 4:20; Efesios 3:21; 1 Timoteo 6:16. White sugiere que Pablo puede haber empleado esta doxología en sus oraciones. Lock sugiere que se trata de «una fórmula litúrgica judía» (sugerencia ésta de todo punto innecesaria en atención a la riqueza de las doxologías de Pablo vistas en las líneas anteriores). Para la actividad creadora de Dios (Rey de los siglos) véanse 1 Corintios 10:11 y Efesios 2:7; 3:9, 11. Inmortal (aphthartöi). Como calificativo de Dios también en Romanos 1:23. Invisible (aoratöi). También aplicado a Dios en Colosenses 1:15. Al único … Dios (monoi theöi). Así en Romanos 16:27; Juan 5:44; 17:3. Por los siglos de los siglos (eis tous aiönas tön aiönön). Cf. Efesios 3:21.
18. Te encargo (paratithemai soi). Presente de indicativo en voz media del antiguo y común verbo, poner al lado (para) como alimento sobre la mesa, en la voz media denota confiar, encomendar (Lc. 12:48), y fue empleado por Jesús cuando estaba a punto de morir (Lc. 23:46). Aquí es una figura bancaria, que se repite en 2 Timoteo 2:2. Conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti (kata tas proagousas epi se prophëteias). Uso intransitivo de proagö, ir delante. Cuando Timoteo aparece primero ante nosotros (Hch. 16:2), «daban buen testimonio (emartureito) de él los hermanos». Comenzó su ministerio con grandes esperanzas, oraciones y predicciones. Para que … pelees por ellas la buena batalla (hina strateuëi en autais tën kalën strateian). Acusativo cognado (strateian, vieja palabra proveniente de strateuö, en el N.T. sólo aquí y en 2 Co. 4:4) con strateuëi (segunda persona del singular del presente de subjuntivo en voz media de strateuö, viejo verbo, principalmente en Pablo en el N.T., 1 Co. 9:7; 2 Co. 10:3). Como si en una armadura defensiva.
19. Manteniendo la fe y la buena conciencia (echön pistin kai agathën suneidësin). Posiblemente como escudo (Ef. 6:16), o en todo caso la posesión (Ro. 2:20) de la fe como confianza y una buena conciencia. Un líder espera estas cosas de sus seguidores y debe también exhibirlas él mismo. Desechando (apösamenoi). Primer participio aoristo en voz media indirecta de apötheö, echar fuera de uno. Un viejo verbo (véase Ro. 11:1ss.). Naufragaron (enauagësan). Primer aoristo de indicativo en voz activa de nauageö, viejo verbo de nauagos (naufragado; naus, nave; agnumi, romper), romper una nave en trozos. En el N.T. sólo aquí y en 2 Corintios 11:25. En cuanto a la fe (peri tën pistin). Más bien, «con respecto a su fe» (el artículo se emplea aquí como pronombre posesivo, un giro griego común).
20. Himeneo (Humenaios). Este mismo hereje aparece en 2 Timoteo 2:17. Él y Alejandro son los principales minadores de la fe en Éfeso. Alejandro (Alexandros). Probablemente el mismo que se menciona en 2 Timoteo 4:14, pero no el judío de este nombre en Hechos 19:33, a no ser que se hubiera convertido en cristiano desde entonces. Entregué a Satanás (paredöka töi Satanâi). Véase este mismo giro (paradounai töi Satanâi) en 1 Corintios 5:5. Se trata de un severo acto disciplinario desde la autoridad apostólica, aparentemente la exclusión y más que un mero abandono (1 Ts. 2:18; 1 Co. 5:11; 2 Co. 2:11), aunque es una cuestión oscura. Para que aprendan a no blasfemar (hina paideuthösin më blasphëmein). Cláusula de propósito con hina y primer aoristo de subjuntivo pasivo de paideuö. Para este uso de este verbo común y tardío véanse 1 Corintios 11:32; 2 Corintios 6:9.
1. Ante todo (pröton pantön). A tomar con parakaleö. Mi primera petición (primera en importancia). Peticiones (enteuxeis). Palabra tardía (Polibio, Plutarco, etc.), sólo aquí en el N.T. y en 4:5, aunque el verbo entugchanö aparece en Romanos 8:27, 34; 11:2, 25. Las otras tres palabras para oración son comunes (Fil. 4:6). Por todos los hombres (huper pantön anthröpön). El alcance de la oración es universal, incluyendo a todo tipo de pecadores (y de santos).
2. Por los reyes (huper basileön). Y entre ellos se incluye a Nerón, que ya había incendiado Roma y había atribuido la conflagración a los cristianos, emprendiendo la persecución contra ellos. Y por todos los que están en eminencia (kai pantön tön en huperochëi ontön). Huperochë es una vieja palabra (de huperochos, y esto de huper y echö), pero en el N.T. sólo aquí y en 1 Corintios 2:1. Para que podamos vivir (hina diagömen). Literalmente: «Para que llevemos». Cláusula de propósito con presente de subjuntivo en voz activa de diagö, un verbo viejo y común, pero en el N.T. sólo aquí y en Tito 3:3. Tranquila (ëremon). Adjetivo tardío proveniente del antiguo adverbio ërema (tranquilamente, quedamente). Sólo aquí en el N.T. Apacible (hësuchion). Viejo adjetivo, una vez en la LXX (Is. 66:2), en el N.T. sólo aquí y en 1 Pedro 3:4. Vida (bion). Vieja palabra para denotar el curso de la vida (no zöë). Así Lucas 8:14. Dignidad (semnotëti). Vieja palabra que procede de semnos (Fil. 4:8); en el N.T. sólo aquí y en 3:4; Tito 2:7.
3. Agradable (apodekton). Adjetivo verbal tardío proveniente de apodechomai. En inscripciones y en papiros. En el N.T. solamente aquí y en 5:4.
4. Quiere (thelei). El deseo y la voluntad de Dios hasta allí donde puede influenciar a los hombres. Que todos los hombres sean salvos (pantas anthröpous söthënai). Primer aoristo de infinitivo en voz pasiva de sözö con el acusativo de referencia general. Ver 1 Corintios 10:33; 2 Corintios 5:18s. Al conocimiento (eis epignösin). «El pleno conocimiento» como en Colosenses 1:6; Efesios 4:13 (diez veces en Pablo). Véase 2 Timoteo 3:7 para toda la frase «conocimiento pleno de la verdad» (alëtheia, 14 veces en las Pastorales). Pablo está ansioso como en Colosenses y Efesios de que los gnósticos no se vayan a llevar a la gente a su bando. Necesitan el pleno conocimiento intelectual del cristianismo.
5. Un solo Dios (heis theos). El argumento usual de Pablo para un evangelio universal (Gá. 3:20; Ro. 3:30; Ef. 4:6). Un solo mediador (heis mesitës). Palabra tardía (Polibio, Filón) derivada de mesos (medio), un mediador. En el N.T. sólo aquí, en Gálatas 3:20; y Hebreos 8:6; 9:15; 12:24. Entre Dios y los hombres (theou kai anthröpön). Caso ablativo (aunque el genitivo objetivo pueda explicarlo) después de mesitës (noción de separación) como en Romanos 10:12; Hebreos 5:14. Hombre (anthröpos).
6. En rescate por todos (antilutron huper pantön). «Una reminiscencia del propio dicho del Señor» (Lock) en Mateo 20:28 (= Mr. 10:45), donde tenemos lutron anti pollön. En los papiros la preposición huper es la ordinariamente empleada para el concepto de sustitución allí donde se involucra beneficio, como en este pasaje. Anti tiene más la idea de intercambio, y antilutron huper combina ambas ideas. Lutron es la palabra común para rescate pagado por un esclavo o un prisionero. Pablo puede haber acuñado antilutron con el dicho de Cristo en su mente (sólo en un MS. de Sal. 48:9, y Orph. Litt. 588). Véase Gálatas 1:4, «el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados». Testimonio (to marturion). Bien el nominativo absoluto o el acusativo absoluto en aposición a la cláusula precedente como to adunaton en Romanos 8:3. A su debido tiempo (kairois idiois). Caso locativo como en 6:15 y en Tito 1:3. Véase Gálatas 6:9 para «a su tiempo». No hay aquí ni predicado ni participio, «el testimonio en sus debidas sazones» (plural).
7. Para lo cual (eis ho). El testimonio de Jesús en la entrega de sí mismo (v. 6). Véase eis ho en 2 Timoteo 1:11. Fui puesto (etethën egö). Primer aoristo de indicativo pasivo de tithëmi. Predicador y apóstol (kërux kai apostolos). En 2 Timoteo 1:10 Pablo añade didaskalos (heraldo, apóstol, maestro) como lo hace aquí con énfasis. En Colosenses 1:23s. tiene diakonos (ministro). Con frecuencia emplea kërussö de sí mismo (1 Co. 1:23; 9:27; Gá. 2:2; Ro. 10:8s.). Digo verdad …, no miento (alëtheian legö, ou pseudomai). Un toque paulino (Ro. 9:1). Cf. Gálatas 1:20; 2 Corintios 11:31. Solamente aquí se designa a sí mismo como «maestro de los gentiles»; en general se designa como apóstol (Ro. 11:13), ministro (Ro. 15:16), prisionero (Ef. 3:1).
8. Quiero (boulomai). Así en Filipenses 1:12. Los hombres (tous andras). Acusativo de referencia general con el infinitivo proseuchesthai. Los hombres en contraste a las «mujeres» (gunaikas) en el versículo 9. Se trata del culto público, naturalmente, y «en todo lugar» (en panti topöi) para el culto público. Muchos cristianos modernos son de la opinión de que existían condiciones especiales en Éfeso y Corinto que exigían estrictas normas para las mujeres que ahora no son siempre aplicables.1 Levantando manos santas (epairontas hosious cheiras). Levantándose para orar. Nótese también hosious empleado en forma femenina (así en Platón) con cheiras en lugar de hosias. Lo que aquí se dice es que sólo pueden dirigir la oración pública aquellos varones que puedan levantar «manos limpias» (moral y espiritualmente limpias). Véase Lucas 24:50. El adverbio hosiös aparece en 1 Tesalonicenses 2:10, y hosiotës aparece en Efesios 4:24. Sin ira ni contienda (chöris orgës kai dialogismou). Véase Filipenses 2:14.
9. Asimismo que las mujeres (hösautös gunaikas). Boulomai debe repetirse desde el versículo 8, implicado en hösautös (viejo adverbio, como en Ro. 8:26). Parry insiste en que también se debe suplir proseuchomenas (cuando oren). Gramaticalmente es posible (Lock), pero difícilmente congruente con los versículos 11 a 15 (White). Se atavíen (kosmein heautas). Presente de infinitivo activo, yendo después de boulomai, que no aparece, pero que queda sobrentendido. Kosmein proviene de kosmos (disposición, arreglo, ornato, orden, mundo). Véanse Lucas 21:5 y Tito 2:10. Véase 1 Corintios 11:5ss. para el tratamiento que hace Pablo de la vestimenta de las mujeres en el culto público. Con ropa decorosa (en katastolëi kosmiöi). Katastolë es una palabra tardía (un dejar caer abajo, katastellö, del porte o vestido, disposición del vestido). Sólo aquí en el N.T. Kosmios es un viejo adjetivo proveniente de kosmos y significa bien dispuesto, apropiado, decoroso. Westcott y Hort tienen en adverbio en el margen (kosmiös). Con pudor (meta aidous). Vieja palabra para denotar vergüenza, reverencia, en el N.T. sólo aquí y en Hebreos 12:28. Modestia (söphrosunës). Vieja palabra, en el N.T. sólo aquí, en el versículo 15, y en Hechos 26:15 (también Pablo). No con peinado ostentoso (më en plegmasin). Viejo término proveniente de plekö, trenzar, entretejer, para hacer redes, cestas, solamente aquí en el N.T. Cf. 1 Pedro 3:1 (emplokës). Ni oro (en chrusiöi). Caso locativo con en repetido. Algunos MSS. leen chrusöi. Ambos términos se emplean para denotar ornamentos de oro. Ni perlas (ë margaritais). Véase Mateo 7:6 para esta palabra. Ni vestidos costosos (ë himatismöi polutelei). Himatismos es una palabra común del Koiné proveniente de himatizö, vestir. Polutelës es una vieja palabra proveniente de polus y telos (gran precio). Véase Marcos 14:3.
10. Corresponde (prepei). Vieja palabra para correcto, decente. Pablo quiere que las mujeres se vistan de ropas «decorosas», pero theosebeian (piedad, de theosebës, Jn. 9:31; theos, sebomai, culto) forma parte del «estilo» deseado. Sólo aquí en el N.T. Bien vestir y buenas obras en combinación.
11. En silencio (en hësuchiâi). Vieja palabra proveniente de hësuchios. En el N.T. sólo aparece aquí, en Hechos 22:2; 2 Tesalonicenses 3:12. Con toda sumisión (en pasëi hupotagëi). Palabra tardía (Dionisio de Halicarnaso, papiros), y en el N.T. sólo aquí y en 2 Corintios 9:13; Gálatas 2:5. Véase 1 Corintios 14:33–35.
12. No permito (ouk epitrepö). Vieja palabra epitrepö, permitir, admitir (1 Co. 16:7). Pablo habla con autoridad. Enseñar (didaskein). Evidentemente en la reunión pública. Y, sin embargo, todos los cristianos modernos permiten que mujeres enseñen clases de Escuela Dominical. Permanece la impresión de que no se expresa todo aquí para que quede totalmente clarificado.2 Ni ejercer dominio sobre el hombre (oude authentein andros). La palabra authenteö ha quedado ahora clarificada por Kretschmer (Glotta, 1912, págs. 289ss.) y por Moulton y Milligan en Vocabulary. Véase también Nägeli, Der Wortschatz des Apostels Paulus, y Deissmann, Light from the Ancient East, págs. 88ss. Autodikeö era la palabra literaria para actuar como señor, mientras que authenteö era la forma vernácula. Proviene de authentës, uno que hace por sí mismo, un amo, un autócrata. Aparece en los papiros (sustantivo authentes, amo; verbo authenteö, dominar; adjetivo authentikos, autoritativo, «auténtico»). En griego moderno se usa aphentes = Éfendi = «Sr.»
13. Fue formado primero (prötos eplasthë). Nótese prötos, no pröton, primero antes que Eva. Primer aoristo pasivo de indicativo de plassö, viejo verbo, en el N.T. sólo aquí y en Romanos 9:20 (cf. Gn. 2:7s.).
14. Siendo engañada (exapatëtheisa). Primer participio aoristo pasivo de exapateö, viejo verbo compuesto, en el N.T. sólo por Pablo (2 Ts. 2:3; 1 Co. 3:18; 2 Co. 11:3; Ro. 7:11; 16:18; 1 Ti. 2:14). No es seguro que ex- signifique aquí «completamente engañada» en contraste al término simple (ouk ëpatëthë), el término empleado acerca de Adán, aunque es posible. Incurrió (gegonen). Segundo perfecto de indicativo en voz activa, estado permanente. Véase 1 Corintios 11:7.
15. Engendrando hijos (dia tës teknogonias). Palabra ésta tardía y rara (en Aristóteles). Sólo aquí en el N.T. De teknogonos, y esto de teknon y de la raíz genö. La Versión Revisada inglesa traduce «Por medio del engendramiento del niño» (through the child-bearing), refiriendo esta frase al nacimiento del Salvador como glorificación de la condición femenina. Esto es verdad, pero no está claro que Pablo no tenga mayormente en mente que la peculiar función de la mujer es la maternidad, no la enseñanza pública, poseyendo una gloria y dignidad muy propias. «Se salvará» (söthësetai) en esta función, no por medio de ella. Si permanece (ean mneinösin). Condición de la tercera clase, ean con el primer aoristo de subjuntivo en voz activa de menö, continuar. Obsérvese el cambio al plural desde el singular en el original griego (söthësetai). Es decir, «será salvada … si permanecen».
1. Es palabra fiel (pistos ho logos). Aquí la frase señala a las palabras precedentes (no como 1:15) y debería cerrar el párrafo anterior. Si alguno anhela (ei tis oregetai). Condición de la primera clase, supuesta cierta. Presente de indicativo en voz media del viejo verbo oregö, ir en pos de algo, gobernando el genitivo. En el N.T. sólo aquí y en 6:10; Hebreos 11:16. Obispado (episkopës). Caso genitivo después de oregetai. Es una palabra tardía y rara fuera de la LXX y del N.T. (aparece en una inscripción en Licaonia). Proviene de episkopeö, y significa «cargo de supervisor» o «condición de supervisor», como en Hechos 1:20.
2. El obispo (ton episkopon). El supervisor. Es una vieja palabra, aparece en la LXX, inscripciones y papiros. Deissmann (Bible Studies, págs. 230ss.) muestra que se aplicaba a oficiales comunitarios en Rodas. Véase Hechos 20:28 para su empleo para designar a los ancianos (presbíteros) en el versículo 17. Lo mismo en Tito 1:5, 7. Ver Filipenses 1:1. Esta palabra no tiene en el N.T. el sentido monárquico con que se encuentra en Ignacio, de un obispo presidiendo sobre ancianos. Irreprensible (anepilëmpton). Caso acusativo de referencia general con dei y einai. Antiguo y común adjetivo verbal (a, privativo, y epi lambanö, que no debe ser tomado), irreprochable. En el N.T. sólo aquí y en 5:7; 6:14. De una sola mujer (mias gunaikos). Una a la vez, evidentemente. Sobrio (nëphalion). Viejo adjetivo. En el N.T. solamente aquí, versículo 11 y Tito 2:2. Pero véase nephö, ser sobrio, en 1 Tesalonicenses 5:6, 8. Prudente (söphrona). Otro viejo adjetivo (de saos o sös, sano; phrën, mente), en el N.T. sólo aquí, Tito 1:8; 2:2, 5. Ordenado (kosmion). Véase 2:9. Una conducta decorosa, decente. Hospedador (philoxenon). Vieja palabra (véase philoxenia en Ro. 12:13), de philos y xenos, en el N.T. sólo aquí, Tito 1:8; 1 Pedro 4:9. Apto para enseñar (didaktikon). Forma tardía del viejo término didaskalikos, uno calificado para enseñar. Sólo en Filón y en el N.T. (1 Ti. 3:2; 2 Ti. 2:24).
3. No dado al vino (më paroinon). Palabra tardía en vez de la anterior paroinios, uno que se sienta largo tiempo ante, al lado (para) de su vino. En el N.T. sólo aquí y en Tito 1:3. No pendenciero (më plëktën). Palabra tardía de plëssö, golpear. En el N.T. sólo aquí y en Tito 1:3. Amable (epieikë). Véase Filipenses 4:5 para esta interesante palabra. Apacible (amachon). Vieja palabra (de a, privativo, y machë), no luchador. En el N.T. sólo aquí y en Tito 3:2. No avaro (aphilarguron). Palabra tardía (a, privativo, y el compuesto phil-arguros) en inscripciones y papiros (Nägeli; también Deissmann, Light from the Ancient East, págs. 85ss.). En el N.T. sólo aquí y en Hebreos 13:5.
4. Que gobierne (proistamenon). Participio presente en voz media de proistëmi, vieja palabra poner delante y (cuando es intransitivo como aquí) estar de pie ante. Véanse 1 Tesalonicenses 5:12; Romanos 12:8. En sumisión (en hupotagëi). Véase versículo 11.
5. El que no sabe (ei tis ouk oiden). Condición de la primera clase, supuesta cierta. Gobernar (prostënai). Segundo aoristo de infinitivo activo del mismo verbo proistëmi y con oiden, significa «saber cómo gobierna», no «saber que gobierna». ¿Cómo? (pös;) Pregunta retórica que espera una respuesta negativa. Cuidará (epimelësetai). Futuro en voz media de epimeleomai, viejo verbo compuesto (epi, dirección del cuidado hacia), en la LXX, en el N.T. sólo aquí y en Lucas 10:34ss. La iglesia de Dios (ekklësias theou). Carente de artículo, como en el versículo 15, y con artículo en los demás pasajes (1 Co. 10:32; 15:9; 2 Co. 1:1; Gá. 1:13). La iglesia local descrita como perteneciente a Dios. Nadie más que Pablo, en el N.T., describe así a la iglesia (Hch. 20:28). Este versículo es parentético dentro de la descripción de las cualidades del obispo.
6. No un neófito (më neophuton). La palabra castellana es la misma que la griega. Es una palabra vernacular empleada en la literatura desde Aristófanes en adelante, en la LXX y en papiros, en el sentido original de «recién plantado» (neos, phuö). Sólo aquí en el N.T. No sea que (hina më). «Que no.» Envaneciéndose (tuphötheis). Primer participio aoristo pasivo de tuphoö, vieja palabra (de tuphos, humo, orgullo), levantar una humareda o neblina (una cortina de humo de orgullo). En el N.T. sólo aquí; 6:4; 2 Timoteo 3:4. Caiga en (empesëi eis). Segundo aoristo de subjuntivo activo con hina më, propósito negativo, de empiptö, viejo verbo, caer dentro. Nótese ambos en y eis como en Mateo 12:11; Lucas 10:36. La condenación del diablo (krima tou diabolou). Véase Romanos 3:8 para krima. Lo mejor es tomar tou diabolou como genitivo objetivo, aunque es subjetivo en el versículo 7, «la condena pronunciada sobre o recibida por el diablo» (no simplemente «el calumniador», con referencia a cualquier calumniador).
7. De los de afuera (apo tön exöthen). Esto es, de los no pertenecientes a la iglesia. La atención de Pablo a los testigos externos se ve en 1 Tesalonicenses 4:12; 1 Corintios 10:32; Colosenses 4:5. Hay, naturalmente, dos facetas en esta cuestión. Descrédito (oneidismon). Palabra tardía proveniente de oneidizö. Véase Romanos 15:3. Lazo del diablo (pagida tou diabolou). Aquí es genitivo subjetivo, el lazo puesto por el diablo. Pagis, vieja palabra de pëgnumi, asegurar. Así, una trampa para pájaros (Lc. 21:35), cualquier trampa súbita (Ro. 11:9), de pecado (1 Ti. 6:9), del diablo (1 Ti. 3:7; 2 Ti. 2:26). Los antiguos lo empleaban de las celadas amorosas. El diablo prepara lazos especiales para los predicadores (envanecimiento, versículo 6; dinero, 6:9; mujeres, ambición).
8. Diáconos (diakonous). Caso acusativo de referencia general como el precedente con dei einai sobrentendido. Aquí se emplea la palabra en su sentido técnico, como en Filipenses 1:1, que véase (dos clases de cargos eclesiásticos, obispos o ancianos, y diáconos). Respetables (semnous). Véase Filipenses 4:8. Se repite en el versículo 11 («dignas»); Tito 2:2. Sin doblez de palabra (më dilogous). Palabra rara (dis, legö), decir dos veces lo mismo. Jenofonte tiene dilogeö y dilogia. En Polux, pero la LXX tiene diglössos (de doble lengua, el término latino bilinguis). Sólo aquí en el N.T. Como el párroco en Bunyan, «señor Dos Lenguas». No dados a mucho vino (më oinöi pollöi prosechontas). «No fijando la mente (ton noun sobrentendido, como es usual con prosechö, 1 Ti. 1:4) en mucho vino» (oinöi, caso dativo). Tal actitud lleva al abuso. No codiciosos de ganancias deshonestas (më aischrokerdeis). Palabra vieja proveniente de aischros (Ef. 5:12) y kerdos (Fil. 1:21). «Consiguiendo pequeños beneficios en formas mezquinas» (Parry). No es genuino en el versículo 3. En el N.T. sólo aquí y en Tito 1:7 (de obispos).
9. El misterio de la fe (to mustërion tës pisteös). «El secreto interno de la fe», la revelación dada en Cristo. Para mustërion en Pablo, véanse 2 Tesalonicenses 2:7; 1 Corintios 2:7; Romanos 16:25; Colosenses 1:26; Efesios 3:9. Con limpia conciencia (en katharâi suneidësei). Véase 1:19. «El cofre en el que la joya debe ser guardada» (Lock).
10. Sean sometidos a prueba primero (dokimazesthösan pröton). Presente de imperativo en voz pasiva, tercera persona del plural, de dokimazö, un viejo y común verbo, poner a prueba metales, etc. (1 Ts. 2:4, y frecuentemente en Pablo). Lo que Pablo no dice es cómo los diáconos propuestos han de ser sometidos a prueba «primero». Ver Filipenses 1:10 para los dos sentidos de la palabra (poner a prueba, aprobar). Ejerzan el diaconado (diakoneitösan). Presente de imperativo en voz activa de diakoneö (la misma raíz que diakonos), verbo común, ministrar, aquí «servir como diáconos». Cf. diakonein en Hechos 6:2. Véase también el versículo 13. Si son irreprensibles (anegklëtoi ontes). «Siendo irreprensibles» (participio condicional, ontes). Véanse 1 Corintios 1:8; Colosenses 1:22 para anegklëtos.
11. Mujeres (gunaikas). Acusativo con dei einai sobrentendido (hosautös, asimismo) como en el versículo 8. Aparentemente «mujeres como diáconos» (Ro. 16:1 acerca de Febe) y no mujeres en general, o simplemente «mujeres de diáconos». Véase Plinio (Ep. X. 97), ministrae. No calumniadoras (më diabolous). Significado original de diabolos (de diaballö, Lc. 16:1), siendo el diablo el principal calumniador (Ef. 6:11). «Diablas» en realidad (Tit. 2:3). «En tanto que los hombres son más propensos a caer en la doblez de palabra, las mujeres tienen mayor propensión que los hombres a la calumnia» (White). Fieles en todo (pistas en päsin). Quizá como limosneras (Ellicott) las diaconisas se vieran sujetas a especiales tentaciones.
12. De una sola mujer (mias gunaikos). A la vez, como figura en el versículo 2. Que gobiernen bien (proistamenoi kalös). Como en el versículo 4.
13. Obtienen para sí (heautois peripoiountai). Presente de indicativo en voz media de peripoieö, viejo verbo, hacer al lado (peri, alrededor, por demás), poner a un lado. Reflexivo (indirecto) en voz media con el pronombre reflexivo (heautois) repetido, como sucede frecuentemente en el Koiné. En el N.T. sólo aquí, Lucas 17:33; Hechos 20:28 (Pablo también, citando Is. 43:21). Una posición honrosa (bathmon kalon). Palabra tardía, proveniente de bainö, que aparece en la LXX denotando los escalones ante una puerta (1 S. 5:5). En plural los escalones de una escalera. En las inscripciones significa una buena base sobre la que afirmarse. Los escritores eclesiásticos (Teodoreto) lo toman como un grado o rango más elevado, pero es dudoso que Pablo se refiera aquí a esto. Mucha confianza (pollën parrësian). Una frase paulina (2 Co. 3:12; 7:4; Fil. 1:20). En la fe que es en Cristo Jesús (en pistei tëi en Christöi Iësou). Otra vez una frase paulina (Hch. 26:18; Gá. 3:26; Col. 1:4; Ef. 1:15; 2 Ti. 1:13; 3:15).
14. Pronto (en tachei). Viejo giro (caso locativo de tachos, rapidez, velocidad). Véase Romanos 16:20. Es difícil que un escritor pseudónimo hubiera introducido esta frase. Las esperanzas de Pablo no se cumplieron, pero entonces no lo sabía.
15. Si tardo (ean de bradunö). Condición de la tercera clase con ean y el presente de subjuntivo activo de bradunö, viejo verbo, ser lento (usualmente intransitivo), de bradus (lento, obtuso, Lc. 24:25), en el N.T. sólo aquí y en 2 Pedro 3:9. Para que sepas (hina eidëis). Cláusula final con hina y segundo perfecto activo de subjuntivo de oida, conocer. Como debes (pos dei). «Como te es necesario para ti» (súplase se, más naturalmente que tina, cualquiera). Pregunta indirecta. Conducirte (anastrephesthai). Presente de infinitivo en voz media (directa) de anastrephö, viejo verbo, girar arriba y abajo. Véanse 2 Corintios 1:12; Efesios 2:3. En la casa de Dios (en oiköi theou). Aquí es probablemente «familia de Dios», en lugar de «la casa (o templo) de Dios». Los cristianos no tenían aún casas separadas para el culto, y oikos significa comúnmente los miembros de una casa, el conjunto familiar. Los cristianos son el naos (santuario) de Dios (1 Co. 2:16ss.; 2 Co. 6:16), y Pablo los designa como oikeioi tou theou (Ef. 2:19), «miembros de la familia de Dios». Lo que Pablo tiene en mente es la conducta como miembros de la familia (oikos) de Dios. Que (hëtis). «La cual misma casa de Dios», concordando en género (femenino) con la palabra del predicado ekklësia (iglesia). La iglesia del Dios viviente (ekklësia theou zöntos). Probablemente aquí la iglesia general o reino, como en Colosenses y Efesios, aunque en el versículo 5 la referencia es a la iglesia local. Columna y baluarte de la verdad (stulos kai hedraiöma tës alëtheias). Pablo vuelve a cambiar la metáfora, como suele hacer. Estas palabras están en aposición con ekklësia y oikos. Acerca de stulos, vieja palabra para denotar pilar, véase Gálatas 2:9 y Apocalipsis 3:12 (los otros únicos dos ejemplos en el N.T.). Hedraiöma, una palabra tardía y rara (de hedraioö, hacer estable) aparece aquí por primera vez, y sólo se encuentra posteriormente en escritores eclesiásticos. Probablemente significaba sustento o soporte en lugar de fundamento o base. Véanse Colosenses 1:23; 2 Timoteo 2:19 para un concepto similar. Véase también Mateo 16:18ss.
16. Indiscutiblemente (homologoumenös). Viejo adverbio proveniente del participio homologoumenos, de homologeö. Sólo aquí en el N.T. «Confesadamente.» Grande (mega). Véase Efesios 5:32. «Un gran misterio.» El misterio de la piedad (to tës eusebeias mustërion). Véase versículo 9, «el misterio de la fe», y 2:2 para eusebeia. Aquí la frase explica «un pilar y soporte de la verdad» (v. 15). Véase en particular Colosenses 1:27. «El secreto revelado de la verdadera religión, el misterio del cristianismo, la Persona de Cristo» (Lock). Aquel que (hos). El texto correcto, no theos (Dios), la lectura del Textus Receptus (texto sirio), ni ho (relativo neutro, concordando con mustërion), la lectura de los documentos Occidentales. Westcott y Hort imprimen esta cláusula relativa como un fragmento de un himno cristiano (como Ef. 5:14) en seis estrofas. Es probable que sea así. En todo caso, hos (quien, aquel que) es el término correcto, y hay asíndeton (ausencia de copulativo) en los verbos. Cristo, a quien hos hace referencia, es el misterio (Col. 1:27; 2:2). Fue manifestado (ephaneröthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de phaneroö, manifestar. Empleado aquí para describir la encarnación (en sarki) de Cristo (en respuesta también a los gnósticos docetistas). Este verbo es usado por Pablo en otros pasajes de la encarnación (Ro. 16:26; Col. 1:26) así como de la Segunda Venida (Col. 3:4). Justificado en el Espíritu (edikaiöthë en pneumati). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de dikaioö, declarar justo, vindicar. Cristo fue vindicado en su propio espíritu (He. 9:14), delante de los hombres, venciendo a la muerte y resucitando de entre los muertos (Ro. 1:3ss.). Visto de los ángeles (öphthë aggelois). Primer aoristo de indicativo pasivo de horaö, ver, con el caso instrumental o el dativo de ángeles (aggelois). Estas palabras fueron probablemente sugeridas por la aparición de Jesús (öphthë, la forma usual para denotar las apariciones de Cristo en resurrección), de los ángeles en la tumba y en la ascensión de Cristo. Véanse Filipenses 2:10; 1 Pedro 3:22 para la aparición de Jesús a los ángeles en el cielo en la ascensión. Algunos consideran que «ángeles» aquí hace referencia a «mensajeros» (las mujeres). Predicado a los gentiles (ekëruchthë en ethnesin). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de kërussö, proclamar. La palabra ethnos puede significar «toda la creación» (Col. 1:23) y no sólo los gentiles en contraste a los judíos. Pablo había proclamado a Cristo entre los gentiles más que ningún otro. Era su gloria (Ef. 3:1, 8). Cf. 2:7. Creído en el mundo (episteuthë en kosmöi). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva otra vez, de pisteuö, creer (2 Ts. 1:10). Cf. 1:15 y 2 Corintios 5:19. Recibido arriba en gloria (anelëmphthë en doxëi). Otra vez primer aoristo pasivo (seis verbos en la misma voz y tiempo sucediéndose aquí, una disposición rítmica como la de un himno). Cf. Romanos 8:29ss. Esta vez el verbo es analambanö, el verbo empleado de la ascensión (Hch. 1:11, 22, que véanse). Es de una manera maravillosa que esta estrofa de un himno nos presenta y recapitula la vida de Cristo.
1. Claramente (rëtos). Adverbio tardío, sólo aquí en el N.T., proveniente del adjetivo verbal rëtos (de la raíz reö). La referencia es al Espíritu Santo, pero no sabemos si con respecto a una profecía del A.T. (Hch. 1:16) o a algún pronunciamiento cristiano (2 Ts. 2:2; 1 Co. 14:1ss.). Parry recuerda las palabras de Jesús en Mateo 24:10, 24. En los últimos tiempos (en husterois kairois). Viejo adjetivo (Mt. 21:31), generalmente como adverbio, husteron (Mt. 4:2). Tiempo relativo con respecto al de la predicción, ahora haciéndose verdad (un peligro presente). Algunos apostatarán (apostësontai tines). Futuro en voz media de aphistëmi, uso intransitivo, se pondrán en pie alejados de, apartarse, apostatar (2 Co. 12:8). De la fe (tës pisteös). Caso ablativo (separación). No el credo, sino la fe en Dios por medio de Cristo. Escuchando (prosechontes). Súplase ton noun (la mente) como en 3:8. Espíritus engañadores (pneumasin planois). Viejo adjetivo (planë, errabundez), aquí en sentido activo (engañador). Como sustantivo en 2 Corintios 6:8. Probablemente algunos paganos o los peores de los gnósticos. Doctrinas de demonios (didaskaliais daimoniön). «Enseñanzas de daimons.» Una clara explicación de lo precedente. Cf. 1 Corintios 10:20ss.
2. Mediante la hipocresía de mentirosos (BAS) (en hupokrisei pseudologön). Para hupokrisis, véase Gálatas 2:13. Pseudologos (pseudës, legö), palabra Koinë desde Aristófanes en adelante. Sólo aquí en el N.T. «Una buena palabra clásica para denotar embusteros al por mayor» (Parry). Teniendo cauterizada la conciencia (kekaustëriasmenön tën idian suneidësen). Caso acusativo suneidësin retenido con el participio perfecto pasivo de kaustëriazö, un raro verbo, solamente aquí y una vez en Estrabón. Marcados con el hierro de Satanás (2 Ti. 2:26) como Pablo lo estaba con las marcas de Cristo (Gá. 6:17). Concordando en caso con pseudologön.
3. Prohibirán casarse (köluontön gamein). Participio presente activo del común verbo koluö, obstaculizar, caso genitivo concordando con pseudologön. Véase Colosenses 2:16, 21ss., donde Pablo condena las prácticas ascéticas de los gnósticos. Los esenios, los terapeutas y otras sectas orientales prohibían el matrimonio. En 1 Corintios 7 Pablo no condena el matrimonio. Abstenerse de alimentos (apechesthai brömatön). Infinitivo dependiente, no de köluontön, sino de la idea positiva keleuontön (implicado, no expresado). Caso ablativo de brömatön después de apechesthai (presente infinitivo en voz media, mantenerse alejado de). Véanse 1 Corintios 8–10; Romanos 14 y 15 para disputas acerca de «alimentos ofrecidos a los ídolos», y Colosenses 1:22ss. para el ascetismo gnóstico. Que Dios creó (ha ho theos ektisen). Primer participio activo de indicativo de ktizö (Col. 1:16). Cf. 1 Corintios 10:25. Para ser recibidas (V.M.) (eis metalëmpsin). «Para recepción.» Vieja palabra, sólo aquí en el N.T. Por los creyentes, y los que conocen (V.M.) (tois pistois kai epegnökosi). Caso dativo, «por los creyentes y aquellos que (un artículo uniendo íntimamente) han conocido plenamente» (participio perfecto activo de epiginöskö), un uso paulino de la palabra (Col. 1:6).
4. Lo creado (BAS) (ktisma). Palabra tardía derivada de ktizö, el resultado del acto de crear. Véanse Génesis 1:31; Marcos 7:15; Romanos 14:14 para esto mismo. De desecharse (apoblëton). Viejo adjetivo verbal en el sentido pasivo proveniente de apoballö, echar fuera, sólo aquí en el N.T. Si se toma con acción (lambanomenon). «Siendo recibido.» Participio presente pasivo de lambanö, en sentido condicional, «con acción de gracias».
5. Es santificado (hagiazetai). Presente de indicativo en voz pasiva de hagiazö, aquí «hecho santo» y no «declarado santo». Cf. versículo 4. Mediante la palabra de Dios y la oración (dia logou theou kai enteuxeös). Véase 2:1 para enteuxis. Pablo parece referirse a Génesis 1. Es casi un endíadis, «por el uso de la Escritura en oración».
6. Si sugieres esto a los hermanos (tauta hupotithemenos tois adelphois). Participio presente en voz media de hupotithëmi, poner bajo, sugerir, un verbo antiguo y común, sólo aquí en el N.T., «sugiriendo estas cosas a los hermanos». Serás buen ministro de Jesucristo (kalos esëi diakonos Christou Iësou). Esta hermosa frase cubre todo el servicio de uno para Cristo (3:1–7). Nutriéndote con (entrephomenos). Participio presente pasivo de entrephö, viejo verbo, nutrir con o en, empleado por Platón de «nutrido en las leyes», solamente aquí en el N.T. Las palabras de la fe (tois logois tës pisteös). Caso locativo. La dieta correcta para los bebés en Cristo. Los bolcheviques, en la Unión Soviética, están alimentando a los niños en el ateísmo para librarse de Dios. Que has seguido (hëi parëkolouthëkas). Perfecto de indicativo en voz activa de parakoloutheö, antiguo verbo, seguir al lado, de personas (a menudo en el griego antiguo) o de ideas y cosas (Lc. 1:3; 1 Ti. 4:6; 2 Ti. 3:10). Con el caso instrumental asociativo hëi (que, la cual).
7. Desecha (paraitou). Presente de imperativo en voz media en segunda persona del singular de paraiteö, viejo verbo, pedir a alguien y luego excusarse de algo ante alguien, como en Lucas 14:18ss.; Hechos 25:11; 1 Timoteo 4:7; 5:11; Tito 3:10; 2 Timoteo 2:23. Profanas (bebëlous). Véase 1:9. Fábulas … propias de viejas (graödeis muthous). Acerca de muthos, véase 1:4. Graödeis, palabra tardía (Estrabón, Galeno) proveniente de graus, anciana, y eidos (apariencia, semblanza). Tales como las viejas les cuentan a los niños, como las de los eones gnósticos. Ejercítate (gumanze seauton). Presente de imperativo en voz activa de gumnazö, originalmente ejercitarse desnudo (gumnos). Un verbo viejo y común, pero en el N.T. sólo aquí y en Hebreos 5:14; 12:11.
8. Ejercicio corporal (hë sömatikë gumnasia). Gumnasia (de gumnazö), también una palabra vieja y común, se encuentra sólo aquí en el N.T. Véase también sömatikë (de söma, cuerpo) en el N.T. sólo aquí y en Lucas 3:22. Provechoso (öphelimos). Otra vieja palabra (de öpheleö, ayudar, aprovechar), en el N.T. sólo aquí, Tito 3:8 y 2 Timoteo 3:16. Para poco (pros oligon). Probablemente extensión en contraste a pros panta (para todo), aunque en Santiago 4:14 es de tiempo, «un poco de tiempo». Presente (tës nun). «La vida de ahora.» De la venidera (tës mellousës). «De la vida futura.»
9. Véase 1:15 para estas mismas palabras; pero allí la frase señala a las palabras precedentes, no a las siguientes como aquí.
10. Para esto mismo (eis touto). La piedad (eusebeia) del versículo 8. Véase 2 Corintios 6:10 como el propio comentario de Pablo. Trabajamos (kopiömen, Col. 1:29) y nos esforzamos (V.M.) (kai agönizometha, Col. 1:29). Ambas son palabras paulinas. Porque hemos puesto nuestra esperanza (hoti elpikamen). Presente activo de indicativo de elpizö (Ro. 15:12). Salvador de todos los hombres (sötër pantön anthröpon). Véase 1:1 para sötër aplicado a Dios como aquí. No que todos los hombres «sean salvos» en el sentido pleno, sino que Dios da vida (6:13) a todos (Hch. 17:28). Especialmente de los que creen (malista pistön). Significándose una distinción entre los tipos de salvación. «En tanto que Dios es potencialmente el Salvador de todos, es realmente Salvador de los pistoi» (White). Así, Jesús recibe el nombre de «Salvador del Mundo» (Jn. 4:42). Cf. Gálatas 6:10.
12. Menosprecie (kataphroneitö). Imperativo en voz activa de la tercera persona del singular de kataphroneö, viejo verbo, pensar abajo sobre, menospreciar (Ro. 2:4). Tu juventud (sou tës neotëtos). Caso genitivo de esta vieja palabra (derivada de neos) como en Marcos 10:20. Sé (ginou). Presente de imperativo en voz media de ginomai. «Persiste tú en devenir.» Ejemplo (tupos). Vieja palabra proveniente de tuptö, un tipo. Uso paulino de la palabra (1 Ts. 1:7; 2 Ts. 3:9; Fil. 3:17; Tit. 2:7). De los creyentes (tön pistön). Genitivo objetivo. En palabra (en logöi). En conversación así como en proclamación pública. Conducta (en anastrophëi). «En porte» (Gá. 1:13; Ef. 4:22). Pureza (en hagneiâi). Palabra antigua proveniente de hagneuö (hagnos). Vida sin pecados. Empleado del nazareo (Nm. 6:2, 21). Solamente aquí y en 5:2 en el N.T.
13. Entretanto que voy (heös erchomai). «Mientras que voy viniendo» (presente de indicativo con heös), no «hasta que venga» (heös elthö). Ocúpate (proseche). Presente de imperativo activo, súplase ton noun, «persiste en ocupar tu mente en». La lectura (tëi anagnösei). Vieja palabra proveniente de anaginöskö. Véase 2 Corintios 3:14. Probablemente refiriéndose de manera particular a la lectura pública de las Escrituras (Hch. 13:15), aunque desde luego no se debe excluir la lectura privada de las mismas. La exhortación (tëi paraklësei), la enseñanza (tëi didaskaliâi). Otras dos funciones públicas del ministro. Es probable que Pablo no quiere decir que la exhortación preceda a la instrucción, sino al revés en la obra pública real. La exhortación precisa de enseñanza sobre la que reposar, lo que es una sugerencia para los predicadores actuales.
14. No descuides (më amelei). Presente de imperativo activo en prohibición de ameleö, viejo verbo, de rara aparición en el N.T. (Mt. 22:5; 1 Ti. 4:14; He. 2:3; 8:9). De amelës (a, privativo, y melei, no cuidarse). Usar con el genitivo. El don que hay en ti (tou en soi charismatos). Palabra tardía de resultado proveniente de charizomai, en papiros (Preisigke), una palabra paulina regular en el N.T. (1 Co. 1:7; 2 Co. 1:11; Ro. 1:11; etc.). Aquí denota el don de Dios a Timoteo, como en 2 Timoteo 1:6. Mediante profecía (dia prophëteias). Acompañado de profecía (1:18), no otorgado mediante profecía. Con la imposición de las manos del presbiterio (meta epitheseös tön cheirön tou presbuteriou). En Hechos 13:2, cuando Bernabé y Saulo fueron formalmente separados para la campaña misionera (no entonces ordenados ministros, porque ya lo eran), se dio el llamamiento del Espíritu y la imposición de manos con oración. Aquí otra vez meta no expresa instrumento o medio, sino meramente acompañamiento. En 2 Timoteo 1:6 Pablo habla sólo de su propia imposición de manos, pero es indudable que el resto del presbiterio hizo lo propio al mismo tiempo, y la referencia es a esta ocasión. No hay manera de saber cuándo y dónde tuvo lugar, bien en Listra, cuando Timoteo se unió al grupo de Pablo, o si en Éfeso, poco después de que Pablo dejara allí a Timoteo (1:3). Epithesis (de epitithëmi, poner sobre) es una palabra antigua, en la LXX, etc. En el N.T. solamente la encontramos aquí, en 2 Timoteo 1:16; Hechos 8:18; Hebreos 6:2, pero el verbo epitithëmi con tas cheiras se emplea con más frecuencia (Hch. 6:6 de diáconos; 8:19; 13:3; 1 Ti. 5:22, etc.). Presbuterion es una palabra tardía (usada también en escritos eclesiásticos posteriores), primero para denotar al Sanedrín judío (Lc. 22:66; Hch. 22:5), luego (aquí sólo en el N.T.) de ancianos cristianos (común en Ignacio), aunque presbuteros (anciano) es común para denotar predicadores (obispos) (Hch. 11:30; 15:2; 20:17).
15. Ocúpate en estas cosas (tauta meleta). Viejo verbo proveniente de meletë (cuidado, práctica), presente de imperativo en voz activa, «persiste en practicar estas cosas». En el N.T. sólo aquí y en Hechos 4:25. Permanece en ellas (en toutois isthi). Presente de imperativo, segunda persona del singular, de eimi, «persiste en estas cosas». Nótense cinco usos de en en el versículo 12 y tres dativos en el versículo 14. Plutarco (Pomp. 656 B) dice que César estaba en toutois («en estas cosas»). Es como nuestro «hasta las orejas» de trabajo (in medias res) y aferrándose a la tarea. Tu aprovechamiento (sou hë prokopë). Palabra Koiné proveniente de prokoptö, cortar abriéndose paso adelante, en el N.T. sólo aquí y en Filipenses 1:12, 25. El interés de Pablo (propósito, hina y presente de subjuntivo ëi de eimi) es que el «progreso» de Timoteo pueda ser «manifiesto a todos». Es inspirador ver a un joven predicador crecer, porque entonces la iglesia crecerá junto con él.
16. Ten cuidado de ti mismo (epeche seautöi). Presente de activo imperativo del viejo verbo epechö, sostener sobre (Fil. 2:1, 16), pero aquí se tiene que suplir ton noun (la mente) como en Hechos 3:5 y como es común con prosechö. Con el caso dativo seautöi. «Persiste en prestar atención a ti mismo.» Algunos predicadores jóvenes se descuidan acerca de su salud y hábitos. Algunos son demasiado remilgados. Y de la enseñanza (kai tëi didaskaliâi). Esto es también importante. Persiste en ello (epimene autois). Presente de activo imperativo de epimenö, un antiguo y común verbo, mantenerse al lado de una persona o de una cosa. Véanse Romanos 6:1; Colosenses 1:23. «Persiste en el negocio de conformar tu propia vida y enseñanza según la rectitud» (Parry). Te salvarás (söseis). Futuro en voz activa de sözö, futuro efectivo, salvarás finalmente. Cf. 1 Corintios 9:27; Juan 10:9.
1. No reprendas al anciano (presbuteröi më epiplëxëis). Caso dativo presbuteröi empleado en el sentido usual de un hombre anciano, no un ministro (obispo como en 3:2), como se ve por la frase «como a padre». Primer aoristo (ingresivo) de subjuntivo activo con la negación më (prohibición en contra de la comisión de un acto) de epiplëssö, golpear sobre, un viejo verbo, pero en el N.T. solamente aquí y en sentido figurado, con palabras y no con los puños. Lo que aquí se ordena es el respeto hacia la edad, algo muy apropiado para los tiempos que corren. A los más jóvenes, como a hermanos (neöterous hös adelphous). Adjetivo comparativo neöteros, de neos (joven). Sin artículo en griego. Palabras prudentes dirigidas al joven ministro, para que sepa cómo conducirse para con los ancianos (reverencia) y para con los jóvenes (comunión, pero no rebajándose a ligerezas con ellos).
2. A las ancianas, como a madres (presbuteras hös mëteras). Otra vez sin artículo, «a ancianas como a madres». Otra vez respeto y reverencia. A las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza (neöteras hös adelphas en pasëi hagniâi). También sin artículo, y forma comparativa como en el versículo 1. Véase 4:12 para hagnia. Ningún tipo de conducta hará o deshará tan fácilmente al joven predicador como su comportamiento para con las jóvenes.
3. Que en verdad lo son (tas ontös chëras). Literalmente, «a las realmente viudas» (Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit.). Para ontös (realmente, verdaderamente) véanse Lucas 23:47; 1 Corintios 14:25; y versículo 5. Para viudas (chëra) véanse Marcos 12:40, 42; Hechos 6:1; 1 Corintios 7:8. Parry señala que en los versículos 3 a 8 Pablo considera la cuestión de las viudas que se encuentran en apuros, y en 9 a 16 la de aquellas que están empleadas en la iglesia local para ciertos trabajos. Es evidente que lo mismo que vemos en Hechos 6:1–6 también en Éfeso había surgido algún tipo de problemas acerca de las viudas en la iglesia. Tanto en los casos individuales de necesidad como con respecto a la clase como tal, Timoteo tiene que mostrar un apropiado respeto (timä, persistir en honrar) a las viudas.
4. Nietos (ekgona). Vieja palabra proveniente de ekginomai, sólo aquí en el N.T. Aprendan (manthanetösan). Los hijos y nietos de una viuda. Presente de imperativo activo en tercera persona del plural de manthanö. «Que prosigan aprendiendo.» Primero (pröton). Adverbio, primero delante de cualquier otra cosa. Nada de «corbanes» aquí. Ningún acto de «piedad» hacia Dios compensará por ninguna impiedad hacia los padres. A ser piadosos (eusebein). Presente de infinitivo en voz activa con manthanetösan, viejo verbo, en el N.T. únicamente aquí y en Hechos 17:23. De eusebës (eu, sebomai), pío, cumplidor. Para con su propia familia (ton idion oikon). «Su propia casa.» La piedad filial es de primer orden, a no ser que los padres se interfieran con lo debido a Cristo (Lc. 14:26). A recompensar (amoibas apodidonai). Presente de infinitivo activo de apodidömi, dar de vuelta, un verbo antiguo y común (Ro. 2:6), persistir en dar de vuelta. Amoibas (de ameibomai, dar semejante por semejante) es una palabra vieja y común, pero sólo aparece aquí en el N.T. A sus padres (tois prognois). Caso dativo del antiguo y común término progonos (de proginomai, venir antes), «antecesor». En el N.T. sólo aquí y en 2 Timoteo 1:3. Véase 2:3 para «aceptable» (apodekton).
5. Ha quedado sola (memonömenë). Participio perfecto pasivo de monoö (de monos), «dejada sola», «abandonada», viejo verbo, sólo aquí en el N.T. Sin marido ni hijos ni parientes cercanos. Ha puesto su esperanza en Dios (ëlpiken epi theon). Perfecto de indicativo en voz activa de elpizö, «ha puesto su esperanza (y la mantiene) sobre Dios». El texto original es dudoso aquí acerca de si es Dios (theon) o Señor (Kurion). Persevera (prosmenei). Véase 1:3. Aquí con el caso dativo. Noche y día (nuktos kai hëmeras). «De noche y de día» (genitivo, no acusativo). Pablo no dice que deba orar «toda la noche y todo el día».
6. La que se entrega a los placeres (hë spatalösa). Participio presente activo de spatalaö, verbo tardío (Polibio), de spatalë (una vida lujosa, en la molicie). En el N.T. sólo aquí y en Santiago 5:5.
7. Para que sean irreprensibles (hina anepilëm anepilëmptoi toi ösin). Véase 3:2 para anepilëmptos. Cláusula final con hina y presente de subjuntivo.
8. No provee para los suyos (tön idiön ou pronoei). Condición de la primera clase con ei y presente de indicativo en voz activa (o media, pronoeitai) de pronoeö, viejo verbo, pensar de antemano. Palabra paulina en el N.T., sólo aquí, 2 Corintios 8:21; Romanos 12:7. Con el caso genitivo. Ha negado la fe (tën pistin ërnëtai). Perfecto de indicativo en voz media del viejo verbo arneomai. Su acto de impiedad da el mentís (Tit. 1:16) a su profesión de fe (Ap. 2:13). Peor que un incrédulo (apistou cheirön). El que no hace pretensión alguna de piedad.
9. Sea puesta en la lista sólo la viuda (chëra katalegesthö). Presente de imperativo en voz pasiva de katalegö, viejo verbo, poner en una lista oficial, sólo aquí en el N.T. «Que una viuda sea registrada», viniendo el negativo después, «habiendo venido a ser de no menos de sesenta años» (më elatton etön hexëkonta gegonuia). Participio segundo perfecto activo de ginomai. Para el caso de etön, véase Lucas 2:42. Esta lista de ventajas genuinas (vv. 3 y 5) tenía evidentemente un cierto trabajo eclesial que le había sido asignado (cuidado de los enfermos, huérfanos, etc.). Esposa de un solo marido (henos andros gunë). Las viudas en esta lista no debían casarse una segunda vez. Esta interpretación no está tan clara por 3:2, 12; Tito 1:6.
10. Si ha criado hijos (ei eteknotrophësen). Condición de la primera clase. Palabra tardía y rara (Aristóteles, Epicteto). Primer aoristo de indicativo en voz activa de teknotropheö (teknotrophos, de teknon, trephö), sólo aquí en el N.T. Cualificación para su trabajo como líder. Si ha practicado la hospitalidad (ei exenodochësen). Otra vez primer aoristo, y la misma condición. Forma tardía (Dión Casio) del viejo verbo xenodokeö (Herodoto), dar la bienvenida a los extraños (xenous dechomai). Sólo aquí en el N.T. La hospitalidad era otra cualificación para este liderazgo (3:2). Si ha lavado los pies de los santos (ei hegiön podas enipsen). La misma condición y tiempo de niptö (forma antigua, nizö), común en el N.T. (Jn. 13:5). Prueba de la hospitalidad por ella extendida, no de que se tratara de una ordenanza eclesial. Si ha socorrido a los afligidos (ei thlibomenois epërkesen). La misma condición y tiempo de eparkeö, dar suficiente ayuda, una vieja palabra, en el N.T. sólo aquí y en el versículo 16. Experiencia que la facultaba para la obra caritativa. Si ha estado dedicada (ei epëkolouthësen). La misma condición y tiempo de epakoloutheö, viejo verbo, seguir de cerca sobre (epi). Así aquí, versículo 24; 1 Pedro 2:21. En una palabra, tal viuda tiene que dar evidencia de sus cualificaciones para liderar, lo mismo que sucede con los obispos y diáconos.
11. Pero no admitas a viudas más jóvenes (neöteras de chëras paraitou). Presente de imperativo en voz media, como en 4:7. «Excúsate de las tales.» Carecen de la experiencia delineada más arriba, y tienen otras ambiciones. Porque cuando, impulsadas por sus deseos (hotan gar katastrëniasösin). Primer aoristo (ingresivo) de subjuntivo en voz activa de katastrëniaö, compuesto tardío (splamente aquí y en Ignacio), sentir el impulso del deseo sexual, pero en su forma simple strëniaö (Ap. 18:7, 9). Stouter lo traduce aquí «ejercitan vigor juvenil contra Cristo» (tou Christou, caso genitivo después de kata en composición).
12. Condenación (krima). Véase 3:6. Por haber dejado a un lado (ëthetësan). Primer aoristo pasivo de atheteö, verbo posterior (primero en la LXX y Polibio), rechazar, poner a un lado (de athetos). Ver 1 Tesalonicenses 4:8; Gálatas 2:21. Su promesa anterior (tën prötën pistin). «Su primer compromiso» (promesa, contrato) para con Cristo. Es como romper el contrato matrimonial. Evidentemente, uno de los compromisos al unirse al orden de las viudas era no casarse. Parry sugiere una especie de ordenación como con los diáconos y obispos (uso técnico de krima y pistis).
13. Y al mismo tiempo (hama de kai). Véase Filemón 22 para esta misma frase, «y al mismo tiempo también». Estas jóvenes viudas así enroladas tenían asimismo otros peligros. Aprenden a ser ociosas (argai manthanousin). No aparece ningún einai (ser) en el griego. Este mismo giro sin einai después de manthanö aparece en Platón y en Dión Crisóstomo, aunque no es usual. Argai (ocioso) es un viejo adjetivo (a, privativo, y ergon, sin obra). Véanse Mateo 20:3 y Tito 1:12. Andando (perierchomenai). Participio presente en voz media de perierchomai, viejo verbo compuesto. Véase Hechos 19:13 de paseantes. De casa en casa (tas oikias). Literalmente, «las casas», «errando alrededor de las casas». Una vívida imagen de chismosas y murmuradoras. Sino también chismosas (alla kai phluaroi). Vieja palabra derivada de phluö (hervir, arrojar pompas, como soplar pompas de jabón). Sólo aquí en el N.T. Phluareö en 3 Juan 10, el único ejemplo en el N.T. Y entremetidas (kai periergoi). Vieja palabra (de peri, ergon), ocupadas en pequeñeces descuidando las cosas capitales. En el N.T. sólo aquí y en Hechos 19:19. Véase 2 Tesalonicenses 3:11 para periergazomai. Lo que no deben (ta më deonta). «Lo no necesario», y como consecuencia a menudo dañino. Véase Tito 1:11, ha më dei (las cuales cosas no son necesarias).
14. Quiero (boulomai). Véase 2:8. Las viudas jóvenes (neöteras). Sin artículo y sin palabras para viudas, aunque ésta es evidentemente la idea. Neöteras está en acusativo de referencia general con gamein (casarse) el objeto (en presente de infinitivo en voz activa) de boulomai. Críen hijos (teknogonein). Un verbo compuesto sólo aquí en el N.T. y en ninguna otra parte más que en Anthol. Véase teknogonia en 2:15. Gobiernen su casa (oikodespotein). Verbo tardío proveniente de oikodespotës (Mr. 14:14), dos veces en los papiros, sólo aquí en el N.T. Nótese que aquí la mujer es designada como gobernanta de la familia, lo que constituye un apropiado reconocimiento de su influencia, «una nueva y mejorada posición» (Liddon). Pretexto (aphormën). Vieja palabra (apo, hormë), una base desde la que lanzarse, uso paulino de la misma en 2 Corintios 5:12; 11:12; Gálatas 5:13. Al adversario (töi antikeimenöi). Caso dativo del participio articular de antikeimai, un giro paulino (Fil. 1:28). De maledicencia (V.M.) (loidorias). Vieja palabra (de loidoreö), en el N.T. sólo aquí y en 1 Pedro 3:9. Caso genitivo con charin.
15. Se han apartado (exetrapësan). Segundo aoristo (efectivo) de indicativo en voz pasiva de ektrepö. Véase 1:6. En pos de Satanás (opisö tou Satanä). «Detrás de Satanás.» Uso tardío de opisö (detrás) como una preposición. Empleado por Jesús de discípulos viniendo en pos (detrás) de Él (Mt. 16:24).
16. Alguna creyente (tis pistë). Tiene viudas (echei chëras). Esta «alguna creyente» es una de las gobernantas de casa del versículo 14. Aquí las «viudas» dependen de ella y son consideradas como candidatas para ser registradas en la lista. Que las mantenga (eparkeitö autais). Para este verbo (presente imperativo activo) ver el versículo 10. No sea gravada (më bareisthö). Presente imperativo pasivo (en prohibición, më) de bareö, viejo verbo (baros, carga), palabra paulina (2 Co. 1:8). Las que en verdad son viudas (tais ontös chërais). Caso dativo con eparkesëi (primer aoristo activo de subjuntivo con hina, cláusula final). Véase versículo 3 para este uso de ontös con chërais, «las viudas calificadas y registradas». Cf. versículo 9.
17. Los ancianos que gobiernan bien (hoi kalös proestötes presbuteroi). Véase versículo 1 para el sentido ordinario de presbuteros para «hombre anciano». Pero aquí se emplea de posición en el mismo sentido que episkopos (3:2) como en Tito 1:5 = episkopos en el versículo 7. Cf. el empleo que hace Lucas de presbuteros (Hch. 20:17) = el uso que Pablo hace de episkopous (Hch. 20:28). Proestötes es el participio segundo perfecto activo de proistëmi (uso intransitivo), para lo cual véase 3:4. Sean tenidos por dignos (axiousthösan). Presente de imperativo pasivo de axioö, considerar digno (2 Ts. 1:11). Con el caso genitivo aquí. De doble honor (diplës timës). Adjetivo antiguo y común (diploos, doble, en oposición a haploos, simple). Pero, ¿por qué «de doble honor»? Véase 6:1 para «de todo honor». White sugiere «remuneración» en lugar de «honor» para timës (un uso común para precio o sueldo; cf. el término castellano «honorarios»). Liddon propone esta misma palabra «honorario» (a la vez honor y paga, y por ello «doble»). Wetstein da numerosos ejemplos de soldados que recibían doble soldada por servicios especiales. Algunos sugieren que se trata de dos veces el pago dado a las viudas registradas. Principalmente los que trabajan en predicar y enseñar (malista hoi kopiöntes en logöi kai didaskaliâi). Bien aquellos que trabajan duro o se afanan (uso general de kopiaö, 2 Ti. 2:6) en la predicación y enseñanza (el sentido más probable. Véase v. 18) o bien aquellos que enseñan y predican, y no meramente presiden (una distinción dudosa entre «ancianos» para esta época).1 Véase Tito 1:8ss. Véanse kopiaö y proistamai empleados por los mismos hombres (ancianos) en 1 Tesalonicenses 5:12, y el uso de kopiaö en 1 Corintios 15:10; 16:16.
18. No pondrás bozal (ou phimöseis). Prohibición con ou y el futuro (volitivo) de indicativo de phimoö (de phimos, bozal), vieja palabra, citada también en 1 Corintios 9:9 como aquí de Deuteronomio 25:4 y para el mismo propósito, para mostrar el derecho del predicador a cobrar por su trabajo. Véase 1 Corintios 9:9 para aloönta (que trilla). Digno es el obrero de su salario (axios ho ergatës tou misthou autou). Estas palabras aparecen en esta precisa forma en Lucas 10:7. Aparece también en Mateo 10:10 con tës trophës (alimento) en lugar de tou misthou. En 1 Corintios 9:14 Pablo comprende el sentido de ello, y dice: «Así también ordenó el Señor», significando claramente que Jesús así lo había dicho. Sólo queda por determinar si Pablo está aquí citando un dicho no escrito por Jesús, tal como en Hechos 20:35, o si el Evangelio de Lucas o Q (las Logia de Jesús). No hay manera de resolver esta cuestión. Si Lucas escribió su Evangelio antes del 62 d.C., como es bien posible, y Hechos alrededor del 63 d.C., pudo haberse referido al Evangelio. No está claro si por Escritura se significa aquí la aplicación de esta cita proveniente del Señor Jesús. Para ergatës (obrero), véase Filipenses 3:2.
19. Contra un anciano (kata presbuterou). En el sentido oficial de los versículos 17ss. No admitas (më paradechou). Presente de imperativo en voz media con më (prohibición) de paradechomai, recibir, agasajar. Un viejo verbo. Véase Hechos 22:18. Acusación (katëgorian). Vieja palabra (proveniente de katëgoros). En el N.T. sólo aquí, Tito 1:6; Juan 18:29 en el texto crítico. A no ser (ektos ei më). Para esta doble construcción véase 1 Corintios 14:5; 15:4. Sobre la base de (epi). Uso idiomático de epi, como en 2 Corintios 13:1.
20. A los que persisten en pecar (tous hamartanontas). Los ancianos que continúan pecando (participio presente activo). Delante de todos (enöpion pantön). «A la vista de (ho en opi ön, el que está en el ojo de, luego combinado = enöpion) todos» los ancianos (o incluso de toda la iglesia). Véase el siguiente versículo y Gálatas 1:20. Una reprensión pública cuando se tratara de una cosa clara, no de murmuraciones promiscuas. Tengan temor (phobon echösin). Presente de subjuntivo activo con hina (cláusula final), «puedan seguir teniendo temor» (de la denuncia). Posiblemente la referencia sea al resto de los ancianos.
21. Sus ángeles escogidos (tön eklektön aggelön). Para esta tríada de Dios, Cristo, ángeles, véase Lucas 9:26. «Elegidos» en el sentido de los ángeles «santos» que guardaron su dignidad (Jud. 6) y que no pecaron (2 P. 2:4). Pablo muestra su interés en los ángeles en 1 Corintios 4:9; 11:10. Que observes (hina … phulaxëis). Primer aoristo de subjuntivo en voz activa de phulassö, guardar, custodiar (Ro. 2:26). Uso subfinal de hina. Sin prejuicios (chöris prokrimatos). Palabra tardía y rara (de prokinö, juzgar de antemano), tres veces en los papiros, sólo aquí en el N.T. «sin prejuzgar nada». Con parcialidad (kata prosklisin). Palabra tardía proveniente de prosklinö, inclinar hacia uno (Hch. 5:36), sólo aquí en el N.T.
22. No impongas con ligereza las manos a ninguno (cheiras tacheös mëdeni epitithei). Presente de imperativo en voz activa de epitithëmi en el sentido de aprobación (ordenación) como en Hechos 6:6; 13:3. Pero no está claro si se trata aquí del caso de ministros acabados de ordenar, como en 4:14 (epithesis), o si de advertencia en contra de la ordenación de hombres no probados (v. 20), como es apropiado al contexto. La prohibición concuerda con cualquiera de ambas situaciones, o con las dos a la vez. Ni participes en pecados ajenos (mëde koinönei hamartiais allotriais). Presente de imperativo en voz activa de koinöneö (de koinönos, socio), donde më está en prohibición con el caso instrumental asociativo, como en 2 Juan 11; Romanos 12:13. Acerca de allotrios (perteneciente a otro) véase Romanos 14:4. Consérvate puro (seauton hagnon tërei). «Prosigue manteniéndote puro.» Presente de imperativo en voz activa de tëreö.
23. Ya no bebas agua (mëketi hudropotei). Presente de imperativo en voz activa (prohibición) de hudropoteö, viejo verbo (de hudropotës, bebedor de agua, hudör, pinö), sólo aquí en el N.T. No una práctica ascética total, sino que se apremia la necesidad de algo de vino en la peculiar condición física de Timoteo (una especie de receta médica para este caso). Sino usa de un poco de vino (alla ainöi oligöi chrö). Presente de imperativo en voz media de chraomai con el caso instrumental. El énfasis está en oligöi (un poco). Por causa de tu estómago (dia ton stomachon). Vieja palabra proveniente de stoma (boca). En Homero, garganta, abertura del estómago (Aristóteles), estómago en Plutarco. Sólo aquí en el N.T. Es nuestra misma palabra estómago. De tus frecuentes enfermedades (tas puknas sou astheneias). Puknos es una vieja palabra, significando denso, frecuente. En el N.T. solamente aquí y en Lucas 5:33; Hechos 24:26. Astheneias = debilidades, falta de fortaleza (Ro. 8:26). Es evidente que Timoteo era un semiinválido.
24. Patentes (prodëloi). «Abiertamente claros», «claros delante de todos». Vieja palabra, en el N.T. sólo aquí y en Hebreos 7:24. Antes que ellos vengan a juicio (proagousai eis krisin). V.M.: «Yéndoles delante a juicio». Véase 1:18 para proagö. Los pecados son tan claros que reciben una condena instantánea. Mas a otros se les descubren después (tisin de kai epakolouthousin). Caso instrumental asociativo tisin con epakolouthosin, para este verbo véase versículo 10, «les vienen detrás» (V.M.), como en 1 Pedro 2:21, no claramente manifiestos al principio, pero aparecen claramente al final. Cuán cierto es esto de los pecados secretos.
25. Las que son de otra manera (ta allös echonta). «Aquellas (acciones, erga) que lo tienen de otra manera.» Esto es, las buenas acciones no claramente manifiestas. No pueden permanecer ocultas (krubënai ou dunantai). Segundo aoristo de infinitivo en voz pasiva de kruptö. Hay aquí consolación para los predicadores modestos y otros creyentes cuyas buenas acciones no son conocidas ni proclamadas a los cuatro vientos. Al final serán puestas de manifiesto. Véase Mateo 5:14–16.
1. Bajo el yugo (hupo zugon). Como esclavos (douloi). Quizá bajo amos paganos (1 P. 2:18). Para este problema de la esclavitud, véanse también Filemón, Colosenses 3:22, Efesios 6:5 y Tito 2:9. Véase Mateo 11:29 para el «yugo» (zugon, de zeugnumi, unir) de Cristo. A sus propios amos (tous idious despotas). Ahí es donde siempre duele. Nuestro término «déspota» es esta misma palabra griega, el estricto antónimo a esclavo (doulos), mientras que kurios tiene un sentido más amplio. Una antigua palabra que sólo aparece aquí, en Tito 2:9; 2 Timoteo 2:21; 1 Pedro 2:18 con respecto a amos humanos. Se aplica a Dios en Lucas 2:29; Hechos 4:24, 29, y a Cristo en 2 Pedro 2:1. El nombre de Dios (to onoma tou theou). Véase Romanos 2:24. Si los paganos pudieran llegar a decir que los esclavos cristianos no eran tan fiables como los esclavos no cristianos. Propósito negativo con hina më y presente de subjuntivo pasivo (blasphëmëtai).
2. No los tengan en menos (më kataphroneitösan). Imperativo en voz activa, negativo, en tercera persona del plural, de kataphroneö, pensar abajo sobre. Véase 4:12. No debe sentir presunción debido a la igualdad de la hermandad cristiana, que no estaba permitida por las leyes estatales. Algunos de estos esclavos cristianos podían ser pastores de las iglesias a las que perteneciera su amo. Para las dificultades de la posición del amo cristiano, véanse 1 Corintios 7:22 y Filemón 16. Sino (alla mallon). Désele al amo cristiano un mejor servicio. Los que se benefician de un buen servicio (hoi tës euergesias antilambanomenoi). Para euergesias (caso genitivo después del participio) véase Hechos 4:9, el único otro ejemplo del N.T. de esta vieja palabra. Participio presente en voz media de antilambanö, viejo verbo, tomar por vez, asirse de, en el N.T. solamente aquí, Lucas 1:54 y Hechos 20:35.
3. Enseña otra cosa (heterodidaskalei). Véase 1:3 para este verbo, presente de indicativo activo aquí en condición de la primera clase. No se conforma (më proserchetai). También condición de la primera clase con më en lugar de ou. Proserchomai (viejo verbo, venir a, allegarse, con dativo) es bien común en el N.T. (He. 4:16; 7:25, etc.), pero en el sentido metafórico de venir a las ideas de uno, de asentir, sólo aquí en el N.T., aunque también es empleado en este sentido por Filón e Ireneo (Ellicott). Sanas palabras (hugiainousin logois). Véase 1:10 para hugiainö. Las de nuestro Señor Jesucristo (tois tou kuriou hëmön Iësou Christou). Bien el genitivo subjetivo (las palabras provenientes del Señor Jesús, una colección de sus dichos, en opinión de Lock, como en 5:18 y Hch. 20:35, al menos en el Espíritu de Jesús como Hch. 16:7; 1 Co. 1:18) o genitivo objetivo, acerca de Jesús, como 2 Timoteo 1:8; 1 Corintios 1:18. Conforme a piedad (kata eusebeian). Promoviendo la piedad (designadas para ella) como en Tito 1:1.
4. Está envanecido (tetuphötai). Perfecto pasivo de indicativo de tuphoö, para lo cual ha de verse 3:6. Nada entiende (mëden epistamenos). Participio presente en voz media de epistamai. La ignorancia es una frecuente compañera de la vanidad. Delira (nosön). Participio presente activo de noseö, estar enfermo, tener morbo por, vieja palabra, sólo aquí en el N.T. Contiendas de palabras (logomachias), de logomacheö, 2 Timoteo 2:14, y esto de logos y machomai, luchar acerca de palabras, una palabra tardía y rara, sólo aquí en el N.T. Véase Platón (Timeo 1085 F) para «guerras en palabras» (machas en logois). De las cuales (ex hön). «De las cuales cosas.» Malas sospechas (huponoiai ponërai). Huponoiai es una vieja palabra proveniente de huponoeö, conjeturar, sospechar (Hch. 25:18), solamente aquí en el N.T. Todas estas palabras están relacionadas (envidia, phthonos; contienda, o pleitos, eris; blasfemias, blasphëmiai). Todo ello producto de una mente ignorante y llena de vanidad.
5. Rencillas (diaparatribai). Tardío e infrecuente (Clemente de Alejandría), es un compuesto doble (dia, mutuo o a través; paratribai, irritaciones o roces a lo largo). «Irritaciones mutuas» (Field). Corruptos de entendimiento (diephtharmenön ton noun). Participio perfecto pasivo de diaphtheirö, corromper, caso genitivo concordando con anthröpön (de hombres) y reteniendo el acusativo ton noun. Privados de la verdad (apesterëmenön tës alëtheias). Participio perfecto pasivo de apostereö, viejo verbo (1 Co. 6:8) con el caso ablativo después (alëtheias). Una fuente de ganancia (porismon). Palabra tardía proveniente de porizö, proveer, ganar. Sólo aquí en el N.T. «Cristianos ricos.» Predicado acusativo con einai (aserción indirecta) en aposición con eusebeian, el acusativo de referencia general.
6. De contentamiento (meta autarkeias). Vieja palabra proveniente de autarkës (autos, arkeö) como en Filipenses 4:11. En el N.T. sólo aquí y en 2 Corintios 9:8. Esta actitud de mente es el concepto que Pablo tiene de «gran ganancia» (BAS, V.M.), proismos megas.
7. Hemos traído (eisënegkamen, tronco del segundo aoristo activo como finalización del primer aoristo, cosa común en el Koiné), sacar (exenegkein, segundo aoristo de infinitivo en voz activa). Nótese el juego con las preposiciones eis- y ex-.
8. Sustento (diatrophas). Plural, sustento o nutrición (de diatrephö, sustentar). Vieja palabra, sólo aquí en el N.T. Abrigo (skepasmata). Plural, «cubiertas». Palabra tardía proveniente de skepazö, cubrir. Solamente aquí en el N.T. Estemos contentos (arkesthësometa). Lit., «estaremos contentos». Vieja palabra. Véase 2 Corintios 12:9. Ésta es la autarkeia del versículo 6. Con esto (toutois). Caso instrumental asociativo, «con estas cosas».
9. Quieren enriquecerse (boulomenoi ploutein). La voluntad (boulomai) de ser rico a cualquier precio y apresuradamente (Pr. 28:20). Algunos MSS. tienen «a los que confían en las riquezas» en Marcos 10:24. Posiblemente Pablo siga teniendo en mente a maestros y predicadores. Caen en (empiptousin eis). Véase 3:6 para en-eis y 3:7 para pagida (lazo, trampa). Necias (anoëtous). Véase Gálatas 3:1, 3. Dañosas (blaberas). Viejo adjetivo proveniente de blaptö, dañar, sólo aquí en el N.T. Hunden (buthizousin). Palabra tardía (en el Koiné literario) proveniente de buthos (fondo), llevar al fondo. En el N.T. sólo aquí y en Lucas 5:7 (de las barcas). Sumidos en concupiscencias que llevan al final a hundirlos «en ruina y perdición» (eis olethron kai apöleian). No se trata de aniquilación, sino de castigo eterno. Esta combinación sólo se encuentra aquí, pero para olethros véanse 1 Tesalonicenses 5:3; 2 Tesalonicenses 1:9; 1 Corintios 5:5, y para apöleia véanse 2 Tesalonicenses 2:3; Filipenses 3:19.
10. El amor al dinero (hë philarguria). Vulgata, avaritia. Una palabra común (proveniente de philarguros, 2 Timoteo 3:12, y ésta de philos, arguros), sólo aquí en el N.T. Hace referencia al versículo 9 (boulomenoi ploutein). Raíz de todos los males (riza pantön tön kakön). Riza es una vieja palabra, común en sentido literal (Mt. 3:10) y metafórico (Ro. 11:11–18). Field (Ot. Norv.) argumenta en pro de «la raíz» como la idea de este predicado sin decir que sea la única raíz. Es indudable que Pablo cita aquí un proverbio, atribuido a Bion y a Demócrito (tén philargurian einai mëtropolin pantön tön kakön), donde «metropolis» toma el puesto de «raíz». Desde luego, no se precisa de ningún tipo de pruebas, hoy en día, para demostrar la realidad de que hombres y mujeres cometerán cualquier tipo de pecado o delito para conseguir dinero. Codiciando (oregomenoi). Participio presente en voz media de oregö (ver 3:1) con el genitivo hës (el cual). Se extraviaron (apeplanëthësan). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de apoplanaö, viejo verbo compuesto, en el N.T. únicamente aquí y en Marcos 13:22. Se traspasaron a sí mismos (heautous periepeiran). Primer aoristo activo (con pronombre reflexivo) del compuesto tardío peripeirö, sólo aquí en el N.T. Uso perfectivo de peri (alrededor, traspasar completamente). Con muchos dolores (odunais pollais). Caso instrumental de odunë (un dolor consumidor, corrosivo). En el N.T. solamente aquí y en Romanos 9:2.
11. Oh hombre de Dios (ö anthröpe theou). En el N.T. sólo aquí y en 2 Timoteo 3:17, allí general, y aquí un llamamiento personal a Timoteo. Cf. Deuteronomio 33:1; 1 Samuel 2:27. Huye (pheuge), sigue (diöke). Verbos vívidos en presente de imperativo en voz activa. El predicador no puede permitirse parlamentar con tales tentaciones. Mansedumbre (praüpathian). Compuesto tardío proveniente de praüpathës, en Filón acerca de Abraham, sólo aquí en el N.T.
12. Pelea la buena batalla (agönizou ton kalon agöna). Acusativo cognado con presente de imperativo en voz media de agönizö, una palabra paulina (1 Co. 9:25; Col. 1:29). Echa mano (epilabou). Segundo aoristo (ingresivo) de imperativo en voz media de epilambanö, «ásete intensamente de». Véase el mismo verbo también con genitivo en el versículo 19. Fuiste llamado (eklëthës). Primer aoristo pasivo de kaleö como en 1 Corintios 1:9 y Colosenses 3:15. Buena profesión (tën kalën homologian). Acusativo cognado con hömologësas (primer aoristo de indicativo en voz activa de homologeö, la confesión pública en el bautismo de la que muchos fueron testigos. Véase también en el versículo 13 acerca de Jesús.
13. Que da vida a todas las cosas (tou zöogonountos ta panta). Participio presente activo de zöogoneö (zöogonos, de zöos, genö), palabra tardía, dar vida, traer a la vida, en el N.T. sólo aquí y en Hechos 7:19. Véase 1 Samuel 2:6. Delante de Poncio Pilato (epi Pontiou Peilatou). No «en el tiempo de», sino «en presencia de». Dio testimonio (marturësantos). Nótese martureö, no homologeö como en el versículo 12. Cristo dio su evidencia como testigo del Reino de Dios. Evidentemente, Pablo sabía algunos de los hechos relatados en Juan 18.
14. Que guardes (tërësai se). Primer aoristo de infinitivo activo de tëreö, con acusativo de referencia general (se) en mandamiento indirecto tras paraggellö. Sin mácula (aspilon). Adjetivo tardío (a, privativo; spilos, mancha, mácula, Ef. 5:27). Aparece en inscripciones y papiros. Ni reprensión (anepilëmpton). V.M.: «irreprensible». Véanse 3:2; 5:7. Hasta la aparición (mechri tës epiphaneias). «Hasta la epifanía» (la segunda epifanía o venida de Cristo). Palabra tardía en inscripciones para acontecimientos importantes, como la epifanía de Calígula; en los papiros como término médico. En 2 Tesalonicenses 2:8 tenemos epiphaneia y parousia. Véanse Tito 2:13; 2 Timoteo 1:10; 4:1, 8.
15. A su debido tiempo (kairois idiois). Caso locativo. Puede ser «en sus propios tiempos». Véase 2:6. Evidentemente, no una cosa que nos competa a nosotros dilucidar. El bienaventurado y único Soberano (ho makarios kai monos dunastës). Dunastës es una vieja palabra, en el N.T. solamente en Lucas 1:52, en Hechos 8:27 (el eunuco) y aquí. Véase 1, 11 para makarios. Rey de reyes (ho basileus tön basileuontön). «El Rey de aquellos que rigen como reyes.» Título oriental. Lo mismo con «Señor de señores», literalmente, «Señor de los que gobiernan». Ver Apocalipsis 10:6.
16. El único que posee inmortalidad (ho monos echön athanasian). «El único que solo tiene inmortalidad.» Athanasia (athanatos: a, privativo, y thanatos), vieja palabra, en el N.T. sólo aquí y en 1 Corintios 15:53s. Domiciano exigió que se le dirigieran a él como «Dominus et Deus noster». Puede que el culto al emperador estuviera detrás del uso aquí de monos (solo). Inaccesible (aprositon). Véase Salmos 104:2. Adjetivo verbal compuesto tardío (a, privativo; pros, ienai, ir). Sólo aquí en el N.T. Es una palabra tardía del Koiné literario. Ni puede ver (oude idein dunatai). Véase aoraton en Colosenses 1:15 y también Juan 1:18 y Mateo 11:27. El «amén» señala el final de la doxología como en 1:17.
17. De este siglo (en töi nun aiöni). «En la edad de ahora», en contraste con el futuro. Que no sean altivos (më hupselophronein). Presente de infinitivo en voz activa con el negativo en mandamiento indirecto después de paraggelle, «que no sean altaneros». El único ejemplo de esta palabra, excepto en algunos MSS. en Romanos 11:20 (en lugar de më hupsëlaphronei) y en una glosa de Píndaro. Pongan la esperanza (ëlpikenai). Perfecto de infinitivo en voz activa de elpizö. En la incertidumbre de las riquezas (epi ploutou adëlotëti). Palabra literaria del Koiné (adëlotës), sólo aquí en el N.T. Un «vigoroso oxymoron» (White). Cf. Romanos 6:4. Las riquezas se hacen alas. Sino en el Dios vivo (all’ epi theöi). La traducción «el Dios vivo» sigue el Textus Receptus (tös theöi tös zönti). BAS: «en Dios». Sólo Él es estable, no las riquezas. Todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos (panta plousiös eis apolausin). «Un intenso énfasis en la generosidad de Dios» (Parry). Apolausis es una vieja palabra proveniente de apolauö, gozar, en el N.Te. sólo aquí y en Hebreos 11:25.
18. Que hagan el bien (agathoergein). Palabra tardía (agathos, ergö), en el N.T. sólo aquí y en Hechos 14:17. Ricos en buenas obras (ploutein en ergois kalois). Ver Lucas 12:21, «rico para con Dios», y Mateo 6:19s. para «tesoros en el cielo». Prontos a compartir (eumetadotous). Adjetivo verbal raro y tardío (eu, meta, didömi). Libre para dar, liberal, generoso. Sólo aquí en el N.T. Véanse Gálatas 6:6; Filipenses 4:15.
19. Atesorando (apothësaurizontas). Palabra literaria tardía (apo y thësaurizö), sólo aquí en el N.T. La misma paradoja que en Mateo 6:19s., «atesorando» mediante la acción de dar. La que realmente es vida (tës ontös zöës). Véase 5:3 para ontös. Esta vida es meramente la sombra de la realidad eterna venidera.
20. Guarda lo que se te ha encomendado (tën parathëkën phulaxon). «Guarda (aoristo de urgencia) el depósito.» Parathëkën (de paratithëmi, poner al lado como un depósito, 2 Ti. 2:2), una figura del sistema bancario, común en los papiros en este sentido en lugar del ático parakatathëkë (Textus Receptus aquí, 2 Ti. 1:12, 14). Véase sustantivo también en 2 Timoteo 1:12, 14. Evitando (ektrepomenos). Participio presente en voz media de ektrepö, para lo cual véase 1:6; 5:15. Pláticas sobre cosas vanas (kenophönias). De kenophönos, expresando vaciedades. Compuesto tardío y raro, en el N.T. sólo aquí y en 2 Timoteo 2:16. Argumentos (antitheseis). Vieja palabra (anti, thesis), antítesis, solamente aquí en el N.T. De la falsamente llamada ciencia (tës pseudönumou gnöseös). «Del falsamente llamado conocimiento.» Vieja palabra (pseudës, onoma). Nuestro término «seudónimo». Sólo aquí en el N.T.
21. Se desviaron (ëstochësan). Primer aoristo de indicativo en voz activa de astocheö. Véase 1:6 para esta palabra.