LA EPÍSTOLA DE SANTIAGO

LA EPÍSTOLA DE SANTIAGO
1. Santiago (Iaköbos). Forma griega (nominativo absoluto) del hebreo Iaköb (así en la LXX). Es un nombre común entre los judíos, como en la mención de este mismo hombre en Josefo (Ant. XX. 9, 1) y otros tres de este nombre también en Josefo. Siervo (doulos). Esclavo, como Pablo (Ro. 1:1; Fil. 1:1; Tit. 1:1). Del Señor Jesucristo (kuriou Iësou Christou). Aquí a la par con Dios (theou), y se llama no adelphos (hermano) de Jesús, sino doulos. Los tres términos, tanto aquí como en 2:1, tienen su pleno significado: Jesús es el Mesías y Señor. Jacobo no es un ebionita. Acepta la deidad de su hermano Jesús, por difícil que le resultara. La palabra kurios es frecuente en la LXX como traducción de Elohim y Yahweh así como los romanos lo empleaban al emperador en su culto al emperador. Véase 1 Corintios 12:3 para Kurios Iësous y Filipenses 2:11 para Kurios Iësous Christos. A las doce tribus (tais dödeka phulais). Caso dativo. La expresión significa «Israel en su plenitud y totalidad» (Hort), considerado como una unidad (Hch. 26:7) sin concepto alguno de ningunas tribus «perdidas». Que están en la dispersión (tais en tëi diasporai». «Aquellos en la dispersión» (artículo repetido). El término aparece en Deuteronomio 28:25 (LXX) y proviene de diaspeirö, esparcir (sembrar) alrededor. En su sentido literal lo tenemos en Juan 7:34, pero aquí y en 1 Pedro 1:1 se tiene a la vista principa, si no exclusivamente, a judíos cristianos. Los judíos, en este período, estaban generalmente divididos entre judíos palestinos (principalmente agricultores) y judíos de la Dispersión (moradores de ciudades, y principalmente comerciantes). En Palestina se hablaba generalmente el arameo, mientras que en la Diáspora Occidental el lenguaje era el griego (Koiné, LXX), aunque la Diáspora Oriental hablaba arameo y siríaco. Los judíos de la Diáspora se veían obligados a comparar su religión con los varios cultos a su alrededor (religiones comparadas) y tenían una perspectiva más amplia de la vida. Así, Jacobo escribe en el Koiné culto, pero con un tono hebraico. Saludos (chairein). Infinitivo absoluto (presente activo de chairö) como en Hechos 15:23 (la Epístola a Antioquía y las iglesias de Siria y de Galacia). Es el giro usual en los miles de cartas en papiros que han llegado hasta nosotros, pero no se ve en ninguna otra carta del N.T. Pero obsérvese chairein legete en 2 Juan 10 y 11.

2. Tened por (hëgësasthe). Primer aoristo imperativo en voz media de hëgeomai, el viejo verbo considerar. Hacedlo ahora y de una vez por todas. Sumo gozo (päsan charan). «Completo gozo», «gozo sin mezcla», como en Filipenses 2:29. No sólo «algo de gozo» junto con mucho dolor. Cuando (hotan). «Siempre que», conjunción temporal indefinida. Os halléis en (peripesëte). Segundo aoristo de subjuntivo activo (con el indefinido hotan) derivado de peripiptö, literalmente caer alrededor (en medio de), caer entre, como en Lucas 10:30, lëistais periepesen (cayó entre bandidos). El único otro ejemplo en el N.T. de este viejo compuesto está en Hechos 27:41. Tucídides lo emplea de caer en aflicción. Da la imagen de estar rodeado (peri) por pruebas. Diversas pruebas (peirasmois poikilois). Caso instrumental asociativo. La palabra castellana tentaciones, que se encuentra en RV y V.M., es de origen latino, y originalmente significaba pruebas tanto buenas como malas, pero el mal sentido ha prevalecido en nuestro castellano moderno, aunque se sigue empleando otro derivado, «intentar», en el sentido de probar. La palabra peirasmos (de peirazö, forma tardía del antiguo verbo peiraö como en Hch. 26:21, tanto en buen sentido como en Jn. 6:6, como en malo como en Mt. 16:1) no aparece fuera de la LXX y del N.T. excepto en Dioscórides (¿100 d.C.?) hablando de experimentos acerca de enfermedades. El sentido aquí es evidentemente el de «pruebas», pero el mal sentido aparece en el versículo 12 (claramente en peirazö en el v. 13) y también en Hebreos 3:8. Las pruebas, si afrontadas rectamente, no son dañinas, pero si se afrontan de mala manera vienen a ser tentaciones al mal. El adjetivo poikilos (diverso) es tan antiguo como Homero, y significa variopinto, multicolor, como en Mateo 4:24; 2 Timoteo 3:6; Hebreos 2:4. En 1 Pedro 1:6 tenemos esta misma frase. Es una demanda valiente la que Jacobo hace aquí.

3. Sabiendo (ginöskontes). Participio presente en voz activa de ginöskö (conocimiento experimental, la única forma de conseguir esta perspectiva de «pruebas» como «sumo gozo»). La prueba (to dokimion). Por los ejemplos en los papiros se conoce ahora (Deissmann, Bible Studies, págs. 259ss.) como adjetivo en el mismo sentido (oro de ley, oro bueno) que dokimos como probado o sometido a prueba (Stg. 1:12). El uso de to dokimion (artículo neutro con el adjetivo neutro simple) aquí y en 1 Pedro 1:7 significa claramente «el elemento genuino en vuestra fe», y no el «crisol» o la «prueba». Vuestra fe como oro soporta la prueba del fuego, y queda aprobada como normativa. Aquí, como en el versículo 6; 2:1; 5:15, Jacobo considera la fe (pistis) como Pablo «como la misma base de la religión» (Mayor). Produce (katergazetai). Presente (durativo) de indicativo en voz media del verbo compuesto con el sentido perfectivo de kata como en Filipenses 2:12, que véase. Paciencia (hupomonën). Un término antiguo y usual para permanecer bajo (hupomenö), «poder estabilizador» (Ropes), como en Colosenses 1:11.

4. Tenga (echetö). Presente imperativo de indicativo de echö, que siga teniendo. Perfecta (teleion). Véase Romanos 5:3ss. para una cadena semejante de bendiciones. Prosiga la obra hasta el fin o culminación (de telos, fin) como en Juan 17:4 (to ergon teleiösas, habiendo terminado la obra). Para que seáis (hina ëte). Cláusula de propósito con hina y presente de subjuntivo activo de eimi. Ésta es la meta de la paciencia. Perfectos y cabales (teleioi kai holoklëroi). Perfeccionados al final de la tarea (telos) y completos en todas partes (holoklëroi: holos entero y klëros suerte o porción). «Totalmente perfeccionados.» Estos dos adjetivos aparecen frecuentemente juntos en Filón, Plutarco, etc. Véase Hechos 3:16 para holoklërian (perfecta sanidad). Sin que os falte cosa alguna (en mëdeni leipomenoi). Participio presente pasivo de leipö, dejar. Declaración negativa del precedente positivo, como sucede frecuentemente en Santiago (cf. 1:6). Hay ahora una digresión (vv. 5 a 8) de la discusión de peirasmos, que se retoma de nuevo en el versículo 9. La palabra leipomenoi (carentes) sugiere la digresión.

5. Tiene falta de sabiduría (leipetai sophias). Condición de la primera clase, supuesta cierta, ei y el presente de indicativo en voz pasiva de leipö, estar carente de, con el caso ablativo sophias. «Si alguno no llega a la talla de la sabiduría.» Una figura bancaria, estar corto de sabiduría (no meramente conocimiento, gnöseös, sino sabiduría, sophias, el uso práctico del conocimiento). Pida (aiteitö). Presente de imperativo activo de aiteö, «que persista en pedir». A Dios (para tou theou). «De (desde el lado de) Dios», caso ablativo para. Abundantemente (haplös). Este viejo adverbio aparece aquí solamente en el N.T. (de haplous, sencillo —Mt. 6:22—, y haplotës, simplicidad, generosidad, en común —2 Co. 8:2; Ro. 12:8). Pero el adverbio es común en el papiro por vía de énfasis como simplemente o en absoluto (Moulton y Milligan, Vocabulary). Mayor arguye en pro del sentido de «incondicionalmente» (el sentido lógico moral), mientras que Hort y Ropes concuerdan y sugieren «de gracia». El otro sentido de «abundantemente» o «generosamente» es apropiado en haplotës en 2 Corintios 8:2 y en Romanos 12:8, pero no se ha encontrado ningún ejemplo de este adverbio en este sentido a no ser que sea éste el caso aquí. Véase Isaías 55:1 para la idea de la dádiva llena de gracia de Dios y el caso de Salomón (1 R. 3:9–12; Pr. 2:3). Sin reproche (më oneidizontos). Participio presente activo de oneidizö (antiguo verbo reprender, echar en los dientes de uno, Mt. 5:11) en el caso ablativo como didontos concordando con theou y con el usual negativo del participio (më). Ésta es la declaración negativa de didontos haplös (dando graciosamente). El mal hábito de dar palabras punzantes junto con el dinero es ilustrado en Sirac 41:22 y Plutarco (De adulat., pág. 64A). Cf. Hebreos 4:16. Y le será dada (kai dothësetai autöi). Primer futuro pasivo de didömi, una bendita promesa en concordancia con las palabras de Jesús (Mt. 7:7, 11; Lc. 11:13), significando aquí no sólo «sabiduría», sino todos los buenos dones, incluyendo el Espíritu Santo. En esta epístola hay frecuentes reminiscencias de las palabras de Jesús.

6. En fe (en pistei). La fe es aquí «la actitud religiosa fundamental» (Ropes), la creencia en la beneficente actividad de Dios y la confianza personal en Él (Oesterley). No dudando nada (mëden diakrinomenos). Forma negativa de decir en pistei (en fe), participio presente en voz pasiva de diakrinö, un viejo verbo, separar (krinö) entre (dia), discriminar, como se ve claramente en Hechos 11:12, 15:9; pero no se ha encontrado ejemplo alguno del sentido de dividido en contra de sí mismo antes del N.T., aunque sí aparece en escritos cristianos ulteriores. Es como el sentido de diamerizomai en Lucas 11:18, y aparece en Mateo 21:21; Marcos 11:23; Hechos 10:20; Romanos 2:4; 4:20; 14:23. Constituye una vívida imagen de la duda interna. Es como (eoiken). Segundo perfecto de indicativo en voz activa con la fuerza lineal sola proveniente de eikö, ser semejante. Es una forma antigua, pero en el N.T. aparece sólo aquí y en el versículo 23 (una pincelada literaria, no aparece en la LXX). La ola del mar (kludöni thalassës). Una vieja palabra (de kluzö, batir contra) de una ola rompiente en contraste con kuma (olas sucesivas); en el N.T. sólo aquí y en Lucas 8:24. En caso instrumental asociativo después de eoiken. En Efesios 4:14 tenemos kludonizö (de kludön), agitar con olas. Arrastrada por el viento (anemizomenöi). Participio presente en voz pasiva (concordando en caso con kludöni) de anemizö, el ejemplo más antiguo conocido, y probablemente acuñado por Jacobo mismo (de anemos), que siente predilección por los verbos terminados en -izö (Mayor). En griego clásico se empleaba anemoö. En Efesios 4:14 Pablo emplea tanto kludonizö como peripherö anemöi. Es una vívida imagen de la mar azotada en blanca espuma por el viento. Echada de una parte a otra (ripizomenöi). Participio presente pasivo, también concordante con kludöni; derivado de un verbo raro, ripizö (empleado por Aristófanes, Plutarco, Filón), de ripis (un fuelle), sólo aquí en el N.T. Es una imagen «del incesante agitarse de un lado al otro de la superficie del agua, movida por vientos cambiantes» (Hort), el vacilante con ligera agitación.

7. Ese hombre (ho anthröpos ekeinos). Uso enfático de ekeinos. Del Señor (para tou kuriou). Caso ablativo con para, como theou en el versículo 5.

8. Hombre (anër). En lugar de anthröpos (término general) en el v. 7, quizá para dar variedad (Ropes), pero a menudo en Santiago (1:12, 23; 2:2; 3:2), aunque en las otras Epístolas generalmente empleado en distinción a gunë (mujer). De doble ánimo (dipsuchos). Primera aparición conocida de este compuesto, y en el N.T. sólo aquí y en 4:8. Aparentemente acuñada por Jacobo, pero copiada frecuentemente en los primitivos escritos cristianos, y así un argumento en favor de la fecha temprana de la Epístola de Santiago (Moulton y Milligan, Vocabulary). De dis, dos veces, y psuchë, alma, doble-animado, de doble pensamiento, como el personaje de Bunyan «el señor Miradorde-dos-direcciones». Cf. la reprensión a Pedro (edistasas) en Mateo 14:31. Inconstante (akatastatos). Compuesto doble tardío (alfa, privativo y katastatos, forma verbal proveniente de kathistëmi); aparece una vez en la LXX (Is. 54:11) y en Polibio; en el N.T. sólo aquí y en 3:8. Significa inestable, cambiante, caedizo, dando tumbos como un borracho. Cierto es que para Jacobo la «duda» no constituye una marca de intelectualidad.

9. Pero (de). Retorno al punto de vista del versículo 2. De humilde condición (ho tapeinos). El hermano «humilde», en condición exterior (Lc. 1:52), humilde y pobre como en Mateo 11:29; Santiago 4:6. En la LXX se emplea tapeinos bien acerca de los pobres en bienes, o de los pobres de espíritu. El cristianismo ha glorificado esta palabra en ambos sentidos. Ya entonces los ricos y los pobres en las iglesias hallaban ocasiones para sus celos. Gloríese en su exaltación (kauchasthö en töi hupsei autou). Paradoja, pero verdad. En su estado humilde está «en su altura» (hupsos, una vieja palabra, en el N.T. también en Lc. 1:78; Ef. 3:1, etc.).

10. En su humillación (en tëi tapeinösei autou). «En su bajo estado». Juego de palabras con tapeinösis (de tapeinoö, Fil. 3:7), como tapeinos del versículo 9, un viejo término con varios sentidos; en el N.T. sólo aquí, Lucas 1:48; Hechos 8:33; Filipenses 3:21. La Cruz de Cristo levanta al pobre y abate al eminente. Es el gran nivelador de los hombres. Como la flor de la hierba (hós anthos chortou). De la LXX (Is. 40:6). Chortos significa pasto, luego hierba (Mr. 6:39) o forraje. Anthos es una antigua palabra, en el N.T. sólo aquí, en el versículo 11, y en 1 Pedro 1:24 (la misma cita). Esta advertencia se aplica aquí al «hermano rico», pero es verdad acerca de todos. Pasará (pareleusetai). Futuro de indicativo en voz media (aoristo futuro efectivo, pasará completamente de la tierra).

11. Sale (aneteilen). Aoristo gnómico o atemporal de indicativo en voz activa del viejo verbo compuesto anatellö (cf. anathallö en Fil. 4:10), frecuentemente empleado del sol (Mt. 13:6). Con calor abrasador (sun töi kausöni). Caso instrumental asociativo con sun. En la LXX esta palabra tardía (de kausos) se emplea generalmente del Siroco, el seco viento oriental del desierto (Job 1:19). En Mateo 20:12 y Lucas 12:55 es el ardiente calor del sol. Cualquiera de ambos sentidos es idóneo aquí. Se seca (exëranen). Otro aoristo gnómico de indicativo en voz activa (Robertson, Grammar, pág. 837) de xërainö, un viejo verbo (de xëros, seco o marchito, Mt. 12:10), secar. La hierba y las flores se emplean con frecuencia para representar lo transitorio de la vida humana. Se cae (exepesen). Otro aoristo gnómico (segundo aoristo de indicativo en voz activa) de ekpiptö, caer fuera. La belleza (V.M.) (hë euprepeia). Una vieja palabra, solo aquí en el N.T. (derivada de euprepës, de buena apariencia, que no aparece en el N.T.). Una hermosa apariencia, belleza. De su apariencia (V.M.) (tou prosöpou autou). «Del rostro de ella.» La flor es descrita como teniendo un «rostro», como una rosa o un lirio. Perece (apöleto). Otro aoristo gnómico (segundo aoristo de indicativo en voz media de apollumi, destruir, pero intransitivo aquí, perecer). La hermosa rosa es una cosa lastimosa cuando está marchita. Se marchitará (maranthësetai). Futuro pasivo de indicativo de marainö, un viejo verbo, extinguir una llama, una luz. Se emplea de rosas en Sabiduría 2:8. Empresas (poreiais). Una vieja palabra procedente de poreuö, ir de camino, en el N.T. sólo aquí y en Lucas 13:22 (del viaje de Cristo a Jerusalén). Los caminos del rico llegarán «al final de la jornada».

12. Soporta (hupomenei). Presente de indicativo en voz activa de hupomenö. Cf. versículo 3. Tentación (peirasmon). Aquí es una tentación real. Véase versículo 2 para «pruebas». Cuando haya resistido la prueba (dokimos genomenos). «Habiendo llegado a ser aprobado», con referencia directa a to dokimion en el versículo 3. Véase también Romanos 5:4 para dokimë (aprobación tras la prueba, como de oro o plata). Esta bienaventuranza (makarios) es para aquel que ha salido sin rasguños. Véase 1 Timoteo 6:9. La corona de la vida (ton stephanon tës zöës). La misma frase aparece en Apocalipsis 2:10. Es el genitivo de aposición, siendo la corona la vida misma, como en 1 Pedro 5:4. Esta corona es «un ornamento honroso» (Ropes), posiblemente sin referencia a la corona del vencedor (una guirnalda de hojas) como en el caso de Pablo en 1 Corintios 9:25; 2 Timoteo 4:8, donde se emplea stephanos como diadëma, la corona regia). Stephanos tiene una variedad de sentidos. Cf. la corona de espinas que le pusieron a Jesús (Mt. 27:29). El Señor. No en los más antiguos1 MSS. griegos, pero está claramente implicado como sujeto de epëggeilato (Él ha prometido, primer aoristo de indicativo en voz media).

13. Que nadie diga (mëdeis legetö). Presente de imperativo en voz activa prohibiendo tal hábito. Cuando es tentado (peirazomenos). Participio presente en voz activa de peirazö, aquí en el mal sentido de tentar, no de probar, como en Mateo 4:1. Los versículos 12 a 18 dan una vívida imagen de tentación. Estoy siendo tentado de parte de Dios (apo theou peirazomai). El uso de apo denota origen (apo con el caso ablativo), no agencia (hupo), como en Marcos 1:13, de Satanás. Es algo menospreciable, pero yo he oído a hombres perversos y débiles inculpando a Dios por sus pecados. Cf. Proverbios 19:3; Sirac 15:11ss. La tentación no proviene «de parte de Dios». No puede ser tentado por el mal (apeirastos kakön). Adjetivo verbal compuesto (alfa privativa y peirazö), probablemente con el caso ablativo, como es común con el alfa privativa (Robertson, Grammar, pág. 516), aunque Moulton (Prolegomena, pág. 74) lo trata como el genitivo de definición. El griego antiguo tiene apeiratos (de peiraö), pero éste es el más antiguo ejemplo de apeirastos (de peirazö) hecho sobre el mismo modelo. Solamente aparece aquí en el N.T. Hort observa apeiratos kakön como proverbio (Diodoro, Plutarco, Josefo) «libre de males». Esto es posible aquí, pero el contexto demanda «no tentable» más bien que «no tentado». Ni Él tienta a nadie (peirazei de autos oudena). Por cuanto es «no tentable».

14. Cuando es atraído … por su propia concupiscencia (hupo tës idias epithumias exelkomenos). Epithumia es un antiguo término para anhelo (de epithumeö, tener un deseo por), sea bueno (Fil. 1:23) o malo (Ro. 7:7); esto último es el caso aquí. Como un pez sacado de su escondrijo. Seducido (deleazomenos). Participio presente en voz pasiva de deleazö, viejo verbo proveniente de delear (cebo), atrapar peces con cebo o cazar con trampas; Filón tiene huph’ hëdonës deleazetai (es seducido por el placer). En el N.T. sólo aquí y en 2 Pedro 2:14, 18. Seducido por un cebo concreto.

15. Entonces (eita). El siguiente paso. La concupiscencia (hë epithumia). Obsérvese el artículo, la concupiscencia (v. 14) que uno tiene. Después que ha concebido (sullabousa). Segundo participio aoristo en voz activa de sullambanö, la vieja palabra asir juntamente, en un sentido hostil (Hch. 26:21), en el sentido amistoso de ayuda (Fil. 4:3), en sentido técnico de una mujer tomando la simiente de un hombre en concepción (Lc. 1:24), y aquí también de concupiscencia (como una mujer, «habiendo concebido». La voluntad cede a la concupiscencia, y tiene lugar la concepción. Da a luz el pecado (tiktei hamartian). Presente de indicativo en voz activa de tiktö, producir como una madre, o fruto de semilla, un viejo verbo, frecuentemente empleado en el N.T.; solamente aquí en Santiago. El pecado es la consecuencia de la unión de la voluntad con la concupiscencia. Véase Salmos 7:14 para esta misma metáfora. El pecado (hë hamartia). El artículo se refiere a hamartia acabada de mencionar. Cuando … es consumado (apotelestheisa). Primer participio aoristo en voz pasiva de apoteleö, viejo verbo compuesto con uso perfectivo de apo, en el N.T. sólo aquí y en Lucas 13:32. No significa «crecido del todo», como teleioö, sino más bien integridad de partes o funciones en contraste con el estado rudimentario (Hort) como el insecto alado en contraste con la crisálida o con el gusano (Platón). Al nacer, el pecado está plenamente equipado para su carrera (Ro. 6:6; Col. 3:5). Produce la muerte (apokuei thanaton). Un compuesto tardío (kueö, estar preñada, uso perfectivo de apo), dar nacimiento a, de animales y mujeres, empleado del nacimiento normal (ejemplos en papiros) y anormal (Hort). Es una palabra médica y no literaria como tiktö. El hijo de la concupiscencia es el pecado, del pecado es la muerte, una poderosa imagen de aborto. El hijo está muerto al nacer. Para la muerte como fruto del pecado, véase Romanos 6:21–23; 8:6. «El nacimiento de la muerte viene necesariamente cuando un pecado está plenamente formado» (Hort).

16. No erréis (më planästhe). Prohibición con më y el presente de imperativo en voz pasiva del verbo planaö, un verbo común que significa extraviar. Ésta es la manera del pecado para engañar y matar (Ro. 7:7–14). El diablo es muy diestro en cegar los ojos de los hombres en cuanto al pecado (2 Co. 4:4; Ro. 1:27; Ef. 4:14, etc.).

17. Dádiva (dosis)—don (dörëma). Ambos son unos viejos sustantivos procedentes del mismo verbo original (didömi), dar. Dosis es el acto de dar (sufijo -sis), pero a veces se emplea por metonimia de aquello que es dado, como en el uso de ktisis por ktisma (Col. 1:15). Pero dörëma (de döreö, que viene de döron, una cosa dada) sólo denota un don, un presente (Ro. 5:16). El contraste aquí arguye en favor de que dosis (dádiva) se refiere a la acción. Cosa curiosa, aquí tenemos una perfecta línea de un hexámetro: päsa do / sis aga / thë kai / pän dö / rëma te/ leion. Este ritmo accidental aparece ocasionalmente en muchos escritores. Ropes (como Ewald y Mayor) arguye en favor de una cita proveniente de una fuente desconocida por la presencia de la palabra poética dörëma, pero ello no es concluyente. De arriba (anöthen). Esto es, desde el cielo. Cf. Juan 3:31; 19:11. Desciende (katabainon). Participio presente singular neutro en voz activa de katabainö, concordando con dörëma, expandiendo y explicando anöthen (de arriba). De parte del Padre de las luces (apo tou patros tön phötön). «De las luces», esto es, de los cuerpos celestes. Para este empleo de patër véase Job 38:28 (Padre de lluvia); 2 Corintios 1:3; Efesios 1:17. Dios es el Autor de la luz y de las luces. En el cual (par’ höi). Con respecto a para (al lado) con sentido locativo para la posición de Dios, véase para töi theöi (Mr. 10:27; Ro. 2:11; 9:14; Ef. 6:9). No puede haber (V.M.) (ouk eni). Este viejo giro (también en Gá. 3:28; Col. 3:11) puede ser meramente la forma original de en con acento recesivo (Winer, Mayor) o una forma abreviada de enesti. El uso de eni en en 1 Corintios 6:5 arguye en favor de este punto de vista, como lo hace el uso de eine (einai) en el griego moderno (Robertson, Grammar, pág. 313). Variación (V.M.) o fases (RVR77) (parallagë). Un viejo término proveniente de parallassö, hacer cosas alternadas, sólo aquí en el N.T. En Aristeas aparece en el sentido de la alternancia de piedras en los enlosados. Dión Casio tiene parallaxis sin referencia al moderno paralaje astronómico, aunque Jacobo está comparando aquí a Dios (Padre de las luces) al sol (Mal. 4:2), que sí presenta variaciones periódicas. Períodos de sombra (tropës aposkiasma). Tropë es una palabra antigua e infrecuente (aposkiasmos en Plutarco), de aposkiazö (apo, skia), una sombra arrojada por un objeto sobre otro. No está claro cuál es la metáfora exacta, si la sombra echada sobre la esfera del reloj de sol (aposkiazö en Platón) o la luz prestada de la luna que perdemos al irse tras la tierra. De hecho, el texto no es seguro en absoluto, porque los papiros Aleph y B del cuarto siglo leen en realidad hë tropës aposkiasmatos (la variación del giro de la sombra). Ropes arguye intensamente en favor de esta variante, y muy convincentemente. En todo caso no existe una variación periódica en Dios como la que vemos en los cuerpos celestes.

18. Por designio de su voluntad (boulëtheis). Primer participio aoristo en voz pasiva de boulomai. Repitiendo la metáfora del nacimiento del versículo 15 pero en buen sentido. Dios como Padre actuó deliberadamente con un propósito prefijado. Nos hizo nacer (apekuësen). Primer aoristo de indicativo en voz activa de apokueö (v. 15), solamente aquí del padre (4 Mac 15:17), no de la madre. Regeneración, no el nacimiento de todos los hombres, aunque en el sentido de la creación de todos los hombres Dios es también Padre (Hch. 17:28ss.). Por la palabra de verdad (logöi alëtheias). Caso instrumental logöi. La referencia es así al mensaje evangélico de la salvación, incluso como aquí sin el artículo (2 Co. 6:7), y desde luego con el artículo (Col. 1:5; Ef. 1:13; 2 Ti. 2:15). El mensaje marcado por la verdad (caso genitivo alëtheias). Para que fuésemos (eis to einai hëmäs). Cláusula de propósito eis to y el infinitivo einai con el acusativo de referencia general hëmäs (en cuanto a nosotros). Como primicias (aparchën tina). «Algunas primicias» (vieja palabra de aparchomai), de cristianos de aquella edad. Véase Romanos 16:5.

19. Vosotros lo sabéis (V.M.) (iste). O: «Sabed esto». Probablemente el perfecto de indicativo en voz activa (forma literaria como en Ef. 5:5; He. 12:17, a no ser que sean ambas imperativas, mientras que en Stg. 4:4 tenemos oidate, el usual Koiné vernacular perfecto de indicativo). El imperativo sólo emplea iste y sólo el contexto puede decir cuál es su sentido. Esto (sea) es imperativo. Pronto para oír (tachus eis to akousai). Para este uso de eis to con el infinitivo después de un adjetivo, véase 1 Tesalonicenses 4:9. Para eis to después de adjetivos, véase Romanos 16:19. La imagen señala a escuchar la palabra de verdad (v. 18) y se dirige en contra de hablar con violencia y contención (cap. 3:1–12). Los moralistas griegos apremian frecuentemente a un oído pronto y atento. Tardo para hablar (bradus eis to lalësai). La misma construcción y el mismo aoristo de infinitivo ingresivo en voz activa, lento para comenzar a hablar, no lento mientras hable. Tardo para airarse (bradus eis orgën). Aquí deja el infinitivo, pero probablemente significa que la lentitud en comenzar a hablar cuando se está airado tenderá a reprimir la ira.

20. La ira del hombre (orgë andros). Aquí está anër (en contraste a gunë, mujer), no anthröpos como en el versículo 19 (que incluye tanto al varón como a la mujer). Si se toma en este sentido, significa que la ira del hombre (una indignación asentada en contraste a thumos, una ardiente furia o cólera) no obra necesariamente la justicia de Dios. Sí que existe la indignación justa, pero uno no está necesariamente impulsando la causa de Dios con su ira personal. Véase Hechos 10:35 para «practicar lo justo» y Santiago 2:9 para «cometer pecado» (ergazomai en ambos casos).

21. Por lo cual (dio). A causa de este principio. Véase Efesios 4:25. Desechando (apothemenoi). Segundo participio aoristo en voz media de apotithëmi, poner fuera, una metáfora de despojarse de los vestidos, como en Romanos 13:12; Efesios 4:22, 25; 1 Pedro 2:1. Inmundicia (ruparian). Una palabra tardía (Plutarco), proveniente de ruparos, sucio (Stg. 2:2), sólo aquí en el N.T. Con certeza una vestimenta sucia. Abundancia de malicia (perisseian kakias). Perisseia es una palabra tardía (de perissos, abundante), sólo cuatro veces en el N.T., en 2 Corintios 8:2 con charas (de gozo), en Romanos 5:17 con charitos (de gracia). Kakia (de kakos, malo) puede ser o bien general como ruparia (inmundicia, maldad), o especial, como «malicia». Pero cualquiera de ambos sentidos es una «superfluidad». Con mansedumbre (en praütëti). En docilidad. «El contraste es con orgë más que con kakias» (Ropes). La palabra implantada (ton emphuton logon). Este viejo adjetivo verbal (de emphuö, implantar, crecer dentro), sólo aquí en el N.T., significa propiamente crecido dentro, nacido dentro, no emphuteuton (injertado). Es «la palabra arraigada» (v. 18), sembrada en el corazón como tierra o huerto de Dios (Mt. 13:3–23; 15:13; 1 Co. 3:6). Puede salvar (dunamenon sösao). Cf. 1 Pedro 1:9; Santiago 2:14; 4:12; 5:20; Romanos 1:16. La salvación final (aoristo efectivo de infinitivo en voz activa, sösai, de sözö).

22. Pero sed (ginesthe de). Más bien, «Persistid en devenir» (presente de imperativo en voz media de ginomai). Hacedores de la palabra (poiëtai logou). Vieja palabra para un agente (-tës), de poieö, hacer, como en 4:11; Romanos 2:13, pero en Hechos 17:28 nuestro «poeta» (considerado mucho tiempo como «hacedor» o «artífice»). Oidores (akroatai). Otra vez una palabra para agente, de akroamai (ser oidor), en el N.T. sólo aquí y en Romanos 2:13. Engañándoos a vosotros mismos (paralogizomenoi heautous). Participio presente en voz media (directo) de paralogizomai, contar al lado (para) y por ello perjudicar, engañar, hacer trampas. Reflexivo redundante heautous con la voz media. En el N.T. sólo aquí y en Colosenses 2:4. Un hombre así no engaña a nadie más que a él mismo.

23. Pero no hacedor (kai ou poiëtës). Condición de la primera clase, supuesta verdadera, y ou (en lugar de më), que contrasta poiëtës con akroatës. Al hombre que considera (andri katanoounti). Caso instrumental asociativo siguiendo a eoiken, como en 1:6. Obsérvese andri como en 1:8 en contraste con gunaiki (mujer), no anthröpöi (término general para hombre). Participio presente activo de katanoeö, poner la mente abajo sobre (kata, nous), considerar con atención, tomar buena nota de, como en el versículo 24 (katanoësen). Su rostro natural (to prosöpon tës geneseös autou). «El rostro de su nacimiento» (origen, linaje, natividad). Para este uso de genesis véase 3:6; Mateo 1:1, 18; Lucas 1:13. En un espejo (en esoptröi). Una vieja palabra (de eis, optö); en el N.T. solamente se encuentra aquí y en 1 Corintios 13:12. Los espejos de los antiguos no eran de vidrio, sino de un metal pulimentado (de plata, o generalmente de cobre y estaño). Véase katoptrizomai en 2 Corintios 3:18.

24. Se considera a sí mismo (katenoësen heauton). Generalmente explicado como un aoristo gnómico como los de 1:11, pero el sentido ordinario de los tiempos es aquí el mejor. «Se echó un vistazo (aoristo katenoësen) y afuera se ha ido (perfecto activo apelëluthen) y en el acto olvidó (epelatheto, segundo aoristo de indicativo en voz media de epilanthanomai) de qué clase de hombre era» (hopoios ën, allá en la imagen, tiempo imperfecto). Los tiempos presentan así una vívida y genuina imagen del oyente negligente ante la predicación (el oyente junto al camino que menciona Cristo).

25. El que mira atentamente (ho parakupsas). Primer participio aoristo articular en voz activa de parakuptö, viejo verbo, agacharse y mirar (Jn. 20:5, 11), observar cuidadosamente al lado de, examinar o echar una mirada dentro (1 P. 1:12). Aquí el concepto de al lado (para) o de agacharse (kuptö) no es intenso. Algunas veces, como lo expone Hort, la palabra significa sólo un vistazo de pasada, pero el contraste con el versículo 24 parece impedir esto aquí. La ley perfecta (nomon teleion). Para teleion ver 1:17. Véase Romanos 7:12 para la idea de Pablo de la ley de Dios. Aquí Jacobo se refiere a la palabra de verdad (1:18), el evangelio de la gracia (Gá. 6:2; Ro. 12:2). La de la libertad (ton tës eleutherias), explicando por qué es «perfecta» también, reposa en la obra de Cristo, cuya verdad nos libera (Jn. 8:32; 2 Co. 3:16; Ro. 8:2). Y persevera (kai parameinas). Otra vez primer participio aoristo articular en voz activa de paramenö, paralelo con parakupsas. Paramenö es quedar al lado, y véase Filipenses 1:25 para contraste con el simple menö. Siendo (genomenos). Más bien «habiendo devenido» (segundo participio aoristo en voz media de ginomai, devenir). No … oidor olvidadizo (ouk akroatës epilësmonës). «No un oyente de olvido» (genitivo descriptivo, marcado por la cualidad de olvidadizo). Epilësmonë es una palabra tardía y poco frecuente (de epilësmön, olvidadizo, de epilanthomai, olvidar, como en el v. 24), sólo aquí en el N.T. Sino hacedor de la obra (alla poiëtës ergou), esto es, un hacedor marcado por obra (genitivo descriptivo ergou), no por el mero escuchar ni por el mero hablar. En lo que hace (en tëi poiësei autou). Otra bienaventuranza con makarios como en 1:12, como las Bienaventuranzas en Mateo 5:3–12. Poiësis es una vieja palabra (de poieö para el acto de hacer), sólo aquí en el N.T.

26. Se cree religioso (dokei thrëskos einai). Condición de la primera clase (ei-dokei). Thrëskos (de una etimología insegura, quizá de threomai, musitar formas de oración) es un predicado nominativo después de einai, concordando con el sujeto de dokei (bien «parece» o «piensa»). Esta fuente de autoengaño está en el decir y en el hacer. La palabra thrëskos no se encuentra en ningún otro lugar excepto en léxicos. Hatch (Essays in Biblical Greek, págs. 55–57) muestra que se refiere a las observancias externas del culto público, como la asistencia a la iglesia, dar limosna, oración y ayuno (Mt. 6:1–18). Es el elemento farisaico en el culto cristiano. Y no refrena su lengua (më chalinagögön glössan heautou). «No embridando su propia lengua.» Una referencia al versículo 19, y la metáfora se repite en 3:12. Éste es el ejemplo más temprano conocido del compuesto chalinagögeö (chalinos, brida, agö, conducir). Lo usa también Luciano. Esta imagen es la de un hombre poniendo la brida en su propia boca, no en la de otro. Véase la metáfora similar de poner bozal (phimoö) a la boca de uno (Mt. 22:12, ephimöthë). Engaña (apatön). Participio presente en voz activa de apatë (engaño). Se hace trampas a sí mismo. Religión (thrëskeia). Una forma tardía de thrëskië (Herodoto), de thrëskos más arriba. Significa culto religioso en sus observancias externas, ejercicio o disciplina de carácter religioso, pero sin excluir la reverencia. En el N.T. se usa también en Hechos 26:5 del judaísmo, y en Colosenses 2:18 del culto a los ángeles. Es vana (mataios, la forma femenina es igual que la masculina) o vacía. Queda en nada.

27. La religión pura e incontaminada (thrëskeia kathara kai amiantos). Hay numerosos ejemplos en papiros e inscripciones de thrëskeia denotando culto ritual y reverente en el Imperio Romano (Moulton y Milligan, Vocabulary; Deissmann, St. Paul, pág. 251). Como lo expone Hort, no es una definición de religión ni de culto religioso, sino sólo una pertinente ilustración del recto espíritu religioso que conduce a tales actos. Delante de nuestro Dios y Padre (para töi theöi kai patri). Al lado de (para) y por ello desde la perspectiva de Dios (Mr. 10:27). Amiantos (adjetivo compuesto verbal, alfa privativa, miainö, contaminar) expresa en forma negativa (cf. 1:4, 6) la idea de kathara (puro, limpio). Esta (hautë). Pronombre demostrativo femenino en el predicado concordando con thrëskeia. Visitar (episkeptesthai). Epexegético (explicando hautë), presente de infinitivo en voz media de episkeptomai, un verbo común denotando ir a ver, inspeccionar, tiempo presente para el hábito de ir a ver. Véase Mateo 25:36, 43 para visitar a los enfermos. A los huérfanos y a las viudas (orphanous kai chëras). «Los objetos naturales de caridad en la comunidad» (Ropes). Orphanos es una vieja palabra para carente de padre o madre, o de ambos. En el N.T. sólo se da aquí y en Juan 14:18. Obsérvese el orden (huérfanos delante de viudas). Sin mancha (aspilon). Un viejo adjetivo (alfa privativa y spilos, mancha), sin mancha. Ésta es la más importante de las dos ilustraciones y la más difícil de llevar a cabo. Guardarse (tërein). Presente de infinitivo en voz activa, «persistir en guardarse uno mismo sin mancha del mundo» (un mundo, kosmos, lleno de suciedad y de lodo que alcanza a los mejores de los hombres).

1. Hermanos míos (adelphoi mou). Transición a un nuevo tópico, como en 1:19; 2:5, 14; 3:1; 5:7. No tengáis (V.M.) (më echete). Presente de imperativo en voz activa de echö con la negación më, exhortación a dejar de mantener o a no tener el hábito de mantener en la forma que se condena. La fe de nuestro Señor Jesucristo (tën pistin tou kuriou hëmön Iësou Christou). Claramente un genitivo objetivo, no subjetivo (fe de), sino «fe en nuestro Señor Jesucristo», como echete pistin theou (Mr. 11:22), «tened fe en Dios». Véase el mismo genitivo objetivo con pistis en Hechos 3:6; Gálatas 2:16; Romanos 3:22; Apocalipsis 14:12. Obsérvese asimismo la misma combinación que en 1:1, «nuestro Señor Jesucristo» (allí a la par con Dios). Glorioso (tës doxës). Simplemente «la Gloria». Tës doxës está claramente en aposición con tou kuriou Iësou Christou. De este modo Jacobo designa a «nuestro Señor Jesucristo» como la Gloria Shekiná de Dios. Véase Hebreos 9:5 para «los querubines de gloria». Otros pasajes del N.T. donde Jesús es presentado como la Gloria son Romanos 9:4; 2 Corintios 4:6; Efesios 1:17; Hebreos 1:3. Cf. 2 Corintios 8:9; Filipenses 2:5–11. Con acepción de personas (en prosöpolëmpsiais). Una palabra cristiana, como prosöpolëmptës (Hch. 10:34) y prosöpolëmpteite (Stg. 2:9), no en la LXX ni en ningún texto griego precedente, sino acuñada en base de prosöpon lambanein (Lc. 20:21; Gá. 2:6), que es un giro griego para panimnasa, «levantar el rostro de una persona», ser favorable a, y por ello parcial con, la misma. Véase prosöpolëmpsia en este sentido de parcialidad (acepción de personas) en Romanos 2:11; Colosenses 3:25; Efesios 6:9 (en ningún otro lugar en el N.T.). No mostremos parcialidad.

2. Porque (gar). Una ilustración de la prohibición. Si … entra (ean eiselthëi). Condición de la tercera clase (caso suponible) con ean y segundo aoristo (ingresivo) de subjuntivo en voz activa de eiserchomai. En vuestra sinagoga (V.M.) (eis sunagögën humön). La palabra común para la reunión de los judíos para el culto (Lc. 12:11) y en particular para el edificio donde se reunían (Lc. 4:15, 20, 28, etc.). Aquí lo primero es el sentido probable, como lo es claramente en Hebreos 10:25 (tën episunagögën heautön), donde aparece el compuesto más largo. Puede parecer algo extraño que una iglesia (ekklësia) cristiana fuera denominada sunagögë, pero Jacobo se está dirigiendo a cristianos judíos y éste es otro argumento incidental de la fecha temprana de su redacción. Epifanio (Hær. XXX. 18) declara que los ebionitas llamaban a su congregación sunagögë, no ekklësia. En el siglo IV una inscripción para la casa de reuniones de ciertos cristianos tiene sunagögë. Un hombre con anillo de oro (anër chrusodaktulios). «Un hombre de dedos de oro», «llevando anillo de oro». Este término no aparece en ningún otro lugar, pero Luciano tiene chrusocheir (de mano de oro) y Epicteto tiene chrusous daktulious (anillos de sello dorados). «Después de la batalla de Cannas, Aníbal envió como gran trofeo a Cartago tres almudes de anillos de oro de los dedos de patricios romanos muertos en la batalla» (Vincent). Con ropa espléndida (en esthëti lampräi). «En vestiduras brillantes» como en Lucas 23:11; Hechos 10:30; Apocalipsis 18:14. En contraste con «vestido andrajoso» (en ruparäi esthëti), «vestidos nuevos y relucientes y vestidos viejos y andrajosos» (Hort). Ruparos (término tardío derivado de rupos, inmundicia, 1 P. 3:21) significa sucio, inmundo. En el N.T. sólo aquí y en Apocalipsis 22:11 (inmundo). Pobre (ptöchos). Un mendigo (Mt. 19:21), lo opuesto a plousios (rico).

3. Y prestáis especial atención a (epiblepsëte de epi). Primer aoristo de subjuntivo en voz activa (todavía con ean del v. 2) de epiblepö, seguido por la preposición repetida epi, mirar sobre, echar la mirada a, un viejo compuesto, en el N.T. sólo aquí y en Lucas 1:48 y 9:38. Trae (phorounta). «Trayendo», participio presente en voz activa del viejo verbo frecuentativo phoreö (de pherö), llevar constantemente, vestir (Mt. 11:8). Nótese la repetición del artículo tën (el) con esthëta, señalando al versículo 2. Y … decís (kai eipëte). Continuando la condición de tercera clase con ean y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de eipon. Siéntate tú aquí en buen lugar (su kathou höde kalös). Posición enfática de su: «Desde luego siéntate aquí en buen lugar». Presente de imperativo en voz media de kathëmai, sentarse, en lugar del literario kathëso. Véase Mateo 23:6 para los primeros asientos en la sinagoga (lugares de honor). Y decís al pobre (kai töi ptöchöi eipëte). Condición de la tercera clase con ean continuada como antes (eipëte). Obsérvese el artículo töi apuntando al versículo 2. Estate tú allí en pie (su stëthi ekei). Segundo aoristo (intransitivo) de imperativo en voz activa de histëmi, poner. Aoristo ingresivo, toma un puesto. Su otra vez enfático. Los MSS. varían en cuanto a la posición de ekei (allí). O siéntate aquí bajo mi estrado (ë kathou hupo to hupopodion mou). Para este uso de hupo «abajo frente» o «abajo al lado» véase Éxodo 19:17, hupo to oros («al pie del monte») y hupo se («a tus pies») (Dt. 33:3). Los conquistadores frecuentemente ponían el pie sobre el cuello de las víctimas (Lc. 20:43).

4. ¿No hacéis distinciones entre vosotros mismos? (ou diekrithëte en heautois;). Primer aoristo (gnómico) de indicativo en voz pasiva de diakrinö, separar, conclusión de la condición de tercera clase (futuro) en una pregunta retórica en el aoristo gnómico (como si ya en el pasado) con ou esperando una respuesta afirmativa. Para este giro (aoristo gnómico) en una conclusión de una condición de tercera clase, véase 1 Corintios 7:28. «¿No estabais divididos en (o, entre) vosotros mismos?» Cf. 1:6; Mateo 21:21. Jueces con malos pensamientos (kritai dialogismön ponërön). Genitivo descriptivo como en 1:25. Dialogismos es una vieja palabra para denotar razonamiento (Ro. 1:21). El razonamiento no es necesariamente malo, pero véase Mateo 15:19 (ponëroi) y Marcos 7:21 (kakoi) para malos razonamientos, y 1 Timoteo 2:8 sin un adjetivo. Véase Santiago 1:8 y 4:8 para dipsuchos. Son culpables de parcialidad (una mente dividida) con respecto a los dos extraños.

5. ¿No ha elegido Dios? (ouch ho theos exelexato;). Se espera una respuesta afirmativa. Primer aoristo en voz media (indirecta, Dios escogió para sí mismo) de indicativo de eklegö, la misma forma empleada por Pablo tres veces de la elección de Dios en 1 Corintios 1:27ss. De este mundo (töi kosmöi). El dativo ético de interés (V.M.: «en cuanto al mundo»), esto es, tal como el mundo lo ve, como en Hechos 7:20; 1 Corintios 1:18; 2 Corintios 10:4; Santiago 4:4. Mediante el uso del artículo (los pobres) jacobo no afirma que Dios haya escogido a todos los pobres, sino sólo que sí ha escogido a pobres (Mt. 10:23–26; 1 Co. 1:26–28). Ricos en fe (plousious en pistei). Ricos debido a su fe (como lo ha expuesto en 1:9ss.). Que ha prometido (hës epeggeilato). Genitivo del relativo acusativo hën atraído al caso del antecedente basileias (el reino mesiánico), el mismo verbo e idea que ya aparecen en 1:12 (epëggeilato). Cf. La bienaventuranza de Jesús en Mateo 5:3 para los pobres en espíritu.

6. Pero vosotros habéis afrentado al pobre (humeis de ëtimasate ton ptöchon). Primer aoristo de indicativo en voz activa de atimazö, viejo verbo de atimos, deshonrado (Mt. 13:57). En el acto de parcialidad contemplado en 2:3. Os oprimen (katadunasteuousin humön). Un compuesto no muy común (katadunasteuö, presente de indicativo en voz activa, de kata y dunastës, potentado, Lc. 1:52), empleado del diablo en Hechos 10:38 (el único otro ejemplo en el N.T.). En los papiros hay ejemplos de malos tratos aplicados por hombres en cargos de autoridad. Los cristianos pobres estaban ya sufriendo presiones de judíos ricos que señoreaban sobre ellos. Os arrastran (helkousin humas). Una palabra vieja y vigorosa denotando tratos violentos, como en el caso de Pablo en Hechos 16:19; 21:30. Cf. con la violencia en Lucas 12:58; Hechos 8:3. A los tribunales (eis kritëria). «A las cortes de justicia» como en 1 Corintios 6:2, 4 (los únicos otros ejemplos del N.T.). Común en los papiros en este sentido. De krinö, juzgar, kritës (juez), lugar donde se da el juicio.

7. Blasfemar (blasphëmousin). Presente de indicativo en voz activa del común verbo blasphëmeö (de blasphëmos, hablar mal, blax o blaptö y phëmë), como en Lucas 22:65. El buen nombre (to kalon onoma). «El nombre hermoso.» Que fue invocado sobre vosotros (to epiklëthen eph’ humäs). «El llamado sobre vosotros» (primer participio aoristo articular en voz pasiva de epikaleö, poner un nombre sobre, dar un sobrenombre, como en Hechos 10:18). ¿Cuál es este nombre? Casi ciertamente el nombre de Cristo, como vemos por Hechos 11:26; 26:28; 1 Pedro 4:14, 16. Era blasfemia hablar contra Cristo como lo hacían algunos judíos y gentiles (Hch. 13:45; 18:6; 26:11; 1 Co. 12:3; 1 Ti. 1:13). Cf. Hechos 15:17.

8. Si en verdad (mentoi). Probablemente no un adversativo aquí, sino simplemente confirmativo, «si ahora», «si ciertamente», «si en verdad». Común en Jenofonte en este sentido. Véase el contraste (de) en el versículo 9. Si … cumplís (ei teleite). Condición de primera clase, supuesta cierta con ei y el presente de indicativo en voz activa de teleö, un viejo verbo, traer a consumación, y que aparece en Romanos 2:27 también con nomos (ley). Jesús empleó plëroö en Mateo 4:17. En Santiago aparece tëreö en 2:10. La ley regia (nomon basilikon). Un viejo adjetivo denotando regio (de basileus, rey), como de un funcionario (Jn. 4:46). Pero ¿por qué se aplica a nomos? Los romanos tenían una frase, lex regia, que provenía del rey cuando tenían reyes. La ausencia del artículo es común con nomos (4:11). Puede denotar una ley idónea para conducir a un rey, o que un rey elegiría, o incluso la reina de las leyes. El Señor Jesús había dicho que de la ley del amor dependen toda la ley y los profetas (Mt. 22:40), y dio la Regla de Oro como la sustancia de la Ley y de los profetas (Mt. 7:12). Ésta es probablemente la ley regia que es violada por una actitud de parcialidad (Stg. 2:3). Está en conformidad con la Escritura aquí citada (Lv. 19:18) y ratificada por Jesús (Lc. 10:28).

9. Pero si hacéis acepción de personas (ei de prosöpolëmpteite). Condición de la primera clase por contraste con la del versículo 8. Para este verbo (presente de indicativo en voz activa), formado a partir de prosöpon lambanö, sólo aquí en el N.T, véase en 2:1. Una referencia directa a la parcialidad aquí descrita. Cometéis pecado (hamartian ergazesthe). «Obráis un pecado.» Una seria acusación, aparentemente, para lo que era considerado una falta menor. Véase Mateo 7:23, hoi ergazomenoi tën anomian (vosotros que obráis iniquidad), una aparente reminiscencia de las palabras del Señor Jesús allí (del Sal. 6:8). Quedáis convictos (elegchomenoi). Participio presente en voz pasiva de elegchö, hacer convicto mediante prueba de culpabilidad (Jn. 3:20; 8:9, 46; 1 Co. 14:24). Como transgresores (hös parabatai). Para esta palabra de parabainö, cruzar, atravesar, transgredir, véase Gálatas 2:18 y Romanos 2:25, 27. Véase este mismo pecado de parcialidad condenado en Levítico 19:15; Deuteronomio 1:17; 16:19. A la ley al testimonio.

10. Cualquiera que guarda (hostis tërësëi). cláusula relativa indefinida con hostis y aoristo de subjuntivo en voz activa de tëreö, un viejo verbo, guardar (de tëros, guarda), como en Mateo 27:36, sin an (aunque se emplea frecuentemente, pero sólo un ejemplo del modal ean = an en Santiago, en 4:4). Este modal an (ean) simplemente interpreta la oración como ora más indefinida, ora más definida (Robertson, Grammar, págs. 957ss.). Pero ofende en un punto (ptaisëi de en heni). Primer aoristo de subjuntivo en voz activa también, de ptaiö, un viejo verbo, tropezar, como en 3:2 y Romanos 11:11. «Es una caída incipiente» (Hort). Se hace (gegonen). Segundo perfecto de indicativo de ginomai, «ha devenido» por aquel un tropezón. Culpable de todos (pantön enochos). Genitivo del crimen con enochos, un viejo adjetivo proveniente de enechö (mantener sobre o dentro), retenido dentro, como en Marcos 3:29. Así es la ley. Para ser un transgresor de la ley uno no tiene que violar todas las leyes, pero sí tiene que observar toda la ley (holon ton nomon) para ser un ciudadano observante de la ley, incluso si se trata de leyes que no le gustan. Véase Mateo 5:18s. para este mismo principio. Hay un paralelo en el Talmud: «Si un hombre los hace todos, pero omite uno, es culpable de todos y cada uno». Éste es también un principio pertinente para aquellos que tratan de salvarse a sí mismos. Pero Jacobo está apremiando la obediencia a todas las leyes de Dios.

11. El que dijo (ho eipön)—también dijo (eipen kai). La unidad de la ley reside en el Legislador que pronunció ambas prohibiciones (më y el aoristo de subjuntivo en voz activa en cada caso, moicheusëis, phoneusëis). El orden aquí es el de B en Éxodo 20 (Lc. 18:20; Ro. 13:9), pero no en Mateo 5:21, 27 (con ou y el futuro de indicativo). Ahora bien, si no cometes adulterio, pero cometes homicidio (ei de ou moicheueis, phoneueis de). Condición de la primera clase con ou (no më) debido al contraste con de, en tanto que ei më significaría «a no ser que», una idea diferente. Así con ou en 1:23. Transgresor de la ley (parabatës nomou) como en el versículo 9. El homicidio brota de la cólera (Mt. 5:21–26). Las personas libres de pecados de la carne frecuentemente «presentan su condena de los pecados de la carne como excusa por su indulgencia hacia los pecados espirituales» (Hort).

12. Así hablad, y así haced (houtös laleite kai houtös poieite). Presentes de imperativo en voz activa como hábito. Para la combinación, véase 1:19–21 en contraste con 1:22–25, y 1:26 con 1:27. Por la ley de la libertad (dia nomou eleutherias). La ley presentada en 1:25, pero ley, después de todo, no el capricho individual de la «libertad personal». Véase Romanos 2:12 para este mismo empleo de dia con krino en el sentido de acompañamiento como en Romanos 2:27; 4:11; 14:20. «Bajo la ley de la libertad.»

13. Sin misericordia (aneleos). Encontrado sólo aquí excepto por un ejemplo dudoso en un papiro (aneleös) en lugar del vernacular anileös y del ático anëleës. Para este principio de retribución véase Mateo 5:7; 6:14; 7:1s.; 18:33. Triunfa sobre (katakauchätai). Presente de indicativo en voz media del viejo verbo compuesto katakauchaomai, exultar sobre (abajo); en el N.T. únicamente aquí, 3:14 y Romanos 11:18. Sólo la misericordia puede triunfar sobre la justicia con Dios y los hombres. «La misericordia está revestida de gloria divina y está de pie junto al trono de Dios» (Crisóstomo). Véase Romanos 8:31–39 y Mateo 9:13; 12:7.

14. ¿De qué aprovecha …? (ti ophelos;). Una pregunta retórica, casi impaciente. Una vieja palabra proveniente de ophellö, acrecer, en el N.T. sólo aquí, en el versículo 16 y 1 Corintios 15:32. La V.M. traduce «¿Qué aprovecha …?» «Ti ophelos era una expresión común en el vivaz estilo de una diatriba moral» (Ropes). Que alguien diga (ean legëi tis). Condición de tercera clase con ean y el presente de subjuntivo en voz activa de legö, «si uno persiste en decir». Que tiene fe (pistin echein). Infinitivo en aserción indirecta siguiendo a legëi. Si no tiene obras (erga de më echei). Condición de tercera clase continuada, «pero sigue no teniendo (më y presente de subjuntivo en voz activa echëi) obras. Es la falsa pretensión de fe la que se condena aquí en Santiago. ¿Acaso podrá esa fe salvarle? (më dunatai hë pistis sösai auton;). Respuesta negativa esperada (më). Aoristo de infinitivo efectivo en voz activa sösai (de sözö). El artículo hë aquí tiene un parecer casi demostrativo en su sentido como lo es en origen, refiriéndose a la pretensión de fe sin obras acabada de hacer.

15. Si un hermano o una hermana están desnudos (ean adelphos ë adelphë gumnoi huparchösin). Otra vez condición de la tercera clase (caso que se puede suponer) con ean y el presente de subjuntivo en voz activa de huparchö, existir, en el plural aunque se emplea ë (o) en lugar de kai (y). De ahí que gumnoi es masculino plural en el predicado nominativo. Aquí no significa absolutamente desnudo, sino sin ropas suficientes, como en Mateo 25:36ss.; Juan 21:7; Hechos 19:16. Y tienen necesidad del sustento diario (leipomenoi tës ephëmerou trophës). Participio presente en voz pasiva de leipö y caso ablativo trophës como leipetai sophias (1:5). El viejo adjetivo ephëmeros (ho epi hëmeran ön, aquello que es para un día) aparece sólo aquí en el N.T., aunque ephëmeria (rutina diaria) se encuentra en Lucas 1:5, 8. Esta frase aparece en Diodoro, pero no en la LXX.

16. Y alguno de vosotros les dice (eipëi de tis autois ex humön). Condición de la tercera clase otra vez, continuada del versículo 15 con el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa eipëi. Id en paz (hupagete en eirënëi). Presente de imperativo en voz activa de hupagö. Una común despedida judaica (Jue. 18:6; 1 S. 1:17; 20:42; 2 S. 15:9). Empleado por Jesús (Mr. 5:34; Lc. 7:50). Calentaos y saciaos (thermainesthe kai chortazesthe). Presente de imperativo, bien en voz media (directa o pasiva. Tenemos thermainomai como una voz media directa en Juan 18:18 (se estaban calentando) y esto da bien el sentido aquí: «Calentaos». Chortazö se usaba originalmente de pastorear ganado, pero vino a emplearse también de personas, como aquí: «Alimentaos» (si en voz media, que es lo probable). En lugar de una ropa de abrigo y una comida que apagara su hambre sólo recibieron palabras vacías para que se cuidaran a sí mismos. Pero no les dais (më döte de). Condición de la tercera clase con de (y a pesar de todo) y më y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de didömi, dar, actos fríos con palabras calurosas. Las cosas que son necesarias para el cuerpo (ta epitëdeia tou sömatos). «Las necesidades del cuerpo» (esto es, de la vida). Un viejo adjetivo proveniente del adverbio epitëdes (suficiente), sólo aquí en el N.T. ¿De qué sirve? o, como en la V.M., «de qué les aprovecha?» (ti ophelos;). Como en el versículo 14 y aquí la conclusión (apódosis) de la larga condición que comienza en el versículo 15.

17. Si no tiene obras (ean më echei erga). Otra condición de la tercera clase con ean y më y el presente de subjuntivo en voz activa de echö, «si persiste en no tener obras». En sí misma (kath’ heautën). En y por sí misma (según sí misma), interior y exteriormente muerta (nekra). El mismo giro aparece en Hechos 28:16; Romanos 14:22. Es una fe muerta.

18. Pero alguno dirá (all’ erei tis). Futuro en voz activa de eipon. All’ aquí es casi seguramente adversativo, tal como se traduce aquí, y no confirmativo, como en la V.M., que traduce «más aún, … etc.». Jacobo introduce a un objetante imaginario que pronuncia una oración: «Tú tienes fe, y yo tengo obras» (Su pistin echeis kágö erga echö). Entonces Jacobo responde a este objetor. El objetor puede ser considerado como haciendo una breve pregunta: «¿Tú tienes fe?» En este caso Jacobo replica: «Yo tengo también obras». Muéstrame tu fe sin tus obras (deixon moi tën pistin sou chöris tön ergön). Ésta es la réplica de Jacobo al objetor. Primer aoristo de imperativo en voz activa de deiknumi, tiempo de urgencia. El quid está en chöris, que no significa «sin» sino «aparte de», como en Hebreos 11:6 (con el caso ablativo), «las obras que propiamente le pertenecen y debieran caracterizarla» (Hort). Jacobo reta al objetante a hacer esto. Y yo te mostraré mi fe por mis obras (kágö soi deixö ek tön ergön mou tën pistin). No se trata de por fe u obras, sino de la prueba de la fe verdadera (fe viva contra fe muerta). La mera profesión de fe sin obras, o una profesión de fe evidenciada viva mediante obras. Ésta es la alternativa claramente expuesta. Obsérvese pistin (fe) en ambos casos. Jacobo no está aquí considerando «obras» (obras ceremoniales) como medio de salvación, como Pablo en Gálatas 3 y Romanos 4, sino las obras como prueba de la fe.

19. Tú crees que Dios es uno (su pisteueis hoti heis theos estin). Jacobo prosigue con su réplica y pasa a hablar del mero credo aparte de obras, la creencia de que Dios existe (hay un Dios), una doctrina fundamental; pero esto no es creencia ni confianza en Dios. Puede ser un mero credo. Haces bien (kalös poieis). Hasta ahí está bien, pero no es suficiente. También los demonios lo creen (kai ta daimonia pisteuousin). Ellos llegan también ahí (el mismo verbo pisteuö). Nunca dudan del hecho de la existencia de Dios. Y tiemblan (kai phrissousin). Presente de indicativo en voz activa de phrissö, una vieja palabra onomatopéyica de erizarse, sufrir escalofríos, sólo aquí en el N.T. Como el término latino horreo (horror, con el cabello erizado de terror). Los demonios, de hecho, hacen más que creer. Se horrorizan ante ello.

20. ¿Mas quieres saber …? (theleis de gnönai …;). Aoristo ingresivo de infinitivo en voz activa de ginöskö (venir a saber). Jacobo introduce aquí un nuevo argumento como en Romanos 13:3. Hombre vano (ó anthröpe kene). Prosigue con el singular objetor, demoliendo su argumento. Para «vacío» (deficiente) Pablo emplea aphrön (necio) en 1 Corintios 15:36, y sólo anthröpe en Romanos 2:1; 9:20. Muerta (V.M.: «ociosa») (arge). Véase 2 Pedro 1:8 (no ociosos ni sin fruto) y Mateo 12:36; pero Hort apremia el sentido de «inactiva» aquí, como dinero sin interés o tierra sin cosechas.

21. Justificado por las obras (ex ergön edikaiöthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de dikaioö (véase Gálatas y Romanos para este verbo, declarar justo, establecer recto) en una pregunta con ouk que espera una respuesta afirmativa. Ésta es la frase que generalmente se considera como llanamente opuesta a la declaración de Pablo en Romanos 4:1–5, donde Pablo dice deliberadamente que fue la fe de Abraham (Ro. 4:9) lo que le fue contado a Abraham como justicia, no sus obras. Pero Pablo se está refiriendo a la fe de Abraham antes de su circuncisión (4:10) como la base de ser justificado para con Dios, fe que se simboliza en la circuncisión. Jacobo pone también en claro lo que significa. Cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar (anengkas Isaak ton huion autou epi to thusiastërion). Emplean las mismas palabras, pero están refiriéndose a actos diferentes. Jacobo señala a la ofrenda (anengkas, segundo participio aoristo, con la terminación del primero, en voz activa, de anapherö) de Isaac en el altar (Gn. 22:16s.) como prueba de la fe que Abraham ya tenía. Pablo trata de la fe de Abraham como la base de su justificación, ella y no su circuncisión. No hay contradicción en absoluto entre Jacobo y Pablo. No se están respondiendo el uno al otro. Pablo puede o puede no haber visto la Epístola de Santiago, que se mantuvo lealmente a su lado en la Conferencia de Jerusalén (Hch. 15 y Gá. 2).

22. Ya ves (blepeis). Vosa bien evidente para verla con cualesquiera ojos. Pudiera ser una pregunta, ¿Vés tú como …? Actuó juntamente (sunergei). Imperfecto en voz activa de sunergeö, viejo verbo para el que véase Romanos 8:28. Seguido por el caso instrumental asociativo ergois. La fe cooperaba con la acción de ofrecer a Isaac. Se perfeccionó (eteleiöthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de teleioö, llevar hasta el fin, completar como el amor en 1 Juan 4:18. Véase Santiago 1:4 para teleion ergon.

23. Se cumplió (eplëröthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de plëroö, el verbo usual para cumplir la Escritura. Así cita Jacobo Génesis 15:6 como demostrando su argumento en el versículo 21 de que Abraham tuvo obras con su fe, el mismo pasaje que Pablo cita en Romanos 4:3 para mostrar que la fe de Abraham precedió a su circuncisión y fue la base de su justificación. Y tanto Jacobo como Pablo están en lo cierto, ilustrando cada uno de ellos un aspecto distinto. Y fue llamado amigo de Dios (kai philos theou eklëthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de kaleö. Véase Isaías 41:8; 2 Crónicas 20:7. Filón llama a Abraham el amigo de Dios, y véase Jubileos 19:9; 30:20. Los árabes se refieren hoy día a Abraham como el amigo de Dios. Era una descripción generalizada antes de que la empleara Jacobo.

24. Veis (horäte). Presente de indicativo en voz activa de horaö. Ahora vuelve a emplear el plural como vemos en 2:14. Es justificado (dikaioutai). Presente de indicativo en voz pasiva de dikaioö; que aquí significa «es expuesto como justo», no «es hecho justo». Lo que Jacobo está considerando es la prueba de la fe, no el acto inicial de ser justificado para con Dios (la idea de Pablo en Ro. 4:1–10). Y no solamente por la fe (kai ouk ek pisteös monon). Esta frase clarifica el sentido de Jacobo. Fe (fe viva) es lo que todos debemos tener (2:18), sólo que debe hacerse patente con acciones, como fue en el caso de Abraham.

25. Rahab la ramera (Raab hë pornë). Su vida de vicio había quedado atrás, pero el nombre quedó para siempre unido a ella. Para nuestros propósitos, el argumento de Jacobo puede parecer más fuerte sin el ejemplo de Rahab (Jos. 2:1–21; 22–24; Mt. 1:5; He. 11:31). Incluso se dice en el Midrás judío que Rahab se casó con Josué y llegó a ser antepasada de Jeremías y Ezequiel. Cuando recibió (hupodexamenë). Primer participio aoristo en voz media de hupodechomai, dar la bienvenida. A los mensajeros (tous aggelous). El significado original de aggelos (Mt. 11:10). En Hebreos 11:31 tenemos kataskopous (espías, exploradores). Envió (ekbalousa). Segundo participio aoristo en voz activa de ekballö, arrojar fuera. Por otro camino (heteräi hodöi). (caso instrumental), por una ventana en lugar de por la puerta (Jos. 2:15s.).

26. Sin espíritu (chöris pneumatos). «Aparte de aliento» (del aliento de vida). No es fácil decir cuándo uno está muerto, pero la ausencia de una señal de aliento sobre un vidrio delante de la boca y nariz es prueba de muerte.1 Una imagen turbadora de fe muerta en nuestras iglesias y entre los miembros de ellas, que sólo tienen nombre de que viven (Ap. 3:2).

1. No os hagáis maestros muchos de vosotros (më polloi didaskaloi ginesthe). Prohibición con më y presente de imperativo en voz media de ginomai. «Dejad de ser muchos maestros» (tantos de vosotros). Hay así una clara queja de que demasiados de los cristianos judíos estaban tratando de enseñar aquello que no comprendían con claridad. Había necesidad de maestros sabios (vv. 13ss.), y no de insensatos. Esto pronto vino a ser una situación aguda, como se puede ver en 1 Corintios 12 a 14. No todos eran maestros (1 Co. 12:28ss.; 14:26). El maestro es aquí tratado como el hombre sabio (3:13–18) que debiera ser. El rabino era el maestro (Mt. 23:7.; Jn. 1:38; 3:10; 20:16). Los maestros ocupaban una posición honrosa entre los cristianos (Ef. 4:11; Hch. 13:1). Jacobo se cuenta a sí mismo como maestro (recibiremos, 3:1) y esta discusión va relacionada con 1:19–27. Los maestros son necesarios, pero los incompetentes y los indignos causan mucho daño. Un juicio más severo (meizon krima). «Mayor sentencia.» Véase Marcos 12:40 y Lucas 20:47 para perrisoteron krima (la sentencia del juez, Ro. 13:2). La razón es obvia. La pretensión de conocimiento añade a la responsabilidad y condenación del maestro.

2. En muchas cosas (polla). Acusativo plural neutro bien cognado con ptaiomen o acusativo de referencia general. Acerca de ptaiomen (tropezar) véase sobre 2:10. Jacobo se incluye a sí mismo en esta lista de tropezadores. Si … no (ei-ou). Condición de la primera clase con ou (no më) negando el verbo ptaiei. En palabra (en logöi). En discurso. El maestro emplea su lengua constantemente; por lo tanto está particularmente en peligro por ello. Éste (houtos); no ho autos, el mismo. Varón perfecto (teleios anër). «Un marido perfecto» también, porque anër es marido así como varón en distinción a mujer (gunë). La mujer tiene libertad de evaluar a su marido por medio de esta norma de la lengua. También de refrenar todo el cuerpo (chalinagögësai kai holon to söma). Véase 1:26 para este raro verbo aplicado a la lengua (glössan). Aquí se usa la misma metáfora y se ve que se aplica a todo el cuerpo, como los caballos son conducidos por la boca. El hombre sigue su propia boca, sea que controle la brida en ella (1:26) o que algún otro sostenga las riendas. Aparentemente, lo que Jacobo quiere decir es que el hombre que embrida su lengua no tropieza con sus palabras y puede también controlar su cuerpo entero con todas sus pasiones. Véase Tito 1:11 acerca de cerrar las bocas de la gente (epistomizö).

3. Si ponemos (V.M.) (ei ballomen). Condición de la primera clase, supuesta cierta. Freno … de los caballos (tön hippön tous chalinous). Hippön (genitivo plural de hippos, caballo, una vieja palabra, en el N.T. sólo aquí excepto en Apocalipsis), puesto en primer lugar porque es la primera de las varias ilustraciones del poder y peligro de la lengua. Éste es el único ejemplo en el N.T. de la palabra chalinos, un viejo término para freno (de chalaö, aflojar, dejar abajo), excepto en Apocalipsis 14:20. Para que nos obedezcan (eis to peithesthai autous hëmin). Presente de infinitivo en voz media de peithö con eis to como una cláusula de propósito con el dativo hëmin después de peithesthai y autous, acusativo de referencia general. Dirigimos (metagomen). Presente de indicativo en voz activa de metagö, compuesto tardío para cambiar la dirección (meta, agö), conducir, en el N.T. solamente aquí y en el versículo 4. El cuerpo del caballo sigue a su boca, conducida por la brida.

4. También las naves (kai ta ploia). Vieja palabra proveniente de pleö, navegar (Mt. 4:21). Otra metáfora como «caballos» (hippoi). «Aparece más imaginería sacada de los fenómenos naturales en una breve Epístola de Santiago que en todas las de San Pablo reunidas» (Howson). Aunque son tan grandes (tëlikauta onta). Participio concesivo de eimi. El pronombre cuantitativo tëlikoutos aparece en el N.T. sólo aquí, 2 Corintios 1:10; Hebreos 2:3; Apocalipsis 16:18. ¡Si Jacobo hubiera llegado a ver los gigantescos barcos modernos! Pero la nave en que Pablo fue a Malta llevaba a 276 personas a bordo (Hch. 27:37). E impulsadas (kai elaunomena). Participio presente en voz pasiva de elaunö, viejo verbo, en este sentido (2 P. 2:17) y para remar (Mr. 6:48; Jn. 6:18). Fuertes (sklëron). Viejo adjetivo (de skellö, secar), brusco, rígido, duro (Mt. 25:24). Se les da la vuelta (V.M.) (metagetai). Presente de indicativo en voz pasiva del mismo verbo, metagö, en el versículo 3. Jacobo siente predilección por la repetición de palabras (1:13s.; 2:14, 16; 2:21, 25). Por medio de un pequeñísimo timón (V.M.) (hupo elachistou pëdaliou). Para el uso de hupo (debajo) con cosas véase Lucas 8:14; 2 Pedro 2:7. Es posible que haya personificación en el uso de hupo para agencia en Santiago 1:14; 2:9; Colosenses 2:18. Pëdaliou (de pëdon, la pala de un remo) es una vieja palabra, sólo aquí y en Hechos 27:40 en el N.T. Elachistou es el superlativo elativo como en 1 Corintios 4:3 (del épico elachus en lugar de mikros). El impulso (V.M.) (hë hormë). Vieja palabra denotando un movimiento rápido y violento, aquí de la mano que lleva el timón; en el N.T. sólo aquí y en Hechos 14:5 (arremetida de la multitud). Del piloto (V.M.) (tou euthunontos). Participio presente articular genitivo en voz activa de euthunö, un viejo verbo que significa hacer recto (de euthus, recto, nivelado, Mr. 1:3), en el N.T. sólo aquí y en Juan 1:23. Empleado también del pastor, del conductor de un carro de guerra, y hoy día se aplicaría a los conductores de vehículos en general. «La figura gemela del control del caballo y de la nave se encuentran frecuentemente en escritores griegos posteriores» (Ropes). Como en Plutarco y Filón. Quiere (bouletai). Presente de indicativo en voz media de boulomai, un común verbo, querer. Aquí la intención del timonel manifestada con la acción de la mano sobre el timón.

5. Un miembro pequeño (mikron melos). Melos es una antigua y común palabra para designar miembros del cuerpo humano (1 Co. 12:12, etc.; Ro. 6:13, etc.). Se jacta de grandes cosas (megala auchei). Presente de indicativo en voz activa de aucheö, un viejo verbo, sólo aquí en el N.T. Los mejores MSS.1 separan aquí megala de aucheö, aunque megalaucheö sí aparece en Esquilo, Platón, etc. Megala está en contraste con mikron. ¡Qué gran-pequeño! (hëlikon-hëlikën). La misma forma relativa para dos preguntas indirectas juntas: «¿Qué fuego de qué tamaño incendia qué bosque de qué tamaño?» Para dobles interrogantes véase Marcos 15:24. El verbo anaptei es presente de indicativo en voz activa de anaptö, incendiar, encender (Lc. 12:49, el único otro ejemplo del N.T. excepto por ciertos MSS. en Hch. 28:2). Hulën es el caso acusativo, objeto de anaptei, y aparece aquí solamente en el N.T., aunque es una vieja palabra para bosque. Los fuegos forestales eran cosa tan común en la antigüedad como lo son ahora, y eran generalmente provocados por pequeñas chispas caídas por negligencia.

6. La lengua es un fuego (hë glössa pur). Así necesariamente por cuanto no hay artículo con pur (aparentemente la misma palabra que el alemán feuer, latín purus). Esta metáfora del fuego se aplica a la lengua en Proverbios 16:27; 26:18–22; Sirac 28:22. Un mundo de iniquidad (ho kosmos tës adikias). Una frase difícil, imposible de comprender, a decir de Ropes, tal como está. Si la coma se pone después de pur en lugar de después de adikias, entonces la frase puede ser el predicado con kathistatai (presente de indicativo en voz pasiva de kathistëmi, «es constituido», o el presente en voz media, «se presenta»). Incluso así, kosmos sigue siendo una dificultad, sea que signifique el «ornamento» (1 P. 3:3) o «el mundo malo» (Stg. 1:27) o simplemente «mundo» en el sentido de un poder extendido para el mal. El genitivo adikias es probablemente descriptivo (o cualitativo). Está claro que Jacobo quiere comunicar que la lengua puede provocar el caos en los miembros del cuerpo humano. Contamina todo el cuerpo (hë spilousa holon to söma). Participio presente activo de spiloö, un verbo del Koiné tardío, manchar, derivado de spilos (mancha, también una palabra tardía, en el N.T. sólo en Ef. 5:27 y 2 P. 2:13), en el N.T. solamente aquí y en Judas 23. Cf. 1:27, aspilon (sin mancha). Inflama (phlogizousa). Participio presente en voz activa de phlogizö, un viejo verbo, encender, incendiar, inflamar, de phlox (llama); sólo en este versículo en el N.T. Véase anaptei (v. 5). El curso de la existencia (ton trochon geneseös). Una vieja palabra denotando rueda (de trechö, girar), sólo aquí en el N.T. RV: «la rueda de la creación»). «Uno de los más difíciles pasajes de la Biblia» (Hort). ¿A qué se refiere trochon? Para geneseös véase 1:23, aparentemente en el mismo sentido. Vincent sugiere «la rueda del nacimiento» (cf. Mt. 1:1, 18). Los autores antiguos emplean frecuentemente esta misma frase (o kuklos, ciclo, en lugar de trochos), pero en un sentido bien biológico, bien filosófico. Puede que Jacobo recogiera la metáfora del uso corriente, pero desde luego él no sostiene la doctrina órfica o pitagórica de la transmigración de las almas, «la rueda sin fin de la muerte y del renacimiento» (Ropes). La rueda de la vida puede ser considerada en movimiento o detenida, aunque encenderla implica movimiento. No hay referencia al zodíaco. Siendo ella misma inflamada por el infierno (kai phlogizomenë hupo gehennës). Participio presente en voz pasiva de phlogizö, dando la continua fuente del fuego en la lengua. Para la metáfora de fuego con gehenna véase Mateo 5:22.

7. Naturaleza (phusis). Vieja palabra procedente de phuö, orden de naturaleza (Ro. 1:26), aquí de todos los animales y del hombre; en 2 Pedro 1:4 de Dios y de los redimidos. De bestias (thëriön). Un viejo diminutivo de thër y por ello originalmente «animalillos», luego animales silvestres en general (Mr. 1:13), o cuadrúpedos como aquí. Estas cuatro clases de animales provienen de Génesis 9:20ss. Aves (peteinön). Vieja palabra para animales voladores (de petomai, volar), como en Mateo 13:4. Serpientes (herpetön). Vieja palabra proveniente de herpö, arrastrarse (latín serpo), y de ahí serpientes. Seres del mar (enaliön). Un viejo adjetivo (en, hals, mar, sal) en el mar, sólo aquí en el N.T. Los cuatro grupos son dispuestos en dos pares aquí mediante el empleo de te kai con los primeros dos y los segundos dos. Véase una clasificación diferente en Hechos 10:12; 11:6. Se doma (damazetai). Presente de indicativo en voz pasiva de damazö, un viejo verbo relacionado con el latín dominus y con el inglés «tame» (domado, manso), en el N.T. sólo en este pasaje y en Marcos 5:4. El tiempo presente da la imagen general del proceso continuo a través de las edades del señorío del hombre sobre los animales, como se expone en Génesis 1:28. Ha sido domada (dedamastai). Perfecto de indicativo en voz pasiva del mismo verbo, repetido para presentar el estado de conquista en algunos casos (animales domésticos, por ejemplo). Por la naturaleza humana (tëi phusei tëi anthröpinëi). Caso instrumental con el artículo repetido, y repetición también de phusis, «por la naturaleza la humana». Para anthröpinos véase Hechos 17:25.

8. Ningún hombre (oudeis). Especialmente su propia lengua y por sí mismo, pero se tiene la ayuda del Espíritu Santo. Un mal veleidoso (V.M.) (akataston kakon). La lectura correcta, no akatascheton, para lo que véase 1:8. La lengua es mala cuando es encendida por el fuego del infierno, no mala necesariamente. Llena de veneno mortífero (mestë iou thanatëphorou). Adjetivo femenino concordando con glössa, no con kakon (neutro). Iou (veneno aquí, como en Ro. 3:13, pero orín en 5:3, los únicos ejemplos de este término en el N.T.), una vieja palabra. Caso genitivo después de mestë (lleno de). Thanatëphorou, viejo adjetivo compuesto (de thanatos, muerte, pherö, portar o traer), portadora de muerte. Sólo aquí en el N.T. Como la agitada lengua del áspid, portadora de muerte antes de herir.

9. Con ella (en autëi). Este uso instrumental de en no es meramente hebraico, sino que aparece en escritores tardíos del Koiné (Moulton, Prol., págs. 11ss., 61ss.). Véase también Romanos 15:6. Bendecimos (eulogoumen). Presente de indicativo en voz activa de eulogeö, viejo verbo de eulogos (una buena palabra, eu, logos), como en Lucas 1:64, de Dios. «Ésta es la más elevada función del habla» (Hort). Al Señor y Padre (margen) (ton kurion kai patera). Ambos términos aplicados a Dios. Maldecimos (katarömetha). Presente de indicativo en voz media del viejo verbo compuesto kataraomai, maldecir (de katara, una maldición), como en Lucas 6:28. Que están hechos a semejanza de Dios (tous kath’ homoiösin theou gegonotas). Segundo participio perfecto articular de ginomai y de homoiösis, vieja palabra de homoioö (hacer semejante), haciendo semejante, sólo aquí en el N.T. (de Gn. 1:26; 9:6), siendo la palabra usual homoiöma, semejanza (Fil. 2:7). Es la imagen de Dios lo que pone a los hombres por encima de los animales. Cf. 2 Corintios 3:18.

10. No debe (ou chrë). El único empleo de este viejo verbo impersonal (de chraö) en el N.T. Es más semejante a prepei (es apropiado) que a dei (es necesario). Constituye una incongruencia moral que bendición y maldición procedan de una misma boca. Ser así (houtös ginesthai). «Continuar sucediendo así», no sólo «ser», presente de infinitivo en voz media de ginomai.

11. Alguna fuente (hë pëgë). Viejo término para denotar manantial (Jn. 4:14). Abertura (opës). Una vieja palabra para designar una fisura en la tierra; en el N.T. sólo aquí y en Hebreos 11:38 (cuevas). Echa (bruei). Presente de indicativo en voz activa de bruö, un viejo verbo, borbotear, manar, sólo aquí en el N.T. El empleo de meti muestra que se espera una respuesta negativa a esta pregunta retórica. Agua dulce y amarga (to gluku kai to pikron). Literalmente: «lo dulce y lo amargo». Acusativos cognados con bruei. Artículos separados para distinguir claramente las dos cosas. El adjetivo neutro singular articular es una manera común de presentar una cualidad. Glukus es un viejo adjetivo (en el N.T. sólo aquí y en Ap. 10:9ss.), el opuesto de pikron (de una vieja raíz, cortar, aguijonear), en el N.T. sólo aquí y en el versículo 14 (afilado, acerado).

12. ¿Puede …? (më dunatai;). Esperándose una respuesta negativa. Véase la misma metáfora en Mateo 7:16ss. Higuera (sukë). Una palabra vieja y común (Mt. 21:19ss.). Higos (suka). El fruto maduro de hë sukë. Aceitunas (elaias). Empleado en otras partes del N.T. de los olivos, como en Mateo 21:1. Vid (ampelos). Una vieja palabra (Mt. 26:29). Agua salada (halukon). Viejo adjetivo, de hals (halas, sal), sólo aquí en el N.T.

13. ¿Quién? (Tis). Pregunta retórica como Lucas 11:11. Común en Pablo y característica de la diatriba. Jacobo vuelve aquí a la postura expresada en el v. 1 acerca de muchos maestros. El habla y la sabiduría son cosas ambas susceptibles de abuso (1 Co. 1:5, 17; 2:1–3:20). Sabio y entendido (sophos kai epistëmön). Sophos se emplea del maestro práctico (v. 1), epistëmön (vieja palabra, de epistamai, sólo aquí en el N.T.) de un experto, una persona diestra y científica con un tono de superioridad. En Deuteronomio 1:13, 15; 4:6, los dos términos son prácticamente sinónimos. Muestre (deixatö). Primer aoristo de imperativo en voz activa de deiknumi, viejo verbo exponer. Como acerca de la fe en 2:18. Este verbo está en posición enfática. Por su buena conducta (ek tës kalës anastrophës). Para esta palabra del Koiné literario, de anastrephomai (camino, conducta) véase Gálatas 1:13. Las acciones hablan más fuerte que las palabras incluso en el caso del sabio profesional. Cf. 1 Pedro 1:15. En sabia mansedumbre (en prautëti sophias). Como en 1:21 del oyente, así también aquí del maestro. Cf. Mateo 5:5; 11:29 y Zacarías 9:9 del Rey Mesías citado en Mateo 21:5. Asombrosa combinación.

14. Celos amargos (zëlon pikron). Zëlos aparece en el N.T. en sentido bueno (Jn. 2:17) y malo (Hch. 5:17). La soberbia del conocimiento es mala (1 Co. 8:1) y deja un regusto amargo. Véase «raíz de amargura» en Hebreos 12:14 (cf. Ef. 4:31). Es una condición de la primera clase. Rivalidad (erithian). Una palabra tardía, de erithos (asalariado, de eritheuö, hilar lana), un empuje adelante para fines personales, partidismo, como en Filipenses 1:16. En vuestro corazón (en tëi kardiäi humön). La verdadera fuente (pëgë, v. 11). No os jactéis (më katakauchästhe). Presente de imperativo en voz media de katakauchaomai, para lo cual ha de verse 2:13. La sabiduría es esencial para el maestro. La arrogante jactancia refuta la pretensión de posesión de sabiduría. Ni mintáis contra la verdad (pseudesthe kata tës alëtheias). Presente de imperativo en voz media de pseudomai, viejo verbo, actuar con falsedad, con el më anterior. Es inútil mentir contra la verdad. No desmientas con tu conducta la verdad que enseñas; una lección solemne y necesaria. Cf. Romanos 1:18s.; 2:18, 20.

15. Esta sabiduría (hautë hë sophia). Todo mera habladuría, y desmentida por la vida, sabiduría falsa, no verdadera (1:5; 3:17). Que desciende de lo alto (katerchomenë anöthen). Como en 1:5, 17. Toda verdadera sabiduría viene de Dios. Terrenal (epigeios). Un viejo adjetivo, sobre tierra (epi, gë), como en Juan 3:12, luego con limitaciones terrenales (Fil. 3:19), como aquí. Natural (psuchikë). Un viejo adjetivo, perteneciente a psuchë, la vida sensual o animal (1 Co. 2:14 y aquí). Diabólica (daimoniödës) Adjetivo tardío proveniente de daimonion (demonio), y así demónico o conforme a demonios, solamente aquí en el N.T.

16. Perturbación (akatastasia). Palabra tardía (de akatastatos, 1:8; 3:8), un estado de desorden (1 Co. 14:33). Perversa (phaulon). Cognado con el alemán faul, primero liviano, ordinario, luego malo. Los pasos son barato, vulgar, malo. Opuesto a agatha (bueno) en Juan 5:39.

17. Primeramente pura (pröton men hagnë). Primera en rango y en tiempo. Hagnos proviene de la misma raíz que hagios (santo), un viejo adjetivo, puro de falta, no medio buena y medio mala, como lo anterior. Después pacífica (epeita eirënikë). Viejo adjetivo derivado de eirënë (paz), amante de la paz aquí, portador de paz en Hebreos 12:11 (los únicos ejemplos en el N.T.). Pero por evidentemente grande que sea la paz, la pureza (justicia) viene antes que la paz, no valiendo la pena obtener la paz a toda costa. Por ello Jesús rechazó la paz diabólica de la rendición. Condescendiente (epieikës). Viejo adjetivo (de eikos, razonable, moderado), equitativo (Fil. 4:5; 1 P. 2:18). Ninguna palabra castellana lo traduce con precisión. Benigna (eupeithës). Un viejo adjetivo (eu, peithomai), cooperador, abierto. Sólo aquí en el N.T. Misericordia (eleous). Ayuda práctica (2:13, 16). Buenos frutos (karpön agathön). Kaloi karpoi en Mateo 7:17s. Las buenas acciones son el fruto de la justicia (Fil. 1:11). Sin incertidumbre (adiakritos). Adjetivo verbal posterior (de alfa privativa y diakrinö, distinguir). «Sin vacilación», no dudando (diakrinomenos) como el hombre en 1:6. Sólo aquí en el N.T. Esta sabiduría no pone en duda el galardón. Ni hipocresía (anupokritos). Un adjetivo verbal tardío y raro (alfa privativa y hupokrinö). No hipócrita, sincero, no fingido (Ro. 12:9).

18. Se siembra en paz (en eirënëi speiretai). Presente de indicativo en voz pasiva de speirö, sembrar. La simiente que da fruto es sembrada, pero Jacobo retoma la metáfora de karpos (fruto) del versículo 17. Sólo en paz se encuentra el fruto de la justicia. Para aquellos que hacen la paz (tois poiousin eirënën). Caso dativo del participio articular de poiëo. Véase Efesios 2:15 para esta frase (hacer la paz), Colosenses 1:20 para eirënopoieö, de Cristo, y Mateo 5:9 para eirënopoioi (pacificadores). Sólo los que actúan pacíficamente tienen derecho a la paz.

1. ¿De dónde …? (pothen). Este viejo adverbio interrogativo (dos veces aquí) pide el origen de las guerras y de los pleitos. Jacobo está lleno de preguntas, como todas las diatribas. Guerras (polemoi)—pleitos (V.M.: contiendas) (machai). Guerra (polemos, una vieja palabra, Mt. 24:6) representa el estado crónico o campaña, mientras que machë (también una vieja palabra, 2 Co. 7:5) presenta los conflictos separados o batallas en una guerra. Así que Jacobo cubre todo el terreno al emplear ambas palabras. A veces es difícil encontrar el origen de una guerra o de cualquier pendencia, pero Jacobo pone aquí el dedo en la llaga. De vuestros placeres (margen) (ek tön hëdonön humön). Un viejo término proveniente de hëdomai. Caso ablativo aquí después de ek, «por causa de vuestras concupiscencias pecaminosas, sensuales», el anhelo de obtener lo que uno no tiene y grandemente desea. Las cuales combaten (tön strateuomenön). Participio presente articular en voz media (caso ablativo concordando con hëdonön) de strateuö, llevar a cabo una campaña militar, aquí como en 1 Pedro 2:11 de las pasiones en el cuerpo humano. Jacobo parece estar dirigiéndose a cristianos nominales, «entre vosotros» (en humin). Las modernas perturbaciones eclesiales son bien antiguas en la práctica.

2. Codiciáis (epithumeite). Presente de indicativo de epithumeö, un viejo término (de epi, thumos, pasión anhelante por algo), no necesariamente en mal sentido, como evidentemente no lo es en Lucas 22:15 de Cristo, pero generalmente así en el N.T., como aquí. Codiciar lo que uno o una nación no tienen es la causa de la guerra, según Jacobo. Matáis y ardéis de envidia (phoneuete kai zëloute). Presentes de indicativo en voz activa de phoneuö (viejo verbo derivado de phoneus, asesino) y zëloö, desear ardientemente poseer (1 Co. 12:31). Es posible (quizá probable) que deba haber un punto después de phoneuete (matáis) como resultado de codiciar y no tener. Luego tenemos la segunda situación: «Ardéis de envidia, y no podéis alcanzar (epituchein, segundo aoristo de infinitivo en voz activa de epitugchanö), y (como resultado) combatís y lucháis». Esta puntuación da mejor sentido que cualquier otra, y está en armonía con el versículo 1. Así también se evita el anticlímax en phoneuete y zëloute. Mayor considera que las palabras son un endíadis, «envidiáis asesinamente». No tenéis lo que deseáis, porque no pedís (ouk echete dia to më aiteisthai humas). Jacobo se refiere de nuevo a ouk echete (no tenéis) en el versículo 2. Esta pecaminosa codicia no conseguirá satisfacción. «Haz del servicio de Dios tu fin supremo, y luego tus deseos serán tales que Dios contestará en respuesta a tu oración» (Ropes). Cf. Mateo 6:31–33. La razón aquí es expresada por dia y el acusativo del presente de infinitivo articular en voz media de aiteö, empleado aquí de oración a Dios, como en Mateo 7:7s. Humäs (vosotros) es el acusativo de referencia general. Obsérvese aquí la voz media como en aiteisthe en el v. 3. Mayor argumenta que la voz media aquí, en contraste con la activa, comunica más el espíritu de oración, pero Moulton (Prol., pág. 160) considera la distinción entre aiteö y aiteomai frecuentemente como «una sutileza extinta».

3. Porque pedís mal (dioti kakös aiteisthe). Aquí la voz media indirecta sí que tiene sentido: «pedís para vosotros mismos», y esto es «mal» (kakös), como explica Jacobo. Para gastar en vuestros deleites (hina en tais hëdonais humön dapanësëte). Cláusula de propósito con hina y el primer aoristo de subjuntivo de dapanaö, viejo verbo proveniente de dapanë, costo (Lc. 14:28, único ejemplo en el N.T.), despilfarrar (Lc. 15:14). Dios no presta atención a oraciones así.

4. ¡Oh almas adúlteras! (moichalides). El término «almas» es una adición que no se encuentra en el original. En el texto de la RV, Adúlteros y adúlteras, el primer término, moichoi kai (adúlteros), sólo aparece en el texto sirio. La forma femenina aquí es una palabra tardía común para el masculino moichoi. No está claro si la palabra debe ser tomada literalmente aquí como en Romanos 7:3, o en sentido figurado de todos los seguidores infieles de Cristo (como una esposa infiel), como en 2 Corintios 11:1s.; Efesios 5:24–28 (la Esposa de Cristo). Ambos puntos de vista tienen sentido en este contexto, siendo probablemente el literal más en armonía con el lenguaje de los versículos 2ss. En este caso, puede que Jacobo tenga a la vista a más que a cristianos, aunque Pablo habla claramente a miembros de la iglesia acerca de la falta de castidad (Ef. 5:3–5). Enemistad contra Dios (echthra tou theou). Genitivo objetivo theou con echthra (predicado, y así sin el artículo), vieja palabra de echthros, enemigo (Ro. 5:10), con eis theon (abajo, y Ro. 8:7). Cualquiera, pues, que quiera ser (hos ean oun boulëthëi). Cláusula relativa indefinida con hos y ean modal y el primer aoristo subjuntivo en voz pasiva (deponente) de boulomai, querer (propósito). Amigo del mundo (philos tou kosmou). Predicado nominativo con el infinitivo einai concordando con hos. Véase 2:23 para philos theou (amigo de Dios). Se constituye (kathistatai). Presente de indicativo en voz pasiva (no media) de indicativo como en 3:6, «es constituido», «es hecho». Enemigo de Dios (echthros tou theou). Predicado nominativo y carente de artículo, y genitivo objetivo (theou).

5. La Escritura (hë graphë). Personificada, como en Gálatas 3:8 y Santiago 2:23. Pero no hay ningún pasaje en el A.T. exactamente así, aunque es «una traducción poética» (Ropes) de Éxodo 20:5. El pensamiento general aparece también en Génesis 6:3–5; Isaías 63:8–16, etc. Pablo presenta esta misma idea también (Gá. 5:17, 21; Ro. 8:6, 8). Es posible que la referencia sea realmente a la cita en el versículo 6 de Proverbios 3:34, y tratando todo lo anterior como paréntesis. No hay posibilidad de decidirse con certeza. En vano (kenös). Un viejo adverbio (Aristóteles), de kenos (2:20), sólo aquí en el N.T. «vacíamente», no significando lo que dice. Ha hecho habitar (katöikisen). Primer aoristo en voz activa de katoikizö, un viejo verbo, dar una morada a, sólo aquí en el N.T. Codicia para envidia (RV) (pros phthonon epipothei). Una frase difícil. Algunos incluso toman pros phthonon con legei en lugar de con epipothei, como va naturalmente, significando «celo». Mas, aún con todo, con Dios presentado como amante celoso, ¿se refiere to pneuma al Espíritu Santo como el sujeto de epipothei, o al espíritu del hombre como el objeto de epipothei? Probablemente lo primero es lo cierto, y entonces epipothei significa entonces anhelar por, en el buen sentido como en Filipenses 1:8.

6. Mayor gracia (meizona charin). ¿Mayor que qué? «Mayor gracia a la vista de la mayor necesidad» (Ropes), como Romanos 5:20s. Dios actúa así. Por lo cual (dio). Para demostrar su argumento, Jacobo cita Proverbios 3:34. Dios resiste a los soberbios (ho theos huperëphanois antitassetai). Presente de indicativo en voz media (directa) de antitassö, un viejo término militar, disponerse en orden de batalla contra, con el caso dativo (Ro. 13:2) como en 5:6. Huperëphanois (huper, phainomai) es como nuestro vernacular «personas encopetadas» (Ro. 1:30), «gente arrogante». Da gracia a los humildes (tapeinois de didösin charin). Otra vez el adjetivo carente de artículo, «a personas humildes», para lo cual véase 1:9s. Cf. 2:5–7; 5:1–6.

7. Someteos, pues, a Dios (hupotagëte oun töi theöi). Segundo aoristo (ingresivo) de imperativo en voz pasiva de hupotassö, un viejo verbo, disponer en orden bajo las órdenes de (también un término militar). La misma forma en 1 Pedro 2:23; 5:5. Con el caso dativo theöi (hacia Dios). El aoristo tiene sentido de apremio en imperativo. Obsérvense los diez aoristos de imperativo en los versículos 7 a 10 (hupotagëte, antistëte, eggisate, katharisate, hagnisate, talaipörësate, penthësate, klausate, metatrapëtö, tapeinöthëte). Resistid al diablo (antistëte de töi diabolöi). Segundo aoristo (ingresivo) de imperativo en voz activa (intransitivo) de anthistëmi, «tomar posición en contra». Caso dativo diabolöi. El resultado de esta posición tomada es que el diablo huirá (pheuxetai, futuro en voz media de pheugö). Véase 1 Pedro 5:8s., Efesios 6:11s. y Lucas 10:17.

8. Acercaos a Dios (eggisate töi theöi). Primer aoristo de imperativo en voz activa de eggizö, verbo tardío de eggus (cerca) como en Mateo 3:2. Con el caso dativo otra vez de relación personal. Los sacerdotes en el santuario se allegan a Dios (Éx. 19:22), como nosotros debiéramos hacerlo ahora. Limpiad las manos (katharisate cheiras). Primer aoristo activo de imperativo de katharizö, limpiar, de suciedad en un sentido ritual (Éx. 30:19–21; Mr. 7:3, 19). Aquí es figurativo, como en Oseas 1:1–6; Salmos 24:4. ¡Si tan sólo tuviéramos manos y corazones limpios de pecado! Pecadores (hamartöloi). Un duro término para sacudir la conciencia, «un reproche con la intención de sobresaltar y punzar» (Ropes). Purificad vuestros corazones (hagnisate kardias). Primer aoristo de imperativo en voz activa de hagnizö, viejo verbo derivado de hagnos (Stg. 3:17), con sentido ceremonial (Hch. 21:24, 26), pero aquí moral, como en 1 Pedro 1:22; 1 Juan 3:3. Empleo sin artículo de kardias como de cheiras (lavad manos, purificad corazones). Vosotros los de doble ánimo (dipsuchoi). Como en 1:8.

9. Afligíos (talaipörësate). Primer aoristo de imperativo en voz activa de pentheö, viejo verbo proveniente de penthos (duelo, 4:9), como en Mateo 5:4ss. A menudo en el N.T. unido como aquí con klaiö, llorar (Mr. 16:10; Lc. 6:25). Un llamamiento al dolor piadoso de que se habla en 2 Corintios 7:10 (Mayor), como un profeta del A.T. Llorad (klausate). Primer aoristo de imperativo en voz activa de klaiö. Risa (gelös). Vieja palabra, desde Homero, en el N.T. sólo aquí, así como el verbo correspondiente, gelaö, sólo en Lucas 6:21, 25, pero katagelaö en Lucas 8:53 (= Mr. 5:40 = Mt. 9:24). Se convierta (metatrapëtö). Segundo aoristo de imperativo en voz pasiva de metatrëpo, una vieja palabra, dar la vuelta, transmutar, en Homero (no en el ático), y sólo aquí en el N.T. Tristeza (katëpheian). Una vieja palabra de katëphës (de mirada abatida, de kata, phaë, ojos), con los ojos abatidos como el publicano en Lucas 18:13; sólo aquí en el N.T.

10. Humillaos (tapeinöthëte). Primer aoristo de imperativo en voz pasiva de tapeinoö, viejo verbo proveniente de tapeinos (1:9), como en Mateo 18:4. El pasivo aquí tiene casi el sentido medio o reflexivo. La voz media estaba ya dando paso al pasivo. Véase 1 Pedro 5:6 para esta misma forma con la misma promesa de exaltación. Y Él os exaltará (hupsösei humas). Futuro de indicativo en voz activa de hupsoö, un verbo común proveniente de hupsos (altura), empleado por Jesús en contraste con tapeinoö como aquí (Mt. 23:12; Lc. 14:11; 18:14).

11. No habléis mal los unos de los otros (më katalaleite allëlön). Prohibición en contra de tal hábito o mandamiento para dejar de practicar tal cosa, con më y el presente de imperativo de katalaleö, un viejo compuesto generalmente con el acusativo en griego antiguo, en el N.T. sólo con el genitivo (aquí, 1 P. 2:12; 3:16). A menudo se trata de palabras duras contra alguien ausente. Jacobo vuelve a la cuestión de la lengua como asimismo en 5:12 (dos veces antes, 1:26; 3:1–12). Juzga (krinön). En el sentido de un juicio duro como en Mateo 7:1 y Lucas 6:37 (explicado por katadikazö). No eres hacedor de la ley, sino juez (ouk poiëtës nomou, alla kritës). Este tono de superioridad a la ley es aquí severamente condenado. Jacobo tiene en mente naturalmente la ley de Dios, pero vale lo mismo para todas las leyes bajo las que vivimos. No podemos seleccionar las leyes que estamos dispuestos a obedecer, a no ser que alguna contravenga a la ley de Dios, y por ello a nuestra propia conciencia (Hch. 4:20). En tal caso estaremos dispuestos a dar nuestras vidas por nuestra rebelión, si fuera necesario.

12. Uno solo (heis). No hay «solo» en el griego, pero heis aquí excluye a otros fuera de Dios. El dador de la ley (ho nomothetës). Un viejo compuesto (de nomos, tithëmi), sólo aquí en el N.T. También en Salmos 9:20. Cf. nomotheteö en Hebreos 7:11; 8:6. Que puede salvar (sösai, primer aoristo de infinitivo en voz activa de apollumi, destruir). Cf. la imagen del poder de Dios en Mateo 10:28, una idea común en el A.T. (Dt. 32:39; 1 S. 2:16; 2 R. 5:7). Pero tú, ¿quién eres …? (su de tis ei;). Posición proléptica y enfática de su (tú) en esta pregunta retórica como en Romanos 9:20; 14:4. Al otro (ton plësion). «Al prójimo», como en Santiago 2:8.

13. ¡Vamos ahora! (age nun). Uso interjectivo de age (de agö) como en 5:1 (los únicos ejemplos en el N.T.) con un verbo plural (hoi legontes, participio presente articular en voz activa, vosotros los que decís) como es común en el griego antiguo como ide nun ëkousate (Mt. 26:65). Hoy o mañana (sëmeron ë aurion). El texto correcto (Aleph, B), no kai (y). A tal ciudad (eis tënde tën polin). Un viejo demostrativo, hode, raro en el N.T. (Lc. 10:39) excepto en el plural neutro tade (estas cosas, Hch. 21:11). Uno señalaría la ciudad en el mapa (Mayor) al hacer la propuesta (iremos, poreusometha). Y estaremos allá un año (kai poiësomen ekei eniauton). Otro futuro (activo, de poieö). «Haremos un año allí.» Y traficaremos (kai emporeusometha). Futuro en voz media de emporeuomai (en, poreuomai, ir dentro), un viejo verbo derivado de emporos (un mercader o comerciante, un portador de tambores, uno que entra y consigue el tráfico, Mt. 13:45), una vívida imagen de los mercaderes judíos de la época. Y ganaremos (kai kerdësomen). Futuro (forma jónica) en voz activa de kerdainö, viejo verbo proveniente de kerdos (ganancia, Fil. 1:21), como en Mateo 16:26.

14. Cuando no sabéis (hoitines ouk epistasthe). El relativo más largo hostis define aquí (como el latín qui) con mayor precisión hoi legontes (los que decís) en el versículo 13 en sentido causal, como en Hechos 10:47, «cuando no sabéis» (presente de indicativo en voz media de epistamai. Lo que será el mañana (tës aurion). Súplase hëmeras (día) después de aurion. Ésta es la lectura de B (Westcott) «en la mañana» (genitivo de tiempo), pero en Aleph, K, L y cursivos aparece ta tës aurion («el negocio de mañana»), en tanto que A, P y cursivos dan ta tës aurion («las cosas de mañana»). El sentido es prácticamente el mismo, aunque to tës aurion es probablemente el texto correcto. ¿Qué es vuestra vida? (poia hë zöë humön). Así Westcott y Hort la puntúan como pregunta indirecta, no directa. Poia es un interrogante cualitativo (de qué carácter). Un vapor (atmis). Ésta es la respuesta. Vieja palabra denotando neblina (como atmos, de lo que tenemos nuestra «atmósfera»), en el N.T. sólo aquí y en Hechos 2:19 con kapnou (vapor de humo, de Jl. 2:30). Por un poco de tiempo (pros oligon). Véase la misma frase en 1 Timoteo 4:8, pros kairon en Lucas 8:13, pros höran en Juan 5:35. Que aparece …, y luego se desvanece (phainoomenë epeita kai aphanizomenë). Participios presentes en voz media concordando con atmis, «apareciendo, luego también desapareciendo», con un juego con los dos verbos (phainomai, aphanizö como en Mt. 6:19, de aphanës, oculta, He. 4:13) como la misma raíz phan (phainö, a-phanës).

15. En lugar de lo cual deberíais decir (anti tou legein humäs). «En lugar del dicho en cuanto a vosotros» (genitivo del infinitivo articular con la preposición anti y el acusativo de referencia general con legein), «en lugar de vuestro dicho». Si el Señor quiere (ean ho kurios thelëi). Condición de tercera clase con ean y el presente de subjuntivo en voz activa (o primer aoristo activo thelesëi en algunos MSS.). La apropiada actitud de la mente (Hch. 18:21; 1 Co. 4:19; 16:7; Ro. 1:19; Fil. 2:19, 24; He. 6:3), que no debe ser siempre recitado con palabras de mero formulismo a modo de encantamiento. Esta fórmula helénica era común entre los antiguos paganos, y sigue siéndolo hoy día entre los modernos árabes, como el término latino deo volente. Esto o aquello (touto ë ekeino). Aplicable a toda acción.

16. En vuestras fanfarronadas (en tais alazoneiais humön). Vieja palabra para hablar con jactancias (de alazoneuomai, actuar el alazön, vacío jactancioso, Ro. 1:30), común en Aristófanes, en el N.T. sólo aquí y en 1 Juan 2:16. Jactancia (kauchësis). Acto de gloriarse, palabra tardía de kauchaomai, bueno si es por Cristo (1 Ts. 2:19), malo si para el yo, como aquí.

17. En aquel que sabe (eidoti). Caso dativo del segundo participio perfecto eidös (de oida), y con el infinitivo saber cómo. «A aquel sabiendo cómo.» Hacer bien (kalon poiein). «Hacer una buena acción». Y no lo hace (kai më poiounti). Dativo otra vez del participio presente en voz activa de poieö, «y a uno no haciéndolo». Cf. «no hacedor» (1:23) y Mateo 7:26. Pecado (hamartia). El conocimiento inactivo del deber de uno es pecado, el pecado de omisión. Cf. Mateo 23:23.

1. ¡Vamos ahora, ricos! (age nun hoi plousioi). Interjección exclamatoria como en 4:13. Dirigiéndose directamente a los ricos como clase, como en 1 Timoteo 6:17. Aparentemente, Jacobo tiene aquí en mente a los ricos como clase, trátese de creyentes, como en 1:10s., como de incrédulos, como en 2:1s., 6. La exhortación aquí no es directamente a una reforma, sino acerca de un juicio cierto (5:1–6) y para los cristianos «un cierto triste consuelo en las dificultades de la pobreza» (Ropes) en 5:7–11. Llorad y aullad (klausate ololuzontes). «Prorrumpid en llanto (aoristo de imperativo ingresivo en voz activa de klaiö como en 4:9), aullando de dolor» participio presente en voz activa del viejo verbo onomatopéyico ololuzö, sólo aquí en el N.T., como el latín ululare, con el que compárese alalazö en Mateo 5:38. Por las miserias (epi tais talaipöriais humön). Vieja palabra proveniente de talaipöros (Ro. 7:24) y como talaipöreö en Santiago 4:9 (de tlaö, soportar, y pöros, un callo). Que están a punto de sobreveniros (tais eperchomenais). Participio presente en voz media del viejo compuesto eperchomai, venir sobre, sobrevenir, empleado aquí en un sentido profético futurista.

2. Riquezas (ho ploutos). Masculino singular, pero de manera ocasional el neutro to ploutos en nominativo y acusativo (2 Co. 8:2). Aparentemente pleotos, plenitud (de pleos, pleno, pimplëmi, llenar). «Riqueza.» Se han podrido (sesëpen). Segundo perfecto de indicativo en voz activa de sëpö (raíz sap como en sapros, podrido), corromper, destruir, echar a perder, aquí intransitivo, «se ha podrido». Sólo aquí en el N.T. Acerca de la carencia de valor de la mera riqueza véase Mateo 6:19, 24. Están comidas de la polilla (sëtobröta gegonen). «Han venido a ser (segundo perfecto de indicativo de ginomai, singular, aunque himatia, plural neutro, que se trata colectivamente) comidas de la polilla» (sëtobröta, un compuesto tardío y raro de sës, polilla, Mt. 6:19s. y brötos, un adjetivo verbal de bibröskö, comer, Jn. 6:13. Este compuesto se encuentra sólo aquí, Job 13:28, Orác. Sibil. Proem. 64). Ricas ropas como herencia, pero recomidas por la polilla. Una vívida imagen. Recordemos los 250 «millonarios perdidos» en 1931, en comparación con 1929. Las riquezas tienen alas.

3. Se han enmohecido (katiötai). Perfecto de indicativo en voz pasiva (singular para chrusos y arguros, agrupados como uno) de katioö, verbo tardío (de ios, orín) con un sentido perfectivo de kata, oxidar a través (hasta el fondo), hallado sólo aquí, Sirac 12:11, Epicteto (Dis. 4, 6, 14). Orín (ios). Veneno en Santiago 3:8; Romanos 3:13 (los únicos ejemplos en el N.T., además del que nos ocupa, de un viejo término). La plata se oxida, y el oro pierde su lustre. Dioscórido (V. 91) se refiere al oro como atacado por agentes químicos. Los modernos químicos pueden incluso transmutar los metales, como lo habían intentado los alquimistas. Testificará (eis marturion). Un giro idiomático frecuente, como en Mateo 8:4 (el empleo de eis con el acusativo en predicado). Contra vosotros (humin). Dativo de desventaja como en Marcos 6; 11 (eis marturion autois) donde en el pasaje paralelo (Lc. 9:5) tenemos eis marturion ep’ autous. «A vosotros» tiene sentido, como en Mateo 8:4; 10:18, pero «contra» es la idea aquí como en Lucas 21:13. Devorará (phagetai). Futuro en voz media (forma tardía de ephagon) del verbo defectivo esthiö, comer. Vuestra carne (tas sarkas). El plural es empleado para las partes carnosas del cuerpo como trozos de carne (Ap. 17:16; 19:18, 21). El orín come como un cáncer en el cuerpo. Como fuego (hös pur). Los editores difieren aquí acerca de si se debe conectar esta frase con phagetai, justo antes (como Mayor), porque el fuego consume más rápidamente que el orín, o con lo que sigue, como lo hacen Westcott y Hort y Ropes, esto es, el fuego eterno de la Gehena que les espera (Mt. 25:41; Mr. 9:44). Esta interpretación da una imagen más vívida para ethësaurisate (habéis acumulado, primer aoristo de indicativo en voz activa de thësaurizö, Mt. 6:19 y véase Pr. 16:27), pero es más natural tomarlo con phagetai.

4. El jornal (ho misthos). Vieja palabra para salario (Mt. 20:8). Obreros (ergatön). Cualquiera que trabaja (ergazomai), especialmente empleado de trabajadores del campo (Mt. 9:37). Que han cosechado (tön amësantön). Genitivo plural del primer participio aoristo articular en voz activa de amaö (de hama, juntos), un viejo verbo, reunir juntamente, recoger, cosechar, sólo aquí en el N.T. Tierras (chöras). Fincas o granjas (Lc. 12:16). El cual ha sido retenido por vosotros (ho aphusterëmenos aph’ humön). Participio perfecto articular en voz pasiva de aphustereö, compuesto tardío (el simple hustereö es común, como en Mt. 19:20), dejar de, tener negligencia en, hacer retirar, defraudar. De ahí la traducción de la V.M.: «el cual ha sido detenido fraudulentamente por vosotros», y de la RV: «el cual por engaño no les ha sido pagado de vosotros». Una lastimosa imagen de salarios ganados retenidos por judíos ricos, un antiguo problema de capital y trabajo que sigue estando entre nosotros en una forma aguda. Los clamores (hai boai). Una vieja palabra de la que viene boaö (Mt. 3:3), sólo aquí en el N.T. El dinero robado «clama» (krazei), los obreros claman por venganza. Que trabajaron en la cosecha (tön therisantön). Genitivo plural del primer participio aoristo articular en voz activa de therizö (viejo verbo proveniente de theros, verano, Mt. 24:32), cosechar, segar mientras el verano lo permita (Mt. 6:26). Han entrado (eiselëluthan). Perfecto de indicativo en voz activa en tercera persona del plural de eiserchomai, un viejo y común compuesto, ir dentro o entrar. Esta forma tardía es por analogía del aoristo para la forma usual en -asi. Del Señor de los Ejércitos (Kuriou Sabaöth). Una cita de Isaías 5:9 como en Romanos 9:29, transliterando en griego el término hebreo para «Ejércitos» (Sabaot), una expresión de la omnipotencia de Dios como Pantokratör (Ap. 4:8). Dios oye los clamores de los obreros oprimidos, incluso si los patronos están sordos.

5. Habéis vivido en deleite (etruphësate). Primer aoristo (constativo, sumario) de indicativo en voz activa de truphaö, viejo verbo derivado de truphë (vida lujuriosa como en Lc. 7:25, de thruptö, romper abajo, enervar), tener una vida suave, sólo aquí en el N.T. Sido disolutos (espatalësate). Primer aoristo (constativo) de indicativo en voz activa de spatalaö, verbo tardío y raro denotando vivir voluptuosamente o disolutamente (de spatalë, vida licenciosa, licenciosidad, una vez como brazalete), en el N.T. sólo aquí y en 1 Timoteo 5:6. Habéis engordado (ethrepsate). Primer aoristo (constativo) de indicativo en voz activa de trephö, viejo verbo que denota alimentar, engordar (Mt. 6:26). Están engordándose a sí mismos como ovejas o bueyes, totalmente inconscientes del «día de matanza» (en hëmeräi sphagës, definido sin el artículo) que se les avecina. Para este empleo de sphagës véase Romanos 8:36 (probata sphagës, oveja para el matadero, sphagë, de sphazö, dar muerte), un consumado sarcasmo acerca de la insensatez de los pecadores ricos.

6. Habéis condenado (katedikasate). Primer aoristo de indicativo en voz activa de katadikazö, viejo verbo (de katadikë, condenación, Hch. 25:15). El rico controlaba los tribunales de justicia. Habéis … dado muerte al justo (ephoneusate ton dikaoin). Primer aoristo de indicativo en voz activa de phoneuö (2:11; 4:2). «El justo» (ton dikaion) es el uso genérico del singular con el artículo para denotar la clase. Es probable que no haya aquí referencia directa a una persona concreta, aunque sí que presenta bien la muerte de Cristo, y también la venidera muerte del mismo Jacobo, que era llamado el Justo (Eusebio, Historia Eclesiástica ii. 23). Esteban (Hch. 7:52) acusa directamente al Sanedrín de ser entregadores y matadores (prodotai kai phoneis) del justo (tou dikaiou). Y él no os hace resistencia (ouk antitassetai humin). Es posible tratar esto como pregunta. Presente de indicativo en voz media de antitassö, para lo que véase Santiago 4:6. Sin interrogante se presenta el fin de la víctima sin resistencia por su parte. Con pregunta (ouk, esperando una respuesta afirmativa), el sujeto es Dios o Señor, con el juicio final a la vista. No hay manera de decidirse con seguridad.

7. Por tanto … tened paciencia (makrothumësate oun). Un corolario directo (oun, por tanto) del juicio venidero sobre los ricos malvados (5:1–6). Primer aoristo (constativo) de imperativo en voz activa de makrothumeö, compuesto tardío (Plutarco, LXX) de makrothumos (makros, thumos, longánime, no perdiendo corazón), como en Mateo 18:26. La apelación es a los hermanos oprimidos. Respira profundo para una larga carrera (de temperamento sereno en oposición a de genio vivo). Véase ya la exhortación a la paciencia (hupomonë) en 1:3s., 12 y que se repite en 5:11. Necesitan tanto sumisión (hupomenö, 5:11) como firmeza (makrothumia, 5:10). Hasta la venida del Señor (heös tës parousias). La segunda venida de Cristo, quiere decir, la frase regular aquí y en el versículo 8 para esta idea (Mt. 24:3, 37, 39; 1 Ts. 2:19, etc.). El labrador (ho geörgos). El trabajador de la tierra (gë, ergö) como en Mateo 21:33s. Espera (ekdechetai). Presente de indicativo en voz media de ekdechomai, viejo verbo denotando una anhelante expectación como en Hechos 17:16. Precioso (timion). Viejo adjetivo derivado de timë (honor, precio), querido por el labrador debido al afán que ha dedicado al mismo. Véase 1 Pedro 1:19. Aguardándolo con paciencia (makrothumön ep’ autöi). Participio presente en voz activa de makrothumeö acabado de emplear en la exhortación, representando al labrador anhelando y esperando sobre su preciosa cosecha (cf. Lc. 18:7, de Dios). Hasta que reciba (heös labëi). Cláusula temporal del futuro con heös y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de lambanö, describiendo vívidamente las esperanzas y la paciencia del labrador. La lluvia temprana y la tardía (proimon kai opsimon). La palabra para lluvia (hueton, Hch. 14:17) está ausente de los mejores MSS.1 El adjetivo proimos (de pröi, temprano) aparece sólo aquí en el N.T., aunque es viejo tanto en la forma proïmos como pröïs. Véanse Deuteronomio 11; 14, Jeremías 5:24, etc., para estos términos para designar la lluvia temprana en octubre o en noviembre para la germinación del grano, y la lluvia tardía (opsimon, de opse, tardío, sólo aquí en el N.T.) en abril y mayo para la maduración del grano.

8. También vosotros (kai humeis). Así como los labradores. Afianzad (stërixate). Primer aoristo de imperativo en voz activa de stërizö, viejo verbo (de stërigx, un apoyo), hacer estable, como en Lucas 22:32; 1 Tesalonicenses 3:13. Está cerca (ëggiken). Presente perfecto de indicativo en voz activa de eggizö, un verbo común, acercarse (de eggus), en Santiago 4:8, para acercarse. Juan emplea la misma forma en su predicación (Mt. 3:2). En 1 Pedro 4:7 la misma palabra parece tener un sentido escatológico, como aparentemente aquí. ¿A cuán «cerca» se refería Jacobo? Está claro que sólo podía referirse a una cercanía indeterminada, porque Jesús había dicho de manera explícita que nadie sabía cuándo Él volvería.

9. No os quejéis (më stenazete). Prohibición con më y el presente de imperativo en voz activa de stenazö, viejo verbo, gemir. «Dejad de quejaros unos a otros», como algunos estaban haciendo ya en vista de sus problemas. Ante la esperanza de la Segunda Venida, levantad vuestras cabezas. Para que no seáis juzgados (hina më krithëte). Cláusula de propósito negativo con hina më y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de krinö. Como ya se ha indicado (2:12s.; 4:12) y repetido en 5:12. Reminiscencia de las palabras de Jesús en Mateo 7:1s. Está ya a las puertas (pro tön thurön hestëken). Perfecto de indicativo en voz activa de histëmi, «está ahora de pie». Otra vez como el lenguaje de Jesús en Mateo 24:33 (epi thurais) y Marcos 13:29. Jesús el Juez es representado como dispuesto a entrar para el juicio.

10. Como ejemplo (hupodeigma). Palabra tardía en lugar de la antigua paradeigma, de hupodeiknumi, copiar debajo, enseñar (Lc. 6:47), aquí como copia a ser imitada como en Juan 13:15, y como advertencia (He. 4:11). Aquí predicado acusativo con tous prophëtas (los profetas) como el objeto directo de labete (segundo aoristo de imperativo en voz activa de lambanö). De aflicción (tës kakopathias). Vieja palabra de kakopathës (sufriendo el mal, kakopatheö en el v. 13 y en 2 Ti. 2:3, 9), sólo aquí en el N.T. De paciencia (makrothumias). Como makrothumeö en 5:7. Véase tanto makrothumia como hupomonë en 2 Corintios 4:6; Colosenses 1:11 (lo uno un freno a la venganza, lo otro no sucumbir tan fácilmente). En nombre (en töi onomati). Como en Jeremías 20:9. Con la autoridad del Señor (Deissmann, Bible Studies, pág. 198).

11. Tenemos por dichosos (makarizomen). Vieja palabra (presente de indicativo en voz activa de makarizö), de makarios (feliz), en el N.T. sólo aquí y en Lucas 1:48. «Felicitamos.» Como en 1:3, 12 y Daniel 12:12. Habéis oído (ëkousate). Primer aoristo (constativo) de indicativo en voz activa de akouö. Como en Mateo 5:21, 27, 33, 38, 43. Ropes sugiere que en las sinagogas. De Job (Iöb). Job se quejó, pero rehusó renunciar a Dios (Job 1:21; 2:10; 13:15; 16:19; 19:25s.). Había llegado a ser un ejemplo típico de una leal paciencia. Habéis visto (eidete). Segundo aoristo (constativo) de indicativo en voz activa de horaö. En el caso de Job. El fin del Señor (to telos kuriou). La conclusión a la que el Señor llevó el caso de Job (Job 42:12). Muy misericordioso (polusplagchnos). Palabra compuesta tardía y rara (polus, splagchnon), sólo aquí en el N.T. Aparece también en Hermas (Sim. V. 7. 4; Mand. IV, 3). «Muy gentil.» Y compasivo (oiktirmön). Adjetivo tardío y raro (de oikteirö, compadecer), en el N.T. sólo aquí y en Lucas 6:36.

12. Sobre todo (pro pantön). Sin conexión con lo inmediatamente antecedente. Probablemente es una alusión a las palabras de Jesús (Mt. 5:34–37). No está fuera de lugar aquí. Véanse las mismas frases en 1 Pedro 4:8. Robinson (Ephesians, pág. 279) menciona ejemplos semejantes de los papiros al final de las cartas. Aquí significa «Pero especialmente» (Ropes). No juréis (më omnuete). Prohibición del hábito (o dejar de hacerlo, si se era culpable de ello) con më y el presente de imperativo en voz activa de omnuö. Los varios juramentos (profanidad) que se prohíben (mëte, tres veces) están en el caso acusativo después de omnuete, según la regla (ouranon, gën, horkon). Los judíos solían sutilizar en su lenguaje profano, y al evitar el nombre de Dios se imaginaban que no eran culpables de este pecado, así como los cristianos profesantes usan hoy día «juramentos piadosos» que violan la prohibición de Jesús. Sea (ëtö). Imperativo en voz activa tercera persona del singular de eimi, una forma tardía (1 Co. 16:22) en lugar de estö. «Vuestro sí sea sí» (y nada más). En Mateo 5:37 aparece una forma diferente de ésta. Para que no caigáis bajo juicio (hina më hupo krisin pesëte). Propósito negativo con hina më y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de piptö, caer. Véase hina më krithëte en el versículo 9. Krisis (de krinö) es el acto de juzgar más que la sentencia pronunciada (krima, Stg. 3:1).

13. ¿Está alguno de vosotros afligido? (kakopathei tis;). Véase versículo 10 para kakopathia. El verbo en el N.T. aparece sólo aquí y en 2 Timoteo 2:3, 9; 4:5. La pregunta vivaz es común en la diatriba, y es apropiada al estilo de Jacobo. Entre vosotros (en humin). Como en 3:13. Haga oración (proseuchesthö). Presente de imperativo en voz media: «que persista en oración» (en lugar de maldecir, como en el v. 12). ¿Está alguno alegre? (euthumei;). Presente de indicativo en voz activa de euthumeö, viejo verbo proveniente de euthumos (Hch. 27:36), en el N.T. sólo aquí y en Hechos 27:22, 25. Cante alabanzas (psalletö). Presente de imperativo en voz activa de psallö, originalmente tañer una cuerda como en un arpa, cantar alabanza a Dios, sea con instrumentos o sin, en el N.T. sólo aquí, 1 Corintios 14:15; Romanos 15:9; Efesios 5:19. «Que siga haciendo melodía.»

14. ¿Está enfermo alguno de vosotros? (asthenei tis en humin;). Presente de indicativo en voz activa de astheneö, viejo verbo, ser débil (sin fuerza), frecuente en el N.T. (Mt. 10:8). Llame (proskalesasthö). Primer aoristo (ingresivo) de imperativo en voz media de proskaleö. Obsérvese el cambio de tiempo (aoristo) y la voz media (indirecta). En 1 Tesalonicenses 5:14 se apremia al cuidado de los enfermos («que sostengáis a los débiles»). Obsérvese el plural aquí, «ancianos de la iglesia», como en Hechos 20:17; 15:6, 22; 21:18; Filipenses 1:1 (obispos). Oren sobre él (proseuxasthösan ep’ auton). Primer aoristo de imperativo en voz media de proseuchomai. Queda claramente ordenada la oración por los enfermos. Ungiéndole con aceite (aleipsantes elaiöi). Primer participio aoristo en voz activa de aleiphö, un viejo verbo, untar, y el caso instrumental de elaion (aceite). El participio aoristo puede ser bien simultáneo, bien antecedente con proseuxasthösan (oren). Véase el mismo uso de aleiphö elaiöi en Marcos 6:13. El aceite de oliva era uno de los mejores remedios conocidos por los antiguos. Era de uso interno y externo. Algunos médicos siguen prescribiéndolo en la actualidad. Está claro tanto en Marcos 6:13 como aquí que se asigna valor terapéutico al empleo del aceite, y que se pone énfasis en la valía de la oración. No hay nada aquí de la magia pagana ni de la práctica posterior de la «extremaunción» (desde el siglo octavo). No es en absoluto cosa cierta que aleiphö signifique, ni aquí ni en Marcos 6:13, «ungir» en un sentido ceremonial en lugar de «untar», que es su sentido común en los tratados de medicina. Trench (Sinónimos del Nuevo Testamento) dice: «Aleiphein es la palabra mundana y profana, y chriein la palabra sagrada y religiosa». En el fondo, en Santiago tenemos a Dios y medicina, a Dios y al médico, y esto es precisamente lo que tenemos hoy en día. Los mejores médicos creen en Dios y desean la ayuda de la oración.

15. La oración de fe (hë euchë tës pistëos). Cf. 1:6 para la oración marcada por la fe. Salvará (sösei). Futuro activo de sözö, poner bien. Como en Mateo 9:25s. y Marcos 6:56. No hay referencia aquí a la salvación del alma. No es la medicina la que sana al enfermo, sino que ayuda a la naturaleza (a la obra de Dios) a hacerlo. El doctor coopera con Dios en la naturaleza. Al enfermo (ton kamnonta). Participio presente articular en voz activa de kamnö, un viejo verbo, fatigarse (He. 12:3), estar enfermo (aquí), los únicos ejemplos del N.T. El Señor lo levantará (egerei auton ho kurios). Futuro activo de egeirö. Una promesa preciosa, pero no para un «sanador de fe» profesional que se burla de la medicina y que hace comercio con la oración. Y si ha cometido pecados (kán hamartias ëi pepoiëkös). Perfecto perifrástico de subjuntivo en voz activa (un giro idiomático inusual) con kai ean (crasis kán) en condición de la tercera clase. Suponiendo que haya cometido pecados, como sucede con tantos enfermos (Mr. 2:5ss.; Jn. 5:14; 9:2s.; 1 Co. 11:30). Le serán perdonados (aphethësetai autöi). Futuro en voz pasiva de aphiëmi (pasivo impersonal como en Mt. 7:2, 7; Ro. 10:10). No de cualquier forma mágica, ni debido a que sus pecados hayan sido sanados, y no sin cambio de corazón a Dios por medio de Cristo. Mucho se da aquí por sentado sin expresarlo.

16. Confesaos vuestras faltas unos a otros (exomologeisthe oun allëlois tas hamartias). Presente en voz media (indirecta) de exomologeö. Se da por sentada la confesión de pecado a Dios. Pero la confesión pública de ciertos pecados de unos a otros en las reuniones es muy útil en muchas formas. No es confesarse a un hombre como un sacerdote en lugar de la confesión pública. Uno puede confesarse al pastor sin confesarse a Dios ni a la iglesia, con pocos beneficios para nadie. Orad unos por otros (proseuchesthe huper allëlön). Presente de imperativo en voz media. Manteneos en esto. Para que seáis sanados (hopös iathëte). Cláusula de propósito con hopös y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de iaomai. Probablemente de sanidad corporal (v. 14), aunque iaomai se emplea también de sanar el alma (Mt. 13:15; 1 P. 2:24; He. 12:13), tal como Mayor lo toma aquí. Tiene mucha fuerza (polu ischuei). Presente de indicativo en voz activa de ischuö (de ischus, fuerza). Eficaz (energoumenë). Probablemente el participio presente en voz media de energeö, como Pablo aparentemente lo emplea en Gálatas 5:6; 2 Corintios 4:12; 2 Tesalonicenses 2:7, significando «cuando obra». El pasivo es posible, por cuanto es el giro idiomático en otros lugares. Mayor arguye intensamente aquí por el sentido pasivo, «cuando es ejercitada» (Ropes).

17. De sentimientos semejantes a los nuestros (homoiopathës hëmin). Caso asociativo instrumental hëmin como con homoios. Este viejo adjetivo compuesto (homoios, paschö), sufriendo de forma semejante con otro, en el N.T. solamente aquí y en Hechos 14:15. Oró fervientemente (proseuchëi prosëuxato). Primer aoristo de indicativo en voz media de proseuchomai y el caso instrumental proseuchëi (cognado acusativo), según el giro idiomático para intensidad en el griego clásico, como pheugein phugëi, huir con toda velocidad (figura etimológica), pero particularmente frecuente en la LXX (Gn. 2:17; 31:30) en imitación del infinitivo absoluto hebreo. Así Lucas 22:15; Juan 3:29; Hechos 4:17. Para que no lloviese (tou më brexai). Genitivo del infinitivo articular (brexai, primer aoristo en voz activa de brechö, un viejo verbo, humedecer, Lc. 7:38, llover, Mt. 5:45) con el negativo më empleado sea para el propósito directo, para una cláusula objetiva como aquí y en Hechos 3:12; 15:20, o incluso para resultado. Durante tres años y seis meses (eniautous treis kai mënas hex). Acusativo de extensión de tiempo.

18. Dio lluvia (hueton edöken). Este giro idiomático se usa en la LXX de Dios como aquí del cielo (1 S. 12:17; 1 R. 18:1) y también en Hechos 14:17 en lugar de ebrexen del v. 17. Hueton es la vieja palabra para lluvia (de huö, llover), genuina aquí, pero no en el v. 7. Produjo (eblastësen). Primer aoristo en voz activa de blastanö, un viejo verbo, germinar (intransitivo como en Mr. 4:27), transitivo aquí como ocasionalmente en griego tardío con el acusativo karpon.

19. Si alguno de entre vosotros se ha extraviado (ean tis en humin planëthëi). Condición de la tercera clase (caso supuesto) con ean y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de planaö, viejo verbo, extraviarse, ir errante (Mt. 18:12), en sentido figurado (He. 5:2). De la verdad (apo tës alëtheias). Para verdad véase 1:18; 3:14; Juan 8:32; 1 Juan 1:6; 3:18s. Era fácil entonces, como lo es ahora, ser alejado de Cristo, que es la Verdad. Y alguien le hace volver (kai epistrepsëi tis auton). Continuación de la condición de tercera clase con el primer aoristo de subjuntivo en voz activa de epistrephö, un viejo verbo, volver (transitivo aquí como en Lc. 1:16ss., pero intransitivo a menudo, como Hch. 9:35).

20. Sepa (ginösketö). Presente de imperativo en voz activa de la tercera persona del singular de ginöskö, pero Westcott y Hort leen ginöskete (sabed), siguiendo a B. En todo caso, se trata de la conclusión de la condición del v. 19. El que haga volver (ho epistrepsas). Primer participio aoristo articular en voz activa de epistrehö del versículo 19. Del error (ek planës). «De el extravío» del versículo 19 (planë, del que se deriva planao). Véase 1 Juan 4:6 para el contraste entre «verdad» y «error». Un alma de la muerte (psuchën ek thanatou). El alma del pecador (hamartölon) recuperado para Cristo, no el alma del hombre que lo gana. Unos pocos MSS. añaden autou (su alma), lo que deja esto ambiguo, pero autou no es genuino. Aquí se trata de la salvación final y definitiva mediante el tiempo futuro (sösei). Cubrirá una multitud de pecados (kalupsei plëthos hamartiön). Futuro en voz activa de kaluptö, un viejo verbo, ocultar, velar. Pero, ¿cuáles pecados (los del convertidor o los del convertido)? La Iglesia de Roma (y también Mayor y Ropes) sostienen que se trata de los pecados del convertidor, que así se salva a sí mismo salvando a otros. El lenguaje aquí admite este sentido, pero no lo admite la enseñanza general del N.T. Se trata aparentemente de un dicho proverbial que Resch considera uno de los dichos no registrados de Cristo (Clem. Al. Paed. III. 12). Aparece asimismo en 1 Pedro 4:8, donde claramente significa los pecados de otros cubiertos por amor como un velo echado sobre ellos. El dicho aparece asimismo en Proverbios 10:12: «El odio despierta rencillas; pero el amor encubre todas las faltas»: esto es, «el amor rehúsa ver faltas» (admite Mayor). Éste es sin duda el sentido de 1 Pedro 4:8 y de Santiago 5:20.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s