CARTA A LOS HEBREOS

Frases sobre Religión - Comentario griego a los libros del Nuevo Testamento
CARTA A LOS HEBREOS
Pueden pinchar cada capítulo, y se os dirigirá a otro reconocido comentarista

1. Dios (ho theos). Esta Epístola comienza como Génesis y el Cuarto Evangelio con Dios, que es el Autor de la antigua revelación de los profetas y de la nueva en su Hijo. Los versículos 1 a 3 son un proemio (Delitzsch) o introducción a toda la Epístola. La estructura periódica de la oración (1–4) le recuerda a uno el pasaje de Lucas 1:14, Romanos 1:1–7; 1 Juan 1:1–4. La oración podría haberse concluido con en huiöi en el versículo 2, pero por medio de tres relativos (hon, di’ hou, hos) el autor presenta al Hijo como «la exacta contrapartida de Dios» (Moffatt). En otro tiempo (palai). «Hace mucho», como en Mateo 11:21. Habiendo hablado (lalësas). Participio primero aoristo en voz activa de laleö, originalmente el parlotear de las aves, y luego empleado de la más elevada forma de lenguaje, como aquí. A los padres (tois patrasin). Caso dativo. Las personalidades del Antiguo Testamento en general, sin «nuestros» o «vuestros» como en Juan 6:58; 7:22; Romanos 9:5. Por los profetas (en tois prophëtais). Como el poder vivificador de su vida (Westcott). Así 4:7. Muchas veces (polumerös). Literalmente: «en muchas porciones o fragmentos». Adverbio proveniente del adjetivo tardío polumerës (en papiros), ambos en Vettius Valens, sólo aquí en el N.T., pero también aparece en Sabiduría 7:22 y en Josefo (Ant. VIII, 3, 9). La revelación del Antiguo Testamento vino en diferentes tiempos y etapas, una revelación progresiva de Dios a los hombres. De muchas maneras (polutropös). Adverbio proveniente del antiguo adjetivo polutropos, en Filón, y en el N.T. sólo aquí. Los dos adverbios juntos constituyen «un sonoro endíadis para “variadamente”» (Moffatt), a decir de Crisóstomo (diaphorös). Dios habló mediante sueños, voz directa, señales, en distintas maneras a diferentes hombres (Abraham, Jacob, Moisés, Elías, Isaías, etc.).

2. En estos últimos días (ep’ eschatou tön hëmerön toutön). En contraste con palai más arriba. Ha hablado (elalësen). Primer aoristo de indicativo en voz activa de laleö, el mismo verbo que arriba, «habló», en una revelación final y plena. En el Hijo (en huiöi). En acusado contraste con en tois prophëtais. «El Antiguo Testamento sube en pendiente hacia Cristo» (J. R. Sampey). No hay aquí ni artículo ni pronombre con la preposición en, dando el sentido absoluto al término «Hijo». Aquí la idea no es meramente lo que Jesús dijera, sino lo que Él es (Dods), el Hijo de Dios que revela al Padre (Jn. 1:18). «La revelación fue una hijo-revelación» (Vincent). Constituyó (ethëken). Primer aoristo (aoristo en kappa) en voz activa de tithëmi, un aoristo atemporal. Heredero de todo (klëronomon pantön). Véase Marcos 12:6 para ho klëronomos en la palabra de Cristo, quizá una alusión aquí a esta parábola (Moffatt). La idea de la filiación pasa fácilmente a la idea de la posición de heredero (Gá. 4:7; Ro. 8:17). Véase la reivindicación de Cristo en Mateo 11:27; 28:18 incluso antes de la Ascensión. Por medio del cual (di’ hou). El Hijo como Heredero es también el Agente Intermediario (dia) en la obra de la creación, tal como la tenemos en Colosenses 1:16s. y Juan 1:3. El universo (tous aiönias). «Los siglos» (secula, Vulgata). Véase 11:3 también, donde tous aiönias = ton kosmon (el mundo) o el universo, como ta panta (la totalidad de las cosas) en 1:3 y Romanos 11:36; Colosenses 1:16. El sentido original de aiön (de aei, siempre) aparece en Hebreos 5:1, pero aquí «por metonimia, del continente por el contenido» (Thayer) para «el universo», como en la LXX, Filón, Josefo.

3. Siendo (ön). Existencia absoluta y atemporal (participio presente en voz activa de eimi) en contraste con genomenos en el versículo 4 como ën en Juan 1:1 (en contraste con egeneto en 1:14) y como huparchön y genomenos en Filipenses 2:6s. El resplandor de su gloria (apaugasma tës doxës). La palabra apaugasma, un sustantivo tardío proveniente de apaugazö, emitir resplandor (augë, augazö en 2 Co. 4:4), sólo aquí en el N.T., pero aparece en Sabiduría 7:26 y en Filón. Puede denotar bien luz reflejada, refulgencia (Calvino, Thayer) o efulgencia (luz emitida por un cuerpo luminoso), tal como los padres griegos sostienen. Ambos sentidos son ciertos de Cristo en su relación con Dios, tal como lo muestra Jesús con un llano lenguaje en Juan 12:45; 14:9. «El escritor está empleando metáforas que ya habían sido aplicadas a la Sabiduría y al Logos» (Moffatt). El significado «efulgencia» es más apropiado al contexto, aunque da la idea de generación eterna del Hijo (Jn. 1:1), siendo que el término de Padre aplicado a Dios involucra necesariamente al Hijo. Véase la misma metáfora en 2 Corintios 4:6. La fiel representación de su ser real (charaktër tës hupostaseös). RVR: «La imagen misma de su sustancia»; BAS: «La expresión exacta de su naturaleza»; V.M.: «La exacta expresión de su sustancia». Charaktër es una vieja palabra proveniente de charassö, cortar, rayar, marcar. Primero designaba al agente (nótese la finalización en tër) o instrumento que efectuaba la marca, luego la marca o impresión efectuada, sentido claramente expresado por charagma (Hch. 17:29; Ap. 13:16s.). Menandro ya había empleado (Moffatt) charaktër en el sentido de nuestro término «carácter». Esta palabra aparece en las inscripciones con el sentido de «persona», así como de «reproducción exacta» de una persona. La palabra hupostasis para el ser o esencia de Dios «es un término filosófico más que religioso» (Moffatt). Etimológicamente es el sedimento o fundamento debajo de un edificio (a guisa de ejemplo). En 11:1 hupostasis es como la idea de «escritura de propiedad» que se encuentra en los papiros. Atanasio empleó rectamente Hebreos 1:1–4 en su controversia con Arrio. En Filipenses 2:5–11 Pablo presenta la verdadera y eterna deidad de Cristo libre del lenguaje filosófico que aquí se emplea. Pero incluso la más sencilla frase de Pablo, morphë theou (forma de Dios), tiene sus propias dificultades. El empleo de logos en Juan 1:1–18 es paralelo a Hebreos 1:1–4. Y el que sostiene (pherön te). Participio presente en voz activa de pherö estrechamente relacionado con ön (siendo) por medio de te y semejante en idea a Colosenses 1:17. La más moderna ciencia tal como está expuesta por Eddington y Jeans está en armonía con el concepto espiritual y personal de la creación que aquí se presenta. Con la palabra de su poder (töi rëmati tës dunameös autou). Caso instrumental de rëma (palabra). Véase 11:3 para rëmati theou (por la palabra de Dios) como la explicación de la creación como en Génesis, pero aquí autou hace referencia al Hijo de Dios, como en 1:2. La purificación de nuestros pecados (katharismon tön hamartiön). «Purificación de pecados» (cf. Besson: «Purgación de pecados»). Katharismos proviene de katharizö, purificar, limpiar (Mt. 8:3; He. 9:14), sólo aquí en Hebreos, pero en el mismo sentido de purificar los pecados, 2 Pedro 1:9 y en Job 7:21, LXX. Nótese el participio en voz media poiësamenos como heuramenos en 9:12; Esta es la primera mención de la obra sacerdotal de Cristo, el tema central de esta Epístola. Se sentó (ekathisen). Primer aoristo en voz activa de kathizö, un acto formal lleno de dignidad. De la Majestad en las alturas (tës megalosunës en hupsëlois). Palabra tardía proveniente de megas, sólo en la LXX (Dt. 32:3; 2 S. 7:23, etc.), Aristeas, Hebreos 1:3; 8:1; Judas 25. Cristo reasumió su dignidad y gloria originales (Jn. 17:5). La frase en hupsëlois aparece en los Salmos (93:4), sólo aquí en el N.T.; en otros, en hupsistois en las alturas (Mt. 21:9; Lc. 2:14) o en tois epou-raniois en los celestiales (Ef. 1:3, 20). Jesús es aquí presentado como Rey (también Profeta y Sacerdote), el Mesías sentado a la diestra de Dios.

4. Hecho (genomenos). Participio segundo aoristo en voz media de ginomai. En contraste con ön en el versículo 3. Tanto más (tosoutöi). Caso instrumental de tosoutos correlativo con hosöi (cuanto) con el comparativo en ambas cláusulas (kreittön, mejor, comparativo de kratus; diaphoröteron, más excelente, comparativo de diaphoros). A los ángeles (tön aggelön). Ablativo de comparación después de kreittön, como es frecuente. Que ellos (par’ autois). En lugar del ablativo autön aquí, aparece la preposición para (a lo largo de, al lado de) con el acusativo, otro giro común como en 3:3; 9:23. Diaphoros sólo aparece en Hebreos en el N.T., excepto en Romanos 12:6. Heredó (keklëronomëken). Perfecto de indicativo en voz activa de klëronomeö (de klëronomos, heredero, v. 2), y aún lo hereda, el nombre (onoma, sentido oriental de rango) de «Hijo», que es superior al de profetas, como ya se ha mostrado (1:2), y también a los ángeles (1:4–2:18), como pasa ahora a demostrar. Jesús es superior a los ángeles como Hijo de Dios, por su deidad (1:4–2:4). El autor lo demuestra en base a las Escrituras (1:4–14).

5. ¿A cuál …? (Tini). «A qué ángel individual.» Como clase, los ángeles son llamados hijos de Dios (Elohim) (Sal. 29:1), pero ningún ángel determinado es llamado Hijo de Dios como lo es el Mesías en el Salmo 2:7. Dods toma «yo te he engendrado» (gegennëka se, perfecto de indicativo en voz activa de gennaö) como referente a la resurrección y ascensión, mientras que otros lo relacionan con la encarnación. Y otra vez (kai palin). Esta cita es de 2 Samuel 7:14. Nótese el empleo de eis en el predicado con el sentido de «como», a semejanza del hebreo (giro de la LXX), no preservado en la traducción. Véanse Mateo 19:5 y Lucas 2:34. Véanse 2 Corintios 6:18 y Apocalipsis 21:7 para el mismo pasaje aplicado a la relación entre Dios y los cristianos, mientras que aquí se trata como mesiánico.

6. Y otra vez, cuando introduce (hotan de palin eisagagëi). Cláusula temporal indefinida con hotan y segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de eisagö. Si palin se toma con eisagagëi, la referencia es a la Segunda Venida, como en 9:28. Si palin meramente introduce otra cita (Sal. 97:7) de modo paralelo a kai palin en el versículo 5, la referencia es a la encarnación, cuando los ángeles adoraron al Niño Jesús (Lc. 2:13s.). No hay modo de decidirse acerca de esta cuestión con certeza. Al Primogénito (ton prötotokon). Véase Salmos 89:28. Para este adjetivo compuesto aplicado a Cristo en relación con el universo, véase Colosenses 1:15; en relación con otros hombres, Romanos 8:29; Colosenses 1:18; en relación con los otros hijos de María, Lucas 2:7; aquí se usa en sentido absoluto. El mundo (tën oikoumenën). «La tierra habitada.» Véase Hechos 17:6. Adórenle (proskunësatösan). Primer aoristo de imperativo en voz activa, tercera persona del plural, de proskuneö, aquí en su pleno sentido de adoración, no de mera reverencia o cortesía. Esta cita proviene de la LXX de Deuteronomio 32:43, pero no se encuentra en el hebreo, aunque en la mayor parte de los MSS. de la LXX (excepto F) aparece huiou theou, pero la esencia de esto aparece también en Salmos 97:7 con hoi aggeloi autou.

7. De los ángeles (pros tous aggelous). «Con referencia a» (pros) como en Lucas 20:9. Lo mismo con la frase «del Hijo» en el versículo 8. Nótese aquí men y de en el versículo 8 en un contraste cuidadosamente equilibrado. La cita proviene de Salmos 104:4. Espíritus (pneumata). O «Vientos». El significado (nótese el artículo con aggelous, no con pneumata) es aparentemente que puede reducir a los ángeles a las fuerzas elementales de viento y fuego (Moffatt). Llama de fuego (puros phloga). Predicado acusativo de phlox, vieja palabra, en el N.T. sólo aquí y en Lucas 16:24. Lünemann mantiene que el hebreo está aquí mal traducido y que significa que Dios hace del viento sus mensajeros (no ángeles) y del fuego llameante sus siervos. Es cierto, pero no es éste el quid del pasaje. Los predicadores también a veces son como una tempestad de viento o como fuego.

8. Oh Dios (ho theos). Esta cita (la quinta) proviene de Salmos 45:7s. Una oda nupcial hebrea (epithalamium) para un rey, que aquí es tratado como mesiánico. Aquí ho theos debe tomarse como vocativo (se dirige la palabra con la forma nominativa, como en Jn. 20:28, donde el Mesías es designado como Dios, cf. Jn. 1:18). Cetro (rabdos). Una vieja palabra denotando báculo o vara (He. 11:21).

9. Te ungió (echrisen se). Primer aoristo de indicativo en voz activa de chriö, ungir, verbo del que proviene el adjetivo verbal Christos (Ungido). Véase el uso que hace Cristo de echrisen en Lucas 4:18, de Isaías 66:1. Con óleo de alegría (elaion agalliaseös). Caso acusativo con echrisen (segundo acusativo junto con se). Quizá la unción festiva en ocasiones de gozo (12:2). Véase Lucas 1:44. Compañeros (metouchous). Vieja palabra proveniente de metechö, socios, participantes, en el N.T. solamente en Hebreos y Lucas 5:7. Nótese aquí para con el acusativo, al lado, más allá, por encima (por comparación, extendiéndose más allá).

10. Oh Señor (Kurie). En la LXX, no en hebreo. Cita (la sexta) de Salmos 102:26–28 desde los versículos 10 a 12. Nótese la posición enfática de su aquí al comienzo, como en los versículas 11 y 12 (su de). Este salmo mesiánico presenta al Hijo en su obra creativa y en su triunfo definitivo. Pusiste los fundamentos (ethemeliösas). Primer aoristo en voz activa de themelioö, viejo verbo proveniente de themelios (fundamento), para lo cual véase Colosenses 1:23.

11. Ellos (autoi). Los cielos (ouranoi). Perecerán (apolountai). Futuro de apollumi en voz media. Los modernos científicos ya no postulan la existencia eterna de los cuerpos celestes. Mas tú permaneces (su de diameneis). Esto es lo que más importa, la existencia eterna del Hijo de Dios como Creador y Preservador del universo (Jn. 1:1–3; Col. 1:14ss.). Se envejecerán (palaiöthësontai). Primer futuro de indicativo en voz pasiva de palaioö, de palaios, para lo que véanse Lucas 12:33 y Hebreos 8:13.

12. Un manto (peribolaion). Vieja palabra para cubierta, de periballö, echar alrededor, como un velo en 1 Corintios 11:15, en ningún otro pasaje del N.T. Enrollarás (helixeis). Futuro activo de helissö, forma tardía para heilissö, en el N.T. sólo aquí y en Apocalipsis 6:14, doblar juntamente. Como un manto (hös himation). La LXX repite desde el 11. Serán cambiados (allagësontai). Segundo futuro en voz pasiva de allassö, viejo verbo, cambiar. No se acabarán (ouk ekleipsousin). Futuro en voz activa de ekleipö, dejar fuera, cesar, empleado del sol en Lucas 23:45. «La naturaleza está a su merced, no Él a la de la naturaleza» (Moffatt).

13. Dijo (eirëken). Perfecto en voz activa, uso común del perfecto para registro permanente. Esta séptima cita constituye prueba de la superioridad del Hijo como Hijo de Dios (su deidad) sobre los ángeles, y es de Salmos 110:1, un salmo mesiánico frecuentemente citado en Hebreos. Siéntate (kathou). Segunda persona del singular del imperativo en voz media de kathëmai, sentarse, en lugar de la forma más larga kathëso, como en Mateo 22:44; Santiago 2:3. A mi diestra (ek dexiön mou). «De mi diestra.» Véase 1:3 para en dexiâi, «a la diestra». Hasta que ponga (heös an thö). Cláusula temporal indefinida acerca del futuro, con heös y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de tithëmi con an (frecuentemente no empleado), un giro regular y común. Citado asimismo en Lucas 20:43. Para el pleonasmo en hupodion y tön podön (genitivo objetivo) véase Mateo 5:35.

14. Espíritus ministradores (leitourgika pneumata). Thayer dice que leitourgikos no se encontraba en autores profanos, pero aparece en los papiros para «impuesto laboral» (dinero en lugar de servicio) y también del servicio religioso. Esta palabra se deriva de leitourgia (Lc. 1:23; He. 8:6; 9:21). Enviados (apostellomena). Participio presente en voz pasiva de apostellö, enviar repetidamente, de tiempo en tiempo conforme la ocasión lo demande. A favor de (dia). Con el acusativo, el sentido causal usual de dia. Que van a heredar (tous mellontas klëronomein). Un giro común de mellö (participio presente activo) con el infinitivo (aquí presente en voz activa), «destinados a heredar» (Mt. 11:14). Salvación (sötërian). Usado aquí de la salvación final en su consumación. Sólo aquí en el N.T. tenemos «salvación inherente», pero véanse 6:12; 12:17. No tenemos aquí la doctrina de ángeles de la guarda específicos para cada uno de nosotros, sino simplemente la realidad de que los ángeles son empleados para nuestro bien. «Y si es así, ¿no podemos acaso ser auxiliados, inspirados y conducidos por una nube de testigos —y no sólo testigos, sino ayudantes, agentes como nosotros del Dios inmanente?» (Sir Olivier Lodge, The Hibbert Journal, Ene. 1903, pág. 223).

1. Por tanto (dia touto). Debido a que Jesús es superior a los profetas y a los ángeles, y debido a que la nueva relación es superior a la antigua. El autor pausa con frecuencia en su argumento, como aquí, para dar una penetrante exhortación a sus lectores. Debemos (dei). Una necesidad más bien que una obligación (chrë). Prestar … atención (prosechein). Presente de infinitivo en voz activa con noun (acusativo singular de nous) sobrentendido como en Hechos 8:6. Mucha mayor (parissoterös). Adverbio comparativo, más abundantemente, como en 1 Tesalonicenses 2:7. Una traducción literal es: «es menester que más abundantemente prestemos atención» (F. Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit.). A las cosas que hemos oído (tois akoustheisin). «A las cosas que han sido oídas» (cf. Lacueva, op. cit.). Dativo plural neutro del participio articular primer aoristo pasivo de akouö. Cláusula negativa de propósito con më pote y el segundo aoristo de subjuntivo en voz pasiva de pararreö, viejo verbo fluir al lado, pasando de largo, deslizarse pasando de largo, sólo aquí en el N.T. (cf. Pr. 3:21, LXX). Jenofonte (Ciropedia, IV. 52) lo emplea del correr del río al lado. Aquí tenemos la metáfora de «ser arrastrado por el lado del seguro ancladero al alcance de la mano» (Westcott), una vívida imagen de peligro para todos «nosotros» (hëmas).

2. Porque si … fue firme (ei gar … egeneto bebaios). Condición de la primera clase, supuesta cierta. Por medio de ángeles (di’ aggelön). Alusión al uso de ángeles por parte de Dios en Sinaí, como en Hechos 7:38, 53; Gálatas 3:19, aunque no en el A.T., pero sí en Josefo (Ant. XV. 156). Transgresión y desobediencia (parabasis kai árakoë). Ambas palabras usan para como en pararuömen, rehusaron obedecer (echándose a un lado, para-basis como en Ro. 2:23), descuido de obedecer (par-akoë como en Ro. 5:19), más que un mero endíadis. Retribución (misthapodosian). Compuesto tardío doble, como misthapodotës (He. 11:6), de misthos (recompensa) y apodidömi, dar de vuelta. Los antiguos griegos empleaban misthodosia. Justa (endikon). Un viejo adjetivo compuesto, en el N.T. sólo aquí y en Romanos 3:8.

3. ¿Cómo escaparemos nosotros? (pös hëmeis ekpheuxometha;). Pregunta retórica con el futuro de indicativo en voz media de ekpheugö y conclusión de la condición. Si descuidamos (amelësantes). Primer participio aoristo en voz activa de ameleö, «habiendo descuidado». Una salvación tan grande (tëlikautës sötërias). Caso ablativo después de amelësantes. Pronombre correlativo de edad, pero empleado de tamaño en el N.T. (Stg. 3:4; 2 Co. 1:10). La cual (hëtis). «La cual misma salvación», antes descrita, ahora recapitulada. Habiendo comenzado a ser anunciada (ebebaiöthe). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de bebaioö, de bebaios (estable), viejo verbo como en 1 Corintios 1:6. Por los que oyeron (hupo tön akousantön). Caso ablativo con hupo del participio primer aoristo articular en voz activa de akouö. Aquellos que habían oído al Señor Jesús. Sólo había una generación entre Jesús y el escritor. Pablo (Gá. 1:11) había obtenido su mensaje directamente de Cristo.

4. Testificando Dios juntamente con ellos (sunepimarturountos tou theou). Genitivo absoluto con el participio presente en voz activa del último verbo compuesto doble sunepimartureö, unirse (sun) en dar testimonio (martureö) adicional (epi). Sólo aquí en el N.T., pero aparece en Aristóteles, Polibio, Plutarco. Tanto con señales (sëmeiois te kai) como con prodigios (kai terasin) y diversos milagros (kai poikilais dunamesin) y dones distribuidos por el Espíritu Santo (kai pneumatos hagiou merismois). Caso instrumental empleado con los cuatro términos. Véase Hechos 2:22 para las tres palabras denotando milagros en orden inverso (poderes, maravillas, señales). Cada palabra añade una idea acerca de las erga (obras) de Cristo. Teras (prodigio, maravilla) atrae la atención, dunamis (poder) denuncia el poder de Dios, sëmeion revela el propósito de Dios en los milagros. Para poikilais (múltiple, multicolor) véanse Mateo 4:24 y Santiago 1:2. Para merismos para distribución (una vieja palabra, en el N.T. sólo aquí y en He. 4:12) véase 1 Corintios 12:4–30. Según su voluntad (kata tën autou thelësin). Esta palabra thelësis es llamada un vulgarismo por Pollux. El escritor tiene predilección por los términos acabados en -is.

5. Porque no … a los ángeles (ou gar aggelois). El autor pasa ahora a demostrar (2:5–18) que la misma humanidad de Jesús, el Hijo del Hombre, demuestra asimismo su superioridad sobre los ángeles. El mundo venidero (tën oikoumenën tën mellousan). El nuevo orden, la salvación acabada de describir. Véase un uso semejante de mellö (como participio) con sötëria (1:14), aiön (6:4s.), agatha (9:11; 10:1), polis (13:14). Acerca del cual estamos hablando (peri hës laloumen). El autor está discutiendo este nuevo orden introducido por Cristo, que hace caduca la vieja dispensación de ritos y símbolos. Dios no puso este nuevo orden bajo la administración de ángeles.

6. Pero alguien … en cierto lugar (de pou tis). Ver 4:4 para una cita semejante indefinida. Filón usa este «manierismo literario» (Moffatt). Cita Salmos 8:5–7 y lo extiende aquí a 8a. Testificó (diemarturato). Primer aoristo de indicativo en voz media de diamarturomai, viejo verbo que denota testificar vigorosamente (Hch. 2:40). Qué (ti). Neutro, no el masculino tis (quién). Se implica la insignificancia del hombre. El hijo del hombre (huios anthröpou). No ho huios tou anthröpou, tan frecuentemente empleado por Jesús acerca de sí mismo, sino literalmente aquí «hijo de hombre», como las mismas palabras tan frecuentemente usadas en Ezequiel, sin sentido mesiánico aquí. Visites (V.M.) (episkeptëi). «Te preocupes» en RVR77. Segunda persona del singular del presente de indicativo en voz media de episkeptomai, viejo verbo denotando mirar sobre, mirar en pos, ir a ver (Mt. 25:36), verbo del que proviene episkopos, supervisor, obispo.

7. Le hiciste un poco menor (elattösas auton brachu ti). Primer aoristo en voz activa del antiguo verbo elattoö, de elattön (menos), verbo causativo disminuir, decrecer, hacer menor, sólo aquí, y versículo 9 y Juan 3:30 en el N.T. Brachu ti es el neutro acusativo de grado como 2 Samuel 16:1, «un poco», pero de tiempo en Isaías 57:17 («por un poco»). Que a los ángeles (par’ aggelous). «Al lado de los ángeles» como para con el acusativo de comparación en 1:4, 9. El texto hebreo tiene aquí Elohim, término que se aplica a jueces en Salmos 82:1, 6 (Jn. 10:34s.). Aquí, desde luego, no se trata de «Dios» en nuestro sentido. En Salmos 29:1 la LXX traduce Elohim como huoi theou (hijos de Dios). Coronaste (estephanösas). Primer aoristo de indicativo en voz activa del antiguo verbo stephanoö, coronar, en el N.T. sólo aquí y en 2 Timoteo 2:5. El salmista hace referencia al propósito de Dios al crear al hombre con un destino como el del dominio sobre la naturaleza. El resto del versículo 7 está ausente del B.

8. En cuanto le sometió (en töi hupotaxai). Primer aoristo en voz activa del infinitivo articular de hupatassö en el caso locativo, «en el sujetamiento». Dejó (aphëken). Primer aoristo de indicativo en voz activa (aoristo en kappa) de aphiëmi. Nada … que no esté sometido a él (ouden autöi anupotakton). Adjetivo verbal tardío proveniente de hupotassö, con a privativo. Aquí en sentido pasivo, y con activo en 1 Timoteo 1:9. La soberanía humana había sido ordenada para que lo englobara todo, incluyendo la administración de «el mundo venidero». «Es el coronado rey de la naturaleza, investido con una autoridad divina sobre la creación» (Moffatt). Pero, ¡cuán lejos de su destino se ha quedado el hombre! Pero ahora todavía no vemos (nun de oupö horömen). Ni siquiera hoy en el maravilloso siglo veinte, con los triunfos del hombre sobre la naturaleza, ha alcanzado él esta meta, por maravillosas que sean las investigaciones con la ayuda del telescopio y del microscopio, de la navegación aérea, del submarino, del vapor, de la electricidad y de la radio.

9. A Jesús (Iësoun). No vemos al hombre triunfante, pero sí vemos a Jesús, porque el autor no está avergonzado de su nombre humano, llegando a alcanzar el destino del hombre, «aquel mismo que ha sido hecho un poco menor que los ángeles» (ton brachu ti par’ aggelous ëlattömenon), citando y aplicando el lenguaje del Salmo en el versículo 7 a Jesús (con el artículo ton y el participio perfecto en voz pasiva de elattaö). Pero esto no es todo. La muerte ha derrotado al hombre, pero Jesús ha vencido a la muerte. A causa del padecimiento de la muerte (dia to pathëma tou thanatou). El sentido causal de dia con el acusativo como en 1:14. Jesús, en su humanidad, fue puesto en inferioridad a los ángeles «por un poco de tiempo» (brachu ti) (cf. V.M.). Debido al padecimiento de la muerte vemos (blepomen) a Jesús coronado (estephanömenon, participio perfecto en voz pasiva de stephanoö, del v. 7), ya coronado «de gloria y de honra», como lo muestra Pablo en Filipenses 2:9–11 (exaltado hasta lo sumo, huperupsösen), «para que al nombre de Jesús se doble toda rodilla». Ciertamente, hay más glorias que tienen que venir a Jesús, pero ya está a la diestra de Dios (1:3). Para que por la gracia de Dios experimentase la muerte en provecho de todos (hopös chariti theou huper pantos geusëtai thanatou). Esta cláusula de propósito (hopös en lugar del término más usual hina) está repleta de significado. El autor interpreta y aplica el lenguaje del Salmo a Jesús, y aquí presenta la muerte de Cristo en favor de (huper), y así en lugar de, cada hombre como el motivo de su encarnación y muerte en la Cruz. La frase gustar la muerte (geuomai thanatou) aparece en los Evangelios (Mt. 16:28; Mr. 9:1; Lc. 9:27; Jn. 8:52), aunque no en griego antiguo. Significa ver la muerte (He. 11:5), «una amarga experiencia, no un rápido trago» (Moffatt). Su muerte fue en favor de cada uno (no de todo, como pensaban los primeros teólogos griegos). La muerte de Cristo fue suficiente para todos, eficiente para muchos. Es todo «por la gracia (chariti, caso instrumental) de Dios», una idea totalmente paulina. Cosa curiosa, en algunos MSS. se lee chöris theou (aparte de Dios) en lugar de chariti theou, una doctrina nestoriana, sea cual sea su origen.

10. Era propio de aquel (eprepen autöi). Imperfecto en voz activa de prepö, viejo verbo destacar, ser propio o adecuado. Aquí es impersonal, con teleiösai como sujeto, aunque personal en Hebreos 7:26. Autöi (de aquél) está en caso dativo, y hace referencia a Dios, no a Cristo, como queda claro de ton archëgon (autor). Uno sólo tiene que recordar Juan 3:16 para ver la idea aquí. La voluntaria humillación o encarnación de Cristo el Hijo a un poco menos que los ángeles era una cosa propia de Dios el Padre, como lo expone ahora el escritor en un magno pasaje (2:10–18), que merece destacarse junto con Filipenses 2:5–11. Por cuya causa (di’ hon). Refiriéndose a autöi (Dios) como la razón (causa) del universo (ta panta). Mediante el cual (di’ hou). Con el genitivo dia expresa el agente por medio del cual el universo vino a la existencia, un directo repudio de la postura gnóstica de agentes intermedios (eones) entre Dios y la creación del universo. Pablo lo expresa sucintamente en Romanos 11:36 mediante su frase ex autou kai di’ autou kai eis auton ta panta. El universo proviene de Dios, por medio de Dios, para Dios. Este autor ya ha expuesto que Dios usó a su Hijo como el Agente (di’ hou) en la creación (1:2), doctrina ésta en armonía con Colosenses 1:15s. (en autöi, di’ autou eis auton) y Juan 1:3. En su designio de ir llevando (agagonta). V.M.: «Habiendo de llevar». Participio segundo aoristo en voz activa de agö en caso acusativo a pesar del dativo autöi justo antes, al cual hace referencia. Al autor (ton archëgon). Una vieja palabra compuesta (archë y agö), un conductor afuera, conductor, caudillo o príncipe, como en Hechos 5:31, uno que abre camino, un pionero (Dods) en fe (He. 12:2), autor (Hch. 3:15). Ambos sentidos son aquí apropiados, aunque sea mejor el de autor (v. 9). Jesús es el autor de la salvación, el conductor de los hijos de Dios, el Hermano Mayor de todos nosotros (Ro. 8:29). Perfeccionase (teleiösai). Primer aoristo de infinitivo en voz activa de teleioö (de teleios). Si alguien retrocede ante la idea de que Dios perfeccionara a Cristo, debería tener presente que lo que aquí está en consideración es la humanidad de Cristo. El escritor no dice que Cristo fuera pecador (véase lo opuesto en 4:15), sino simplemente que «por medio de padecimientos» Dios perfeccionó a su Hijo en su vida humana y en su muerte para su tarea como Redentor y Salvador. Nadie puede conocer la vida humana sin vivirla. No había imperfección moral en Jesús, sino que Él vivió su vida humana a fin de poder ser un conductor lleno de simpatía y eficacia en la obra de la salvación.

11. El que santifica (ho hagiazön). Participio presente articular en voz activa de hagiazö. Jesús es el que santifica (9:13s.; 13:12). Los que son santificados (hoi hagiazomenoi). Participio presente articular en voz pasiva de hagiazö. Es aquí, como en 10:14, un proceso, no un acto sólo, aunque en 10:10 el perfecto de indicativo en voz activa presenta un estado finalizado. De uno (ex henos). Refiriéndose a Dios como el Padre de Jesús y de los «muchos hijos» más arriba (v. 10) y en armonía con el versículo 14 más adelante. Incluso antes de la encarnación Jesús tenía una relación con los hombres, aunque nosotros no somos hijos en el pleno sentido en que Él lo es. No se avergüenza de (ouk epaischunetai). Presente de indicativo en voz pasiva de epaischunomai, viejo compuesto (Ro. 1:16). Debido al mismo Padre, Jesús no se avergüenza de reconocernos como «hermanos» (adelphous) por muy indignos que seamos como hijos.

12. A mis hermanos (tois adelphois mou). Para demostrar este extremo el escritor cita el Salmo 22:22, donde el Mesías es presentado como dirigiéndose «a mis hermanos». Congregación (ekklësias). Esta palabra vino a denotar la iglesia local, y también la iglesia o reino (Mt. 16:18; He. 12:23). Aquí tenemos la imagen del culto público y al Mesías compartiéndola con otros, como sabemos que Jesús hacía frecuentemente.

13. Yo estaré confiado en Él (Egö esomai pepoithös ep’ autöi). Un raro futuro perfecto (perifrástico) de peithö, una cita de Isaías 8:17. El autor representa al Mesías como poniendo su esperanza en Dios como los otros hombres lo hacen (cf. He. 12:2). Y es cierto que Jesús lo hizo constantemente. La tercera cita (kai palin, Y otra vez) proviene de Isaías 8:18 (el siguiente versículo), pero el Mesías se muestra estrechamente asociado con los hijos (paidia) de Dios, los hijos (huioi) del versículo 10.

14. Han tenido en común una carne y una sangre (kekoinönëken haimatos kai sarkos). Los mejores MSS. leen «sangre y carne». El verbo está en perfecto de indicativo en voz activa de koinoneö, viejo verbo con el genitivo regular, que en otros pasajes del N.T. aparece con el locativo (Ro. 12:13) o con en o eis. «Los hijos han venido a ser participantes (koinönoi) en sangre y carne». Participó (meteschen). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de metechö, tener con, un sinónimo práctico de koinöneö y con el genitivo también (tön autön). Para … destruir (hina katargësëi). El propósito de la encarnación queda claramente expuesto con hina y el primer aoristo de subjuntivo en voz activa de katargeö, viejo verbo, volver ocioso e inefectivo (de kata, argos), verbo causativo, 25 veces en Pablo, una en Lucas (13:7), una en Hebreos (aquí). «Por medio de la muerte» (su propia muerte) Cristo quebrantó el poder (kratos) del diablo sobre la muerte (por paradójico que parezca); lo cierto es que en el temor de los hombres a la muerte y de alguna manera inexplicada Satanás tenía influencia sobre el reino de la muerte (Zac. 3:5s.). Nótese la frase explicativa tout’ estin (esto es) con el acusativo antes así como después. En Apocalipsis 12:7 Satanás es identificado con la serpiente de Edén, aunque esta identificación no se da en el A.T. Véanse Romanos 5:12; Juan 8:44; 14:30; 16:11; 1 Juan 3:12. La muerte es el reino del diablo, por cuanto él es el autor del pecado. «La muerte como muerte no forma parte del orden divino» (Westcott).

15. Y librar (kai apallaxëi). Propósito adicional con el primer aoristo de subjuntivo en voz activa de apallassö, viejo verbo significando cambiar de, liberar de, en el N.T. sólo aquí, Lucas 12:58; Hechos 19:12. Por el temor de la muerte (phoböi thanatou). Caso instrumental de phobos. Los antiguos tenían un gran temor a la muerte, aunque filósofos como Séneca argüían en contra de ello. Hoy en día se da una actitud de ligereza hacia la muerte con la negación de la vida futura y el rechazo de Dios. Pero el autor de Hebreos vio el juicio tras la muerte (9:27s.). De ahí nuestra necesidad de Cristo para que Él quebrantara el poder del pecado y de Satanás sobre la muerte. Durante toda la vida (dia pantos tou zëin). Presente de infinitivo en voz activa con pas y el artículo en el caso genitivo con dia, «a través de todo el vivir». Sujetos a servidumbre (enochoi douleias). Viejo adjetivo de enechö, «mantenido dentro», «atado a», con genitivo, esclavos del temor, una gráfica imagen. Jesús tiene las llaves de la vida y de la muerte, y dijo: «Yo soy la vida». Gracias a Dios por ello.

16. Ciertamente (de pou). Sólo aquí en el N.T. Viene en auxilio (epilambanetai). Presente de indicativo en voz media, significando asirse de, ayudar, como boëthësai en el versículo 18. De la descendencia de Abraham (spermatos Abraham). El Israel espiritual (Gá. 3:29), hijos de la fe (Ro. 9:7).

17. Por lo cual (hothen). Viejo adverbio relativo (ho y el enclítico then, de dónde) de lugar (Mt. 12:44), de fuente (1 Jn. 2:18), de causa como aquí y frecuentemente en Hebreos (3:1; 7:25; 8:3; 9:18; 11:19). Debía (öpheilen). Imperfecto en voz activa de opheilö, viejo verbo deber, de dinero (Mt. 18:28), servicio y amor (Ro. 13:8), deber u obligación, como aquí y frecuentemente en el N.T. (Lc. 17:10). Jesús es aquí el sujeto y la referencia es a la encarnación. Habiendo emprendido la obra de la redención (Jn. 3:16) voluntariamente (Jn. 10:17), Jesús estaba bajo la precisión de estar apropiadamente equipado para este servicio y sacrificio sacerdotal. En todo (kata panta). Excepto en ceder al pecado (He. 4:15), y, con todo, supo lo que era la tentación, por difícil que nos sea para nosotros comprenderla ante el Hijo de Dios que también es el Hijo del Hombre (Mr. 1:13). Jesús luchó hasta el fin venciendo a Satanás. Ser … semejante a sus hermanos (tois adelphois homoiöthënai). Primer aoristo de infinitivo en voz pasiva de homoioö, un verbo viejo y común derivado de homoios (semejante), como en Mateo 6:8, con el caso instrumental asociativo como aquí. Cristo, nuestro Hermano Mayor, se asemeja a nosotros en realidad (Fil. 2:7, «semejante a los hombres»), donde se emplea la misma raíz que aquí (hoiöma, homoios). Para venir a ser (hina genëtai). Cláusula de propósito con hina y el segundo aoristo de subjuntivo en voz media de ginomai, devenir, venir a ser. Ello sólo era posible siendo como sus hermanos en verdadera naturaleza humana. Misericordioso y fiel sumo sacerdote (eleëmön kai pistos archiereus). El repentino uso de archiereus para Jesús aquí había sido anticipado por 1:3 y 2:9, y véase 3:1. Jesús como sacerdote y víctima es el principal tema de la Epístola. Estos dos adjetivos (eleëmön y pistos) tocan los principales puntos en la función del sumo sacerdote (5:1–10), simpatía y fidelidad a Dios. Los sumos sacerdotes saduceos (Anás y Caifás) eran instrumentos y marionetas políticos carentes de simpatía para con el pueblo, elegidos como lo habían sido por Roma. En lo que a Dios se refiere (ta pros ton theon). El acusativo adverbial del artículo es un giro idiomático común. Véase el mismo giro ta pros ton theon en la LXX de Éxodo 18:19 y Romanos 15:17. Este empleo de pros ya lo hemos visto en Hebreos 1:7s. En el Día de la Expiación el sumo sacerdote entraba en el lugar santísimo y oficiaba en favor del pueblo. Para hacer propiciación por (eis to hilaskesthai). Cláusula de propósito con eis to y el infinitivo (un común modismo griego), aquí presente en voz media indirecta de hilaskomai, hacer propicio a uno mismo (de hilaos, en ático hileös, con gracia). Esta idea aparece en la LXX (Sal. 65:3), pero sólo aquí en el N.T., aunque en Lucas 18:13 aparece la forma pasiva (hilasthëti) como en 2 Reyes 5:18. En 1 Juan 2:2 tenemos hilasmos, donde se usa de Cristo (cf. He. 7:25). Las inscripciones ilustran el significado en Hebreos 2:17 así como la LXX.

18. En cuanto (en höi). Literalmente: «En lo cual» (= en toutöi en höi, en aquello en lo cual), una idea causal, aunque en Romanos 14:22 en höi significa «en lo que». Ha padecido (V.M.) (peponthen). Segundo perfecto de indicativo en voz activa de paschö, una parte permanente de la experiencia de Cristo. Siendo tentado (V.M.) (peirastheis). Participio primero aoristo en voz pasiva de peirazö. La tentación a escapar a la vergüenza de la Cruz fue repetidamente presentada a Cristo, por Satanás en el desierto (Mt. 16:22s.), en Getsemaní (Mt. 26:39), y causó intenso sufrimiento a Jesús (Lc. 22:44; He. 5:8). Es poderoso (dunatai). Esta palabra da el meollo de todo ello. El poder de Cristo para ayudar no se debe meramente a su deidad como Hijo de Dios, sino también a su humanidad, sin la cual no podría simpatizar con nosotros (He. 4:15). Socorrer (V.M.) (boëthësai). Primer aoristo de infinitivo en voz activa del viejo verbo compuesto boëtheö (boë, un clamor, theö, correr), correr a un clamor o llamada de ayuda (Mt. 15:25). A los que son tentados (V.M.) (tois peirazomenois). Dativo del plural del participio articular (presente en voz pasiva) de peirazö. Estos judíos cristianos estaban tentados a diario a abandonar a Cristo, a apostatar del cristianismo. Jesús comprende por sí mismo (autos) el apuro en que ellos se encuentran, y es poderoso para ayudarlos a ser fieles.

1. Hermanos santos (adelphoi hagioi). Sólo aquí en el N.T., en lugar de hagiois en 1 Tesalonicenses 5:27 sólo en MSS. tardíos. Véase Hebreos 2:11 para la misma idea. Es la primera vez que el autor hace un llamamiento directo a los lectores, aunque en 2:1 escribe en primera persona. Participantes (metochoi). Véase Lucas 5:7 para «compañeros» en el negocio de la pesca; fuera de este pasaje sólo aparece en el N.T. en Hebreos (1:9; 6:4; 12:8 y aquí). Del llamamiento celestial (klëseös epouraniou). Sólo aquí en el N.T., aunque la misma idea está en 9:15. Véase hë anö klësis en Filipenses 3:14 (el llamamiento hacia lo alto). El llamamiento proviene del cielo, y es hacia el cielo en su llamada. Considerad (katanoësate). Primer aoristo de imperativo en voz activa de katanoeö, un viejo verbo compuesto (kata, nous), fijar la mente en una cosa, fijar la mente sobre, como en Mateo 7:3 y Lucas 12:24. Jesús (Iësoun). Como en el giro en 2:9, el nombre humano con toda su exaltación. Al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión (ton apostolon kai archierea tës homologias hëmön). En aposición descriptiva con Iësoun y nótese el simple artículo ton. Ésta es la única ocasión en el N.T. en que Jesús es llamado apostolos, aunque se usa frecuentemente el verbo apostellö del acto de Dios de enviarlo, como en Juan 17:3 (apesteilas). Este verbo se emplea de Moisés como enviado por Dios (Éx. 3:10). Moffatt señala que apostolos es jónico para presbeutës, «no un mero enviado, sino un embajador o representante enviado con poderes». El autor ya ha llamado a Jesús sumo sacerdote (2:17). Para homologia (confesión), traducido «profesión» en RVR77, véanse 2 Corintios 9:13; 1 Timoteo 6:12. Estos cristianos hebreos habían confesado a Jesús como su Apóstol y Sumo Sacerdote. No han comenzado a comprender lo que es Jesús y lo que significa si se sienten tentados a abandonarlo. La palabra aparece en Hebreos con un urgente llamamiento a la fidelidad (4:14; 10:23). Véase homologeö (homon, mismo; legö, decir), decir lo mismo, concordar, confesar, profesar.

2. El cual es fiel (piston onta). Participio presente activo con el predicado acusativo concordando con Iësoun, «como siendo fiel». Al que le designó (töi poiësanti auton). Véase 1 Samuel 12:6. El caso dativo del participio articular (aoristo en voz activa) de poieö, y la referencia es a Dios. Nótese pistos como en 2:17. Como también lo fue Moisés (hös kai Möusës). El autor no hace ninguna observación menospreciativa acerca de Moisés, como tampoco las hizo acerca de los profetas ni de los ángeles. Admite con agrado que Moisés fue fiel «en toda la casa de Dios» (en holöi töi oiköi autou), alusión a Números 12:7 (ean holöi töi oiköi mou) acerca de Moisés. El «su casa» es «la casa de Dios», de ahí la traducción de la RVR77 (cf. V.M., BAS, RVR, que traducen en el mismo sentido. RV traduce «sobre toda su casa», lo que se presta a confusiones. Besson, «sobre toda la casa de Él»). El uso de oikos para denotar el pueblo (la familia) de Dios, no el edificio, sino el grupo (1 Ti. 3:15) en el que Dios es el Padre. Pero, ¿en qué es superior Jesús a Moisés? El argumento es certero y capaz.

3. De tanta mayor gloria que Moisés es estimado digno éste (pleionos doxës para Möusën ëxiötai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de axioö, considerar digno, una situación permanente descrita con una reivindicación definitiva de la superioridad de Cristo a Moisés. Doxës en el caso genitivo después de ëxiötai. Para para después del comparativo pleionos véanse 1:4, 9; 2:7. Cuanto (kath’ hoson). Una medida proporcionada (uso común de kata y del relativo cuantitativo hosos). Que la casa (tou oikou). Caso ablativo de comparación tras pleiona. El arquitecto es superior a la casa, del mismo modo que Antonio Gaudí es superior al templo de la Sagrada Familia. El quid del argumento presenta a Jesús como constructor (ho kataskeuasas, participio primero aoristo en voz activa de kataskeuazö, fundar o edificar). Pero es la casa de Dios, como denota autou (vv. 2, 5), y hou en el versículo 6. Esta casa existía antes que Moisés (11:2, 25). Jesús, como Hijo de Dios, fundó y supervisó esta casa de Dios.

4. Es Dios (theos). Dios es el Creador de todas las cosas, y por ello de su «casa» que su Hijo, Jesucristo, fundó y supervisa.

5. Y Moisés (kai Möusës men). «Ahora Moisés ciertamente por su parte» (men contrastado con de). En (en). Moisés estuvo en la «casa de Dios» «como un criado» (hos therapön). Vieja palabra, en la LXX, sólo aquí en el N.T., y citado de Números 12:7s. Relacionado con el verbo therapeuö, servir, sanar, y therapeia, servicio (Lc. 9:11) y un grupo de siervos (Lc. 12:42). Para testimonio de lo que había de anunciarse después (eis marturion tön lalëthësomenön). Genitivo objetivo del participio futuro articular en voz pasiva de laleö. No es seguro cuál sea su significado, si el «testimonio» es acerca de Moisés o de Dios, y si apunta más adelante a Cristo. En 9:9 véase parabolë aplicada a la vieja dispensación como un símbolo señalando a Cristo y al cristianismo. Pero Cristo (Christos de). En contraste con Moisés (men en el versículo 5). Como hijo (hös huios). En lugar de un therapön (siervo). Sobre su casa (epi ton oikon autou). La diferencia entre epi y en a añadir sobre la diferencia entre huios y therapön. Es muy diáfano y totalmente concluyente, especialmente cuando recordamos la elevada posición que Moisés tenía en el pensamiento judío. En Hechos 7:11 los judíos acusaron a Esteban de hablar «palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios» (poniendo a Moisés a la par con Dios).

6. Cuya casa somos nosotros (hou oikos esmen hëmeis). Nosotros los cristianos (tanto de los judíos como de los gentiles) contemplados como un todo, no como organización local. Si retenemos firme (ean kataschömen). Condición de la tercera clase con ean y segundo aoristo (efectivo) de subjuntivo en voz activa de katechö. Esta nota de contingencia y de duda va sonando a lo largo de toda la Epístola. Somos casa de Dios si no actuamos como traidores desertando. Confianza (parrësian) y la gloria (kai kauchëma) la habían perdido algunos. El autor no hace esfuerzo alguno para conciliar esta advertencia con el propósito electivo de Dios. No es a Dios a quien van dirigidas las palabras paulinas. B no tiene mechri telous bebaian (firme hasta el fin), pero es evidentemente una frase genuina en el versículo 14. Aboga en pro de una confianza inteligente.

7. Por lo cual (dio). Probablemente esta conjunción inferencial (dia, ho, debido a lo cual) va con më sklërunëte (no endurezcáis) en el versículo 8, mejor que con blepete (Mirad) en el versículo 12, a no ser que se considere la larga cita como un paréntesis. La larga cita en los versículos 7 a 11 es de Salmos 95:7–11. Después de la cita el autor tiene «tres movimientos» (Moffatt) en su discusión del pasaje en su aplicación a los cristianos judíos (3:12–19; 4:1–10; 4:11–13). El peligro de la apostasía, como se ve por el ejemplo de los israelitas en el desierto, es presentado con vivacidad y energía. Como dice el Espíritu Santo (kathös legei to pneuma to hagion). Esta frase en concreto no se encuentra en ningún otro pasaje del N.T., excepto en Hechos 21:11 (Ágabo), aunque prácticamente la misma idea se encuentra en 9:8 y 10:15. En 1 Timoteo 4:1 no aparece el adjetivo «Santo», como tampoco en Apocalipsis 2 y 3. Pero el escritor cita este Salmo como Palabra de Dios, y en 4:7 lo atribuye a David. Si oís (ean akousëte). Condición de la tercera clase con ean y el primer aoristo de subjuntivo en voz activa de akouö.

8. No endurezcáis (më sklërunëte). Prohibición con më y primer aoristo (ingresivo) de subjuntivo en voz activa de sklërunö, verbo tardío proveniente de sklëros (secado, tieso, duro) como en Hechos 19:9 y Romanos 9:18. Como en la provocación (hös ën töi parapikrasmöi). Compuesto tardío proveniente de parapikrainö, verbo tardío denotando amargar (para, pikros), que se encuentra sólo en la LXX y aquí y en el versículo 15. Significa amargamiento, exasperación. Para el verbo simple pikrainö, amargar, ver Colosenses 3:19. La referencia es a Meriba (Éx. 17:1–7). Como en el día (kata tën hëmeran). «Según el día» como en Hechos 1:21; 19:23. De la tentación (tou peirasmou). La referencia es a la Masah que tuvo lugar en Refidim.

9. Donde (hou). En el desierto, como en Deuteronomio 8:15. Me tentaron … me probaron (epeirasan en dokimasiâi). No hay «me». La traducción literal es «tentaron … en probación». Los israelitas «probaron» a Dios «en sometimiento a la prueba» (el único ejemplo de esta palabra en el N.T., de dokimazö, y esto de la LXX). No se sintieron contentados con la promesa de Dios, sino que exigieron a Dios una prueba objetiva (erga, obras). Y vieron (kai eidon). «Y sin embargo vieron».

10. A causa de lo cual (dio). No en la LXX, pero pone en claro el argumento en el Salmo. Me disgusté (prosöchthisa). Primer aoristo activo de prosochthizö, compuesto tardío para denotar una ira extremada y profundo disgusto. En el N.T. sólo aquí y en el versículo 17. Andan extraviados (planöntai). Presente de indicativo en voz media de planaö, vagar errante, un verbo común. No han conocido (ouk egnösan). A pesar de las obras de Dios (erga) y de su amante paciencia, Israel no llegó a comprender los caminos de Dios hacia ellos. ¿Somos nosotros mejores en algo? Ellos «no tuvieron a bien tomar mi vía» (Moffatt).

11. Tal como juré (hös ömosa). «Correlacionando el juramento con la desobediencia» (Vincent). Primer aoristo de indicativo en voz activa de omnuö, viejo verbo para denotar un solemne juramento (6:13). No entrarán (ei eiseleusontai). Futuro en voz media de eiserchomai con ei como anacoluto para el hebreo im (no). En realidad se trata de una condición de la primera clase con la conclusión inexpresada, común en la LXX como aquí (Robertson, Grammar, pág. 1.024). En mi reposo (eis tën katapausin mou). Vieja palabra proveniente de katapauö (He. 4:8), dar reposo, en la LXX, en el N.T. únicamente en Hechos 7:49 y Hebreos 3:11 a 4:11. Primariamente el reposo en Canaán, y luego el reposo celestial en el que Dios mora.

12. Mirad (blepete). Presente de imperativo en voz activa como en Filipenses 3:2 (tres veces), de blepö, en lugar del horate más usual. Solemne advertencia a los cristianos judíos, en base a la experiencia de los israelitas como se relata en Salmos 95. Que no haya (më pote estai). Propósito negativo con më pote y el futuro de indicativo como en Marcos 14:2. Pero en Colosenses 2:8 tenemos më tis estai; en Hebreos 12:25 më aparece con el aoristo de subjuntivo, y më pote con el presente de subjuntivo (He. 4:1) o aoristo de subjuntivo (Hch. 5:39). En ninguno de vosotros (en tini humön). La aplicación es personal y directa. Un corazón malo de incredulidad (kardia pönera apistias). Una notable combinación. Corazón (kardia) es común en la LXX (alrededor de 1.000 veces), pero «corazón malo» sólo aparece dos veces en el A.T. (Jer. 16:12; 18:12). Apistias es más que la mera incredulidad, aquí es más bien la descreencia, el rechazo a creer, caso genitivo que describe el corazón malo marcado por la descreencia, que no es señal de inteligencia, ni entonces ni ahora. Para apartarse del Dios vivo (en töi apostënai apo theou zöntos). «En el apartamiento» [caso locativo con en del segundo aoristo (intransitivo) de infinitivo en voz activa de aphistëmi, mantenerse apartado de, salirse de (apo con el caso ablativo theou) el Dios vivo (frase común en el A.T. y en el N.T. para Dios en oposición a los ídolos inertes)]. «Recordad que apostatar de Cristo en quien habéis hallado a Dios es apostatar de Dios» (Dods). Esto sigue siendo cierto hoy. Véase Ezequiel 20:8 para este uso del verbo.

13. Entretanto que dura este Hoy (achris hou to sëmeron kaleitai). El único ejemplo en el N.T. de esta conjunción (achri o achris o achri hou, etc.) con el presente de indicativo en el sentido de «en tanto que» o «mientras», como heös. En otros pasajes denota «hasta», bien con el aoristo de indicativo (Hch. 7:18), el futuro (Ap. 17:17) o el aoristo de subjuntivo (Ap. 7:3). Para que ninguno de vosotros se endurezca (hina më sklërunthëi tis ex humön). Cláusula negativa de propósito con hina më (que no) y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de sklërunö, el vívido verbo del versículo 8. Por el engaño del pecado (apatëi tës hamartias). Caso instrumental apatëi (truco, trampa, fraude) como es siempre el caso con el pecado (Ro. 7:11; 2 Ts. 2:10). La apostasía (12:4) es el peligro en que se encuentran, y es una trampa del pecado.

14. Porque hemos llegado a ser participantes de Cristo (metochoi gar tou Christou gegonamen). Segundo perfecto en voz activa de ginomai, «hemos venido a ser», no equivalente a esmen (somos). Para metochoi véanse 1:9; 3:1 y 6:4. Hemos llegado a ser participantes con Cristo y por ello mismo (gar, porque) no deberíamos ser atrapados por la apostasía. Con tal que retengamos firme (ean per kataschömen). La misma condición que en el versículo 6 con per (ciertamente) añadido a ean. Jonathan Edwards dijo una vez que la prueba cierta de elección es que uno se mantenga hasta el fin. El principio de nuestra seguridad (tën archën tës hupostaseös). Para hupostasis ver 1:3 y 11:1. Estos vacilantes creyentes (algunos incluso ya apóstatas) habían comenzado con una estridente confianza y profesión de lealtad. ¿Y ahora?

15. Entretanto que se dice (en töi legesthai). Caso locativo con en del presente articular en voz pasiva de legö, «en el estar dicho». Así el autor (cf. la misma frase en Sal. 42:4) introduce la repetida cita de los versículos 7 y 8. Probablemente debe ser conectado con kataschömen, aunque puede también conectarse con parakaleite en el versículo 13 (tratando 14 como paréntesis).

16. Quiénes (Tines). Evidentemente interrogativo, no indefinido (algunos). Le provocaron (parepikranan). Primer aoristo de indicativo en voz activa de parapikrinö, aparentemente acuñado por los traductores de la LXX como parapikrasmos (v. 15), al cual se refiere, la exasperación de la ira de Dios. ¿No fueron todos …? (all’ ou pantes;). «Un instrumento favorito del estilo de la diatriba» (Moffatt), respondiendo a una pregunta con otra (Lc. 17:8) como en los versículos 17 y 18. Existía un remanente fiel que Pablo menciona (1 Co. 10:7s.).

17. Con los que pecaron (tos hamartësasin). Dativo masculino plural después de prosöchthisen (cf. v. 10) del participio primero aoristo articular en voz activa de hamartanö (hamartësas, no hamartön). Cadáveres (köla). Vieja palabra para miembros del cuerpo como los pies; en la LXX un cuerpo muerto (Nm. 14:29); sólo aquí en el N.T.

18. Que no entrarían (më eiseleusesthai). Término negativo më (cf. ei en v. 11) y el futuro de infinitivo en voz media en discurso indirecto. A aquellos que desobedecieron (tois apeithësasin). Dativo masculino en plural del participio primero aoristo articular en voz activa de apeitheö, desobediencia activa, con la que compárese apistias en los versículos 12 y 19.

19. Y vemos (kai blepomen). Triunfante conclusión de la exégesis del Salmo 95. «Así, vemos.»

1. Temamos, pues (phobëthömen oun). Primer aoristo de subjuntivo volitivo en voz pasiva de phobeomai, estar atemorizado. No hay discontinuidad en la argumentación del Salmo 95. Ésta es una división de capítulo deficiente. Los israelitas perecieron debido a su incredulidad. En la actualidad nos encontramos con un verdadero peligro. No sea que (mëpote). Aquí con el presente de subjuntivo (dokei), pero futuro de indicativo en 3:12, después del verbo de temer. Para el optativo véase 2 Timoteo 2:25. Permaneciendo aún la promesa (katakeipomenës epaggelias). Genitivo absoluto del participio presente en voz pasiva de kataleipö, dejar atrás. La promesa de Dios continúa manteniéndose en pie a pesar del fracaso de los israelitas. Parezca no haberlo alcanzado (dokei husterëkenai). Perfecto de infinitivo en voz activa de hustereö, viejo verbo proveniente de husteros (comparativo de raíz ud como los vocablos ingleses out [fuera], outer [exterior], outermost [lo más exterior]), llegar demasiado tarde, dejar de alcanzar el objetivo propuesto, como aquí, común en el N.T. (11:37; 12:15).

2. Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva (kai gar esmen euëggelismenoi esmen). Perfecto perifrástico de indicativo en voz pasiva de euaggelizö (de euaggelion, buenas nuevas), llevar buenas nuevas, empleado aquí en su sentido original, como en el versículo 6, de los israelitas (euaggelisthentes, participio primero aoristo en voz pasiva). Como a ellos (kathaper kákeinoi). Véase versículo 6. Tenemos la promesa del reposo, como los israelitas también la tuvieron. El paralelismo se mantiene en cuanto a la promesa y a la pena. La palabra que oyeron (ho logos tës aköes). Como en 1 Tesalonicenses 2:13. Literalmente: «la palabra del oír». Genitivo akoës como descripción de logos, la palabra marcada por la audición (la palabra oída). Por no ir acompañada de fe en los que la oyeron (me sunkekerasmenous tëi pistei tois akousasin). Më, la negación usual del participio. Una frase sumamente difícil. El texto no da certidumbre acerca de si el participio (perfecto pasivo de sunkerannumi, viejo verbo mezclar juntamente) termina en -os concordando con logos o si con -ous concordando con ekeinous (ellos). Tomando la terminación -os (Nestle), es la traducción correcta. Si se toma el acabamiento en -ous, la traducción sería como en BAS margen: «por no estar ellos unidos por la fe con los que oyeron». Pistei está en caso instrumental, y tois akousasin en el instrumental asociativo después de sun.

3. Entramos (eiserchometha). Presente futurista, enfático, de indicativo en voz media de eiserchomai. Nosotros tenemos la seguridad de entrar, los que creemos. Él ha dicho (eirëken). Perfecto de indicativo en voz activa denotando el valor permanente de la palabra de Dios, como en 1:13; 4:4; 10:9, 13; 13:5; Hechos 13:34. Dios ha hablado. Esto es suficiente para nosotros. Así que vuelve a citar lo que ha aparecido en el versículo 11 del capítulo precedente, del Salmo 95. Aunque las obras suyas estaban acabadas (kaitoi tön ergön genëthentön). Genitivo absoluto con el uso concesivo del participio. Vieja partícula, en el N.T. sólo aquí y en Hechos 14:17 (con el verbo). Desde la fundación del mundo (apo katabolës kosmou). Katabolë, forma tardía de kataballö, usualmente echar los cimientos de una casa en sentido literal. En el N.T. aparece generalmente con apo (Mt. 25:44) o pro (Jn. 17:24) acerca de la fundación del mundo.

4. En cierto lugar … así (pou houtös). Véase 2:6 para pou tis para una alusión indefinida semejante a una cita del A.T. Aquí se trata de Génesis 2:2 (cf. Éx. 20:11; 31:17). Moffatt advierte que Filón cita Génesis 2:2 con el mismo «manierismo literario». Reposó (katepausen). Primer aoristo de indicativo en voz activa de katapauö, intransitivo aquí, pero transitivo en el versículo 8. No se trata, naturalmente, de un reposo absoluto de toda actividad creadora, como lo muestra Jesús en Juan 5:17. Pero el séptimo día del reposo de Dios seguía aún (claramente no un día de veinticuatro horas).

5. Y otra vez en este pasaje (kai en toutöi palin). El pasaje ya citado en el versículo 3 y en 3:11.

6. Falta (apoleipetai). Presente de indicativo en voz pasiva de apoleipö, viejo verbo, dejar atrás, quedar de más. Así otra vez en 4:9 y 10:26. Aquí la cláusula infinitiva (tinas eiselthein eis autën) es el sujeto de apoleipetai. Esta promesa que queda no es repetida, aunque no utilizada por los israelitas bajo Moisés ni en el más elevado sentido por Josué y David. No entraron (ouk eisëlthon). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de eiserchomai, con la negación ouk. Aquí tenemos una buena muestra de razonamiento rabínico, pero el autor está escribiendo precisamente a judíos.

7. Otra vez fija un día (palin tina horizei hëmeran). Presente de indicativo de horizö, viejo verbo, imponer un límite (horos, horizonte) como en Hechos 17:26; Romanos 1:4. Por medio de David (en Daueid). Atribuyendo el Salmo a David, o en todo caso al Salterio. Está predicho (proeirëtai). Perfecto de indicativo en voz pasiva haciendo referencia a la cita en 3:7, 15. Después de tanto tiempo (meta tosouton chronon). El tiempo entre Josué y David.

8. Josué (Iësous). La forma griega es Jesús. Condición de la segunda clase (determinada como incumplida) con ei y el aoristo de indicativo en la condición y an con el imperfecto en la conclusión. No hablaría (ouk elatei), en el pasaje en David. Tiempo imperfecto.

9. Un reposo (sabbatismos). Palabra tardía proveniente de sabbatizö (Éx. 16:30), guardar el sábado, aparentemente acuñada por el autor (hay un pasaje dudoso en Plutarco). Aquí está en paralelo con katapausis (cf. Ap. 14:13). Para el pueblo de Dios (töi laöi tou theou). Caso dativo de un bendito interés personal para el verdadero Israel (Gá. 6:16).

10. Como Dios de las suyas (hösper apo tön idiön ho theos). No se trata de cesación de la obra, sino más bien de la fatiga y del dolor en el afán. El escritor describe la salvación como en reposo de Dios que el hombre debe compartir, y Dios tendrá plena satisfacción cuando el hombre esté en armonía con Él (Dods).

11. Procuremos, pues (spoudasömen oun). Aoristo subjuntivo volitivo de spoudazö, viejo verbo denotando apresurar (2 Ti. 4:9), estar anhelante y vigilante (1 Ts. 2:17). La exhortación tiene una advertencia como la de 4:1. Para que ninguno caiga (hina më pesëi). Propósito negativo con hina më y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de piptö, caer. Imitando este ejemplo de desobediencia (en töi autöi hupodeigmati tës apeitheias). La incredulidad es como la vista en los israelitas (3:12, 18; 4:2). Hupodeigma es una palabra tardía proveniente de hupodeiknumi (Mt. 3:7) y denota una copia (Jn. 13:15; Stg. 5:10). Los israelitas dieron un mal ejemplo terrible, y es demasiado fácil copiar los malos ejemplos.

12. La palabra de Dios (ho logos tou theou). La acabada de citar acerca de la promesa del reposo y del reposo de Dios, pero es cierto acerca de cualquier verdadera palabra de Dios. Viva (zön). Cf. el Dios viviente (3:12). En Filón y en el Libro de la Sabiduría el Logos es personificado, pero aún más en Juan 1:1–18, donde Jesús es presentado como el Logos a la par de Dios. «Nuestro autor está empleando lenguaje filónico, pero no los conceptos filónicos» (Moffatt). Véase Juan 6:63: «Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida». Eficaz (energës). Enérgica, poderosa (Jn. 1:12; Fil. 3:21; Col. 1:29). Más cortante (tomöteros). Comparativo de tomos, cortante (de temnö, cortar), adjetivo tardío; sólo aquí en el N.T. Que (huper). A menudo así tras un comparativo (Lc. 16:8; 2 Co. 12:13). De dos filos (distomon). «De dos bocas» (di-, stoma), como un río (Polibio), como un camino que se bifurca (Sófocles), aplicado a la espada (xiphos) por Homero y Eurípides. Penetra (diiknoumenos). Participio presente en voz media de diikneomai, viejo verbo, ir a través, sólo aquí en el N.T. Hasta la división (achri merismou). Vieja palabra proveniente de merizö (meros, una parte), hasta la partición. Del alma y del espíritu (psuchës kai pneumatos). Como en 1 Tesalonicenses 5:23; 1 Corintios 15:45. De las coyunturas y de los tuétanos (harmön te kai muelön). De arö, unir, proviene harmos, una antigua palabra que en el N.T. solamente aparece aquí. Este cirujano va dentro y a través de las coyunturas y de los tuétanos, no separándolos. Discierne (kritikos). Adjetivo verbal en -ikos, de krinö, diestro para juzgar, como el cirujano tiene que serlo, y capaz de decidir sobre la marcha qué decisiones adoptar. Así, la palabra de Dios, como su mirada, ve las secretas dudas y la agazapada incredulidad, «los pensamientos y las intenciones del corazón» (enthumëseön kai ennoiön kardias). El cirujano tiene una intensa luz para ver dentro de cada oscuro rincón y un afilado bisturí para eliminar todo el pus revelado por la luz. Es una poderosa imagen la que aquí se dibuja.

13. Que esté oculta (aphanës). Viejo adjetivo (a, privativo, y phainö, mostrar), sólo aquí en el N.T. El microscopio de Dios puede poner en evidencia al más diminuto microbio de duda y pecado. Desnudas (gumna). Tanto el cuerpo como el alma están desnudos ante la mirada de Dios. Descubiertas (tetrachëlismena). Participio perfecto en voz pasiva de trachelizö, verbo tardío, doblar el cuello (trachëlos, Mt. 18:6) como lo hace el cirujano para operar, sólo aquí en el N.T. Véase Romanos 16:4 para el peligro de arriesgar el propio cuello (trachëlon hupotithenai). Los ojos de Dios ven todos los hechos en lo más profundo de nuestro corazón. No hay reservas mentales delante de Dios. De aquel a quien tenemos que dar cuenta (pros hon hëmin ho logos). «Con quien es la cuestión o asunto de nosotros.» Hay aquí un ligero juego de palabras con el logos del versículo 12. De cierto que cada siervo de Cristo hoy debe fijar su mirada en este espejo revelador, y ser honrado consigo mismo y con Dios.

14. Un gran sumo sacerdote (archierea megan). El autor retoma ahora el principal argumento de la Epístola, al que ya se ha hecho alusión en 1:3; 2:17s.; 3:1, la obra sacerdotal de Jesús como superior a la de la línea levítica (4:14–12:3). Jesús es superior a los profetas (1:1–3), a los ángeles (1:4–2:18), a Moisés (3:1–4:13), como ya ha quedado demostrado. Aquí sólo califica a Jesús de «gran» como sumo sacerdote (un adjetivo frecuente para el sumo sacerdote en los escritos de Filón), pero su superioridad se hace evidente en el desarrollo del argumento. Que pasó a través de los cielos (dielëluthota tous ouranous). Participio perfecto en voz activa de dierchomai, estado de consumación. Jesús ha pasado a través de los cielos superiores hasta el mismo trono de Dios (1:3), donde está ahora en sesión como nuestro sumo sacerdote. Esta idea será desarrollada más adelante (6:18s.; 7:26–28; 9:11s., 24s.). Jesús el Hijo de Dios (Iësoun ton huion tou theou). El nombre humano unido a la deidad, cerrando el argumento ya presentado (1:1–4:13). Retengamos nuestra profesión (kratömen tës homologias). Presente de subjuntivo volitivo en voz activa de krateö, viejo verbo (de kratos, poder), con el genitivo aferrarse tenazmente, como aquí y en 6:18, y también con el acusativo (2 Ts. 2:15; Col. 2:19). «Persistamos en aferrarnos.» Este tema central subyace en toda la Epístola: la exhortación a los cristianos judíos a aferrarse a la confesión (3:1) de Cristo ya hecha por ellos. Antes de presentar los cinco puntos acerca de lo superior de la obra sacerdotal de Cristo (mejor sacerdote que Aarón, 5:1–7:28; bajo un mejor pacto, 8:1–13; en un mejor santuario, 9:1–12; ofreciendo un mejor sacrificio, 9:13–10:18; basado en mejores promesas, 10:19–12:3, el autor da una doble exhortación (4:14–16) como la de en 2:1–4, de que se aferren al sumo sacerdote (14s.) y que acudan a Él (16).

15. Que no pueda compadecerse de (më dunamenon sunpathësai). Primer aoristo de infinitivo en voz pasiva de sunpatheö, verbo compuesto tardío proveniente del adjetivo tardío sunpathos (Ro. 12:15), y ambos de sunpaschö, sufrir con (1 Co. 12:26; Ro. 8:17), que aparece en Aristóteles y en Plutarco, en el N.T. sólo en Hebreos (aquí y en 10:34). Uno que ha sido tentado (pepeirasmenon). Participio perfecto en voz pasiva de peirazö, como ya se ha mostrado en 2:17s. Sin pecado (chöris hamartias). Ésta es la diferencia destacada que jamás debe ser pasada por alto al considerar la verdadera humanidad de Jesús. No cedió al pecado. Pero más que esto es lo que se comunica aquí. En Jesús no había pecado latente que pudiera ser agitado por la tentación ni hábitos de pecado que vencer. Pero sí que tuvo «debilidades» comunes a nuestra naturaleza (hambre, sed, fatiga, etc.). Satanás empleó sus más potentes armas contra Jesús, en repetidas ocasiones, y fracasó. Jesús permaneció «incontaminado» (amiantos) en un mundo de pecado (Jn. 8:46). Ésta es la base de la esperanza: la ausencia de pecado en Jesús y su verdadera simpatía.

16. Acerquémonos, pues (proserchömetha oun). Presente de subjuntivo volitivo en voz media activa de proserchomai. «Sigamos acudiendo» a nuestro sumo sacerdote, este gran y simpatizante sumo sacerdote. En lugar de abandonarlo, alleguémonos diariamente a Él. Este verbo, en hebreo, significa acercarse reverentemente para adorar (7:25; 10:1, 22; 11:6). Al trono de la gracia (töi thronöi tes charitos). Este viejo término (thronos) ha pasado al castellano, denotando el asiento del rey y de Dios, y por ende de Cristo (1:3, 8), pero marcado por la gracia, por cuanto Jesús está allí (Mt. 19:28). Por ello deberíamos acudir «confiadamente» (meta parrësias). Contándole a Jesús toda la historia de nuestras faltas. Para alcanzar misericordia (hina labömen eleos). Cláusula de propósito con hina y segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de lambanö. Y hallar gracia (kai charin heurömen). Segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de heuriskö. Estamos seguros de alcanzar estas dos cosas debido a que Jesús es nuestro sumo sacerdote en el trono. Para el oportuno socorro (eis eukairon boëtheian). Boëtheia es una antigua palabra (de boëtheö, 2:18, que véase), en el N.T. sólo aquí y en Hechos 27:17. Eukairos es asimismo una vieja palabra (eu, bien; kairos, oportunidad), apareciendo sólo aquí en el N.T. «Para una ayuda bien temporizada», «para ayuda en el momento justo», antes que sea demasiado tarde.

1. En lo que a Dios se refiere (ta pros ton theon). Acusativo de referencia general, como en 2:17 (Ro. 15:17). Los dos puntos esenciales acerca de cualquier sumo sacerdote son su simpatía humana (5:1–3) y su designación divina (5:4). Es tomado de entre los hombres y designado en favor de los hombres. Para que presente (hina prospherëi). Cláusula de propósito con hina y presente de subjuntivo en voz activa de prospherö, «para que de continuo ofrezca» (de tiempo en tiempo, periódicamente). Ofrendas (döra) y sacrificios (kai thusias). Término general (döra) y ofrendas cruentas, pero las dos juntas son inclusivas de todas, como en 8:3 y 9:9 (1 R. 8:6, 4). Por los pecados (huper hamartiön). Incluyendo los suyos (7:27), excepto en el caso de Jesús.

2. Que pueda ser indulgente (V.M.) (metriopathein dunamenos). Presente de infinitivo en voz activa del verbo tardío metriopatheö (metrios, moderado; pateö, sentir o sufrir). Se trata de un término filosófico empleado por Aristóteles para oponerlo a la apatheia (carencia de sentimiento) de los estoicos. Filón lo coloca por debajo de apatheia. Josefo (Ant. XII. 32) lo usa de la moderación de Vespasiano y Tito para con los judíos. Aparece sólo aquí en el N.T. «Si el sacerdote debe rogar a Dios por el pecador, debe refrenar su disgusto natural ante la impudicia de la sensualidad, su impaciencia ante lo frecuente de las caídas y recaídas, su rechazo del hipócrita y del superficial, su indignación ante cualquier confesión que oiga del arrepentido» (Dods). De los ignorantes (tois agnoousin). Caso dativo del participio presente articular en voz activa de agnoeö, viejo verbo que denota no conocer (Mr. 9:32). Y extraviados (kai planömenois). Participio presente en voz media (caso dativo) de planaö. El un artículo con ambos participios probablemente lo constituye en un endíadis, pecados de ignorancia (tanto accidental como pasión súbita) en oposición a pecados de mano alzada de presunción y de propósito deliberado. Los que pecaban «voluntariamente» (hekousiös, 10:26) no tenían provisión en el sistema levítico. Para la apostasía deliberada no se ofrece perdón (3:12; 10:26). Está rodeado de debilidad (perikeitai astheneian). Presente de indicativo en voz pasiva del viejo verbo perikeimai, que aquí se usa transitivamente como en Hechos 28:20 (halusin, cadena). El mismo sacerdote tiene debilidades rodeándole como una cadena. No es así con Jesús.

3. Por sí mismo (peri heautou). Nótese peri tres veces aquí (peri tou laou, peri heautou, peri hamartiön), pero en el versículo 1 huper anthröpon, huper hamartiön. En el Koiné es común este intercambio de peri (alrededor) y huper (sobre) (Mt. 26:28).

4. Toma para sí mismo este honor (heautöi lambanei tën timën). Caso dativo de interés personal (heautöi). El sacerdote era llamado por Dios. Éste es el ideal, y fue cierto de Aarón. El moderno ministro no es un sacerdote, pero también debiera ser un hombre llamado por Dios, no uno que de sí mismo se inmiscuye en el ministerio o en el oficio eclesiástico.

5. Así Cristo (houtös kai ho Christos). Lo mismo que con Aarón. Jesús recibió también una designación divina como sumo sacerdote. Haciéndose (genëthënai). Primer aoristo de infinitivo en voz pasiva de ginomai. Sumo sacerdote (archierea). Predicado acusativo concordando con heauton (él mismo), objeto de edoxasen. Sino el que le habló así (all’ ho lalësas pros auton). Elipsis de edoxasen, que debe ser suplida de la cláusula precedente. Dios glorificó a Jesús al designarlo como sacerdote, como vemos en Salmos 2:7, ya citado como mesiánico (He. 1:5). El mismo Jesús declaró repetidas veces que el Padre lo había enviado en su misión al mundo (Jn. 5:30, 43; 8:54; 17:5, etc.). Bruce mantiene que el sacerdocio de Cristo es coevo con su Filiación. Davidson cree que se trata simplemente de que es apropiado, por cuanto es Hijo. Es evidente que el Padre nominó (Dods) al Hijo al sacerdocio mesiánico.1

6. En otro lugar (en heteröi). Esto es, Salmos 110:4. Es por medio de este crucial pasaje que demostrará el autor la superioridad de Jesús sobre Aarón como sumo sacerdote. Solamente aparece aquí la palabra sacerdote (hiereus), que el autor emplea como sinónimo de sumo sacerdote (archiereus). El punto reside en el significado de la frase «según el orden de Melquisedec» (kata tën taxin Melchisedek). Pero en este punto lo único que se presenta es el hecho de la designación divina de Jesús como sacerdote. Vuelve ahora a este punto (5:10–7:28).

7. En los días de su carne (en tais hëmerais tës sarkos autou). Aquí (vv. 7 a 9) el autor pasa al otro requisito de un sumo sacerdote (simpatía humana). Por cuanto Jesús era «sin pecado» (4:15) no tuvo que ofrecer sacrificios «por sí mismo», y sin embargo en todos los demás extremos sintió la simpatía del sumo sacerdote humano, y con mucha mayor razón por su victoria sobre el pecado. Habiendo ofrecido (prosenegkas). Participio segundo aoristo (forma en -a) en voz activa de prospherö (cf. v. 3). Una alusión a la Agonía de Cristo en Getsemaní. Súplicas (hiketërias). Sócrates, Polibio, Job (40:22) combinan esta palabra con deëseis (oraciones) como aquí. La forma más antigua era hikesia. La palabra hiketërios es un adjetivo proveniente de hiketës (un suplicante, de hikö, acudir a uno), y sugiere uno que acude con una rama de olivo (elaia). Sólo aquí en el N.T. Con gran clamor y lágrimas (meta kraugës ischuras kai dakruön). Véase Lucas 22:44s. para una descripción de la escena en Getsemaní (angustia y pasión). Es indudable que el escritor tiene en mente otras ocasiones en las que Jesús derramó lágrimas (Jn. 11:35; Lc. 19:41), pero principalmente tiene ante sí la escena de Getsemaní. Librar de la muerte (sözein ek thanatou). Una referencia al clamor de Jesús en Getsemaní (Mt. 26:39). Fue oído a causa de su piedad (eisakoustheis apo tës eulabeias). Una antigua palabra proveniente de eulabës (buen asimiento, Lc. 2:25, de eu, lambanö; el verbo eulabeomai sólo aparece en He. 11:7 en el N.T.). Eulabës sólo aparece en el N.T. aquí y en 12:28. Una buena descripción de la actitud de Cristo para con el Padre en la oración en Getsemaní y en todas sus oraciones. En Getsemaní Jesús rindió en el acto su voluntad a la del Padre, que oyó su ruego y lo fortaleció para someterse a la voluntad del Padre.

8. Y aunque era Hijo (kaiper ön huios). Participio concesivo con kaiper, un modismo griego regular como en 7:5; 12:17. Aprendió la obediencia (emathen hupakoën). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de manthanö. Una declaración sucinta y clara de la humanidad de Jesús en plena armonía con Lucas 2:40, 52 y con Hebreos 2:10. Por lo que padeció (aph’ hön epathen). Hay un juego con los dos verbos (emathen-epathen), paronomasia. Segundo aoristo de indicativo en voz activa de paschö. Él siempre hizo la voluntad de su Padre (Jn. 8:29), pero creció en experiencia como en sabiduría y estatura y en su poder de simpatizar con nosotros.

9. Habiendo sido perfeccionado (teleiötheis). Participio primero aoristo en voz pasiva de teleioö, la finalización del proceso de instrucción mencionado por este mismo verbo en 2:10, «por medio de padecimientos» (dia pathëmatön) como se declara aquí otra vez en el versículo 8. Fuente de eterna salvación (aitios sötërias aiöniou). Común adjetivo proveniente de aitia (causa), causante, frecuente en griego con sötërias (Esquines, Filón); en el N.T. solamente aquí, Lucas 23:4, 14, 22; Hechos 19:40. Véase la misma idea en Hebreos 2:10 (archëgon). Véase Isaías 45:17.

10. Fue proclamado públicamente por Dios (prosagoreutheis hupo tou theou). Participio primero aoristo en voz pasiva de prosagoreuö, viejo verbo denotando saludar, dirigirse a, sólo aquí en el N.T. Común en Plutarco. BAS: «Siendo constituido por Dios». V.M.: «Habiendo sido nombrado por Dios».

11. De lo cual (peri hou). O «de quien», por cuanto hou puede ser bien masculino, bien neutro (genitivo). Es la semejanza de Jesús con Melquisedec como sumo sacerdote lo que el autor tiene en mente. Está dispuesto a tratar de esto, pero tiene temor de que el lector no llegue a comprender su sentido, porque se enfrenta a las ideas judías usuales. Por ello mismo hace una pausa para excitar el interés de los lectores (5:11 a 6:20) antes de proseguir con su argumento (7:1–28). Difícil de explicar (dusermëneutos). Un compuesto verbal tardío y raro (dus, hermëneuö), en Diodoro y Filón, en el N.T. solamente aquí. Difícil de explicar debido a lo extraño de la línea tomada (esto es, para los judíos), pero aún más debido a la torpeza de ellos. Tardos para oír (nöthroi tais akoais). Viejo adjetivo (en los papiros también aparece), del negativo në y ötheö, empujar, sin empuje en el oír, lento y perezoso en la mente así como en los oídos. En el N.T. sólo aquí y en 6:12 (laxo, lento). Platón llama a algunos estudiantes nöthroi (estúpido).

12. Maestros (didaskaloi). Predicado nominativo después de einai. Después de tanto tiempo (dia ton chronon). ¡Ah, qué comentario acerca del cristiano moderno! Que se os enseñe cuáles son los … rudimentos (tou didaskein humas tina ta stoicheia). Un pulcro giro griego, caso genitivo del infinitivo articular (necesidad de la enseñanza) con dos acusativos, de la persona (humas, a vosotros) y de la cosa (ta stoicheia, los rudimentos), y el acusativo de referencia general (tina, en cuanto a alguien). Para stoicheia véanse Gálatas 4:3, 9; Colosenses 2:8. Los primeros … de los oráculos de Dios (tës archës tön logiön tou theou). Literalmente: «del principio de los oráculos de Dios» (cf. F. Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit.). Aquí hay tres genitivos enlazados entre sí. Archës (principio) ilustra ta stoicheia, justo antes, el abecé de la enseñanza cristiana, como Hebreos 6:1s. Logion es un diminutivo de logos, siendo que los oráculos divinos son generalmente breves, común en el A.T. y Filón de las palabras de Dios, se usa en el N.T. del A.T. (Hch. 7:38; Ro. 3:2), de la palabra de Dios por medio de cristianos (1 P. 4:11), de la esencia de la enseñanza cristiana (He. 5:12). De leche (galaktos). Debido a que son aún infantes (1 Co. 3:2) e incapaces de masticar «alimento sólido» (stereâs trophës), sin dentadura intelectual y espiritual.

13. Inexperto (apeiros). Viejo adjetivo (a, privativo, y peira, prueba). Carente de experiencia. El recién nacido (nëpios, vieja palabra, negativo në y epos, término como el latín infans, infante, incapaz de hablar), incapaz de masticar si se usa sólo leche y se carece de dientes. Quizá la referencia sea a la verdad moral con el empleo de la frase «palabra de justicia» (cf. 1:2; 2:3 para la palabra hablada por Cristo).

14. Para los que han alcanzado la madurez (teleiön). Predicado genitivo. La palabra hace referencia a adultos, perfección relativa (teleioi) en contraste a los infantes, como en 1 Corintios 2:6; 3:1; 13:11; Filipenses 3:15; Efesios 4:4, no perfección absoluta (Mt. 5:48). Los sentidos (ta aisthëtëria). Los órganos de la percepción (término estoico para los órganos de los sentidos), de aisthanomai (Lc. 9:45), en Platón, Galeno, Hipócrates, sólo aquí en el N.T. Ejercitados (gegumnasmena). Participio perfecto en voz pasiva de gumnazö, ejercitarse (desnudo, gumnos). Galeno emplea aisthëtëria gegumnasmena juntos después de echö, como aquí. Para este uso predicado del participio con echö véanse Lucas 13:6; 14:19s. «Por razón de la costumbre» es como se consigue tal capacidad. En el discernimiento (pros diakrisin). «Para discernimiento», o «para decidir entre» (de diakrinö), antigua palabra con el ablativo kalou te kai kakou (entre el bien y el mal). Véanse 1 Corintios 12:1; Romanos 14:1.

1. Por lo cual (dio). Debido al argumento ya presentado acerca de la dificultad de la cuestión y del embotamiento de los lectores. Dejando la palabra (RV) (aphentes ton logon). Participio segundo aoristo en voz activa de aphiëmi, dejar fuera o atrás. Del comienzo … de Cristo (RV) (tës archës tou Christou). Literalmente: «Del principio de Cristo». Genitivo objetivo Christou (acerca de Cristo). «Dejando atrás las consideraciones del principio acerca de Cristo», otra forma de volver a decir ta stoicheia tës archës tön logiön tou theou de 5:12. Vayamos adelante (kai pherömetha). Presente de subjuntivo volitivo en voz pasiva, «Seamos llevados adelante» (tanto el escritor como los lectores). Las Escuelas Pitagóricas emplean plerömetha precisamente en este sentido de ser llevados adelante a etapas más avanzadas de instrucción. Bleek señala varios casos de escritores griegos empleando como aquí aphentes pherömetha (Eurípides, Androm. 393, por ejemplo). Hacia la madurez (epi tën teleiotëta). Vieja palabra proveniente de teleios, maduro, adultos, como en 5:14. Sólo aparece dos veces en el N.T. (aquí y en Col. 3:14). Prosigamos hacia el estado de adultos, no nos quedemos como recién nacidos: lleguemos a poder masticar alimento espiritual sólido. El escritor presupone que los lectores son adultos en su consideración de esta cuestión. No echando otra vez el fundamento (më palin themelion kataballomenoi). El giro regular para echar los cimientos de un edificio (themelion, Lc. 6:48s.). Esta metáfora es común (1 Co. 3:11), y el fundamento es importante, pero uno no puede estar siempre echando los cimientos si quiere construir la casa. Hay seis artículos mencionados aquí como parte del «fundamento», aunque el acusativo didachën en aposición con themelion puede significar que sólo hay cuatro incluidos en el themelion. Dos son genitivos cualitativos después de themelion (metanoias y pisteös). El significado de «obras muertas» (apo nekrön ergön) no está claro (9:14), aunque puede que la referencia sea a tocar un cadáver (Nm. 19:1s.; 31:19). Hay frecuentes alusiones al poder mortífero del pecado (Stg. 2:17, 26; Jn. 7:25; Ro. 6:1, 11; 7:8; Col. 2:13; Ef. 2:1, 5). El uso de arrepentimiento y fe juntas aparece también en otros pasajes (Mr. 1:15; Hch. 20:21; 1 Ts. 1:9).

2. Los otros cuatro puntos son genitivos cualitativos con didachën (baptismön, epitheseös cheirön, anastaseös nekrön, krimatos aiöniou). El plural baptismön «no hace por sí mismo referencia específica al bautismo cristiano ni en esta epístola (9:10) ni en otros pasajes (Mr. 7:4), sino a abluciones o inmersiones como las que demandaban las religiones de misterio y el culto judío para los iniciados, prosélitos y adoradores en general» (Moffatt). Los discípulos del Bautista habían tenido disputas con los judíos acerca de la purificación (Jn. 3:25). Véase también Hechos 19:2. «De la imposición de manos» nos parece fuera de lugar en una lista de principios elementales, pero era común como señal de bendición (Mt. 19:13), de curación (Mr. 7:32), en la elección de los siete (Hch. 6:6), en el otorgamiento del Espíritu Santo (Hch. 8:17s.; 19:6), en la separación para una misión especial (Hch. 13:3), en las designaciones (1 Ti. 4:14; 5:22; 2 Ti. 1:6). La oración acompañaba a la imposición de las manos simbólica. La resurrección de los muertos (tanto de los justos como de los injustos, Jn. 5:29; Hch. 24:15) es claramente fundamental (cf. 1 Co. 15), así como el juicio eterno (atemporal y sin fin).

3. Si Dios en verdad lo permite (eanper epitrepëi ho theos). Condición de la tercera clase con eanper (nótese per, en verdad). Véase 1 Corintios 16:7 (ean ho kurios epitrepsëi) y Hechos 18:21 (tou theou thelontos). No se trata para el autor de una forma ociosa. Quiere decir que proseguirá con el argumento, y no intentará echar otra vez los fundamentos (los elementos). Moffatt piensa que se refiere a que les enseñará los fundamentos en otra ocasión (13:23) si hay ocasión, lo que es una interpretación menos probable.

4. En el caso de los que fueron una vez iluminados (BAS) (tous hapax phötisthentas). Participio primero aoristo articular en voz pasiva (los una vez por todas iluminados) de photizö, verbo viejo y común (de phös) como en Lucas 11:36. El sentido metafórico que tiene aquí (cf. Jn. 1:9; Ef. 1:18; He. 10:32) aparece en Polibio y Epicteto. El caso acusativo se debe a anakainizein en el versículo 6. Aquí hapax denota «una vez por todas», no una vez en el pasado (pote) y vuelve a aparecer (9:7, 26, 27, 28; 12:26, 27). Gustaron del don celestial (geusamenous tës döreas tës epouraniou). Participio aoristo primero en voz media de geuö, viejo verbo, una vez con el acusativo (versículo 5, kalon rëma, dunameis), y generalmente con el genitivo (He. 2:9), como aquí. Partícipes del Espíritu Santo (metochous pneumatos hagiou). Véase 3:14 para metochoi. Todos estos extremos son presentados como verdaderas experiencias espirituales. Y recayeron (kai parapesontas). Participio segundo aoristo (efectivo) en voz activa de parapiptö, viejo verbo caer al lado (a un lado). Sólo aquí en el N.T. En Gálatas 5:4 tenemos tës charitos exepesate (caísteis de la gracia hacia la ley, es lo que Pablo significa allí).

6. Es imposible renovarlos otra vez (BAS) (adunaton palin anakainizein). Adunaton (imposible) aparece en el versículo 4 (cf. la traducción de la RVR77) sin estin (es), no habiendo «los» en griego. Hay otros tres casos del empleo de adunaton en Hebreos (6:18; 10:4; 11:6). El presente de infinitivo en voz activa de anakainizö (verbo tardío, ana, kainos, sólo aquí en el N.T., pero anakainoö en 2 Co. 4:16; Col. 3:10) con adunaton niega de plano la posibilidad de la renovación de los apóstatas de Cristo (cf. 3:12–4:2). Es una terrible imagen, y no puede ser dulcificada. El único rayo de luz viene en los versículos 8 a 12, no aquí. Crucificando de nuevo para sí mismos (anastraurountas heautois). Participio presente en voz activa (acusativo plural concordando con tous … parapesontas) de anastauroö, el verbo usual para crucificar en griego antiguo, de modo que ana aquí en realidad no significa «de nuevo» ni «otra vez», sino «arriba», sursum, no rursum (Vulgata). Ésta es la razón de por qué es imposible la renovación de tales apóstatas. Crucifican a Cristo. Y exponiéndolo a la pública ignominia (kai paradeigmatizontas). Participio presente activo de paradeigmatizö, verbo tardío proveniente de paradeigma (ejemplo), hacer un ejemplo de, y en mal sentido exponer a la vergüenza en público. En Mateo 1:19 aparece en este sentido el verbo simple deigmatisai.

7. Que bebe (hë piousa). Participio segundo aoristo articular en voz activa de pinö, beber. Hierba (botanën). Vieja palabra de boskö, alimentar, con plantas verdes, sólo aquí en el N.T. Cf. nuestro término «botánica». Provechosa (eutheton). Viejo compuesto verbal (eu, tithëmi), bien colocado, ajustado (Lc. 9:62). Es labrada (geörgeitai). Presente de indicativo en voz pasiva de geörgeö, un verbo viejo y raro proveniente de geörgos (labrador, gë, ergon, 2 Ti. 2:6), sólo aquí en el N.T. Recibe (metalambanei). Presente de indicativo en voz activa de metalambanö, viejo verbo ser partícipe en, con el genitivo (eulogias) como aquí (Hch. 2:46) o con el acusativo (Hch. 24:25).

8. La que produce (ekpherousa). Participio presente en voz activa de ekpherö, participio condicional. Para «espinos y abrojos» véase Mateo 7:16 para ambas palabras (akanthas kai tribolous). Los soldados romanos esparcían bolas con afilados espigones, una de las cuales se llamaba tribulus, para dificultar las maniobras de la caballería enemiga. Es desechada (adokimos). Véanse 1 Corintios 9:27 y Romanos 1:28. Para kataras eggus (está próxima a ser maldecida, literalmente: «de maldición próxima») véase Gálatas 3:10. Termina por ser quemada (hes to telos eis kausin). Literalmente: «cuyo fin para quema». Una escena común para desmalezar.

9. Pero … estamos persuadidos (pepeismetha de). Perfecto de indicativo en voz pasiva de peithö, plural literario. Nótese el uso que Pablo hace de pepeismai en 2 Timoteo 1:12. De cosas mejores (ta kreissona). «De las cosas mejores» que las imágenes en 6:4–8. Que comportan salvación (echomena sötërias). «Cosas que se aferran a la salvación» (Mr. 1:38), una frase griega común, echomena, participio presente en voz media de echö. Aun cuando hablemos de esta manera (ei kai houtös laloumen). Condición concesiva de la primera clase. Explicativa, no dando excusas, sin embargo, por su llaneza en el hablar. No es injusto para olvidarse (ou gar adikos epilathesthai). Segundo aoristo de infinitivo en voz media de epilanthanö con el caso genitivo (ergou, trabajo; agapës, amor). Pero ni Dios podría recordar lo que ellos no hubieran hecho. Habiendo servido … y sirviéndoles aún (diakonësantes kai diakonountes). Primer aoristo en voz activa y participio presente en voz activa de un solo verbo, diakoneö, estando la única diferencia en el tiempo (un solo acto aoristo, actos repetidos presente).

11. Pero deseamos (epithumoumen de). Otra vez plural literario como pepeismetha (6:9). No se siente totalmente satisfecho con ellos, como ya ha mostrado (5:11–14). Ellos no han abandonado a Cristo (6:4–8), pero muchos de ellos siguen siendo bebés (nëpioi, 5:13) y no adultos (teleioi, 5:14) y otros se ven en peligro de caer en ello. Para plena certeza de la esperanza (pros tën plërophorian tës elpidos). Para plërophoria véanse 1 Tesalonicenses 1:5 y Colosenses 2:2. Hasta el fin (achri telous). Como en 3:6, 14.

12. A fin de que no os hagáis perezosos (hina më nöthroi genësthe). Cláusula negativa final con el segundo aoristo de subjuntivo en voz media de ginomai, «que no os volváis lentos (o duros de oído)» como algunos lo eran ya (5:11). Imitadores (mimëtai). Ver 1 Tesalonicenses 1:6; 2:14 para esta palabra (nuestro término «mímico» en buen sentido). El escritor anhela mantener y desarrollar a estos perezosos por medio de aquellos que heredan las promesas (véanse 10:19 a 12:3); uno de sus más magnos llamamientos es posteriormente el capítulo 11, repleto de ejemplos de «fe y paciencia».

13. Hizo la promesa (epaggeilamenos). Primer participio aoristo en voz media de epaggellö. No pudiendo jurar por otro mayor (kat’ oudenos eichen meizonos omosai). Imperfecto en voz activa de echö en el sentido de edunato, como es frecuente con omosai (primer aoristo de infinitivo en voz activa de omnuö), y ömosen (juró) es primer aoristo de indicativo en voz activa.

14. De cierto (ei mën). Por itacismo de ë mën (Deissmann, Bible Studies, pág. 205). La cita proviene de Génesis 22:16s. (la promesa renovada a Abraham con juramento después de la ofrenda de Isaac). Bendiciendo te bendeciré (V.M.) (eulogön eulogësö se). Hay aquí un hebraísmo (eulogön, participio presente activo) para el infinitivo absoluto hebreo, y lo mismo con plëthunön plëtunö se (multiplicando te multiplicaré), esto es: «Te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente» (RVR77).

15. Habiendo esperado … con paciencia (makrothumësas). Participio primero aoristo en voz activa de makrothumos (makros, thumos, longánimo), ilustrando makrothumia (paciencia o longanimidad) en el versículo 12. Alcanzó (epetuchen). Segundo aoristo (efectivo) de indicativo en voz activa de epetugchanö, viejo verbo con el genitivo. Dios fue fiel a su palabra, y Abraham fue fiel a Dios.

16. A toda disputa (pasës antilogias). Genitivo objetivo de esta vieja palabra que aparece varias veces en Hebreos (6:16; 7:7; 12:3). Réplica, frente a frente, en oposición. Punto final (peras). El límite (Mt. 12:42). Los hombres pueden cometer perjurio.

17. Mostrar (epideixai). Primer aoristo de infinitivo en voz activa de epideiknumi, mostrar en adición (epi-) a su promesa «más abundantemente» (perissoteron). La inmutabilidad de su designio (to ametatheton tës boulës autou). Un compuesto verbal neutro singular tardío (a, privativo, y metatithëmi, cambiar), «la inmutabilidad de su voluntad». Interpuso (emesiteusen). Primer aoristo de indicativo en voz activa de mesiteuö, verbo tardío proveniente de mesitës, mediador (He. 8:6), actuar como mediador o patrocinador o garante, intransitivamente, comprometerse uno mismo como garantía, aquí sólo en el N.T. Juramento (horköi). Caso instrumental de horkos (de herkos, un cercado), Mateo 14:7, 9.

18. Por medio de dos cosas inmutables (dia duo pragmatön ametathetön). Véase versículo 17. La promesa de Dios y el juramento de Dios, ambos inmutables. En las cuales es imposible que Dios mienta (en hois adunaton pseusasthai theon). Póngase esta imposibilidad junto a las de los versículos 4 y 6. Theon es el acusativo de referencia general con pseusasthai, primer aoristo de infinitivo en voz media de pseudomai. Para que … tengamos (hina echömen). Cláusula de propósito con hina y el presente de subjuntivo en voz activa de echö, «que podamos seguir teniendo». Un fuerte consuelo (ischuran paraklësin). «Fuerte aliento» por parte de aquellas dos cosas inmutables. Los que nos hemos refugiado (hoi kataphugontes). Participio segundo aoristo articular efectivo en voz activa de katapheugö, viejo verbo, en el N.T. solamente aquí y en Hechos 14:6. Esta palabra aparece de huir a ciudades de refugio (Dt. 4:42; 19:5; Jos. 20:9). Para asirnos de (kratësai). Primer aoristo en voz activa (un acto simple) infinitivo de krateö, en contraste con el tiempo presente en 4:14 (retengamos). Puesta delante de nosotros (prokeimenës). Puesta ante nosotros como meta. Véase este mismo participio empleado con el «gozo» (charas) puesto delante de Jesús (12:2).

19. La cual (hën). La cual esperanza. ¿Qué sería la vida sin esta bienaventurada esperanza basada en Cristo como nuestro Redentor? Como … ancla del alma (hös agkuran tës psuchës). Vieja palabra, literal en Hechos 27:29, figurada aquí, los únicos ejemplos del N.T. Las antiguas anclas eran muy parecidas a las actuales, con ganchos metálicos para aferrarse a las rocas y así aguantar para impedir un naufragio (1 Ti. 1:19). Segura y firme (asphalë te kai bebaian). Esta ancla de esperanza no se deslizará (a, privativo, y sphallö, tambalearse) ni perderá su asidero (bebaia, de bainö, ir, firme, fiable). Dentro del velo (to esöteron tou katapetasmatos). El lugar santísimo, «lo de adentro del velo» (el espacio detrás del velo), en el N.T. sólo aquí y en Hechos 16:24 (de la cárcel de más adentro). El ancla no se ve, pero retiene. Esto es lo importante.

20. Como precursor (prodromos). Una vieja palabra empleada para denotar un espía, un explorador, sólo aquí en el N.T. Jesús nos ha mostrado el camino, ha ido delante de nosotros, y es la certidumbre (egguos, He. 7:22) y garante de nuestra propia entrada más tarde. De hecho, nuestra ancla de esperanza con sus dos cadenas de la promesa y juramento de Dios se ha aferrado a Jesús dentro del velo. Aguantará. Todo lo que tenemos que hacer es ser fiel a Él como Él lo es a nosotros. Sumo sacerdote para siempre (archiereus eis ton aiöna). Allí actúa como nuestro gran sumo sacerdote, mejor que Aarón, por cuanto Él es «del orden de Melquisedec», la cuestión que ahora se va a considerar (5:10s.).

1. Este Melquisedec (houtos ho Melchisedek). El ya mencionado en varias ocasiones, con cuyo sacerdocio se compara el de Cristo y que es más antiguo y de más elevado orden que el de Aarón. Véanse Génesis 14:18–20 y Salmos 110 para el único relato de Melquisedec en el A.T. Es una osada empresa poner a Melquisedec por encima de Aarón, pero el autor lo hace. Moffatt considera los versículos 1 a 3 como «un pequeño sermón» sobre 6:20. Es el «para siempre» (eis ton aiöna) lo que él explica. Melquisedec es el único de su línea, y se encuentra sólo en el registro de Génesis. Esta interpretación es rabínica en cuanto a su método, pero bien adaptada a los lectores judíos. La descripción es sacada literalmente de Génesis excepto por el hecho de que «que salió al encuentro» (ho sunantësas) se aplica aquí a Melquisedec de 14:17 en lugar de al rey de Sodoma. Los dos salieron al encuentro de Abraham, de hecho. Para este verbo (participio primero aoristo en voz activa de sunantaö), véase Lucas 9:37. Matanza (BAS) (kopës). Vieja palabra para cortar (koptö, cortar), sólo aquí en el N.T. Estos reyes eran Amrafel, Arioc, Quedorlaomer y Tidal. Por lo general Amrafel es identificado con Hammurabi. Sacerdote del Dios Altísimo (hiereus tou theou tou hupsistou). Es llamado «sacerdote», y nótese tou hupsistou aplicado a Dios, como lo hacían los cananeos, fenicios y hebreos. Se emplea también de Zeus y de los reyes-sacerdotes macabeos. Los demonios lo usan para referirse a Dios (Mr. 5:7; Lc. 8:28).

2. Los diezmos (dekatën). «Un diezmo.» Era común ofrecer un diezmo de los despojos a los dioses. Así, Abraham reconoció a Melquisedec como sacerdote de Dios. Dio (emerisen). Primer aoristo en voz activa de merizö, de meros (porción), separar en partes. Desde este punto hasta el final del versículo 3 (el Hijo de Dios) tenemos un largo paréntesis con houtos del versículo 1 como el sujeto de menei (permanece). Filón había popularizado el método de exégesis aquí empleado. El autor da en griego el significado de las palabras hebreas Melquisedec (Rey de justicia, cf. 1:8) y Salem (paz).

3. Sin padre, sin madre, sin genealogía (apatör, amëtor, agenealogëtos). Aliteración aquí, como en Romanos 1:30; las primeras dos palabras son antiguas, y la tercera la acuña el autor (no se encuentra en ningún otro lugar), y significa simplemente «carente de cualquier genealogía». Es un argumento del silencio, que Filón había empleado mucho, pero que no debe ser generalizado. El registro en Génesis no nos da ninguna genealogía. Melquisedec se encuentra solo. Ello no debe ser entendido de un ser milagroso sin nacimiento o muerte. Melquisedec ha sido hecho más misterioso de lo que es al leer en esta interpretación lo que ésta no proclama. Hecho semejante (aphömoiömenos). Participio perfecto pasivo de aphomoioö, un viejo verbo, producir un facsímil o copia, sólo aquí en el N.T. La semejanza reside en la descripción en Génesis, no en el hombre en sí. Este tipo de interpretación no resulta en prueba, sino que sólo sirve como paralelismo o ilustración. Al Hijo de Dios (töi huiöi tou theou). Instrumental asociativo de huios. Permanece sacerdote (menei hiereus). Según el registro en Génesis, el único en esta línea, del mismo modo que Jesús se encuentra solo, pero con la diferencia de que Jesús continúa realmente como sacerdote en el cielo. A perpetuidad (eis to diënekes). Vieja frase (para continuidad) como eis ton aiöna; en el N.T. sólo en Hebreos (7:3; 10:1, 14, 21).

4. Cuán grande (pëlikos). Magnitud geométrica en contraste a la aritmética (posos), sólo aquí en el N.T., «cuán distinguido». Recibió diezmos de Abraham (vv. 4 a 6a) y bendijo a Abraham (6b y 7), e incluso Leví es incluido (vv. 8 a 10). De lo mejor del botín (ek tön akrothiniön). Vieja palabra de akros, cumbre, y this, un montón (la parte de arriba del montón). Patriarca (patriarchës). Palabra de la LXX (patria, tribu; archö, regir) transferida al N.T. (Hch. 2:29).

5. El sacerdocio (tën hierateian). Palabra de la LXX y Koiné de hiereus, en el N.T. sólo aquí y en Lucas 1:9. De tomar … los diezmos (apodekatoin). Presente de infinitivo en voz activa (en -oin, no -oun, como lo dan los mejores MSS.) de apodekatoö, una palabra de la LXX (apo, dekatoö), tomar un diezmo de (apo). Hermanos (adelphous). Caso acusativo en aposición con laon (pueblo) no afectado por la frase explicativa tout’ estin (esto es). Aunque éstos también hayan salido (kaiper exelëluthotas). Participio concesivo (cf. 5:8) con kaiper (perfecto en voz activa de exerchomai).

6. Aquel caya genealogia no es contada (ho më genealogoumenos). Participio articular con el negativo më (usual con participios) del viejo verbo genealogeö, seguir el linaje (cf. v. 3). Tomó … los diezmos (dedekatöken). Perfecto de indicativo en voz activa de dekatoö, registrado en Génesis. Bendijo (eulogëken). Perfecto de indicativo en voz activa de eulogeö, asimismo registrado. Nótese la frecuencia de los tiempos presentes en Hebreos. Al que tenía las promesas (ton echonta tas epaggelias). Cf. 6:12, 13–15 para la alusión a las repetidas promesas a Abraham (Gn. 12:3, 7; 13:14; 15:5; 17:5; 22:16–18).

7. Discusión (antilogias). Caso ablativo con chöris. Para la palabra véase 6:16. El autor hace una generalización parentética y emplea el artículo y el adjetivo neutro (to elasson, el menor; hupo tou kreittonos, por el mejor), un giro griego normal.

8. Aquí (höde). En el sistema levítico. Allí (ekei). En el caso de Melquisedec. De quien se da testimonio (marturoumenos). «Siendo testificado», participio presente en voz pasiva de martureö (construcción personal, no impersonal). De que vive (hoti zëi). Presente de indicativo de zaö. El registro de Génesis no nos dice nada de su muerte.

9. Por decirlo así (hös epos eipein). Un antiguo giro, sólo aquí en el N.T., común en Filón, empleado para limitar una declaración asombrosa, un infinitivo para resultado concebido con hös. Pagó el diezmo (dedekatötai). Perfecto pasivo de indicativo de dekatoö, «ha sido diezmado». Esto sólo podía ser cierto de Leví «por decirlo así».

10. En los lomos de su padre (en tëi osphui tou patros). Leví no había nacido aún. La referencia es a Abraham, el antecesor (patros) de Leví. Aquí tenemos una refinada forma de razonamiento rabínico atrayente para los judíos.

11. Perfección (teleiösis). Sustantivo abstracto de teleioö. Más el acto que la cualidad o estado (teleiotës, 6:1). La condición es de la segunda clase: «Si la perfección fuera, etc.». El sacerdocio levítico no podía dar a los hombres «una relación perfectamente adecuada con Dios» (Moffatt). Sacerdocio (hierosunës). Vieja palabra, en el N.T. sólo aquí, versículos 12, 24. Cf. hieretia en el versículo 5. El adjetivo Leueitikë aparece en Filón. Recibió … la ley (nenomothetëtai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de nomotheteö, viejo compuesto, promulgar la ley (nomos, tithëmi), proveer de ley (como aquí). El único otro ejemplo en el N.T. es 8:6. ¿Qué necesidad habría aún? (tis eti chreia;). No se expresa ninguna cópula, pero normalmente sería ën an, no sólo ën. Otro sacerdote diferente (heteron hierea). Diferente, de una línea diferente (heteron), no sólo otro más (allon). Acusativo de referencia general con el infinitivo anistasthai (presente en voz media de anistëmi intransitivo). Y que no fuese nombrado (kai ou legesthai). La negación ou pertenece más bien a la cláusula descriptiva que sólo a la infinitiva.

12. Cambiado el sacerdocio (metatithemenës tës hierosunës). Genitivo absoluto con el participio presente en voz pasiva de metatithëmi, vieja palabra denotando transferir (Gá. 1:6). Cambio (metathesis). Viejo sustantivo proveniente de metatithëmi. En el N.T. sólo en Hebreos (7:12; 11:5; 12:27). La elección de Dios de otra clase de sacerdocio para su Hijo, dejando la línea levítica de lado, descartada para siempre, desechaba «el orden de Aarón» (tën taxin Aarön).

13. Es de otra tribu (phulës heteras meteschëken). Véase 2:14 para metechö, perfecto de indicativo en voz activa, aquí. Una tribu diferente (heteras). Se dedicó (proseschëken). Perfecto de indicativo en voz activa (obsérvense los tiempos perfectos en Hebreos, no aoristos «para») de prosechö, viejo verbo, aquí bien con noun (mente) o el yo (heauton) sobrentendido con el caso dativo (töi thusiastëriöi, el altar, para la cual palabra ver Mt. 5:23; Lc. 1:11).

14. Es manifesto (prodëlon). Viejo adjetivo compuesto (pro, delos), abiertamente manifiesto a todos, en el N.T. sólo aquí y en 1 Timoteo 5:24s. Surgió (anatetalken). Perfecto de indicativo en voz activa de anatellö, viejo compuesto, levantarse como el sol (Mt. 5:45).

15. Aún más manifiesto (perissoteron eti katadëlon). El único ejemplo en el N.T. del viejo adjetivo compuesto katadëlos, totalmente claro, plenamente patente, con eti (aún) y el comparativo perissoteron (más abundante), amontonando los superlativos como Filipenses 1:23. Semejanza (homoiotëta). Véase 4:15, los únicos ejemplos en el N.T. Cf. el verbo en el versículo 3. Se levanta un sacerdote diferente (anistatai hiereus heteros). Como ya se ha dicho en el versículo 11, ahora dado por supuesto en una condición de la primera clase.

16. Carnal (sarkinës). Según el orden carnal, como en 1 Corintios 3:1, no sarkikës (de la naturaleza de la carne, 1 Co. 3:3). Los sacerdotes levíticos venían a serlo meramente por su nacimiento. De una vida indestructible (zöës akatalutou). Compuesto tardío (a, privativo, y adjetivo verbal proveniente de kataluö, disolver, como en 2 Co. 4:1), indisoluble. Jesús, como sacerdote, vive para siempre. Él es la Vida misma.

17. Está atestiguado (martureitai). Presente de indicativo en voz pasiva de martureö. El autor cita otra vez, muy idóneamente, el Salmos 110:4.

18. Abrogación (V.M.) (athetësis). Palabra tardía proveniente de atheteö (a, privativo, y tithëmi), poner a un lado (Mr. 6:26), en el N.T. solamente aquí y en 9:26. Común en los papiros en un sentido legal de anular. Involucrado en metathesis (cambio, v. 12). Anterior (proagousës). Participio presente en voz activa de proagö, ir delante (1 Ti. 1:18). A causa de su debilidad (dia to autës asthenes). Adjetivo abstracto neutro con el artículo para cualidad como en el versículo 7 con dia y caso acusativo de razón. Inutilidad (anöpheles). Viejo compuesto (a, privativo, y ophelos) inútil, y neutro singular como asthenes. En el N.T. sólo aquí y en Tito 3:9.

19. No llevó nada a la perfección (ouden eteleiösen). Otro paréntesis. Primer aoristo de indicativo en voz activa de teleioö. Véase el versículo 11. Y sin embargo la ley es necesaria. Y por otro lado, se introduce (epeisagögë). Un antiguo compuesto doble (epi, adicional; eisagögë, introducir, de eisagö). Sólo aquí en el N.T. Empleado por Josefo (Ant. XI. 6, 2) de la introducción de una nueva esposa en lugar de la repudiada. Una mejor esperanza (kreittonos elpidos). Esta mejor esperanza (6:18–20) nos lleva más cerca de Dios (eggizomen töi theöi) al acudir ante el trono de Dios por medio de Cristo (4:16).

20. Sin juramento (chöris horkömosias). Como en Salmos 110:4.

21. Fueron hechos (eisin gegontes). Perfecto perifrástico de indicativo en voz activa de ginomai (participio perfecto activo de ginomai) y luego eisin. El paréntesis va desde hoi men gar (porque los otros) hasta eis ton aiöna (para siempre, fin del v. 21). Pero éste, con juramento (ho de meta horkömosias). Declaración positiva en lugar de la negativa en el versículo 20.

22. Tanto más (kata tosouto kai). Demostrativo correlativo correspondiéndose con kath’ hoson (la cláusula relativa) en el versículo 20. Fiador (egguos). Vulgata sponsor. Una vieja palabra, sólo aquí en el N.T. adjetivo (uno comprometido, prometido), de egguë, una prenda, empleado aquí como sustantivo como egguëtës, uno que da una prenda o garantía. Puede que haya un juego de palabras con eggizö en el versículo 19. Egguaö es dar una prenda; eggualizö, poner una prenda en el hueco de la mano. No está claro si el autor significa que Jesús es la prenda de Dios para el hombre, o la del hombre para Dios, o ambas. De hecho, es ambas cosas, como el Mediador (ho mesitës, 8:6) entre Dios y el hombre (Hijo de Dios e Hijo del Hombre).

23. Muchos (pleiones). Adjetivo predicado comparativo, «más que uno», en sucesión, no simultáneamente. Debido a que … les impedía (dia to köluesthai). Infinitivo articular (presente en voz pasiva) con dia y el caso acusativo, «debido al ser obstaculizados». La muerte (thanatöi). Caso instrumental, «por la muerte». Continuar (paramenein). Presente de infinitivo en voz activa del compuesto (permanecer al lado) como en Filipenses 1:25 y en el caso ablativo.

24. Por cuanto permanece (dia to menein auton). El mismo giro que en el versículo 23, «debido a la permanencia en cuanto a Él» (caso acusativo de referencia general, auton). Intransferible (aparabaton). Predicado adjetivo en acusativo (el femenino del adjetivo compuesto es como el masculino), adjetivo verbal compuesto doble tardío, en Plutarco y papiros, de a, privativo, y parabainö, válido o inviolado. La misma idea en el versículo 3. Dios puso a Cristo en este sacerdocio, y nadie más puede introducirse en él. Véase el versículo 11 para hierösunë.

25. Por lo cual (hothen). Por cuanto sólo Él mantiene este sacerdocio. Completamente (eis to panteles). Viejo giro idiomático, en el N.T. sólo aquí y en Lucas 13:10. La Vulgata lo traduce in perpetuum (idea temporal) o como pantote. Es posible, pero el sentido común es completamente, absolutamente. Se acercan (proserchomenous). Participio presente en voz media de proserchomai, el verbo empleado en 4:16, que véase. Para interceder (eis to entugchanein). Cláusula de propósito con eis y el presente de infinitivo articular en voz activa de egtunchanö, para el cual verbo ver Romanos 8:34. «Su intercesión está basada en su sangre carmesí, a diferencia del concepto de Filón» (Moffatt).

26. Nos convenía (hëmin eprepen). Imperfecto de indicativo en voz activa de prepö, como en 2:10, sólo que en este último pasaje se aplica a Dios, mientras que aquí a nosotros. «Tal» (toioutos) hace referencia al carácter melquisedeciano de Jesús como sumo sacerdote, y en particular a su poder para ayudar y salvar (2:17s.), como acaba de explicarse en 7:24s. Moffatt señala que «por lo general no es provechoso analizar una rapsodia», pero los adjetivos que siguen describen en bosquejo las cualidades del sumo sacerdote que necesitamos. Santo (hosios), piadoso, como ya se ha señalado. Cf. Hechos 2:24; 13:35. Inocente (akakos). Sin malicia, sin culpa. En el N.T. sólo aquí y en Romanos 16:18. Sin mancha (amiantos). Sin mácula. En los papiros. No se trata meramente de una pureza ritual (Lv. 21:10–15), sino de una verdadera pureza ética. Apartado de los pecadores (kechörismenos apo tön hamartölön). Participio perfecto en voz pasiva. Probablemente haciendo referencia a la exaltación de Cristo (9:28). Encumbrado por encima de los cielos (hupsëloteros tön ouranön genomenos). «Habiendo devenido más alto que los cielos». Caso ablativo (ouranön) después del adjetivo comparativo (hupsëloteros).

27. Primero (proteron). Adverbio regular para comparación entre dos, aunque pröton aparece también en repetidas ocasiones (Jn. 1:41), siguiendo epeita (luego). Por los (tön). Sólo el artículo en griego, con repetición de huper o de hamartiön. Cuando se ofreció a sí mismo (heauton anenegkas). Participio primero aoristo activo de anapherö, ofrecer. Ver la misma idea en 9:14, donde se usa heauton prosënegken. Viejo verbo denotando un sacrificio a poner en el altar (1 P. 2:5, 24).

28. Posterior a la ley (meta ton nomon). Como se muestra en los versículos 11 a 19, y con juramento (Sal. 110:4). Hijo (huion). Como en el Salmo 2:7 y en Hebreos 1:2 unido al Salmo 110:4. Hecho perfecto (teteleiömenon). Participio perfecto pasivo de teleioö. El proceso (2:10) estaba ahora acabado. Imperfectos y pecadores como somos, nos es necesario un sumo sacerdote permanente que sea sin pecado y perfectamente dotado por designación divina y experiencia humana (2:17s.; 5:1–10) para suplir a nuestras necesidades, habiendo efectuado la ofrenda perfecta de sí mismo como sacrificio.

1. De lo que venimos diciendo (epi tois legomenois). Caso locativo del participio presente articular en voz pasiva de legö después de epi, como en Lucas 5:5; Hebreos 11:4, «en la cuestión de las cosas consideradas». El resumen (kephalaion). Singular neutro del adjetivo kephalaios (de kephalë, cabeza), perteneciente a la cabeza. Capitulum en la Vulgata, nominativo absoluto en el sentido viejo y común, el punto principal (así aun sin el artículo en Tucídides), «el meollo» («the pith», Coverdale), común en los papiros y en la literatura griega. Esta palabra aparece también en el sentido de la suma total, o de una suma de dinero (Hch. 22:28), como en Plutarco, Josefo y también en los papiros (Moulton y Milligan, Vocabulary). Tal sumo sacerdote (toiouton archierea). Como el descrito en los capítulos 4:16 a 7:28 y en particular en 7:26 (toioutos) hasta el 28. Pero la consideración de la obra sacerdotal de Jesús prosigue hasta el 12:3. Toioutos es a la vez retrospectiva y prospectiva. Aquí tenemos una recapitulación de los cinco aspectos de la superioridad de Jesús como sumo sacerdote (8:1–6). Él es mejor sacerdote que Aarón (toioutos en 8:1 tal como se ha mostrado en 4:16 hasta 7:28); actúa en un santuario mejor (8:2, 5); ofrece algo mejor (8:3s.); es mediador de un pacto mejor (8:6); su obra reposa sobre mejores promesas (8:6); por ello ha obtenido un mejor ministerio como un todo (8:6). En este resumen (kephelaion) el autor da el meollo (kephalaion) de su argumento, lo que hace que aquí tengamos, curiosamente, ambos sentidos de kephalaion (meollo, resumen). El autor trata los cuatro puntos que quedan de esta manera: (1) el mejor pacto, 8:7–13. (2) El mejor santuario, 9:1–12. (3) El mejor sacrificio, 9:13–10:18. (4) Las mejores promesas, 10:19–12:3. Un punto (el mejor sumo sacerdote, como Melquisedec) ya ha sido considerado (4:16–7:28). Se sentó (ekathisen). Repetición de 1:3 con adición de tou thronou (el trono). Esta frase abre el camino para el siguiente punto.

2. Ministro (leitourgos). Véanse Romanos 13:6; Filipenses 2:25. Del santuario (tön hagiön). «De los lugares santos» (ta hagia), sin ninguna distinción (como 9:8s.; 10:19; 13:11) entre el lugar santo y el santísimo, como en 9:2s. Del verdadero tabernáculo (tës skënës tës alëthinës). Como expIicación de tön hagiön. Para skënë véase Mateo 17:4 y skënos (2 Co. 5:1), vieja palabra, usada aquí para el antitipo o arquetipo del tabernáculo en el desierto en el que sirvió Aarón, el tabernáculo ideal del cielo, del que el tabernáculo terrenal era símbolo, y reproducido en el templo, que fue mera copia del tabernáculo. De ahí que sea el celestial el tabernáculo «genuino»; véase Juan 1:9 para alëthinos. Erigió (epëxen). Primer aoristo de indicativo en voz activa de pëgnumi, viejo verbo, fijar, como de las estacas de una tienda, sólo aquí en el N.T. Cf. Números 24:6.

3. Está constituido (kathistatai). Como en 5:1. Para presentar (eis to prospherëin). Caso acusativo del infinitivo articular con eis, como es común, mientras que en 5:1 de propósito, hina prospherëi (hina con el presente de subjuntivo en voz activa), con döra te kai thusias, como aquí. Es necesario (anagkaion). Una necesidad moral y lógica (de anagkë, necesidad), como se ve en Hechos 13:46; Filipenses 1:24. También éste (kai touton). Acusativo de referencia general con el infinitivo echein (tenga). Algo que ofrecer (ti hö prosehegkëi). Segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de prospherö (v. 3). Vulgata: aliquid quod offerat. El uso del subjuntivo en esta cláusula relativa es probablemente volitivo, como en Hechos 21:16 y Hebreos 12:28 (posiblemente aquí meramente futurista), pero nótese ho prospherei (presente de indicativo) en 9:7. Véase Robertson, Grammar, pág. 955.

4. Sobre la tierra (epi gës). En oposición a en tois ouranois (versícuIo 11. Condición de la segunda clase, determinada como incumplida. Ni siquiera sería sacerdote (oud’ an ën hiereus). Conclusión de la condición de segunda clase con an e imperfecto de indicativo (ën). Habiendo sacerdotes que (ontön tön). «Habiendo los que.» Genitivo absoluto con ontön (de eimi) y el participio presente articular en voz activa del verbo prospherö (v. 3). Jesús no era de la tribu de Leví, y por ello no podía servir aquí.

5. Sirven (latreuousin). Presente de indicativo en voz activa de latreuö, para el cual verbo véase Mateo 4:10. Figura (hupodeigmati). Caso dativo después de latreuousin. Véase ya en Juan 13:15 y Hebreos 4:11 para esta interesante palabra. Sombra (skiâi). Caso dativo. Vieja palabra, para la que véase ya en Mateo 4:16; Marcos 4:32; Colosenses 2:17. Véase la misma idea en Hebreos 9:23. Para la diferencia entre skia y eikön véase 10:1. Aquí, «figura y sombra» forman un práctico endíadis para «una umbrosa figura» (Moffatt). Le fue advertido (kechrëmatistai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de chrëmatizö, viejo verbo (de chrëma, negocio), para lo cual véanse Mateo 2:12, 22; Lucas 2:26. «Fue advertido por Dios»; aunque «por Dios» no aparece explícitamente, se sobrentiende, como en Hechos 10:22; Hebreos 12:25. Así en la LXX, Josefo y los papiros. Pues dice (gar phësi). Argumento basado en la orden de Dios (Éx. 25:40). Mira, haz (horâ poiëseis). Un común giro griego con el presente de imperativo en voz activa de horaö y el futuro volitivo de poieö sin hina (asíndeton, Robertson, Grammar, pág. 949). Al modelo (ton tupon). La misma palabra que se emplea en Éxodo 25:40 y citada también por Esteban en Hechos 7:44. Para tupos véase ya en Juan 20:25; Romanos 6:17, etc. El tabernáculo fue hecho conforme al modelo celestial.

6. Pero ahora (nun de). Uso lógico de nun, tal como las cosas son ahora, con Jesús como sumo sacerdote en el cielo. Ha obtenido (tetuchen). Perfecto de indicativo en voz activa de tugchanö con el genitivo, una forma rara y tardía para teteuchen (también teteuchëken), viejo verbo que denota dar en el blanco, alcanzar. Un ministerio tanto mejor (diaphoröteras; leitourgias). «Un ministerio más excelente.» Para el comparativo de diaphoros véase 1:4. Esta observación se aplica a todos los cinco puntos de superioridad sobre el sacerdocio levítico. Cuanto (hosöi). Caso instrumental del relativo hosos entre dos adjetivos comparativos, como en 1:4. Mediador (mesitës). Palabra tardía proveniente de mesos (en medio) y por ello un árbitro, mediador. Ya empleado en Gálatas 3:19s., y véase 1 Timoteo 2:5. Véanse Hebreos 9:15; 12:24 para su uso adicional con diathëkë. De un mejor pacto (kreittonos diathëkës). Llamado «nuevo» (kainës, neas en 9:15; 12:24). Para diathëkë véanse Mateo 26:28; Lucas 1:72; Gálatas 3:17, etc. Esta idea la tratará el autor en 8:7–13. Establecido (nenomothetëtai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de nomotheteö, como en 7:11, que véase. Sobre mejores promesas (epi kreittosin epaggeliais). Sobre la base de (epi). Pero ¿cuánto «mejores» si las primeras provenían también de Dios? Esta idea, a la que se hace alusión en 6:12–17, será desarrollada entre 10:19 y 12:3 con gran pasión y poder. Así, se ve que «mejor» (kreissön) es la nota característica de la Epístola. En cada punto que se mire, el cristianismo es superior al judaísmo.

7. Aquel primero (hë prötë ekeinë). No se expresa la palabra diathëkë (pacto), pero queda claramente sobrentendida por el género femenino de prötë. Sin defecto (amemptos). Viejo adjetivo compuesto, para lo cual véanse Lucas 1:6 y Filipenses 2:15. La condición es de segunda clase, y da por supuesto que el viejo pacto no era «sin defecto», aparentemente una seria acusación, que se apresura a explicar. Para el segundo (deuteras). Genitivo objetivo con diathëkës sobrentendido. La conclusión con an y el imperfecto de indicativo en voz pasiva (ezëteito) es evidentemente una condición de la segunda clase. Véase un argumento similar en 7:11.

8. Reprendiéndolos (memphomenos autous). Participio presente en voz media de memphomai (cf. amemptos), viejo verbo, en el N.T. sólo aquí y en Romanos 9:19. El pacto estaba bien, pero los judíos no lo guardaron. Por ello Dios estableció otro, nuevo, de gracia, en lugar de la ley. El autor cita en los versículos 8 a 12 Jeremías 48:31–34 (en la LXX 31:31–34), lo que pide poca explicación o aplicación para demostrar su argumento (v. 13). Concertaré (suntelesö). Futuro en voz activa de sunteleö, viejo verbo compuesto, cumplir, como en Marcos 13:4; Romanos 9:28. Un nuevo pacto (diathëkën kainën). En 12:24 tenemos diathëkës neas, pero kainës en 1 Corintios 11:25. Kainos es novedoso, sobre nuevas líneas, en contraste a lo viejo (palaios), como en 2 Corintios 3:6, 14; neos es joven o reciente, o no viejo aún.

9. El día que los tomé (en hëmerâi epilabomenou mou). Genitivo absoluto (mou y participio segundo aoristo en voz media de epilambanö), «una innovación helenista» (Moffatt) en imitación del hebreo después de hëmerâi en lugar de en hëi epelabomen, apareciendo también en Bern. 2:28. De la mano (tës cheiros). Uso técnico del genitivo de la parte afectada. Para sacarlos (exagagein autous). Segundo aoristo de infinitivo en voz activa de exagö para denotar propósito. Porque ellos no permanecieron (hoti autoi ouk enemeinan). Primer aoristo de indicativo en voz activa de emmenö, antiguo verbo que denota permanecer en (Hch. 14:22). Los israelitas rompieron el pacto. Entonces Dios lo anuló. Yo me desentendí (ëmelësa). Como en 2:3. El pacto quedó anulado cuando ellos lo rompieron.

10. Éste (hautë). El «nuevo» del versículo 8. Que haré (hën diathësomai). Futuro en voz media de diatithëmi, «que yo pactaré», cognado acusativo (hën), empleando la misma raíz en el verbo que la que se encuentra en diathëkë. Pondré (didous). «Dando», participio presente en voz activa de didömi, dar. En la mente de ellos (eis tën dianoian autön). Su intelecto, su comprensión moral, todo el intelecto como en Aristóteles (Col. 1:21; Ef. 4:18). Sobre su corazón (epi kardias autön). Bien el genitivo singular, bien el acusativo plural. Kardia es el centro de la vida personal del hombre (Westcott), cubriendo ambos términos toda la naturaleza interna del hombre. Por Dios (eis theon). Nótese el uso hebraísta de eis en el predicado en lugar del usual nominativo theos como en «por pueblo» (eis laon). Éste era el ideal del viejo pacto (Éx. 6:7), que ahora será por fin una realidad.

11. Ninguno enseñará (ou më didaxösin). Intensa negación doble (ou më) con el primer aoristo de subjuntivo en voz activa (futurista) de didaskö. A su prójimo (ton politën autou). Véanse Lucas 15:15; 19:14. Conoce al Señor (Gnöthi ton kurion). Segundo aoristo de imperativo en voz activa de ginöskö. En el nuevo pacto todos serán enseñados por Dios (Is. 54:13; Jn. 6:45), en tanto que bajo el antiguo sólo el escriba educado podrá comprender los intrincados puntos de la ley (Dods). Véase la comparación de Pablo en 2 Corintios 3:7–18. Conocerán (eidësousin). Futuro perfecto en voz activa, vieja forma de oida (nótese ginöskö justo antes, de reconocer a Dios), uno de los raros futuros perfectos (cf. 2:13, esomai pepoithös).

12. Propicio (hileös). Viejo adjetivo ático para hilaos, común en la LXX, sólo aquí en el N.T., del que proviene hilaskomai (Lc. 18:13). Nunca más me acordaré (ou më mnësthö eti). Doble negación ou më, con el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva (volitivo) de mimnëskö, recordar, traer a la mente.

13. Al decir (en töi legein). Caso locativo del presente de infinitivo articular en voz activa de legö, «en el dicho en cuanto a él». Ha dado por anticuado al primero (pepalaiöken tën prötën). Perfecto de indicativo en voz activa de palaioö, viejo verbo derivado de palaios (en contraste con kainos, novedoso, nuevo), tratar como viejo y fuera de orden, anticuado. La conclusión va al grano. Lo que se da por anticuado y se envejece (to palaioumenon kai gëraskon). Gëraskö es un viejo verbo que proviene de gëras (edad), como gerön (viejo), y hace referencia a la decadencia provocada por la ancianidad, de modo que ambas ideas aparecen aquí en oposición a kainos (palaios) y neos (geraios). Está próximo a desaparecer (eggus aphanismou). Caso genitivo con eggus y palabra tardía para desaparición (de aphanizö, Mt. 6:19), solamente aquí en el N.T. El autor escribe como si el sistema legal y ceremonial del A.T. estuviera pronto a desvanecerse ante el nuevo pacto de la gracia. Si escribió después del año 70, en que el templo de Jerusalén fue destruido por las legiones de Tito, y el culto, por ende, totalmente abolido, ¿no habría escrito «se ha desvanecido»?

1. Aun el primer pacto (kai hë protë). Kai (aun) es dudoso. No hay ninguna palabra para pacto con prötë (cf. 8:7). Tenía (eiche). Imperfecto en voz activa, solía tener. Ordenanzas (dikaiömata). Reglamentaciones (de dikaioö), como en Lucas 1:6; Romanos 5:16. De culto (latreias). Cf. Romanos 9:4; Filipenses 3:3. Caso genitivo. Y su santuario terrenal (to te hagion kosmikon). Con to hagion el autor describe todo el santuario (Éx. 36:3; Nm. 3:38) como tön hagiön en 8:2. Kosmikon es un adjetivo tardío (Aristóteles, Plutarco) proveniente de kosmos, que tiene que ver con este mundo, como epi gës (sobre la tierra) en 8:4. Está en la posición de predicado, no en la atributiva.

2. Un tabernáculo … el primero (V.M.) (skënë hë protë). Véase 8:2 para skënë. Las tiendas grandes tenían por lo general dos secciones (la exterior y la interior, o la primera y la segunda). Nótese prötë para la primera de las dos, como en el primer pacto (8:7, 13; 9:1). Era en la tienda más grande, exterior, en la que se entraba primero, y recibía el nombre Hagia (Santo), la primera división del tabernáculo. RVR77 traduce libremente «la parte anterior del tabernáculo». Aquí las dos divisiones reciben el nombre de dos tabernáculos. Fue preparado (V.M.) (kateskeuasthë). Primer aoristo en voz pasiva de kataskeuazö. Véase 3:3. Para el mobiliario ver Éxodo 25 y 26. Se mencionan aquí tres piezas: el candelero (hë luchnia, palabra tardía en vez de luchnion), o «candelabro» (como se traduce en RVR, RVR77, V.M., BAS, Besson. RV traduce «lámparas»), necesario debido a que no había ventanas (Éx. 25:31–39); la mesa (hë trapeza, una vieja palabra, Mt. 15:27) para los panes (Éx. 25:23–30; Lc. 24:6, de oro puro); los panes de la proposición (hë prothesis tön artön) como en Éxodo 25:30; 40:23; Levítico 24:5–9. Probablemente un endíadis para denotar la mesa con los panes de la Presencia de Dios.

3. Tras el segundo velo (meta to deuteron katapetasma). El primer velo daba paso desde el exterior al Lugar Santo, y el segundo velo cerraba el paso del Lugar Santo al Lugar Santísimo (Hagia Hagiön). La palabra katapetasma proviene de katapetannumi, extender abajo, y ya la hemos visto en 6:19. Cf. también Mateo 27:51.

4. Que contenía el incensario de oro (V.M.) (chrusoun echousa thumiatërion). El participio presente activo echousa (femenino singular) concuerda con skënë (el Lugar Santísimo). No hay certidumbre acerca de si thumiatërion, aquí, denota incensario o altar de incienso. En la LXX (2 Cr. 26:19; Éx. 8:11; 4 Mac. 7:11) significa incensario, y aparentemente también en las inscripciones y en los papiros. Pero en Filón y Josefo denota altar de incienso, para el que la LXX tiene thusiastërion tou thumiatos (Éx. 30:1–10). Aparentemente el altar de incienso estaba en el Lugar Santo, aunque en Éxodo 30:1–10 queda bastante incierto. B lo pone en el versículo 2. Así, dejamos la discrepancia sin resolver. En todo caso, el altar del incienso se empleaba para el Lugar Santísimo («sus conexiones rituales», Dods). El arca del pacto (tën kiböton tës diathëkës). Una caja o cofre de 1, 20 metros de longitud y 0, 75 metros de anchura y altura (Éx. 25:10s.). En la (en hëi). En el arca. Había tres tesoros en el arca del pacto (una urna con maná, la vara de Aarón, las tablas del pacto). Para la urna de maná (en la LXX se añade «de oro») véase Éxodo 16:32–34. Para la vara de Aarón que floreció (hë blastësasa, participio primero aoristo en voz activa de blastanö) véase Números 17:1–11. Para las tablas del pacto, véanse Éxodo 25:16s.; 31:18; Deuteronomio 9:9; 10:5. No hay una total claridad acerca de estos artículos en el arca, excepto que en 1 Reyes 8:9 se dice que se contenía las tablas del pacto. Para plakes (tablas) véase 2 Corintios 3:3 (el único otro ejemplo en el N.T.).

5. Sobre ella (huperanö autës). En sentido local, como en Efesios 4:10, con el caso ablativo autës (ella, el arca). Querubines de gloria (Cheroubein doxës). Palabra hebrea (forma dual), dos en número, hechos de oro (Éx. 25:18–22). Reciben el nombre de zöa (seres vivientes) en la LXX (Is. 6:2s.; Ez. 1:5–10; 10:5–20). Que cubrían (kataskiazonta). Participio presente en voz activa de kataskiazö, viejo verbo, echar sombra sobre, cubrir con la sombra, sólo aquí en el N.T. El propiciatorio (to hilastërion). Las alas de los querubines se extendían sobre la placa de oro, rectangular, encima del arca y que se llamaba el propiciatorio. Aquí el adjetivo hilastërios tiene que denotar propiciatorio, el lugar, no el don propiciatorio o la propiciación, como en Romanos 3:25 (Deissmann, Bible Studies, págs. 124–135). En detalle (kata meros). El uso distributivo de kata con meros, parte.

6. Y así preparadas estas cosas (toutön houtös kateskeuasmenön). Genitivo absoluto con el participio perfecto en voz pasiva de kataskeuazö, para el cual verbo ver versículo 2. Se ha hecho sólo un resumen del mobiliario. Entran (eisiasin). Presente de indicativo en voz activa de eiseimi, entrar, un viejo verbo; en el N. T. sólo aquí y en Hechos 3:3; 21:18, 26. Para cumplir (epitelountes). «Cumpliendo.» Participio presente en voz activa de epiteleö, para lo cual véase 8:5.

7. Sólo (monos). V.M., «él solo». Adjetivo predicado con ho archiereus. Una vez al año (hapax tou eniautou). Una vez cada año (sin pote, en cualquier tiempo) con el genitivo de tiempo. No sin sangre (ou chöris haimatos). Según Levítico 16:14s. Ni siquiera él podía entrar en la segunda tienda (el Lugar Santísimo) sin sangre. Los pecados de ignorancia del pueblo (tön tou laou agnoëmatön). Palabra tardía proveniente de agnoeö, desconocer (5:2), sólo aquí en el N.T., pero en la LXX, papiros e inscripciones, donde se establece una distinción entre errores (agnoëmata) y crímenes (hamartëmata). En Génesis 43:12 agnoëma es «una inadvertencia». Pero estos pecados de ignorancia (agnoëmata) eran pecados, y demandaban la expiación. Véase Hebreos 10:26 para el pecado voluntarioso.

8. Dando el Espíritu Santo a entender con esto (touto dëlountos tou pneumatos tou hagiou). Genitivo absoluto con el participio presente en voz activa de dëloö, poner en claro. Empleado como en 12:27. El camino al santuario (tën tön hagiön hodon). Aquí, lo mismo que en los versículos 12, 25, tön hagiön es empleado de la misma Presencia de Dios, como en 8:2, y está en genitivo objetivo. Hodon es el acusativo de referencia general con el infinitivo. Aún no se había manifestado (mëpö pephanerösthai). Perfecto de infinitivo en voz pasiva de phaneroö, hacer claro (phaneros), en discurso indirecto después de dëlountos con el término negativo mëpö. Mientras el primer tabernáculo estuviese en pie (eti tës prötës skënës echousës stasin). Otro genitivo absoluto con el participio presente en voz activa de echö (teniendo base sustentante, stasin), «teniendo aún lugar el primer tabernáculo». El velo en la entrada mantenía al pueblo fuera de la primera tienda, así como el segundo velo (v. 3) mantenía a los sacerdotes fuera del Lugar Santísimo (la misma presencia de Dios).

9. Lo cual (hëtis). «La cual misma cosa», la primera tienda (tës protës skënës, división del tabernáculo); un paréntesis y explicación. Un símbolo (parabolë). Sólo en los Evangelios Sinópticos y Hebreos 9:9; 11:19 en el N.T. Véase Mateo 13:3 para esta palabra (de paraballö, poner junto al lado). Aquí como tupos (tipo o sombra de «la realidad celestial», Moffatt). Para el tiempo presente (eis ton kairon ton enestëkota). «Para la actual crisis» (siendo que tenemos kairon, no aiöna, edad, ni chronon, tiempo). Participio perfecto articular en voz activa (repetición de artículo) de enistëmi (intransitivo), la edad en la que vivían, no la pasada, ni la futura. Véanse 1 Corintios 3:22 y Romanos 8:38 para el contraste entre enestöta y mellonta. Esta era de crisis, prefigurada por el antiguo tabernáculo, señalaba a un más rico cumplimiento aún venidero. Según el cual (kath’ hën). Aquí el relativo hace referencia a parabolë, acabado de mencionar, no a skënës. Véanse 5:1; 8:3. En cuanto a la conciencia (kata suneidësin). Para suneidësis véanse 1 Corintios 8:10; 10:17 y Romanos 2:15. Éste era el primer fracaso de los sacrificios animales (10:14). Hacer perfecto … al que practica este culto (teleiösai ton latreuonta). Primer aoristo de infinitivo en voz activa (2:10). Como mucho, se trataba solamente de purificaciones rituales o cere-moniales (7:11) que demandaban una repetición sin fin (10:1–4).

10. Sólo en comidas y bebidas, en diversas abluciones (monon epi brömasin kai pomasin kai diaphorois baptismois). El empleo de epi aquí con el caso locativo es normal, «en la cuestión de» (Lc. 12:52; Jn. 12:16; Hch. 21:24). El valor ritual que tuvieran estos sacrificios levíticos quedaba confinado a minuciosas normas acerca de la dieta y de purificaciones ceremoniales (puro e impuro). Para «diversas» (diaphorois, adjetivo tardío, aparece en el N.T. sólo en He. 1:4; 8:6; 9:10; Ro. 12:6) dígase «diferentes» o «varias». Baptismois, naturalmente, las inmersiones ceremoniales judaicas (cf. Mr. 7:4; Éx. 29:4; Lv. 11:25, 28s.; Nm. 8:7; Ap. 21:27. Prescripciones carnales (dikaiömasin sarkos). Pero el texto correcto es indudablemente dikaiömatasarkos (el caso nominativo), en aposición con döra te kai thusiai (dones y sacrificios). Véase 9:1 para dikaiömata. Impuestas (epikeimena). Participio presente en voz media o pasiva de epikeimai, viejo verbo que significa yacer encima (ser puesto encima). Cf. 1 Corintios 9:16. Hasta el tiempo de reformar (mechri kairou diorthöseös). Declaración definida de la naturaleza temporal del sistema levítico, ya expuesta en 7:10–17; 8:13 y claramente argüida por Pablo en Gálatas 3:15 a 22. Diorthösis es una palabra tardía, sólo aquí en el N.T. (de diorthoö, rectificar, enderezar), empleada por Hipócrates de enderezar miembros dislocados, como anorthoö en Hebreos 12:12. Aquí de reforma, como diorthöma (reformas) en Hechos 24:2s. El cristianismo mismo es la gran Reforma del judaísmo de entonces (fariseísmo) y el judaísmo espiritual prefigurado por la antigua promesa abrahámica (véanse Gá. 3 y Ro. 9).

11. Estando ya presente (paragenomenos). Participio segundo aoristo en voz media de paraginomai. Éste es el gran acontecimiento histórico que constituye el eje de la historia. «Cristo entró en escena, y todo cambió» (Moffatt). De los bienes venideros (tön mellontön agathön). Pero B y D leen genomenön (que han venido). Es una buena pregunta: ¿cuál es el verdadero texto? Ambos aspectos son ciertos, por cuanto Cristo es el Sumo Sacerdote de los bienes que ya han venido, así como del glorioso futuro de esperanza. Westcott prefiere genomenön, Moffatt mellontön. Por … más amplio y más perfecto tabernáculo (dia tës meizonos kai teleioteras skënës). Probablemente el empleo instrumental de dia (2 Co. 2:4; Ro. 2:27; 14:20) como acompañamiento, no la idea local (4:14; 10:20). Cristo como Sumo Sacerdote emplea en su obra el tabernáculo celestial (8:2), en base al cual fue modelado el terreno (9:24). No hecho de manos (ou cheiropoiëtou). Un viejo compuesto verbal, para el cual véanse Marcos 14:58; Hechos 7:48; 17:24. Cf. Hebreos 8:2. Aquí en posición de predicado. No de esta creación (ou tautës tës ktiseös). Explicación de ou cheiropoiëtou. Para ktisis véanse 2 Corintios 5:17 y Romanos 8:19. Para la idea véanse 2 Corintios 4:18 y Hebreos 8:4. Este tabernáculo mayor y más perfecto es el cielo mismo (9:24).

12. Por medio de su propia sangre (dia tou idiou haimatos). Ésta es la gran distinción entre Cristo como Sumo Sacerdote y todos los demás sumos sacerdotes. Ellos ofrecen sangre (v. 7), pero Él ofreció su propia sangre. Él es a la vez la víctima y el Sumo Sacerdote. Véase la misma frase en 13:12 y Hechos 20:28. Una vez para siempre (ephapax). En contraste a las repetidas entradas (anuales) de los sumos sacerdotes levíticos (9:7). En el santuario (eis ta hagia). Aquí, como en los versículos 8 y 24, el mismo cielo. Habiendo obtenido (heuramenos). Participio primero aoristo en voz media (indirecta) de heuriskö, acción simultánea con eisëlthen, y por o de sí mismo «como el resultado de la labor personal dirigida a este fin» (Westcott). El valor de la ofrenda de Cristo consiste en el hecho de que Él es el Hijo de Dios así como el Hijo del Hombre, que es sin pecado, y por ello un sacrificio perfecto sin necesidad de una ofrenda por sí mismo, y que es un acto voluntario de su parte (Jn. 10:17). Lutrösis (de lutroö) es una palabra tardía para denotar la acción de redimir (cf. lutron, rescate), en el N.T. sólo aquí y en Lucas 1:68; 2:38. Pero en otros pasajes se emplea apolutrösis (como en Lc. 21:28; Ro. 3:24; He. 9:15; 11:35). Para «eterna» (aiönian, aquí en género femenino) véase 6:2. El autor pasa ahora a considerar el mejor sacrificio (9:13–10:18) ya mencionado.

13. Cenizas (spodos). Vieja palabra, en el N.T. sólo aquí, Mateo 11:21; Lucas 10:13. Común en la LXX. De la becerra (damaleös). Una vieja palabra (damalis), una becerra alazana cuyas cenizas mezcladas con agua (meta hudatos, v. 19) eran rociadas (rantizousa, participio presente en voz activa de rantizö, en la LXX, aunque rainö es la forma más común) sobre los contaminados (Nm. 19), mientras que la sangre de los toros y de las cabras era ofrecida por los pecados (Lv. 16). Santifican (hagiazei). Condición de la primera clase, supuesta como cierta. Este ceremonial ritual sirve «para la purificación (katharotëta, vieja palabra, únicamente aquí en el N.T.) de la carne», pero no para la conciencia (versículo 9). La becerra era amömon, y el individuo katharos.

14. ¿Cuánto más? (posöi mallon;). Caso instrumental, «por cuanto más», por la medida de la superioridad de la sangre de Cristo a la de las cabras y toros y a las cenizas de una becerra. Mediante el Espíritu eterno (dia pneumatos aiöniou). No el Espíritu Santo, sino el propio espíritu de Cristo, que es eterno como Él lo es. Hay así una calidad moral en la sangre de Cristo, y ninguna en la de los otros sacrificios. Se ofreció a sí mismo (heauton prosënegken). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de prospherö (empleado con tanta frecuencia como en 5:1, 3; 8:3). El carácter voluntario de la muerte de Cristo vuelve a ser enfatizado. Sin mancha (amömon). Viejo adjetivo compuesto (Col. 1:22; 1 P. 1:19) como debía serlo el sacrificio (Éx. 29:1; Lv. 1:3, 10). Purificará vuestras conciencias de (kathariei tën suneidësin humön). Futuro de indicativo en voz activa de katharizö. Algunos MSS. tienen hëmön (nuestras). El griego antiguo empleaba kathairö, no katharizö (en inscripciones para purificación ceremonial, Deissmann, Bible Studies, págs. 216s.), para denotar purificar. De obras muertas (apo nekrön ergön). Como en 6:1. «Se podría hacer una pausa antes de ergön, de obras muertas, no de cuerpos muertos».

15. Mediador de un nuevo pacto (diathëkës kainës mesitës). Véase 8:6 para esta frase con kreittonos en lugar de kainës. Interviniendo muerte (thanatou genomenou). Genitivo absoluto, con referencia a la muerte de Cristo. Para redención (eis apolutrösin). De las transgresiones (tön parabaseön). En realidad en caso ablativo, el «de» de procedencia, «fuera de». Véase versículo 12, lutrösin. Durante el primer pacto (epi tëi prötëi diathëkëi). Aquí tenemos una declaración definida de que el verdadero valor en los sacrificios típicos bajo el sistema del Antiguo Testamento estaba en su cumplimiento en la muerte de Cristo. Es la muerte de Cristo lo que da valor a los tipos que señalaban hacia ella. Así, es el sacrificio expiatorio de Cristo lo que constituye la base de la salvación de todos los que fueron salvos hasta la Cruz y desde ella. Para que … reciban (hopös labösin). Cláusula de propósito (el propósito de Dios en los ritos y símbolos) con hopös y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de lambanö.

16. Testamento (diathëkë). La misma palabra se emplea para pacto (v. 15) y testamento (aquí). También Pablo juega con el doble sentido de este término, en Gálatas 3:15s. En la actualidad decimos «El Nuevo Testamento» (Novum Testamentum) en lugar de «El Nuevo Pacto». Ambos términos son adecuados. Del testador (tou diathemenou). Genitivo del participio segundo aoristo articular en voz media de diatithëmi, del que proviene diathëkë. Aquí el concepto de testamento concuerda con klëronomia (herencia, 1 P. 1:4) así como con thanatos (muerte).

17. Es firme (bebaia). Estable, firme, como en 3:6, 14. En caso de muerte (epi nekrois). Literalmente: «sobre (personas) muertas» (cf. F. Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit.). Sólo entonces entra en vigor un testamento. Pues no tiene vigencia en tanto que el testador vive (epei më pote ischuei hote zëi ho diathemenos). Una declaración de realidad. Alef y D leen tote (luego) en lugar de pote. El uso de më en una oración causal es permisible (Jn. 3:18, hoti më).

18. El primer pacto (hë prötë). No hay «pacto» en el original, aunque sí que queda sobrentendido, como en 9:1. Fue inaugurado (enkekainistai). Ha sido inaugurado. Perfecto de indicativo en voz pasiva de enkainizö, un verbo tardío en la LXX, un papiro, y en el N.T. sólo aquí y en 10:20. Significa renovar, inaugurar (1 S. 11:14; 2 Cr. 15:8) y en 1 Reyes 8:63 dedicar. Nótese ta enkainia (Jn. 10:22) para la fiesta de la dedicación.

19. Habiendo anunciado … todos los mandamientos (lalëtheisës … pasës entolës). Genitivo absoluto con el participio primero aoristo en voz pasiva, femenino del singular de laleö. El autor emplea el relato en Éxodo 24:3s. «con libertad característica» (Moffatt). No hay nada allí acerca del agua, de la lana escarlata (erion, diminutivo de eros, eiros, una vieja palabra, aquí y en Ap. 1:14; para kokkinos véase Mt. 27:6, 28), e hisopo (hussöpou, una planta citada en Jn. 19:29). Había surgido la costumbre de mezclar agua con la sangre y emplear un manojo de lana o una rama de hisopo para rociar (Nm. 10:2–10). El libro mismo (auto te to biblion). Nada se dice en Éxodo acerca del rociamiento del libro del pacto, aunque no se puede negar que así sucediera. Omite el uso del aceite en Éxodo 40:9s. y Levítico 8:10s. y aplica la sangre a todos los detalles. Roció (erantisen). Primer aoristo de indicativo en voz activa de rantizö (de rantos, y esto de rainö), como baptizö, de baptö. Cf. Marcos 7:4; Hebreos 10:22; Apocalipsis 19:13.

20. Ésta es (touto). En lugar de idou de la LXX (Éx. 24:8), justo como las palabras de nuestro Señor en Marcos 14:24, una posible reminiscencia de las palabras del Maestro (Dods). El autor usa también eneteilato (ha ordenado) en lugar de dietheto en la LXX.

21. Y de la misma manera … con la sangre (töi haimati homoiös). Caso instrumental de haima (sangre). Pero el uso del artículo no tiene necesariamente referencia a la sangre mencionada en el versículo 19. En Éxodo 40:9 Moisés roció el tabernáculo con aceite. No había sido levantado en la época de Éxodo 24:5s. Josefo (Ant. III. 8, 6) transmite una tradición de que también se empleó sangre en esta dedicación. La sangre se empleaba anualmente en los ritos de purificación en el día de la expiación.

22. Casi (schedon). Viejo adverbio, sólo tres veces en el N.T., aquí, Hechos 13:44; 19:26. Aquí cualifica a toda la cláusula, no sólo a panta. Con sangre (en haimati). En sangre. Había excepciones (Éx. 19:10; 32:30s.; Lv. 5:11; 15:5; Nm. 16:46s.; 31:23s., etc.). Sin derramamiento de sangre (chöris haimatekchusias). Un doble compuesto que se encuentra aquí por primera vez (acuñado por el escritor) y posteriormente en escritores eclesiásticos (haima, sangre; ek, fuera; cheö, derramar, como ekchusis haimatos, 1 R. 18:28, LXX). «Derramamiento de sangre.» El autor parece tener en mente las palabras de Cristo en Mateo 26:28: «Esta es mi sangre del pacto que es derramada por muchos para perdón de pecados». La sangre es el principio vital, y es eficaz para expiación. La sangre de Cristo echa a un lado todos los demás planes para el perdón.

23. Las figuras (ta hupodeigmata). Véase 8:5 para esta palabra, el tabernáculo terrenal (8:4; 9:11. Así (toutois). Caso instrumental de houtos, esto es, «con estas cosas», refiriéndose a los ritos descritos con anterioridad (v. 19). Mismas (auta). Las realidades celestiales (8:2, 5; 9:11s.). Con mejores sacrificios (kreittosin thusiais). Otra vez caso instrumental. El punto central de esta sección (9:13 a 10:18). Que éstos (para tautas). Uso de para y el acusativo después de un comparativo, como en 1:4, 9. A nosotros puede parecernos algo forzado hablar de la purificación ritual o dedicación del mismo cielo por la aparición de Cristo como Sacerdote y Víctima. Pero toda esta imagen es grandemente mística.

24. Hecho de mano (cheiropoiëta). Véase versículo 11 para esta palabra. Figura del verdadero (antitupa tön alëthinön). Palabra compuesta tardía, aparece sólo dos veces en el N.T. (aquí, 1 P. 3:21). Polibio emplea antitupos para infantería «opuesta» a la caballería. En griego moderno significa una copia de un libro. Aquí es «la contrapartida de la realidad» (Moffatt). A Moisés le fue mostrado un tupos (modelo) de las realidades celestiales, y él hizo un antitupon en base a aquel modelo, «correspondiéndose al tipo» (Dods) o modelo. En 1 Pedro 3:21 antitupos tiene el sentido inverso, «la realidad del bautismo que se corresponde con o es el antitipo del diluvio» (Dods). Para presentarse ahora (nun emphanisthënai). Cláusula de propósito por medio del primer aoristo de infinitivo en voz pasiva de emphanizö (Mt. 27:53; Jn. 14:21s.). Para la frase, véase Salmos 42:3. Para esta obra de Cristo como nuestro Sumo Sacerdote y Paracleto en el cielo, véanse Hebreos 7:25, Romanos 8:34 y 1 Juan 2:1s.

25. Para ofrecerse muchas veces (hina pollakis prospherëi heauton). Cláusula de propósito con hina y presente de subjuntivo en voz activa de prospherö (seguir ofreciéndose a sí mismo, como 5:1, 3). Con sangre ajena (en haimati allotriöi). El llamado uso instrumental de en (acompañamiento). Allotrios significa «perteneciente a otro», «no propio» (Lc. 16:12).

26. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces (epi edei auton pollakis pathein). Un común uso elíptico de epei, después del que se tiene que suplir «si fuera cierto», o «en tal caso», una prótasis de una condición de segunda clase supuesta falsa. La conclusión con edei va sin an (verbos de necesidad, obligación, etc.). Véase Robertson, Grammar, pág. 963. La conclusión con an aparece en 10:2. Véase también 1 Corintios 5:10. «Por cuanto, si ello fuera cierto, le sería necesario sufrir frecuentemente.» Desde la fundación del mundo (apo katabolës kosmou). Véase 4:3 para esta frase. El único sacrificio de Cristo tiene un valor absoluto y definitivo (1 P. 1:19s.; Ap. 13:8). En la consumación (epi sunteleiâi). Consumación o finalización, como en Mateo 13:39s. (véase). Ha sido manifestado (pephanerötai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de phaneroö, un estado permanente. Véase «el primitivo himno o confesión de fe» (Moffatt) en 1 Timoteo 3:16 y también en 1 Pedro 1:20. Jesús vino de una vez por todas (He. 1:2). Para quitar de en medio el pecado (eis athetësin tës hamartias). Véase 7:18 para la palabra athetësis. «El sacrificio de Cristo trató con el pecado como un principio; los sacrificios levíticos contemplaban las transgresiones individuales» (Vincent).

27. Está reservado (apokeitai). Presente en voz media (o pasiva) de apokeimai, «está establecido» para los hombres. Cf. el mismo verbo en Lucas 19:20; Colosenses 1:5; 2 Timoteo 4:8 (la corona de Pablo). Morir una sola vez (hapax apothanein). Morir una vez por todas, como vivir una vez por todas aquí. No hay reencarnación. Después de esto el juicio (meta touto krisis). Con la muerte no acaba todo. El hombre tiene que comparecer ante Cristo como Juez, tal como el mismo Jesús lo expone gráficamente (Mt. 25:31–46; Jn. 5:25–29).

28. Una sola vez (hapax). Cf. el versículo 26, donde se habla en el mismo sentido. Aparecerá por segunda vez (ek deuterou ophthësetai). Futuro de indicativo en voz pasiva de horaö. Una bendita certidumbre de la Segunda Venida de Cristo, pero esta vez «sin relación con el pecado» (chöris hamartias, sin concepto, por tanto, de una segunda oportunidad). Para salvación (eis sötërian). Una final y completa salvación para «los que le esperan» (tois auton apekdechomenois). Dativo plural del participio presente articular en voz media de apekdechomai, el mismo verbo que emplea Pablo en Filipenses 3:20 de la espera de la venida de Cristo como Salvador.

1. Sombra (skian). El contraste aquí entre skia (sombra, causada por la interrupción de la luz como por árboles, Mr. 4:32) y eikön (imagen) es notable. Cristo es el eikön de Dios (2 Co. 4:4; Col. 1:15). En Colosenses 2:17 Pablo hace una distinción entre skia para los ritos y las ceremonias del judaísmo, y söma para la realidad en Cristo. Los niños sienten predilección por las sombras chinescas. La ley da sólo una silueta borrosa de los bienes venideros (9:11). Continuamente (eis to diënekes). Véase esta frase asimismo en 7:3; 9:12, 14. No se encuentra en ningún otro pasaje del N.T. Proviene de diënegka (diapherö), llevar a través. Puede (dunatai). La ley … puede. Para la idea y uso de teleiösai véase 9:9.

2. De otra manera cesarían (epei ouk an epausanto). Elipsis de condición después de epei (por cuanto si realmente perfeccionaran), con la conclusión de la condición de segunda clase (an y el aoristo de indicativo en voz media de pauomai). De ofrecerse (prospheromenai). Giro idiomático regular, participio (presente en voz pasiva) con pauomai (Hch. 5:42). Pues (dia to). Dia con el acusativo del infinitivo articular, «debido a la posesión» (echein) en cuanto a los adoradores (tous latreuontas, acusativo de referencia general del participio articular), no «hubieran tenido». Ya ninguna conciencia de pecado (mëdemian eti suneidësin hamartiön). Más bien, «consciencia de pecados», como en 9:14. Limpios de una vez (hapax kekatharismenous). Participio perfecto pasivo de katharizö, «si hubieran sido limpiados una vez por todas».

3. Memoria (anamnësis). Un recuerdo. Una palabra antigua proveniente de anamimnëskö, recordar, como en Lucas 22:19; 1 Corintios 11:24s.

4. Quitar (aphairein). Presente de infinitivo en voz activa de aphaireö. Viejo verbo, común en el N.T., sólo aquí y en Romanos 11:27 con «pecados». Cf. 9:9.

5. Entrando en el mundo (eiserchomenos eis ton kosmon). Referencia a la Encarnación de Cristo, que es presentado citando Salmos 40:7–9, que se menciona aquí. El texto de la LXX es seguido mayormente, difiriendo del hebreo principalmente en que tiene söma (cuerpo) en lugar de ötia (oídos). La traducción de la LXX no ha alterado el sentido del Salmo «de que había un sacrificio que se correspondía con la voluntad de Dios como ningún animal podría» (Moffatt). Así, el escritor de Hebreos «argumenta que la ofrenda de sí mismo del Hijo es la ofrenda definitiva por el pecado, por cuanto éste es el sacrificio que, según la profecía, Dios deseaba» (Davidson). Me preparaste un cuerpo (söma katërtisö moi). Primer aoristo de indicativo en voz media en segunda persona del singular de katartizö, disponer, aparejar, equipar. El empleo de söma (cuerpo) en lugar de ötia (oídos) no cambia el sentido, por cuanto los oídos eran el punto de contacto con la voluntad de Dios.

6. No te complaciste (ouk eudokësas). Primer aoristo de indicativo en voz activa de eudokeö, común para denotar el beneplácito de Dios (Mt. 3:17). Dios no se complacía en las ofrendas de animales (thusian), en las ofrendas vegetales (prosphoran), en los holocaustos (holokautömata) ni en las expiaciones por el pecado (peri hamartias, acerca del pecado).

7. Entonces (tote). Cuando quedó claro que Dios no podía quedar propiciado por tales sacrificios. He aquí que vengo (Idou hëkö). El Mesías es descrito como ofreciéndose a sí mismo para hacer la voluntad de Dios (tou poiësai to thelëma sou, el infinitivo articular infinitivo de propósito). Como está escrito de mí en el rollo del libro (en kephalidi bibliou gegraptai peri emou). Está escrito (gegraptai, perfecto de indicativo en voz pasiva). Kephalis es un diminutivo de kephalë (cabeza), una cabeza pequeña, luego rollo, sólo aquí en el N.T., pero así en papiros. Aquí hace referencia «al A.T. como predicción del más sublime sacrificio de Cristo» (Moffatt).

8. Diciendo más arriba (anöteron legön). Cristo, hablando como en el versículo 5. «Más arriba» (anöteron, comparativo de anö, arriba) hace referencia a los versículos 5 y 6, que son vueltos a citar. Las cuales cosas (haitines). Con referencia a «sacrificio y ofrenda, holocaustos y expiaciones por el pecado».

9. Ha dicho luego (tote eirëken). Esto es, Cristo. Perfecto de indicativo en voz activa, con lo que comparar tote eipon (segundo aoristo activo) en el versículo 7, que es vuelto a citar. Quita lo primero (anairei to pröton). Presente de indicativo en voz activa, esto es, «Él quita lo primero», de anaireö, tomar arriba, abolir, y, dicho de un hombre, dar muerte (Mt. 2:16). No imperativo, como puede dar la impresión en varias versiones en castellano, donde el verbo puede ser entendido como imperativo (RV, RVR, RVR77, V.M., Besson). Cf. BAS: «Él quita lo primero». Por «lo primero» (to pröton) se refiere al sistema de sacrificios animales en el versículo 8. Para establecer lo segundo (hina to deuteron stësëi). Cláusula de propósito con hina y el primer aoristo de subjuntivo en voz activa (transitiva) de histëmi, poner. Por «lo segundo» (to deuteron) significa hacer la voluntad de Dios, como se muestra en el versículo 9 (a continuación del v. 8). Ésta es la exégesis que el autor hace del Salmo.

10. Hemos sido santificados (hëgiasmenoi esmen). Perfecto perifrástico de indicativo en voz pasiva de hagiazö, poner aparte, santificar. La voluntad divina, no cumplida con los sacrificios de animales, queda cumplida en la ofrenda de Cristo de sí mismo. «Él vino para ser un gran Sumo Sacerdote, y el cuerpo le fue preparado para éÉl, de manera que por su ofrenda de él pudiera poner a los pecadores para siempre en la perfecta relación religiosa con Dios» (Denney, The Death of Christ, pág. 234).

11. Está (hestëken). Perfecto de indicativo en voz activa de histëmi (intransitivo), una vívida imagen. Ministrando y ofreciendo (leitourgön kai prospherön). Participios presentes activos que describen al sacerdote de manera gráfica. Quitar (perielein). Segundo aoristo de infinitivo en voz activa de periaireö, viejo verbo que denota quitar de alrededor, quitar totalmente, como en Hechos 27:20.

12. Habiendo ofrecido (prosenegkas). Participio segundo aoristo en voz activa (con final de aoristo primero -as en lugar de -on) de prospherö, un solo acto, en contraste con el participio presente prospherön más arriba. Un solo sacrificio (mian thusian). Éste es el punto principal. Este un sacrificio que lleva a cabo la obra que los muchos no pudieron efectuar. Uno se pregunta lleno de asombro cómo explican este versículo los sacerdotes que pretenden que la «misa» es la repetición del sacrificio de Cristo. Para siempre (eis to diënekes). Puede ser construido bien con mian thusian o bien con ekathisen (se sentó). Véase 1:3 para ekathisen.

13. Esperando de ahí en adelante (to loipon ekdechomenos). «Para el resto» o «para el futuro» (to loipon, acusativo de extensión de tiempo). La actitud expectante de Cristo aquí es la de la victoria final y definitiva (Jn. 16:33; 1 Co. 15:24–28). Hasta que sus enemigos sean puestos (heös tethösin hoi echthroi autou). Cláusula de propósito y temporal con heös y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de tithëmi. Cita Salmos 110:1 una vez más.

14. Ha hecho perfectos (teteleiöken). Perfecto de indicativo en voz activa de teleioö. Ha hecho lo que los viejos sacrificios no podían hacer (v. 1). Los que son santificados (tous hagiazomenous). Participio presente articular (caso acusativo) en voz pasiva de hagiazö (nótese el perfecto en el v. 10), bien debido a que el proceso sigue en marcha, bien por la repetición en tantas personas, como en 2:11.

15. Y nos da testimonio también el Espíritu Santo (marturei de hëmin kai to pneuma to hagion). Martureö es común en Filón para denotar una cita de las Escrituras. El autor confirma su interpretación de Salmos 40:7–9 repitiendo de Jeremías (31:31ss.) lo que ya había citado antes (en 8:8–12). Después de haber dicho (meta to eirëkenai). Caso acusativo, después de meta, del perfecto de infinitivo articular en voz activa.

16. Con ellos (pros autous). El autor cambia töi oiköi Israel (8:10) de este modo sin alterar el sentido. Cambia también el orden de «corazón» (kardias) y «mente» (dianoian) con respecto al que aparece en 8:10.

17. Otra vez aquí el escritor añade «iniquidades» (tön anomiön) a «sus pecados» de 8:12, y da la lectura mnësthësomai (primer futuro en voz pasiva) con ou më y no mnësthö (primer aoristo de subjuntivo pasivo) como en 8:12 (el giro más común). Hay incertidumbre, asimismo, acerca de si el escritor tiene la intención de que el versículo 17 como la cláusula principal, con los versículos 15 y 16 como subordinados, o bien que toda la cita esté subordinada a meta to eirëkenai del versículo 15 con un anacoluto en el versículo 18. En todo caso, el versículo 17 en la cita no sigue de inmediato al versículo 16, como se puede ver en 8:10–12 (saltándose parte de 8:10 y todo 8:11).

18. Ya no hay más ofrenda por el pecado (V.M.) (ouketi prosphora peri hamartias). Ésta es la conclusión lógica y triunfante acerca del mejor sacrificio ofrecido por Cristo (9:13–10:18). Como lo había profetizado Jeremías, hay realmente remisión (aphesis, eliminación) de los pecados. Es innecesario repetir el sacrificio.

19. Así que, … teniendo (echontes oun). El autor nos da ahora un segundo resumen (el primero en 8:1–6) de los cinco argumentos acerca de la superior obra de Cristo (10:19–25), junto con una solemne exhortación como la que se encuentra en 4:14–16, con la que comenzó la consideración, antes que pase a tratar extensamente del quinto y último, las mejores promesas en Cristo (10:26–12:3). Libertad (parrësian). Ésta es la nota dominante a través de toda la Epístola (3:6; 4:16; 10:19, 35). Ellos se sentían tentados a abandonar a Cristo, a desertar. El valor (libertad, esto es, de ánimo) es la necesidad de este tiempo. En el Lugar Santo (tön hagiön). Esto es, el santuario celestial donde Jesús está (6:18–20). Éste es el mejor santuario (9:1–12). Por la sangre de Jesús (BAS) (en töi haimati Iësou). Éste es el mejor sacrificio acabado de considerar (9:13–10:18).

20. Por el camino nuevo y vivo que Él abrió para nosotros (hën enekainisen hemin hodon prosphaton kai zösan). Este «nuevo» (prosphaton, recién muerto, acabado de hacer, de pros y la raíz de phatos, en los papiros, sólo aquí en el N.T.) y «vivo» (zösan) lo abrió («dedicó») Jesús para nosotros mediante su Encarnación y Muerte. Así Él cumplió la promesa de Dios de «el Nuevo Pacto» (8:7–13) en Jeremías. El lenguaje es aquí sumamente simbólico, y «a través del velo» es explicado como denotando la carne de Cristo, su humanidad, no el velo que se abre al cielo (6:20). Algunos atribuyen a «velo» aquí el sentido de oscurecer la deidad de Cristo en lugar de ser la revelación de Dios en el cuerpo de Cristo (Jn. 1:18; 14:9). En todo caso, debido a la venida de Cristo en la carne tenemos la apertura del nuevo camino para nuestro acceso a Dios (He. 2:17s.; 4:16).

21. Un gran sacerdote (hierea megan). Como ya se ha visto en 4:14–7:28. Sobre la casa de Dios (epi ton oikon tou theo). Como Hijo de Dios (3:5s.).

22. Acerquémonos (proserchömetha). Presente de subjuntivo volitivo en voz media como en 4:16, exhortación con la que comenzó la discusión. Hay tres exhortaciones en los versículos 22–25 (acerquémonos, proserchömetha; mantengamos firme, katechömen; considerémonos unos a otros, katanoömen allëlous). A esta primera exhortación se añaden cuatro puntos. Con corazón sincero (meta alëthinës kardias). Con lealtad. En plena certidumbre de fe (en plerophoriâi pisteös). Véase 6:11 para esta misma frase. Teniendo los corazones purificados de mala conciencia (rerantismenoi tas kardias apo suneidëseös ponëras). Participio perfecto pasivo de rantizö, con el acusativo retenido en el pasivo, una evidente alusión al rociamiento de sangre en el antiguo tabernáculo (9:18–22) y al derramamiento de la sangre de Cristo para la purificación de nuestras conciencias (10:14). Cf. 1 Pedro 1:2 para «el rociamiento de la sangre de Jesucristo». Los cuerpos lavados con agua limpia (lelousmenoi to söma hudati katharöi). Perfecto en voz pasiva (o media) de louö, viejo verbo denotando bañar, lavar. También con retención del acusativo si está en voz pasiva. Hudati puede ser bien locativo (en) o instrumental (con). Ver Efesios 5:26 y Tito 3:5 para el empleo de loutron. Si la referencia es aquí al bautismo (lo que es dudoso) el significado es un símbolo (Dods) de la anterior purificación mediante la sangre de Cristo.

23. Mantengamos firme (katechömen). Presente de subjuntivo volitivo en voz activa de katechö, como en 3:6, 14. Sin fluctuar (aklinë). Adjetivo compuesto común (a, privativo, y klinö, resuelto, sin inclinarse, aquí sólo en el N.T). Se trata de una confesión de esperanza, no de desesperación. El que prometió (ho epaggeilamenos). Participio primero aoristo articular en voz media de epaggellö. Éste es el argumento que queda por considerar (10:26–12:3) y al que ya se ha hecho alusión (6:13s.; 8:6). El ministerio de Jesús descansa sobre «mejores promesas». ¿Y cuán mejores? Dios es «fiel», pero también dio las otras promesas, que pasaremos a ver.

24. Considerémonos (katanoömen allëlous). Presente de subjuntivo volitivo en voz activa (sigamos en ello) de katanoeö. El verbo empleado acerca de Jesús en 3:1. Para estimularnos (eisparoxusmon). Nuestra palabra «paroxismo», de paroxunö (para, oxunö, de oxus, afilado), afilar, estimular, incitar. Así aquí en buen sentido (para incitar a), pero en Hechos 15:39 se emplea la palabra de irritación o contención, como en la LXX y por Demóstenes. Hipócrates la emplea de «paroxismo» en una enfermedad (así los papiros). Al amor y a las buenas obras (agapës kai kalön ergön). Genitivo objetivo. Así Pablo intenta estimular a los corintios mediante el ejemplo de los macedonios (2 Co. 8:1–7).

25. No dejando (më egkataleipontes). «No dejando atrás, no abandonando en el apuro» (2 Ti. 4:10). De congregarnos (tën episunagögën heautön). Compuesto doble tardío, de episunagö, reunir juntamente (sun) además, adicionalmente (epi) como en Mateo 23:37; Lucas 17:27. En el N.T. sólo aquí y en 2 Tesalonicenses 2:1. Aparece en una inscripción del 100 a.C. para una colecta de dinero (Deissmann, Light from the Ancient East, pág. 103). Como algunos tienen por costumbre (kathös ethos tisin). «Como es la costumbre a algunos.» Para ethos (costumbre) véanse Lucas 22:39 y Juan 19:40. Ya algunos cristianos habían adoptado el hábito de no asistir al culto público, un hábito peligroso tanto entonces como ahora. Tanto más, cuanto (tosoutöi mallon hosöi). Caso instrumental de medida o grado, «por tanto más cuanto», ambos con tosoutöi y hosöi. Aquel día se acerca (eggizousan tën hëmeran). La Segunda Venida de Cristo, que se aproxima más y más cada día (Ro. 13:12).

26. Si continuamos pecando voluntariamente (hekousiös hamartanontön hëmön). Genitivo absoluto con el participio presente activo de hamartanö, participio circunstancial aquí con un sentido condicional. Después de haber recibido (meta to labein). «Después de la recepción» (caso acusativo del segundo aoristo de infinitivo articular en voz activa de lambanö después de meta). Conocimiento (epignösin). «Pleno conocimiento», como en 6:4s. Ya no queda más (ouketi apoleipetai). «No más queda atrás» (presente de indicativo en voz pasiva como en 4:9), porque uno ha renunciado al solo y único sacrificio por el pecado que quita y puede quitar el pecado (10:1–18).

27. Expectación (ekdochë). Generalmente recepción o interpretación, de ekdechomai (He. 11:10), sólo aquí en el N.T. y en sentido inusual como prosdokia, como apekdechomai (Ro. 8:19, 23, 25), este sentido aparentemente «impuesto por el autor» (Moffatt) en base a su empleo de ekdechomai en 10:13. Los papiros lo usan en el sentido de interpretación. Un fuego airado (puros zëlos). Literalmente: «un celo de fuego». Una ira (celo, celos) marcados (genitivo) por fuego. Lenguaje similar al de Isaías 26:11; Sofonías 1:18; Salmos 70:5. Véase también 2 Tesalonicenses 1:8–10 para una imagen similar de condenación preparada. De consumir (esthiein). «Comer» (en sentido figurado), presente de infinitivo en voz activa. A los adversarios (tous hupenantious). Viejo adjetivo compuesto doble (hupo, en, antios), en el N.T. solamente aquí y en Colosenses 2:14. Aquellos que se oponen directamente.

28. Viola (athetësas). Participio primero aoristo en voz activa de atheteö, compuesto tardío, muy común en la LXX, de a, privativo, y tithëmi, anular e invalidar, echar a un lado, sólo aquí en Hebreos (véase Mr. 7:9), pero nótese athetësis (He. 7:18; 9:26). Sin compasión (chöris oiktirmön). Véase 2 Corintios 1:3. Ésta era la ley (Dt. 17:6) para los apóstatas. Por el testimonio de dos o tres (epi dusin ë trisin). «Sobre la base de dos o tres.» Para este uso de epi con el caso locativo, puede verse 9:17.

29. Cuanto (posöi). Caso instrumental de grado o medida. Un argumento desde lo menor hasta lo mayor, «la primera de las siete reglas de exégesis de Hillel» (Moffatt). Pensáis (dokeite). Una apelación al propio sentimiento de justicia de ellos acerca de los apóstatas de Cristo. Mayor (cheironos). «Peor», comparativo de kakos (malo). Castigo (timörias). Caso genitivo con axiöthësetai (primer futuro en voz pasiva de axioö, considerar digno). La palabra timöria denotaba al principio venganza. Vieja palabra, en la LXX sólo aquí en el N.T. Que haya hollado al Hijo de Dios (ho ton huion tou theou katapatësas). Participio primero aoristo articular en voz activa de katapateö, viejo verbo (Mt. 5:13) denotando una negligencia llena de escarnio, como en Zacarías 12:3. Véase la misma idea en Hebreos 6:6. En la cual fue santificado (en höi hëgiasthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de hagiazö. Es una indecible tragedia que debería constituir una seria advertencia a todo seguidor de Cristo a no jugar con la traición a Cristo (cf. 6:4–8). Por inmunda (koinon). «Común» en el sentido de impureza, como el uso que hace Pedro en Hechos 10:14. ¡Que haya alguien que así menosprecie «la sangre de Cristo en la que fue santificado»! Y los hay hoy, sin embargo, que escarnecen la sangre de Cristo y el evangelio basado en su sacrificio expiatorio como ¡una religión «de carnicería»! Haya ultrajado (enubrisas). Participio primero aoristo en voz activa de enubrizö, viejo verbo, tratar contumazmente con, insultar a, aquí sólo en el N.T. Es una palabra poderosa para expresar el insulto al Espíritu Santo tras haber recibido sus bendiciones (6:4).

30. Conocemos al que dice (oidamen ton eiponta). Dios vive y es fiel a su palabra. Cita Deuteronomio 32:35 (cf. Ro. 12:19). Para ekdikësis véase Lucas 18:7s. Dios es Dios de justicia. Es paciente, pero aplicará retribución. Y otra vez (kai palin). Deuteronomio 32:36.

31. Horrenda cosa (phoberon). Viejo adjetivo (de phobeö, aterrorizar). En el N.T. sólo en Hebreos (10:27, 31; 12:21). No se debe racionalizar su sentido. La ira de Dios se enfrenta a los malvados. Caer (to empesein). «La caída» (infinitivo articular aoristo segundo activo de empiptö, caer dentro, seguido aquí por eis). No estamos aquí tratando con un Dios muerto o ausente, sino con un Dios vivo y vigilante (3:12).

32. Traed a la memoria (anamimnëskesthe). Presente de imperativo en voz media de anamimnëskö, como en 2 Corintios 7:15, «recordaos a vosotros mismos. Los días antiguos estaban a alguna distancia en el pasado (5:12), en todo caso habían pasado años ya. Es una experiencia determinada de unas personas en un lugar determinado. Los cristianos de Jerusalén habían tenido experiencias de esta naturaleza, pero otros también. Después de haber sido iluminados (phötisthentes). Participio primero aoristo en voz pasiva de phötizö en el mismo sentido que en 6:4 (regeneración) y como «el pleno conocimiento de la verdad» en 10:26. Combate (athlësin). Palabra tardía proveniente de athleö, dedicarse a una prueba pública en los juegos (2 Ti. 2:5), sólo aquí en el N.T. Aparece en las inscripciones. Cf. 2:10 para el beneficio de los «padecimientos» en la instrucción.

33. Por una parte … por otra (touto men … touto de). Acusativo de referencia general (touto) con men y de para contraste. Expuestos públicamente (theatrizomenoi). Verbo tardío denotando traer sobre el escenario, poner en ridículo. Véase el uso que Pablo hace de theatron acerca de sí mismo en 1 Corintios 4:9. A ultrajes y aflicciones (oneidismois te kai thlipsein). Caso instrumental. Véase Romanos 15:3. Compañeros (koinönoi). Socios (Lc. 5:10) con aquellos (tön, genitivo objetivo). Estaban en una situación semejante (houtös anastrephomenön). Participio presente articular en voz media de anastrephö, conducirse (2 Co. 1:12).

34. Os compadecisteis (sunepathësate). Primer aoristo de indicativo en voz activa de sunpatheö, viejo verbo, tener un sentimiento con, simpatizar con. De los presos (tois desmiois). Caso instrumental asociativo, «con los presos» (los atados). Empleado de Pablo (Ef. 3:1; 2 Ti. 1:8). Sufristeis con gozo (meta charas prosedexasthe). Primer aoristo de indicativo en voz media (indirecta), «recibisteis a vosotros con gozo». Véase Romanos 13:1, 3; 15:7. El despojo (tën harpagën). «El arrebatamiento», «el saqueo». Vieja palabra proveniente de harpazö. Véase Mateo 23:35. De vuestros bienes (tön huparchontön humön). «De vuestras pertenencias, o posesiones.» Genitivo del participio presente articular neutro del plural en voz activa de huparchö usdo como sustantivo (cf. humön, genitivo), como en Mateo 19:21. Que tenéis (echein heautous). Infinitivo (presente en voz activa de echö) en discurso indirecto después de ginöskontes (sabiendo) con el acusativo de referencia general (heautous, en cuanto a vosotros mismos), aunque en algunos MSS. se omite heautous, en otros aparece heautois (dativo, para vosotros mismos) y en otros en heautois (en vosotros mismos). El predicado nominativo autoi pudiera haber sido empleado concordando con ginöskontes (cf. Ro. 1:22). Una mejor … posesión (kreissona huparxin). Una palabra común en el mismo sentido que ta huparchonta antes, en el N.T., solamente aquí y en Hechos 2:45. En lugar de los bienes que les habían arrebatado tenían tesoros en el cielo (Mt. 6:20). Perdurable (menousan). Participio presente en voz activa de menö. Ningunos opresores (legales o ilegales) podían robarles esto (Mt. 6:19ss.).

35. No perdáis, pues, vuestra confianza (me apobalëte oun tën parrësian humön). Prohibición con më y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de apoballö. Viejo verbo echar fuera de sí como carente de valor, sólo dos veces en el N.T., aquí en sentido figurado, y en Marcos 10:50 en sentido literal (del manto por parte de Bartimeo). Los judíos cristianos aquí estaban en peligro de dejarse dominar por el pánico y de apartarse de Cristo en desbandada. Recuérdese katechömen en el versículo 23. Que (hëtis). La confianza mencionada aquí, «la cual». Galardón (misthapodosian). Tardío compuesto doble, como misthapodotës (He. 11:6), de misthos (recompensa, salario) y apo-didömi, dar de vuelta, pagar (pagar de vuelta). En el N.T. sólo aquí, 2:2 y 11:26. De paciencia (hupomonës). Vieja palabra para permanecer bajo pruebas (Lc. 8:15). Éste era el llamamiento de aquella hora, entonces como ahora. Habiendo hecho la voluntad de Dios (to thelëma tou theou). Éste es un prerrequisito esencial para el ejercicio de la paciencia y para la obtención de la bendición prometida. No hay promesa para los que persisten pacientemente en hacer lo malo. Para que … obtengáis la promesa (hina komisësthe tën epaggelian). Cláusula de propósito con hina y el primer aoristo de subjuntivo en voz media de komizö, viejo verbo «llevar» (Lc. 7:37), en la voz media recibir lo propio (Mt. 25:27). Véase asimismo 11:39. El autor está ahora listo para desarrollar esta magna idea de recibir la promesa en Cristo.

37. Un poquito (mikron hoson hoson). De Isaías 26:20 como introducción a la cita de Habacuc 2:3s. El que ha de venir (ho erchomenos). El artículo ho se añade a erchomenos en Habacuc 2:3, y recibe aquí una aplicación mesiánica.

38. Si retrocede (ean huposteilëtai). Condición de la tercera clase con ean y el primer aoristo de subjuntivo en voz media de hupostellö, viejo verbo, retirarse, retraerse, como ya en Hechos 20:20, 27; Gálatas 2:12. Véase Romanos 1:17 para otra cita de «el justo vivirá por fe».

39. Pero nosotros (hëmeis de). En contraste con los renegados que se echan atrás y apostatan de Cristo. De los que retroceden para destrucción (hupostolës eis apöleian). Predicado genitivo de hupostolë, como en 12:11, de hupostellö con el mismo sentido aquí, retirada encubierta en Plutarco, disimulación en Josefo. Sólo aquí en el N.T. Para preservación del alma (eis peripoiësin psuchës). Vieja palabra proveniente de peripoieö, reservar, preservar (Lc. 17:33), comprar (Hch. 20:28). Así aquí preservar o salvar uno su vida, como en Platón, pero posesión en Efesios 1:14, obtención en 1 Tesalonicenses 4:9. Los papiros la tienen en el sentido de preservación.

1. Ahora bien, la fe es (estin de pistis). Acaba de decir que «somos de los que tienen fe» (10:39), no de la apostasía. Ahora pasa, en un capítulo de gran elocuencia y pasión, a ilustrar su punto mediante un catálogo de los héroes de la fe cuyo ejemplo debiera espolearlos a una lealtad semejante ahora. La seguridad de las realidades que se esperan (elpizomenön hupostasis). Hupostasis es una palabra muy común desde Aristóteles en adelante, y proviene de huphistëmi (hupo, debajo; histëmi intransitivo), lo que se encuentra debajo de cualquier cosa (de un puente, de un contrato, de una promesa). Ver su empleo filosófico en 1:3, el sentimiento de seguridad (une assurance certaine, Ménégoz) en 3:14, aquella estabilidad de la mente que lo mantiene a uno firme (2 Co. 9:4). Es común en los papiros en documentos de negocios como la base o garantía de las transacciones. «Y como éste es el sentido esencial en Hebreos 11:1, nos aventuramos a sugerir la traducción “la Fe es el título de propiedad de las cosas que se esperan”» (Moulton y Milligan, Vocabulary, etc.). La prueba convincente de lo que no se ve (pragmatön elegchos ou blepomenön). El único ejemplo de elegchos en el N.T. (excepto el Textus Receptus en 2 Ti. 3:16 para elegmon). Una palabra vieja y común proveniente de elegchö (Mt. 18:15) para «prueba» y luego para «convicción». Ambos usos aparecen en los papiros, y ambos tienen sentido aquí, siendo quizá «convicción» más ajustado, aunque no en griego clásico.

2. Por ella (en tautëi). Esto es, «en fe», demostrativo femenino refiriéndose a pistis. Los antiguos (hoi presbuteroi). Más cercano a «los padres», no en sentido técnico de ancianos (cargos eclesiásticos) que es usual en el N.T., sino más como «la tradición de los ancianos» (Mr. 7:3, 5 = Mt. 15:2). Alcanzaron buen testimonio (emarturëthësan). Primer aoristo en voz pasiva de martureö (cf. 7:8), «tuvieron testimonio».

3. Por la fe (pistei). Caso instrumental de pistis, la que ahora pasa a ilustrar de una manera maravillosa. Cada ejemplo, hasta el versículo 31, es introducido formalmente y con acierto retórico mediante pistei. Después del versículo 31 se da solamente un breve sumario. Entendemos (nooumen). Presente de indicativo en voz activa de noeö, viejo verbo (de nous, intelecto) como en Mateo 15:17; Romanos 1:20. El autor apela a nuestro conocimiento del mundo en el que vivieron estos héroes como una ilustración de la fe. Recientes obras de grandes científicos como Eddington y Jeans confirman la posición aquí adoptada de que hay una Mente Suprema detrás y antes del Universo. La ciencia sólo puede callarse y quedarse queda en la presencia de Dios, y creer como un niño pequeño. El universo (tous aiönas). «Las edades» (RV: «los siglos») como en 1:2 (cf. la cuarta dimensión de Einstein, el tiempo). Caso acusativo de referencia general. Fue enteramente organizado (katërtisthai). Perfecto de infinitivo en voz pasiva de katartizö, remendar, equipar, perfeccionar (Lc. 6:40), en discurso indirecto tras nooumen. De modo que (eis to). Como norma eis to con el infinitivo es final, pero en ocasiones, como aquí, expresa resultado, como también en Romanos 12:3 (Robertson, Grammar, pág. 1.003). Fue hecho (gegonenai). Participio infinitivo en voz activa de ginomai. Lo que se ve (to blepomenon). Participio presente articular en voz pasiva (caso acusativo de referencia general). Caso ablativo con ek (fuera de) del participio presente en voz pasiva. El autor niega la eternidad de la materia, que era una teoría común tanto entonces como ahora, y sitúa a Dios antes del universo visible, como tantos científicos modernos finalmente reconocen.

4. Más excelente sacrificio (pleiona thusian). Literalmente: «más sacrificio» (comparativo de polus, mucho). Para este uso más bien libre de pleiön con el punto implicado más que expresado, véanse Mateo 6:25; Lucas 10:31; 12:23; Hebreos 3:3. Que Caín (para Kain). Para este uso de para después del comparativo véase 1:4, 9. Para este incidente aquí mencionado, véase Génesis 4:4. Por lo cual (di’ hës). El sacrificio (thusia). Alcanzó testimonio (emarturëthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de martureö, como en el versículo 2, «fue testimoniado». De que era justo (einai dikaios). Infinitivo en discurso indirecto después de emarturëthë, construcción personalizada de dikaios (predicado nominativo tras einai) concordando con el sujeto de emarturëthë (cf. Ro. 1:22, einai sophoi). Dando Dios testimonio (marturountos tou theou). Genitivo absoluto con el participio presente en voz activa de martureo. Por ella (di’ autës). Por medio de su fe (mostrada en el sacrificio por él ofrecido). No se expone por qué el sacrificio de Abel fue mejor que el de Caín, aparte de por su fe. Muerto (apothanön). Participio segundo aoristo de apothneskö. Aún habla (eti lalei). Cf. Génesis 4:10 y Hebreos 12:24. Sigue hablando por medio de su fe.

5. Fue trasladado (metetethë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de metatithëmi, viejo verbo que significa trasponer, cambiar como en 7:12; Hechos 7:16. Para no ver muerte (tou më idein thanaton). Aquí otra vez tou con el infinitivo expresa por lo general propósito, pero en este caso la idea es la de resultado, como en Mateo 21:23; Romanos 1:24; 7:3, etc. (Robertson, Grammar, pág. 1.002). No fue hallado (ouch hëurisketo). Imperfecto en voz pasiva de heuriskö, de Génesis 5:24. No era hallado. Trasladó (metethëken). Primer aoristo en voz activa del mismo verbo que metetethë justo antes. Que fuese trasladado (metatheseös). Literalmente: «del traslado» (cf. F. Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit.). El sustantivo proveniente del mismo verbo metatithëmi, empleado ya en 7:12 para cambio. Véase también 12:27. Nuestra misma palabra «metátesis». Tuvo testimonio (memarturëtai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de martureö, sigue estando registrado, «ha sido testificado». De haber agradado a Dios (euarestëkenai töi theöi). Perfecto de infinitivo en voz activa de euaresteö, compuesto tardío proveniente de euarestos (complaciente), en el N.T. sólo en Hebreos 11:5s. y 13:16. Con el caso dativo theöi. Citado aquí de Génesis 5:22, 24. Este término se usa frecuentemente de siervos complaciendo a sus amos.

6. Imposible (adunaton). Una palabra fuerte, como en 6:4, 18. Véase Romanos 8:8 para la misma idea con aresai (areskö, Gá. 1:10). Crea (pisteusai dei). Necesidad moral de tener fe (confianza, pisteuö). Esto es cierto también en cuestiones de negocios (por ejemplo, los bancos). Que le hay (hoti estin). La misma existencia de Dios es asunto de fe inteligente (Ro. 1:19ss.), por lo que los hombres carecen de excusas. Es galardonador (misthapodotës ginetai). Más bien, «deviene galardonador» (presente de indicativo en voz media de ginomai, no de eimi). El único ejemplo en el N.T. de misthapodotës, un compuesto doble tardío y raro (hay un ejemplo en los papiros), de misthos (recompensa) y apodidömi (pagar de vuelta) como misthapodosia (10:35; 11:26). Buscan (ekzëtousin). Que buscan a Dios.

7. Cuando fue advertido por Dios (chrëmatistheis). Participio primero aoristo en voz pasiva de chrëmatizö, vieja palabra para denotar comunicaciones oraculares o divinas, como ya en 8:5 (cf. Mt. 2:12, 22, etc.). Con reverencia (eulabëtheis). Participio aoristo en voz pasiva, nominativo singular y masculino, de eulabeomai, un antiguo verbo proveniente de eulabës (de eu y labein, asirse de o tomar cuidadosamente), mostrarse eulabës, actuar circunspectamente o con reverencia, sólo aquí en el N.T. (excepto en el Textus Receptus en Hch. 23:10), frecuente en la LXX. Un arca (kiböton). Génesis 6:15 y Mateo 24:38. Con forma de caja (cf. He. 9:4). Por esa fe (di’ hës). Literalmente: «mediante la que», referencia a la fe antes mencionada. Al mundo (ton kosmon). A la humanidad pecadora, como en el versículo 38. Heredero (klëronomos). En 2 Pedro 2:5 Noé es llamado «pregonero de justicia», como aquí «heredero de la justicia». Él mismo creyó su mensaje acerca del diluvio. Como Enoc, anduvo con Dios (Gn. 6:9).

8. Sin saber adónde iba (më epistamenos pou erchetai). Negación usual më con un participio (presente en voz media proveniente de epistamai, un viejo y común verbo, poner la mente sobre). Presente de indicativo en voz media (erchetai), preservado en la pregunta indirecta tras el tiempo secundario exëlthen (salió), del que epistamenos recibe su tiempo. Abraham es un sublime y gráfico ejemplo de la fe. Ni siquiera sabía dónde estaba la tierra que iba a recibir «como herencia» (eis klëronomian).

9. Habitó como extranjero (paröikësen). Primer aoristo de indicativo en voz activa de paroikeö, viejo verbo que denota morar (oikeö) al lado (para), común en la LXX; en el N.T. sólo aquí y en Lucas 24:18. En Hechos 7:6 se emplea paroikon (extranjera). En la tierra prometida (eis gën tës epaggelias). Literalmente: «tierra de la promesa». La promesa que Dios le había hecho (Gn. 12:7; 13:15; 17:8). Como en tierra ajena (hös allotrian). Para allotrios (perteneciente a otro) véanse 9:25; 11:34. Coherederos de la misma promesa (tön sunklëromenön tës epaggelias tës autës). Doble compuesto tardío (sun, klëros, nemomai), que se encuentra en Filón, en inscripciones y papiros, en el N.T. sólo aquí, Romanos 8:17; Efesios 3:6; 1 Pedro 3:7. «Coherederos» con Abraham.

10. Esperaba (exedecheto). Imperfecto en voz media de ekdechomai (véase 10:13), un pintoresco imperfecto progresivo, su estable y paciente espera a pesar de los obstáculos. Fundamentos (tous themelious). No sólo «tiendas» (skënais, versículo 9). Abraham había puesto su firme mirada en el cielo como su verdadero hogar, siendo un mero peregrino (paroikos) sobre la tierra. Artífice (technitës). Vieja palabra proveniente de technë (pericia u oficio, Hch. 17:29; 18:3), y significando perito, artífice, en el N.T. sólo aquí y en Hechos 19:24, 38. Constructor (dëmiourgos). Una vieja palabra proveniente de dëmios (público) y ergon, un trabajador para el público, artesano, constructor, sólo aquí en el N.T.

11. Para concebir (eis katabolën spermatos). Literalmente: «para concepción de simiente». Véase 4:3 para katabolë. Fuera del tiempo de la edad (para kairon hëlikias). Más allá (para con el acusativo) de la sazón de la edad. Porque creyó que era fiel quien lo había prometido (epei piston hëgësato ton epaggeilamenon). La misma Sara (autë-Sarra). Incluso Sara, vieja como era, creyó en Dios, que había dado la promesa. Por ello, recibió poder.

12. Y ése ya muerto (kai tauta nenekrömenou). Acusativo de referencia general (tauta), a veces singular, como en 1 Corintios 6:8. El participio perfecto pasivo de nekroö, verbo tardío significando hacer morir, tratar como muerto (Ro. 4:19), aquí como hipérbole. A la orilla del mar (para to cheilos tës thalassës). «A lo largo del labio del mar» (de Gn. 22:17), cheilos aquí solamente en este sentido en el N.T. Innumerable (anarithmëtos). Viejo adjetivo verbal compuesto (a, privativo, y arithmeö, enumerar, contar), sólo aquí en el N.T.

13. Conforme a la fe (kata pistin). Aquí tenemos una interrupción en la repetición de pistei (por la fe), «conforme a la fe», bien por variedad literaria «o para sugerir pistis como la esfera y norma de los caracteres de ellos» (Moffatt). Todos éstos (houtoi pantes). Los de los versículos 9 a 12 (Abraham, Sara, Isaac, Jacob). Sin haber recibido lo prometido (më komisamenoi tas epaggelias). Participio primero aoristo en voz media de komizö, obtener, como en 10:36; 11:39. Y sin embargo el autor menciona a Abraham (6:15) como habiendo obtenido la promesa. Recibió la promesa del Mesías, pero no vivió para ver la venida del Mesías, como sí nosotros. Es en este sentido que tenemos nosotros «mejores promesas». Saludándolo (aspasamenoi). Participio primero aoristo en voz media de aspazomai, saludar (Mt. 5:47). Abraham se gozó de ver el día de Cristo en la lejana distancia (Jn. 8:56). Extranjeros (zenoi). «Residir en el extranjero conllevaba un cierto estigma» (Moffatt). Pero ellos lo «confesaban» (Gn. 23:4; 47:9). Peregrinos (parepidëmoi). Doble compuesto tardío (para, epi, dëmos), un residente extranjero, de otra tierra; en el N.T. sólo aquí y en 1 Pedro 1:1; 2:11.

14. Una patria (patrida). Tierra de los padres (patër), la tierra natal de uno (Jn. 4:44). Cf. nuestros términos patria, patriótico, patriotismo.

15. Hubiesen estado recordándose (emnëmoneuon)—tenían (eichon an). Condición de la segunda clase (nótese an en conclusión) con el imperfecto (no aoristo) tanto en condición como en conclusión. Por ello significa: «Si hubieran continuado atentos, hubieran seguido teniendo (acción lineal en ambos casos en el pasado)». Tiempo de volver (kairon anakampsai). Viejo verbo anakamptö, doblar hacia atrás, volver sobre sus pasos (Mt. 2:12), aquí en primer aoristo de infinitivo en voz activa. Las apetencias habrían logrado hallar el camino de vuelta. Cf. los israelitas en el desierto anhelando regresar a Egipto.

16. Aspiran (oregontai). Presente de indicativo en voz media de oregö, vieja palabra denotando estirarse en pos, anhelando en pos, como en 1 Timoteo 3:1. Dios de ellos (theos autön). Predicado nominativo con el infinitivo epexegético epikaleisthai (ser llamado) empleado con ouk epaischunetai (no se avergüenza).

17. Cuando fue probado (peirazomenos). Participio presente en voz pasiva de peirazö. La prueba seguía. Ofreció (prosenënochen). Perfecto de indicativo en voz activa de prospherö, el verbo tan frecuentemente empleado en esta Epístola. El acto estaba ya consumado por lo que a Abraham respectaba cuando se vio interrumpido, y así se registra con respecto a él. Véase Génesis 22:1–18. El que había recibido las promesas (ho tas epaggelias anadexamenos). Anadechomai es un viejo verbo que denota dar la bienvenida, agasajar, en el N.T. solamente aquí y en Hechos 28:7. Parecía la muerte de todas sus esperanzas. Ofrecía (prosepheren). El imperfecto de una acción interrumpida, como ekaloun en Lucas 1:59.

18. Habiéndosele dicho (pros elalëthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de laleö (Gn. 21:12). Las mismas palabras de Dios estaban en el corazón de Abraham ahora acerca de Isaac, «su unigénito» (ton monogenë. Cf. Lc. 7:12).

19. Considerando (logisamenos). Participio primero aoristo en voz media de logizomai. Abraham tenía un claro mandamiento de Dios que contravenía la anterior promesa de Dios. Ésta es la solución que él dio a esta difícil situación. Dios es poderoso (dunatai ho theos). Dios le había dado Isaac en su vejez. Dios podía resucitarlo de los muertos. El deber de Abraham era obedecer a Dios. En sentido figurado (en parabolëi). Véase ya en 9:9 para parabolë. Debido a (hothen, de donde) la sublime fe que manifestó Abraham, Isaac fue eximido de morir, y así Abraham lo volvió a recibir (ekomisato) como de entre los muertos. Ésta es la prueba que Abraham soportó, y a la que se hace referencia en Santiago (Stg. 2:23).

20. Respecto a cosas venideras (kai peri mellontön). Como se narra en Génesis 27:28–40, en la bendición de Isaac a Jacob y a Esaú.

21. Apoyado sobre el extremo de su bordón (epi to akron tës rabdou autou). De Génesis 47:31, pero no aparece el verbo «apoyado». La cita proviene de la LXX, mientras que el texto hebreo tiene «la cabecera de la cama»; sin embargo, la palabra hebrea admite ambos sentidos con diferentes puntos de vocalización.

22. Al morir (teleutön). Literalmente: «al finalizar». Participio presente activo de teleutaö, acabar o finalizar (Mt. 2:19), «al acabar su vida». La salida (peri tës exodou). Compuesto tardío denotando «salida», como aquí, metafóricamente usado de muerte (Lc. 9:31; 2 P. 1:15). Acerca de sus huesos (peri tön osteön autou). Forma sin contraer, como en Mateo 23:27.

23. Fue escondido (ekrubë). Segundo aoristo de indicativo en voz pasiva de kruptö, ocultar, como en Mateo 5:14. Tres meses (trimënon). Viejo adjetivo empleado como sustantivo neutro en caso acusativo para extensión de tiempo, sólo aquí en el N.T. Hermoso (asteion to paidion). Literalmente: «el niño era hermoso» (predicado adjetivo). Un viejo adjetivo proveniente de astu (ciudad), «de la ciudad» («urbano»), de maneras educadas, gentil. En el N.T. sólo aquí y en Hechos 7:20, en ambas ocasiones acerca de Moisés. Citado en Éxodo 2:2s. El decreto del rey (to diatagma tou basileös). Compuesto tardío para instrucción, de diatassö, sólo aquí en el N.T.

24. Hecho ya grande (megas genomenos). «Habiendo alcanzado la edad adulta» (Éx. 2:11). Rehusó (ërnesato). Primer aoristo de indicativo en voz media de arneomai, negar, rehusar. Era mayor de edad, e hizo su elección con pleno conocimiento. Hijo (huios). Predicado nominativo con legesthai (ser llamado, presente de infinitivo en voz pasiva, de legö).

25. Escogiendo antes (mallon helomenos). «Antes habiendo escogido» (segundo aoristo en voz media de haireö, tomar una postura por sí mismo). Ser maltratado con (sunkakoucheisthai). Presente de infinitivo en voz pasiva del compuesto doble sunkakoucheö (de sun, kakos, echö), tratar mal con (caso instrumental asociativo), el único ejemplo conocido excepto por uno en los papiros (siglo segundo d.C.), aunque aparece kakoucheö en Hebreos 11:37; 13:3. Gozar de los deleites temporales del pecado (proskairon echein hamartias apolausin). Literalmente: «tener placeres temporales de pecado». Apolausin es una vieja palabra derivada de apolauö, gozar, en el N.T. sólo aquí y en 1 Timoteo 6:17. Proskairos (de pros, kairos) es una palabra Koiné común como antítesis de aiönios (eterno), como en Mateo 13:21; Marcos 4:17; 2 Corintios 4:18 (los únicos ejemplos en el N.T.). Ser desleal con el pueblo de Dios hubiera procurado a Moisés goces en la corte de Egipto sólo durante un breve tiempo.

26. El vituperio de Cristo (ton oneidismon tou Christou). Véase Salmos 89:51 para el lenguaje donde se significa «el Mesías» («El Ungido») con tou Christou, aquí correctamente aplicado por el escritor a Jesús como el Mesías que tuvo que sobrellevar su propia afrenta (12:2; 13:12). Hay hoy día, como entonces (He. 13:13), un especial vituperio (oneidismos, ya en 10:33) en ser seguidor de Jesucristo. Moisés tomó este baldón como «mayores riquezas» (meizona plouton) que «los tesoros de los egipcios» (tön Aiguptou thësaurön, caso ablativo después del comparativo meizona, para lo cual véase Mt. 6:19s.). Moisés estaba guardando su tesoro en el cielo. Porque tenía puesta la mirada en el galardón (apeblepen gar eis tën misthapodosian). En perfecto activo de apoblepö, «porque estaba mirando afuera». Para misthapodosia véase 10:35.

27. No temiendo (më phobëtheis). Negación më con el participio primero aoristo en voz pasiva de phobeö, usado aquí transitivamente con el acusativo, como en Mateo 10:26. Moisés huyó de Egipto después de dar muerte al egipcio (Éx. 2:15), pero el autor omite este homicidio y lo deja a un lado como el motivo dominante en la huida de Moisés. Thumon (ira) es común en el N.T. (Lc. 4:28), pero sólo aquí en Hebreos. Se mantuvo firme (ekarterësen). Primer aoristo (constativo) de indicativo en voz activa de kartereö, vieja palabra proveniente de karteros, fuerte, sólo aquí en el N.T. Moisés había tomado su decisión antes de dar muerte al egipcio. Y se aferró a ella resueltamente. Como viendo al Invisible (ton aoraton hös horön). Éste es el secreto de su elección y de su lealtad a Dios y al pueblo de Dios. Éste es el secreto de la lealtad en cualquier ministro de Dios en la actualidad, que es el intérprete de Dios al hombre (2 Co. 4:16–18).

28. Celebró (pepoiëken). Perfecto de indicativo en voz activa de poieö, hacer, «ha hecho», enfatizando lo permanente de la naturaleza de esta fiesta. La aspersión de la sangre (tën proschusin tou haimatos). Más bien «el derramamiento de la sangre» (proschusis, de proscheö, derramar sobre), sólo aquí en el N.T. (el más temprano ejemplo conocido). Una alusión al mandamiento en Éxodo 12:7, 22, pero en la LXX proscheö es el término usual para denotar el acto (Éx. 24:6; 29:16; Lv. 1:5, 11; Dt. 16:6). Para que el exterminador de los primogénitos no los tocase (hina më ho olothreuön ta prötotoka thigëi autön). Cláusula final negativa con hina më y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de thigganö, viejo verbo significando «tocar», con el caso genitivo, en el N.T. solamente aquí, 12:20 y Colosenses 2:21. El participio articular ho olothreuön proviene de Éxodo 11:10. Para prötotoka véanse Lucas 2:7 y Éxodo 12:29.

29. Intentando hacer (hës peiran labontes). Literalmente: «de lo cual tomando prueba» (participio segundo aoristo en voz activa de lambanö, tomar). El giro peiran lambanein aparece en la LXX, en Deuteronomio 28:56. En el N.T. sólo aquí y en el versículo 36, aunque se trata de un giro clásico (en Demóstenes, etc.). Fueron ahogados (katepothësan). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de katapinö, beber abajo, tragar (Mt. 23:24).

30. Cayeron (epesan). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de piptö con final de primer aoristo, como sucede frecuentemente en el Koiné. Después de ser rodeados (kuklöthenta). Participio primero aoristo en voz pasiva de kukloö, viejo término que denota rodear en círculo (de kuklos, círculo) como en Hechos 14:20. Aquí tenemos una acción antecedente.

31. Habiendo recibido a los espías en paz (dexamenë tous kataskopous met’ eirënës). Participio primero aoristo en voz media de dechomai, dar la bienvenida (Lc. 10:8, 10). Katastopos es un viejo compuesto (kataskopeö, Gá. 2:4), empleado de explorar o espiar, en la LXX; sólo aquí en el N.T.

32. ¿Y qué más digo? (Kai ti eti legö;). Presente deliberativo de subjuntivo en voz activa (la misma forma que la indicativa, legö). Es aquí un giro literario y oratorio. Se siente limitado para continuar en el mismo estilo que ha empleado desde Abel hasta Rahab (11:4–31). Me faltaría para contar de (epileipsei me diëgoumenon peri). Literalmente: «me abandonará contando acerca de». Participio de presente en voz media de diëgeomai, conducir a través, llevar una discusión hasta su fin, y masculino (lo que elimina la probabilidad de que se tratara de Priscila) con me. Una descripción vívida y pintoresca de lo abrumado que se siente el autor ante la enorme abundancia de héroes en la lista de la fe durante los largos años de la historia de Israel. Menciona seis nombres (Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, David, Samuel), recapitulando después al resto bajo «los profetas» (tön prophëtön, los proclamadores por Dios), de los que Samuel era el líder.

33. Mediante la fe (dia pisteös). Se cambia así el repetido pistei empleado hasta ahora. Conquistaron reinos (katëgönisanto basileias). Primer aoristo de indicativo en voz media de katagönizomai, verbo del Koiné denotando luchar en contra, vencer, sólo aquí en el N.T. Empleado por Josefo de las conquistas de David. El autor tiene aquí (vv. 33, 34) «nueve tersas cláusulas» (Moffatt) sin conjunciones (asíndeton), con una gran fuerza retórica y oratoria (como golpes de mazo). Para «hicieron justicia» (ërgasanto dikaiosunën, primer aoristo de indicativo en voz media de ergazomai) véase Hechos 10:35. Alcanzaron promesas (epetuchon epaggeliön). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de epitugchanö, un viejo verbo (ya empleado en 6:15) con el genitivo. Pero no vieron el cumplimiento de la promesa mesiánica (11:39s.). Taparon bocas de leones (ephraxan stomata leontön). Primer aoristo de indicativo en voz activa de phrassö, viejo verbo que significa vallar dentro, dejar bloqueado. Véase Daniel 6:18–23.

34. Apagaron fuegos impetuosos (esbesan dunamin puros). Primer aoristo de indicativo en voz activa de sbennumi (Mt. 12:20). Véase Daniel 3:19–28. Escaparon del filo de la espada (ephugon stomata machairës). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de pheugö, viejo verbo denotando huir. «Del filo (stomata) de la espada» (Lc. 21:24). Véanse 1 Samuel 18:11 y 1 Reyes 19:2. Se revistieron de poder (edu namöthësan). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de dunamoö, verbo tardío proveniente de dunamis, como en Colosenses 1:11. Se hicieron fuertes en batallas (egenëthësan ischuroi en polemöi) (Sal. 18:34ss.). A ejércitos extranjeros (parembolas allotriön). Compuesto tardío (para, en, ballö) para denotar campamento (Polibio, Plutarco), cuarteles (Hch. 21:34, 37), ejércitos en orden de batalla (Ap. 20:9, y aquí como en la LXX y en Polibio). Aparentemente una referencia a las campañas de Judas Macabeo.1

35. Mediante resurrección (ex anastaseös). Cf. 1 Reyes 17:17ss.; 2 Reyes 4:8–37. Fueron torturados (etumpanisthësan). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de tumpanizö, verbo tardío derivado de tumpanon (timbal, bolillo de tambor), redoblar el tambor, golpear hasta la muerte (cf. 2 Mac. 7 acerca de Eleazar y la Madre y los Siete Hijos), una vez en la LXX (1 S. 21:13). No aceptando rescate (ou prosdexamenoi tën apolutrösin). Ofrecido como precio a la deslealtad, como en 2 Mac. 6:21–27. A fin de obtener una mejor resurrección (hina kreittonos anastaseös tuchösin). Cláusula de propósito con hina y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de tugchanö, obtener, con el caso genitivo. Una «mejor resurrección» que las temporales a las que se hace alusión en este versículo acerca de las mujeres.

36. Vituperios y azotes (empaigmön kai mastigön). Empaigmos es de empaizö (Mt. 20:19), palabra tardía, en la LXX, sólo aquí en el N.T. Mastigön (mastix, un látigo, un azote) es un término viejo y común (Hch. 22:24).

37. Fueron apedreados (elithasthësan). Como en el caso de Zacarías, hijo de Joiada (2 Cr. 24:20). «Un castigo característicamente judío» (Vincent). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de lithazö (Jn. 10:31). Aserrados (epristhësan). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de priö o prizö, viejo verbo (de prion, una sierra). Un cruel castigo judío (Am. 1:3), que la tradición afirma sufrió Isaías. Puestos a prueba (epeirasthësan). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de peirazö. Los MSS. varían mucho aquí en el texto y en el orden de estos dos puntos. Esta suave palabra parece un anticlímax aquí después de epristhësan. Uno de los siete hermanos fue frito (2 Mac. 7:4) y así se ha sugerido eprësthesan (fueron quemados), de primpaö. A filo de espada (en phonöi machairës). «En (por) asesinato de espada» (forma jónica del genitivo machairës, como en Éx. 17:13; Nm. 21:24). La suerte de los profetas impopulares (1 R. 10:10; Jer. 26:23). Anduvieron de acá para allá (periëlthon). Aoristo constativo de indicativo en voz activa de perierchomai (un pintoresco verbo compuesto). Aquí los sufrimientos de los vivos. Con pieles de ovejas (en mëlötais). Palabra tardía derivada de mëlon (oveja), una burda tela que llevaban profetas como Elías (1 R. 19:13, 19), sólo aquí en el N.T. En griego bizantino el hábito de un monje. Y de cabras (en aigeiois dermasin). «En pieles de cabras.» Derma, vieja palabra proveniente de derö, desollar (Mt. 21:35), sólo aquí en el N.T. Aigeios, viejo adjetivo (de aix, cabra), sólo aquí en el N.T. Menesterosos (husteroumenoi). Participio presente en voz pasiva de hustereö, viejo verbo que denota ser dejado atrás, empleado por Pablo de sí mismo (2 Co. 11:9). Atribulados (kakouchoumenoi). Participio presente en voz pasiva de kakoucheö, verbo compuesto tardío del adjetivo obsoleto kakouchos (kakos y echö), en la LXX (1 R. 2:26); en el N.T. sólo aquí y en 13:3. Véase sunkakoucheisthai en 11:25.

38. De los cuales el mundo no era digno (hön ouk ën axios ho kosmos). Una gráfica imagen en una cláusula parentética corta (hön, genitivo plural con axios), una frase para conmover a los lectores. Errando (planömenoi). Participio presente en voz media de planaö, como ovejas perdidas, cazadas por lobos. Cuevas (spëlaiois). Vieja palabra proveniente de speos (cueva), como en Mateo 21:13. Cavernas (opais). Una vieja palabra, quizá proveniente de ops (raíz de horaö, ver), abertura, en el N.T. sólo aquí y en Santiago 3:11. Cf. 1 Reyes 18:4; 2 Mac. 5:27; 10:6 (acerca de Judas Macabeo y otros).

39. Todos éstos (houtoi pantes). Toda la lista en los versículos 5–38. Cf. versículo 13. Mediante la fe (dia pisteös). Aquí mejor que pistei, tan frecuente. No recibieron lo prometido (ouk ekomisanto tën epaggelian). Primer aoristo en voz media de komizö. No vivieron para ver la promesa mesiánica (11:13), aunque sí vieron cumplidas las promesas especiales individuales, como ya se ha visto (11:33).

40. Porque Dios había provisto (tou theou problepsamenou). Genitivo absoluto con participio primero aoristo en voz media de problepö, compuesto tardío, prever, sólo aquí en el N.T. Algo mejor (kreittön ti). «Algo mejor», «las mejores promesas» de 8:6. Para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros (hina me chöris hëmön teleiöthösin). Cláusula negativa de propósito con hina më y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de teleioö. Pero este glorioso propósito de Dios en gracia no se debe a ningún mérito especial en nosotros. Se trata simplemente de la plenitud del tiempo en la dispensación de la gracia de Dios de la que somos beneficiarios. Pero por ello mismo y tanto más (noblesse oblige), deberíamos mostrarnos dignos de nuestra herencia y de la bondad de Dios, y ser leales a Cristo.

1. Por tanto (toigaroun). Participio inferencial compuesto triple (toi, gar, oun), como el alemán doch denn nun, una conclusión de énfasis, vieja partícula, pero en el N.T. sólo aquí y en 1 Tesalonicenses 4:8. No debería haber una división de capítulo aquí, por cuanto 12:1–3 es en realidad el punto culminante en todo el argumento acerca de las mejores promesas (10:19–12:3), con un apasionado llamamiento a la lealtad a Cristo. Nosotros también (kai hëmeis). Nosotros así como «todos éstos» en 11:39, y tanto más cuanto que nos ha sido dado «algo mejor» a nosotros con la venida real de Cristo. Teniendo en derredor (echontes perikeimenon). Literalmente: «teniendo (echontes, participio presente en voz activa de echö) yaciendo alrededor de nosotros» (perikeimenon, participio presente en voz media de perikeimai, viejo verbo como en Lc. 17:2). Nube de testigos (nephos marturön). Vieja palabra (latín nubes), sólo aquí en el N.T., denotando una inmensa masa de nubes. Los martures aquí no son meros espectadores (theatai), sino testigos que dan testimonio en base a su propia experiencia (11:2, 4, 5, 33, 39) del cumplimiento por parte de Dios de sus promesas, como se ve en el capítulo 11. Despojémonos (apothemenoi). Participio aoristo segundo en voz media (indirecto, de nosotros) de apotithëmi, viejo verbo como en Colosenses 3:8 (echando las ropas viejas de uno). Los corredores corrían en el estadio casi desnudos. Todo peso (ogkon panta). Vieja palabra (relacionada con enegkein, pherö), como porthos, baros. Aquí se trata de cada embarazo que causa dificultades, como la duda, el orgullo, la pereza, cualquier cosa. Ningún ropaje colgante que pueda dificultar o hacer tropezar. Del pecado que nos asedia (tën euperistaton hamartian). «El pecado que fácilmente nos asedia.» Hay doce posibles traducciones de este término verbal compuesto doble, de eu, bien, y periistëmi, poner alrededor o estar de pie alrededor (intransitivo). La Vulgata tiene circunstans nos peccatum (el pecado que está alrededor de nosotros). Es probable que ésta sea la verdadera idea aquí, «el pecado fácilmente asediante (o que rodea fácilmente)». En este caso, el pecado era la apostasía de Cristo. En nuestros casos pudiera ser algún otro pecado. El adjetivo verbal le recuerda a uno el círculo de fieras que en la selva rodea el fuego de campamento, cada una de ellas dispuesta para saltar sobre quien no vaya precavido. Corramos (trechömen). Presente de subjuntivo volitivo en voz activa de trechö, «prosigamos corriendo». Con paciencia (di’ hupomonës). No con impaciencia, duda o desesperanza. La carrera que tenemos por delante (ton prokeimenon hëmin agöna). Nótese el artículo y el participio presente en voz media de prokeimai, viejo compuesto (ya en 6:18, y también en 12:2). Caso dativo (hëmin) de interés personal.

2. Puestos los ojos en (aphoröntes eis). Participio presente en voz activa de aphoraö, viejo verbo significando mirar afuera, «mirando afuera a Jesús». En el N.T. sólo aquí y en Filipenses 2:23. Fija tu mirada en Jesús, después de echar una ojeada en «la nube de testigos», por cuanto es Él quien es nuestra meta. Cf. Moisés en 11:26 (ablepen). El autor (ton archëgon). Véase 2:10 para esta palabra. «El pionero de la fe personal» (Moffatt). Y consumador (kai teleiötën). Palabra aparentemente acuñada por el escritor en base a teleioö, por cuanto no ha sido hallada en ningún otro lugar. En la Vulgata aparece consummator. Por el gozo (anti tës charas). Respondiendo a, a cambio de (versículo 16), al final de la carrera se encontraba el gozo «puesto delante de Él» (prokeimenës autöi), mientras que aquí estaba la Cruz (stauron) en este extremo (el comienzo de la carrera) que soportó (hupomeinen, aoristo de indicativo en voz activa de hupomenö), menospreciando el oprobio (aischunës kataphronësas). En esta ocasión la Cruz trajo sólo vergüenza (la más vergonzosa de las muertes, «y muerte de cruz», Fil. 2:8). Pero Jesús la menosprecio, a pesar de su momentánea petición de que la copa pasara de Él, e hizo la voluntad de su Padre sometiéndose a ella. Está sentado (kekathiken). Perfecto de indicativo en voz activa de kathizö, y sigue estando allí (1:3).

3. Considerad (analogisasthe). Primer aoristo de imperativo en voz media de analogizomai, vieja palabra, contar, comparar, pesar, sólo aquí en el N.T. Véase katanoësate en 3:1. Entender a Jesús es la clave a todo el problema, la cura para la duda y la vacilación. Ha saportado (hupomemenëkota). Participio perfecto en voz activa del mismo verbo hupomenö empleado en el versículo 2. Contradicción (antilogian). Vieja palabra de antilogos (de antilegö), ya en 6:16; 7:7. De pecadores (hupo tön hamartölön). «Por parte de pecadores». Contra sí mismo (eis heauton), contra Cristo. Para que no desfallezcáis (hina më kamëte). Cláusula negativa final con hina më y el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa de kamnö, viejo verbo que denota estar fatigado, como aquí, o enfermo, como en Santiago 5:15. Faltos de ánimo (tais psuchais humön ekluomenoi). Participio presente en voz pasiva de ekluö, viejo verbo denotando desatar, poner en libertad, y en el pasivo debilitarse, estar cansado (aquí en alma, con el caso locativo), como en el versículo 5. El resto de la Epístola desarrolla y aplica este argumento.

4. Resistido (antikatestëte). Segundo aoristo de indicativo en voz activa (intransitivo) del compuesto doble antikathistëmi, viejo verbo, estar de pie en oposición en contra en línea de batalla, intransitivamente estar cara a cara (anti) contra (kata), solamente aquí en el N.T. Hasta derramar sangre (mechris haimatos). «Hasta la sangre.» Como fue cierto de Jesús y de muchos otros de los héroes de la fe en el capítulo 11. Combatiendo (antagönizomenoi). Participio presente en voz media de antagönizomai, viejo verbo con la misma figura en antikatestëte. Contra el pecado (pros hamartian). Cara a cara con el pecado, como en el versículo 1.

5. Habéis ya olvidado (eklelësthe). Perfecto de indicativo en voz media de eklanthano, hacer olvidar, viejo verbo, sólo aquí en el N.T. con el caso genitivo, como es usual. Se os dirige (humin dialegetai). Presente de indicativo en voz media de dialegomai, viejo verbo, ponderar cosas diferentes (dia-), conversar, con el dativo. Cf. Hechos 19:8s. La cita proviene de Proverbios 3:11s. No menosprecies (më oligörei). Prohibición con më y el presente de imperativo en voz activa de oligöreö, viejo verbo proveniente de oligöros, y esto de oligos (pequeño) y höra (hora), un viejo verbo, sólo aquí en el N.T. Disciplina (paideias). Vieja palabra derivada de paideuö, instruir como a niño (pais), instrucción (2 Ti. 3:16), lo cual, naturalmente, incluye la corrección y el castigo, como aquí. Véase también Efesios 6:4. Ni desmayes (mëde ekluou). Prohibición con më y presente de imperativo en voz pasiva de ekluö (véase el versículo 3).

6. Azota (mastigoi). Presente de indicativo en voz activa de mastigoö, viejo verbo proveniente de mastix (látigo). Ésta es una dura lección a aprender y comprender por parte de los hijos de Dios.

7. Soportáis (hupomenete). Presente de indicativo en voz activa o presente de imperativo en voz activa, y así justamente «soportáis para disciplina». Os trata (humin prospheretai). Presente de indicativo en voz media de prospherö, pero este sentido de conducirse con respecto a otro con el dativo sólo aparece aquí en el N.T., aunque se encuentra frecuentemente en el griego antiguo. ¿Qué …? (tis.…;). Interrogativo. A quien (hon). Relativo. Cf. Mateo 7:9.

8. Si estáis sin disciplina (ei chöris este paideias). Condición de la primera clase, determinada como cumplida. Nótese la posición de este (estáis) entre la preposición chöris y paideias (caso ablativo). Han sido (gegonasin). Perfecto de indicativo en voz activa de ginomai. Participantes (metochoi). Socios (3:14). Entonces (ara). Por ello mismo, en base a ello. Bastardos (nothoi). Una antigua palabra, sólo aquí en el N.T. Ilegítimos.

9. Además (eita). El siguiente paso en el argumento (Mr. 4:17). Tuvimos (eichomen). Imperfecto de indicativo de acción usual, «solíamos tener». Que nos disciplinaban (paideutas). Acusativo predicado después de eichomen, «como castigadores». Vieja palabra proveniente de paideuö, como agente (-tës). Sólo la encontramos una vez en la LXX (Os. 5:2) y dos veces en el N.T. (aquí y en Ro. 2:20). Los respetábamos (enetrepometha). Imperfecto en voz media de entrepö, girar dentro o en. Aquí «nos volvíamos hacia nosotros mismos», como en Mateo 21:37, una actitud habitual de reverencia. Nos someteremos (hupotagësometha). Segundo futuro pasivo de hupotassö. No hay de aquí para corresponderse con men en la primera parte del versículo. Al Padre de los espíritus (töi patri tön pneumatön). Más bien: «Al Padre de nuestros espíritus» (nótese el artículo tön). Como Dios lo es.

10. Aquéllos (hoi men). Demostrativo hoi en contraste (men). Disciplinaban (epaideuon). Imperfecto en voz activa, acción continua. Como a ellos les parecía (kata to dokoun autois). Dokoun es el participio presente articular en voz activa singular y neutro de dokeö. Pero éste (ho de). Demostrativo con de frente a men. Para lo que nos es provechoso (epi to sumpheron). Participio presente articular neutro singular en voz activa de sumpherö, llevar juntamente, como en 1 Corintios 12:7. Para que participemos (eis to metalabein). Segundo aoristo de infinitivo articular en voz activa de metalambanö con eis de propósito, «para la participación». De su santidad (tës hagiotëtos autou). Genitivo con metalabein (compartir en). Palabra infrecuente, en el N.T. sólo aquí y en 2 Corintios 1:12.

11. Al presente (pros to paron). Una frase clásica (Tucídides), pros con el participio articular acusativo neutro singular de pareimi, estar al lado. No de gozo, sino de tristeza (ou charas, alla lupës). Predicado ablativo (surgiendo de) o predicado genitivo (señalado por). Ambos dan un sentido congruente, pero nótese el predicado ablativo en 2 Corintios 4:7 (kai tou theou kai më ex hëmön). Fruto apacible (karpon eirënikon). Viejo adjetivo proveniente de eirënë (paz), en el N.T. sólo aquí y en Santiago 3:17. Apacible una vez la disciplina ha llegado a su fin. Ejercitados por medio de ella (di’autës gegumnasmenois). Participio perfecto en voz pasiva (caso dativo) de gumnazö, estado de consumación, exponiendo la disciplina como un gimnasio, como 5:14 y 1 Timoteo 4:7.

12. Por lo cual (dio). Debido a la disciplina. Levantad (anorthösate). Primer aoristo de imperativo en voz activa de anorthoö, viejo compuesto (proveniente de ana, orthos), enderezar, en el N.T. aquí, en Lucas 13:13 y en Hechos 15:16. Caídas (pareimenas). Participio perfecto en voz pasiva de pariëmi, viejo verbo que denota dejar pasar, relajarse, en el N.T. solamente aquí y en Lucas 11:42. Paralizadas (paralelumena). Participio perfecto en voz pasiva de paraluö, viejo verbo, desligar sobre el lado, disolver, paralizar (Lc. 5:18, 24).

13. Sendas derechas (trochias orthas). La huella de una rueda (trochos, Stg. 3:6, de trechö, correr), sólo aquí en el N.T. «Roderas rectas (orthas).» No se desvíe (hina më ektrapëi). Cláusula negativa final con hina më y segundo aoristo pasivo de ektrepö, viejo verbo, girar fuera, retorcer, poner fuera de coyuntura. Así 1 Timoteo 1:6. Vívida imagen de preocupación por los cojos (chölon, como en Mt. 11:5). Gráfica imagen de solicitud por los débiles.

14. Seguid la paz (eirënën diökete). Lanzaos a perseguir la paz como en una cacería. Con todos (meta pantön). Como la utilización que Pablo hace de diökö con eirënën en Romanos 14:19 y su to ex humön (por lo que a vosotros toca) en 12:18. Esta lección la necesita todo el mundo, incluyendo a los cristianos. Santidad (hagiasmon). Consagración, como en 1 Tesalonicenses 4:7; Romanos 6:19, etc. Sin la cual (hou chöris). Caso ablativo del relativo con chöris (postpositivo aquí). Acerca de ver a Dios, comparar Mateo 5:8, donde tenemos katharoi.

15. Mirad bien (episkopountes). Literalmente: «Vigilando de continuo» (Lacueva, Nuevo Testamento interlineal, loc. cit.). Participio presente en voz activa de episkopeö, supervisar, tener supervisión, en el N.T. sólo aquí y 1 Pedro 5:2. Cf. episkopos (obispo). No sea que alguno (më tis). Cláusula negativa de propósito con omisión de ei (presente de subjuntivo en voz activa). No llegue a alcanzar (husterön apo). Participio presente en voz activa de hustereö (véase 4:1) concordando con tis. Seguido aquí por apo y el ablativo. Raíz de amargura (riza pikrias). Citado de Deuteronomio 29:18. Una vívida imagen. Brotando (anö phuousa). Participio presente en voz activa de phuö, brotar. Presentado aquí como un proceso rápido. También de Deuteronomio 29:18. Estorbe (enochlëi). Presente de subjuntivo en voz activa (en cláusula final con më tis) de enochleö, viejo verbo, incomodar con una multitud, enojar. En el N.T. sólo aquí y en Lucas 6:18. Sean contaminados (mianthösin). Primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva (en cláusula final con më), de mianö, viejo verbo denotando teñir, manchar, contaminar, como en Tito 1:15 (la conciencia). El contagio del pecado es terrible, más que cualquier enfermedad.

16. Profano (bebëlos). Hollado, no santo (1 Ti. 1:9). Por una sola comida (anti bröseös mias). Idea de intercambio, «por un acto de comer» (1 Co. 8:4). Vendió (apedeto). Segundo aoristo de indicativo en voz media de Génesis 25:31, 33, y con la forma irregular para apedoto (forma regular en mi). Su primogenitura (ta prötotokia heautou). De Génesis también, y en Filón, sólo aquí en el N.T. De prötotokos (primer nacido, He. 1:6).

17. Sabéis (iste). Forma regular para la segunda persona de oida en lugar del Koiné oidate. Fue desechado (apedokimasthë). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de apodokimazö, viejo verbo denotando desaprobar (Mt. 21:42). Oportunidad para el arrepentimiento (metanoias topon). Metanoia es cambio de mente y de propósito, no dolor, aunque tuviera lágrimas (meta dakruön) después, como se desprende de Génesis 27:38. La procuró (autën, la bendición, eulogian) con lágrimas, pero en vano. No hubo cambio de mente en Isaac. La elección era irrevocable, como lo muestra Isaac (Gn. 27:33). Esaú es un trágico ejemplo de uno que comete un pecado voluntarioso que no ofrece una segunda oportunidad (He. 6:6; 10:26). El autor apremia con el caso de Esaú como advertencia a los cristianos que se sienten tentados a abandonar a Cristo.

18. No os habéis acercado (ou proselëluthate). Perfecto de indicativo en voz activa de proserchomai. No hay palabra aquí en griego para «monte», como orei en los versículos 20 y 22 (y Éx. 19:12s.; Dt. 4:11), pero queda claramente sobrentendido, por cuanto los participios dativos concuerdan con él, a no ser que se tomen como descriptivos de puri (un fuego palpable y encendido, donde puri sería el caso dativo después de proselëluthate). Que se podía palpar (psëlaphömenöi). Participio presente en voz pasiva (caso dativo) de psëlaphaö, viejo verbo que significa manejar, tocar (Lc. 24:39). Que ardía en fuego (kekaumenöi puri). Participio perfecto en voz pasiva de kaiö, viejo verbo que quiere decir quemar, con el caso instrumental puri (fuego), a no ser que la postura presentada unas líneas más arriba sea la correcta.

19. A la oscuridad (gnophoi). En el versículo 18 en RVR77. Caso dativo de gnophos (forma tardía para el antiguo dnophos, relacionado con nephos, nube), sólo aquí en el N.T. Citado aquí de Éxodo 10:22. Tinieblas (zophöi). Antiguo término, empleado en Homero de las tinieblas del mundo inferior. En la versión de Símaco de Éxodo 10:22, también en Judas 6; 2 Pedro 2:4, 16. Tempestad (thuellëi). Vieja palabra derivada de thuö (hervir, rugir), un huracán, sólo aquí en el N.T. De Éxodo 19:16. El sonido de la trompeta (salpiggos ëchöi). De Éxodo 19:16. Ëchos es una antigua palabra (nuestro término eco) que aparece también en otros pasajes, como Lucas 21:25; Hechos 2:2. La voz que hablaba (phönëi rëmatön). De Éxodo 19:19; Deuteronomio 4:12. Tal (hës). Relativo refiriéndose a phönë (voz), acabado de usar, caso genitivo con akousantes (oyeron, participio aoristo activo). Suplicaron (parëitësanto). Primer aoristo de indicativo (indirecto) en voz media de paraiteomai, viejo verbo, pedir desde al lado (Mr. 15:6), luego suplicar quitar de uno, despreciar como aquí, declinar (Hch. 25:11), excusar (Lc. 14:18), evitar (1 Ti. 4:7). Que no se les hablase más (prostethënai autois logon). Primer aoristo de infinitivo en voz pasiva de prostithëmi, vieja palabra denotando añadir, aquí con el acusativo de referencia general (logon), «que no palabra fuera añadida a ellos». Algunos MSS. tienen aquí una negación redundante më con el infinitivo, debido a la idea negativa en parëitësanto como en Gálatas 5:7.

20. Porque no podían soportar (ouk epheron gar). Imperfecto en voz activa de pherö, «porque no soportaban». Lo que se ordenaba (to diastellomenon). Participio presente articular en voz pasiva de diastellö, viejo verbo denotando distinguir, disponer, ordenar. La cita proviene de Éxodo 19:12s. El pueblo apeló a Moisés (Éx. 20:19) y los líderes lo hicieron también (Dt. 5:23s.), todos aterrorizados. Si aun (kán). Condición de la tercera clase con el segundo aoristo subjuntivo en voz activa de thigganö, como en 11:28, seguido del genitivo orus (monte). Será apedreada (lithobolëthësetai). De Éxodo 19:13. Verbo compuesto tardío proveniente de lithobolos (de lithos, ballö) como en Mateo 21:35.

21. Terrible (phoberon). Como en 10:27, 31, sólo en Hebreos en el N.T. El espectáculo (to phantazomenon). Participio presente articular en voz pasiva de phantazö, viejo verbo proveniente de phainö, hacer visible, sólo aquí en el N.T. «La manifestación.» Estoy espantado y temblando (ekphobos, compuesto tardío, como ekphobeö, aterrorizar, Mr. 9:6) y temblando» (entromos, compuesto tardío como entremö, temblar ante, como en Hch. 7:32; 16:29). Ekphobos es cita de Deuteronomio 9:19.

22. Sino que (alla). Acusado contraste con el versículo 18 con la misma forma proselëluthate. Al monte de Sion (Siön orei). Caso dativo de oros, como con los otros sustantivos. En contraste al monte Sinaí (versículos 18–21). Pablo ha contrastado el monte Sinaí (la Jerusalén actual) con la Jerusalén de arriba (el cielo) en Gálatas 4:21–31. Ciudad (polei). Como en 11:10, 16. Así, el cielo recibe el nombre de monte y ciudad espiritual. La Jerusalén celestial (Ierousalem epouraniöi). Véase 11:10, 16 e Isaías 60:14. Miríadas de ángeles (muriasin aggelon). Murias es una vieja palabra (de murios, 1 Co. 4:15), que aparece en Lucas 12:1.

23. A la asamblea festiva (panëgurei). Una vieja palabra (compuesta de pas y aguris, ageirö). Sólo aquí en el N.T. Panëgurizö aparece en Isaías 66:10 de observar una ocasión festiva. Posiblemente deba ser conectado con aggelön, pero no hay certidumbre en cuanto a ello (la RVR77 lo hace: «la asamblea festiva de miríadas de ángeles»). A la congregación de los primogénitos (ekklësiâi prötotokön). Probablemente un punto adicional además de la hueste angélica, por cuanto el pueblo de Israel es llamado primogénito (Éx. 4:22). La palabra ekklësia tiene aquí el sentido general de todos los redimidos, como en Mateo 16:18; Colosenses 1:18; Efesios 5:24–32, y equivale al reino de Dios. Que están inscritos en los cielos (apogegrammenön en ouranois). Participio perfecto pasivo de apographö, viejo verbo inscribir, copiar, registrar, como en Lucas 2:1, 3, 5 (los únicos ejemplos en el N.T.). Registrados como ciudadanos del cielo ya ahora, mientras estamos aún en la tierra (Lc. 10:20; Fil. 1:27; 3:20; 4:3; Ap. 13:8, etc.). A Dios el Juez de todos (kritëi theöi pantön). Todos estos sustantivos principales en caso dativo. No debiéramos olvidar que Dios es Juez de todos. Hechos perfectos (teteleiömenön). Participio perfecto pasivo de teleioö, perfeccionados por fin (11:40).

24. A Jesús (Iësou). Este magno hecho no debe ser pasado por alto (Fil. 2:10s.). Él está allí como Señor y Salvador, y aún «Jesús». El Mediador del nuevo pacto (diathëkës neas mesitëi). Como ya se ha mostrado (7:22; 8:6, 8, 9, 10; 9:15) y ahora gloriosamente consumado. A la sangre rociada (haimati rantismou). Como en 9:19–28. Que la de Abel (para ton Abel). Acusativo como en 1:4. Mejor (kreitton). Comparativo de kalos. La sangre de Abel sigue hablando (11:4), pero nada es en comparación a la de Jesús.

25. Mirad (blepete). Una palabra solemne, como en 3:12. Presentando convincentemente todo el argumento de la Epístola por medio de este poderoso contraste entre el monte Sion y el monte Sinaí. Las consecuencias son terribles ahora, porque Sion tiene mayores terrores que el Sinaí, por grandes que aquéllos fueran. Que no desechéis (më paraitësësthe). Propósito negativo con më y el primer aoristo de subjuntivo en voz media de paraiteomai, el mismo verbo empleado en el versículo 19 acerca de la conducta de los israelitas en Sinaí, y también más abajo. Al que habla (ton lalounta). Participio presente articular en voz activa de laleö, como en el versículo 24 (Jesús hablando por su sangre). Porque si no escaparon (ei gar ekeinoi ouk exephugon). Condición de primera clase con ei y segundo aoristo de indicativo en voz activa de ekpheugö, escapar. Referencia directa al Sinaí, con el uso otra vez del mismo verbo (paraitësamenoi, que desecharon). Al que los amonestaba (ton chrëmatizonta). Esto es, Moisés. Para chrëmatizö véanse 8:5; 11:7. Mucho menos nosotros (polu mallon hëmeis). Literalmente: «mucho más nosotros». Argumento de lo menor a lo mayor, polu, caso acusativo adverbial. El verbo tiene que ser suplido procedente de la condición, «no escaparemos». Nuestra posibilidad de escape es aún menor, «nosotros que nos apartamos (apostrephomenoi, participio en voz media, volvernos fuera de) aquel en el cielo (ton ap’ ouranön)», Dios hablando por medio de su Hijo (1:2).

26. Sacudió entonces (esaleusen tote). Viejo verbo como en Mateo 11:7. Ha prometido (epëggeltai). Perfecto de indicativo en voz media de epaggellö, y sigue manteniéndose. Cita Hageo 2:6. Sacudiré (seisö). Un verbo antiguo y vigoroso (aquí en futuro activo), seiö, agitar, hacer temblar, como en Mateo 21:10. El autor aplica el «aún una vez» (eti hapax) y la referencia al cielo (ton ouranon) al segundo y final «conmovimiento» en la Segunda Venida de Jesucristo para juicio (9:28).

27. Y esta frase (to de). Emplea el artículo para indicar «eti hapax», que explica (dëloi, significa, presente de indicativo en voz activa de dëloö). La remoción (tën metathesin). Para esta palabra véanse 7:12; 11:5. Para lo transitorio de la naturaleza del mundo véanse 1 Corintios 7:31 y 1 Juan 2:17. «Hay un propósito divino en la catástrofe cósmica» (Moffatt). Hechas (pepoiëmenön). Participio perfecto en voz pasiva de poieö. Hechas por Dios, pero hechas para finalmente desvanecerse. Para que queden las inconmovibles (hina meinëi ta më saleuomena). Cláusula final con më y el primer aoristo de subjuntivo en voz activa de menö. El Reino de Dios no puede ser trastornado, por mucho que lo teman algunos santos.

28. Así que (dio). La base de la lealtad para con Cristo y para una serena confianza en Dios. Inconmovible (asaleuton). Viejo compuesto con a, privativo, y el adjetivo verbal de saleuö acabado de usar. En el N.T. sólo aquí y en Hechos 27:41. Tengamos gratitud (echömen charin). Presente volitivo de subjuntivo en voz activa de echö, como en Lucas 17:9, aunque puede significar «tengamos gracia» como en 4:16. Mediante ella (di’ hës). Esto es, dia charitos. Sirvamos (latreuömen). Este subjuntivo en una cláusula relativa puede ser volitivo como echömen justo antes (cf. el imperativo stëte en 1 P. 5:12), o bien pudiera ser el subjuntivo futurista como en 8:3 (ho prosenegkëi). Agradándole (euarestös). Literalmente: «agradablemente». Un viejo adverbio compuesto, sólo aquí en el N.T. Con temor y reverencia (meta eulabeias kai deous). Para eulabeia véanse 5:7; 11:7. Deos es temor de peligro, como en un bosque. «Cuando la voz y los pasos de una fiera se oyen cerca el deos se transforma en phobos» (Vincent).

29. Un fuego consumidor (pur katanaliskon). De Deuteronomio 4:24. Participio presente en voz activa de katanaliskö, viejo verbo compuesto, sólo aquí en el N.T. Este versículo debe yuxtaponerse con 10:31.

1. Amor fraternal (philadelphia). Palabra tardía proveniente de philadelphos (1 P. 3:8). Véase 1 Tesalonicenses 4:9. Siempre es apropiado en una iglesia.

2. De la hospitalidad (tës philoxenias). Vieja palabra para hospitalidad, proveniente de philoxenos (1 Ti. 3:2), en el N.T. sólo aquí y en Romanos 12:3. En caso genitivo con epilanthanesthe (presente de imperativo en voz media, cf. He. 6:10). Sin saberlo, hospedaron ángeles (elathon xenisantes aggelous). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de lanthanö, viejo verbo denotando escapar a la detección, y participio primero aoristo en voz activa de xenizö, un viejo verbo que denota agasajar a un huésped (xenos, extraño), según un giro clásico visto con lanthanö, tugchanö, phthanö, mediante el que la idea principal se expresa por medio del participio (participio suplementario), significando, aquí, «algunos escaparon a la detección al agasajar a ángeles». La referencia es a Génesis 18 y 19 (Abraham y Sara se encontraron en este mismo caso).

3. Como si estuvierais presos juntamente con ellos (hös sundedemenoi). Participio perfecto pasivo de sundeö, viejo verbo, sólo aquí en el N.T. Para la simpatía con los presos, véase 10:34. Como que también vosotros estáis en el cuerpo (hös kai autoi ontes en sömati). Y por ello sujetos a malos tratos. Véase 11:37 para kakoucheö y 11:25 para sunkakoucheö.

4. Sea … el matrimonio (ho gamos). No hay verbo en griego. La cópula puede ser suplida bien con estin (es) o con estö (sea, imperativo). Honroso (timios). Un viejo adjetivo derivado de timë (honra) como en Hechos 5:34. Gamos es el término usado en los otros pasajes del N.T. para denotar el casamiento o la fiesta del casamiento (Mt. 22:29; Jn. 2:1). Sin mancilla (amiantos). Antigua palabra compuesta (a, privativo, y adjetivo verbal proveniente de miainö, contaminar), ya en Hebreos 7:26. Miainö tën koitën es una expresión común para denotar adulterio. Fornicarios. Solteros impuros. Adúlteros (moichous). Casados impuros. Dios juzgará a ambas clases, tanto si los hombres lo hacen como si no.

5. Sea vuestra manera de vivir sin avaricia (aphilarguros ho tropos). Sin cópula; súplase estö: «Sea, etc.». Tropos significa manera, forma de hacer, conducta. Aphilarguros es un compuesto doble que se encuentra una vez más en el N.T. además de aquí, en 1 Timoteo 3:3, pero ahora se conoce en varias más ocasiones, o bien el adverbio aphilargurös, en papiros e inscripciones (Deissmann, Light from the Ancient East, págs. 85s.). A, privativo, con philos y arguros. El N.T. va lleno de advertencias en cuanto al peligro del dinero sobre el carácter, de lo que hay abundantes ejemplos en la vida moderna. Contentos con lo que tenéis ahora (arkoumenoi tois parousin). Participio presente en voz pasiva de arkeö, bastar, estar contentado, como en Lucas 3:14. Cf. autarkës en Filipenses 4:11. Aquí está en nominativo plural sin sustantivo ni pronombre (anacoluto, como en 2 Co. 1:7) ni el participio empleado como verbo principal como en Romanos 12:16. «Contentos con lo presente» (tois parousin, caso instrumental asociativo de pareimi, estar presente o a mano). Porque Él dijo (autos gar eirëken). Dios mismo, como en Hechos 20:33 de Cristo. Perfecto de indicativo en voz activa como en 1:13; 4:3s.; 10:9. La cita es una paráfrasis libre de Génesis 28:15; Deuteronomio 31:8; Josías 1:5; 1 Crónicas 28:20. Filón (de Confus. Ling. 32) lo tiene de la siguiente forma: «una paráfrasis popular» (Moffatt). Nótense las cinco negaciones que se fortalecen entre sí (ou më con el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa anö de aniëmi, relajarse, como en Hch. 16:26; oud’ ou më con el segundo aoristo de subjuntivo en voz activa egkatalipö de egkataleipö, dejar atrás, como en Mt. 27:46; 2 Ti. 4:10). Una noble promesa en tiempos de depresión.

6. De manera que decimos (BAS) (höste hëmas legein). La construcción usual (infinitivo) con höste en el Koiné, incluso cuando la idea es resultado en lugar de propósito. El acusativo hëmas es el de referencia general. Confiadamente (tharrountas). Participio presente en voz activa de tharreö (el jónico y ático temprano tharseö, Mt. 9:2) como en 2 Corintios 5:6, 8. El acusativo concuerda con hëmas, «siendo de buen ánimo». Esta cita es del Salmo 118:6. Mi ayudador (emoi boëthos). «Ayudador a mí» (dativo ético emoi). Boëthos es un viejo adjetivo (cf. boëtheö, ayudar, 2:18), frecuente en la LXX como sustantivo, sólo aquí en el N.T. No temeré (ou phobëthësomai). Primer futuro volitivo en voz pasiva de phobeomai.

7. Acordaos (mnëmoneuete). Presente de imperativo en voz activa de mnëmoneuö, viejo verbo estar atento a (de mnëmön, atento), con el genitivo (Jn. 15:20) o el acusativo (Mt. 16:9). «Mantened en mente.» Cf. 11:22. De vuestros pastores (tön hëgoumenön humön). Participio presente en voz media de hëgeomai con genitivo de la persona (humön) como en los versículos 17, 24. El autor les trae a la memoria a los fundadores de su iglesia, además de la larga lista de héroes en el capítulo 11. Véase una exhortación semejante a respetar y seguir a sus líderes en 1 Tesalonicenses 5:12s. Pocas lecciones son más difíciles de aprender para el cristiano medio que la de seguir bien. La palabra de Dios (ton logon tou theou). La predicación de estos primitivos discípulos, apóstoles y profetas (1 Co. 1:17). Considerando cuál haya sido el resultado de su conducta (hön anatheörountes tën ekbasin tës anastrophës). El relativo hön (cuya) en el caso genitivo en correspondencia con anastrophës, «considerando el resultado de cuya conducta». Participio presente en voz activa de anatheöreö, un compuesto tardío, examinar una cuestión, investigar, observar con precisión, en el N.T. solamente aquí y en Hechos 17:23. Ekbasis es una vieja palabra proveniente de ekbainö, salir (He. 11:15, el único ejemplo en el N.T.), originalmente vía de salida (1 Co. 10:13), pero aquí (el único otro ejemplo del N.T.) en el sentido de fin o de resultado, como en varios ejemplos de papiros (Moulton y Milligan, Vocabulary). Imitad su fe (mimeisthe tën pistin). Presente de imperativo en voz media de mimeomai, viejo verbo (de mimos, actor, mímico), en el N.T. sólo aquí, 2 Tesalonicenses 3:7, 9; 3 Juan 11. Persistid en imitar la fe de los líderes.

8. Jesucristo es el mismo, ayer, y hoy, y por los siglos (Iësous Christos echthes kai sëmeron ho autos kai eis tous aiönas). No hay cópula en griego. Vincent insiste en que estin debe ser suplido entre Iësous y Christos, «Jesús es Cristo», pero lo más natural es que venga después de Christos, tal y como aparece en la generalidad de las versiones. El antiguo adverbio echthes es infrecuentemente empleado en el N.T. (Jn. 4:52; Hch. 7:28; He. 13:8). Aquí hace referencia a los días de la carne de Cristo (2:3; 5:7) y a la reciente obra de los líderes (13:7). «Hoy» (sëmeron, 3:15) es la crisis que están afrontando. «Por los siglos» (eis tous aiönas) es la eternidad tanto como se pueda expresar en griego. Jesucristo es eternamente «el mismo» (1:12) y la revelación de Dios en Él (1:1s) es final, y que nunca podrá ser suplantada ni suplementada (Moffatt). De ahí el peligro de apostasía de la única esperanza que el hombre tiene.

9. No os dejéis llevar (më parapheresthe). Prohibición con më y presente de imperativo en voz pasiva de parapherö, el viejo verbo que denota conducir a lo largo (Jud. 12), llevar más allá (Mr. 14:36), conducir al error, como aquí. De doctrinas diversas y extrañas (didachais poikilais kai xenais). Para poikilos (multicolor) véase 2:4. Xenos, para huésped, aparece en 11:13, pero aquí como adjetivo significa desconocido (1 P. 4:12), como también en griego clásico. Lo nuevo no es siempre malo, como tampoco lo viejo es siempre correcto (Mt. 13:52). Pero el aire estaba ya lleno de enseñanzas nuevas y extrañas que fascinaban a muchos por su misma novedad. La advertencia que aquí se da es siempre necesaria. Cf. Gálatas 1:6–9; 2 Timoteo 3:16. Afianzar el corazón con la gracia (chariti bebaiousthai tën kardian). Presente de infinitivo en voz pasiva de bebaioö (de bainö), afirmar, con el caso instrumental chariti (por medio de gracia) y el acusativo de referencia general (tën kardian). ¡Cuánta verdad hay en que en la atmósfera de tantas vacías teorías sólo tiene estabilidad el corazón que ha experimentado la gracia de Dios en Cristo! Que se ocuparon (hoi peripatountes). «Que anduvieron» en las normas rituales judaicas acerca de alimentos. Que nunca aprovecharon (ouk öphelëthësan). Primer aoristo de indicativo en voz pasiva de öpheleö, ayudar. El mero ceremonialismo y ritualismo de los judíos se vieron impotentes para erigir una vida espiritual. Era una total insensatez abandonar a Cristo para seguir el farisaísmo o a Moisés.

10. Tenemos un altar (echomen thusiastërion). Los cristianos tenemos un altar (thusiastërion) espiritual, no literal (7:13). Esta metáfora es desarrollada. Del cual (ex hou). Nuestro altar espiritual. Al tabernáculo (tëi skënëi). Caso dativo con latreuontes (sirven), usándose skënë de «toda la economía ceremonial» (Vincent) del judaísmo.

11. De aquellos animales cuya sangre (hön zöön to haima toutön). El antecedente (zöön) de hön es aquí incorporado y atraído al caso del relativo, «la sangre de cuyos animales», y luego se añade toutön (genitivo demostrativo), «de éstos». Cf. Levítico 4:12s., 21; 16:27 para el ritual del A.T. en tales casos. Éste es el único ejemplo en la LXX o en el N.T. donde se usa zöön (animal) de una víctima sacrificial. Ver asimismo Éxodo 29:14; 32:26s. para quemar fuera del campamento.

12. Por lo cual también Jesús (dio kai Iësous). Se establece el paralelo entre el ritual del A.T. y el mejor sacrificio de Jesús que ha sido ya considerado (9:13–10:18). Se expone el propósito de Jesús (hina hagiasëi, hina y el primer aoristo de subjuntivo en voz activa de hagiazö, santificar), se exponen los medios empleados (dia tou idiou haimatos, por su propia sangre), el lugar de sus padecimientos (epathen, como en 5:8) (exö tës pulës, fuera de la puerta, implicado en Jn. 19:17), la cual frase se corresponde con «fuera del campamento» del versículo 11.

13. Salgamos, pues, adonde Él (toinun exerchömetha pros auton). Partícula inferencial (toi, nun), generalmente postpositivo (Lc. 20:25; 1 Co. 9:26), los únicos ejemplos en el N.T. Presente volitivo de subjuntivo en voz media de exerchomai. «Prosigamos saliendo allí a él.» Si se ha de dar una separación entre el judaísmo y el cristianismo, abandonemos el judaísmo, y salgamos a Cristo «fuera del real», tomando nuestra posición con Él allí en el Gólgota, «llevando su vituperio» (ton oneidismon autou pherontes) como el mismo Jesús soportó la Cruz, menospreciando la vergüenza (12:2), y como Moisés aceptó «el vituperio del Mesías» (11:26) en su propio tiempo. El único lugar decente para el seguidor de Cristo es al lado de la Cruz de Cristo, con el vituperio y el poder (Ro. 8:1s.) que hay en ella. Éste es el apasionado llamamiento de toda la Epístola.

14. Una ciudad permanente (menousan polin). Jerusalén ha perdido su atractivo para los seguidores de Cristo. Vincent argumenta con razón que la Epístola tuvo que ser escrita antes de la destrucción de Jerusalén, o difícilmente podría haberse evitado aquí una referencia a ello. Estamos ahora donde estuvo Abraham (11:10).

15. Por medio de Él (di’ autou). Esto es, Jesús. Él es nuestro Sacerdote y Sacrificio, el único eficiente y suficiente. Ofrezcamos (anapherömen). Presente volitivo de subjuntivo en voz activa de anapherö, «sigamos ofreciendo». Jesús vive y nos admite en su presencia. Sacrificio de alabanza (thusian aineseös). Esta frase aparece en Levítico 7:12 y en Salmos 54:6. La palabra ainesis (de aineö, alabar), común en la LXX, se encuentra sólo aquí en el N.T. Fruto de labios (karpon cheilön). En aposición (tout’ estin) y explicación de thusian aineseös. Cf. Oseas 14:3; Isaías 57:19. Que confiesen su nombre (homologountön töi onomati autou). Este uso de homologeö con el dativo en el sentido de alabanza, como exomologeö, es singular, aunque los papiros dan ejemplos en sentido de gratitud (Moulton y Milligan, Vocabulary).

16. De hacer el bien (tës eupoiias). Caso genitivo. Compuesto tardío de eupoios (eupoieö), común en Epicteto, pero sólo aquí en el N.T., un bien hacer. De la ayuda mutua (koinönias). Caso genitivo. Véase 2 Corintios 9:13 para el uso del término para denotar contribución, beneficencia. Moffatt señala que las tres grandes definiciones de culto y servicio religioso en el N.T. (aquí, Ro. 12:1s.; Stg. 1:27) son todas interiores y éticas. No os olvidéis (më epilanthanesthe). Prohibición con më y el presente de imperativo en voz media de epilanthanö (6:10; 13:2). Aquí con el caso genitivo. Se agrada (euaresteitai). Presente de indicativo en voz pasiva de euaresteö (He. 11:5). Con el caso instrumental asociativo thusiais (sacrificios).

17. Obedeced (peithesthe). Presente de imperativo en voz media de peithö con el caso dativo. Someteos (hupeikete). Presente de imperativo en voz activa de hupeikö, viejo compuesto, ceder bajo, ceder. Sólo aquí en el N.T. Ellos velan (agrupnousin). Presente de indicativo en voz activa de agrupneö, un viejo verbo (de agreö, buscar; hupnos, dormir), buscar el sueño, tener insomnio, estar vigilante, velando (Mr. 13:33). Como quienes han de dar cuenta (hös logon apodösontes). Giro idiomático griego normal con hös y el participio futuro. Para logon apodidömi, rendir cuentas, véase Mateo 12:36. Estos conductores, como buenos pastores, reconocen intensamente su responsabilidad para el bienestar de la grey. Y no quejándose (kai më stenazontes). «Y no gimiendo» (cf. Ro. 8:23). No es provechoso (alusiteles). Un viejo adjetivo compuesto doble (a, privativo, y lusitelës, y ello de luö, pagar, y telos, impuesto, útil o provechoso, como en Lc. 17:2), no provechoso, no ventajoso, por lítote dañino, pernicioso. Un lítote retórico común, sólo aquí en el N.T.

18. Bien (kalös). Noble, honorablemente. Aparentemente, el escritor es consciente de que se le han atribuido motivos indignos. Cf. Pablo en 1 Tesalonicenses 2:18; 2 Corintios 1:11s., 17s.

19. Para que yo os sea restituido más pronto (hina tacheion apokatastathö humin). Cláusula de propósito con hina y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de apokathistëmi, un viejo compuesto doble como en Mateo 12:13. No sabemos qué es lo que se significa por tacheion (Jn. 13:27; 20:4), posiblemente enferme Véase el versículo 23 también para tacheion.

20. El Dios de paz (ho theos tës eirënës). Dios es el autor y dador de la paz, una frase paulina (6 veces), como en 1 Tesalonicenses 5:23. Que resucitó de los muertos (ho anagagön ek nekrön). Participio segundo aoristo articular en voz activa de anagö (cf. Ro. 10:7), la única mención directa de la resurrección de Jesús en la Epístola, aunque frecuentemente implicada (1:3, etc.). El gran pastor de las ovejas (ton poimena tön probatön ton megan). Esta frase aparece en Isaías 63:11 excepto por ton megan, que el autor añade como en 4:14; 10:21. Así aquí, «el pastor de las ovejas, el grande». En virtud de la sangre del pacto eterno (en haimati diathëkës aiöniou). Este lenguaje proviene de Zacarías 9:11 y nos recuerda las propias palabras de Cristo en Marcos 14:24 (= Mt. 26:28 = Lc. 22:20 = 1 Co. 11:25) acerca de «mi sangre del pacto».

21. Os haga aptos (katartisai). Primer aoristo optativo en voz activa de katartizö, equipar, como en 10:5. Un deseo para el futuro. Ver 1 Corintios 1:10, 2 Corintios 13:11 y 2 Timoteo 3:17. Obrando Él en nosotros (BAS) (poiön en hemin). «Haciendo en nosotros.» Algunos MSS. tienen la lectura «en vosotros» (seguidos por Reina-Valera). Agradable (euareston). Adjetivo compuesto (eu, arestos). Generalmente con el dativo (Ro. 12:2), aquí con enöpion autou, más a semejanza del hebreo. Ésta es una de las más nobles doxologías del N.T.

22. Que soportéis (anechesthe). Presente de imperativo en voz media (algunos MSS. tienen anechesthai, infinitivo) de anechö con el caso ablativo, «reteneos de» como en Colosenses 3:13. Estas palabras de exhortación (tou logou tës paraklëseös). Literalmente: «la palabra de la exhortación». Es su descripción de toda la Epístola. Y ciertamente es esto, de hecho un poderoso llamamiento. He escrito (epesteila). Primer aoristo de indicativo en voz activa (aoristo epistolar) de epistellö, vieja palabra denotando enviar una carta (epistolë), como en Hechos 15:20. Brevemente (dia bracheön). Un común giro griego, sólo aquí en el N.T. (de brachus, breve, corto). Cf. di’ oligön egrapsa en 1 Pedro 5:12.

23. Ha sido puesto en libertad (BAS) (apolelumenon). Participio perfecto en voz pasiva de apoluö, poner en libertad, en discurso indirecto tras ginöskete. Probablemente de la cárcel si es que había acudido a Roma a petición de Pablo (2 Ti. 4:11, 21). Pronto (tacheion). El mismo comparativo que en el versículo 19, «más pronto» de lo que espero (?).

24. Los de Italia (hoi apo tës Italias). Bien aquellos con el autor en Italia, o bien aquellos que habían acudido de Italia a estar con el autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s